jump to navigation

LA VUELTA DE PLATA CON VICTOR MANUEL CASTAÑEDA 19 abril, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in HISTORIAS CHAPINAS.
trackback
Punteando este pelotón, va Victor Manuel Castañeda entrando al estadio Mateo Flores el domingo 5 de diciembre de 1983, cuando se coronó Campeón de la edición 25 de la Vuelta a Guatemala.  (Fotos: Prensa Libre)

Punteando este pelotón, va Victor Manuel Castañeda entrando al estadio Mateo Flores el domingo 5 de diciembre de 1983, cuando se coronó Campeón de la edición 25 de la Vuelta a Guatemala. (Fotos: Prensa Libre)

HACE TREINTA AÑOS, CUANDO LA VUELTA A GUATEMALA CUMPLÍA  25, ESTE  CHAPÍN DE 19 SE VISTIÓ DE GLORIA… EN LA VUELTA DE LA DISCORDIA

Victor Manuel Castañeda sigue activo en el ciclismo y es un gran protagonista de alta calidad... no solo de estatura.

2013.  Victor Manuel Castañeda sigue activo en el ciclismo y es un gran protagonista de alta calidad… no solo de estatura.

Castañeda alcanzó el liderato en la segunda etapa; lo perdió en la penúltima y fué sobre la línea de meta que recuperó lo que le había sido quitado.

1983.  Castañeda alcanzó el liderato en la segunda etapa; lo perdió en la penúltima y fué sobre la línea de meta que recuperó lo que le había sido quitado.

En esta Vuelta a Guatemala se celebraban las Bodas de Plata del máximo evento pedalístico de nuestro país y, aunque se corrió del 25 de noviembre al 4 de diciembre de 1983, hago referencia de los treinta años como “hace 30 Vueltas”.

Era un patojo (me dijo que tenía 19 cuando ganó la Vuelta), alto y con un estilo envidiable sobre la bicicleta.  Victor Manuel Castañeda fue el primer nombre que mi memoria procesó como dato histórico del ciclismo, pues fue en ese año cuando mi hermano Hugo René me llevó ese domingo 4 de diciembre a ver la entrada de los ciclistas por la calzada Roosevelt.

Por la radio solo se mencionaba con todo orgullo a “el Negro” Castañeda, y no era para menos… era la mejor pieza nacional en la general, peleándo muy de cerca con Héctor Patarroyo, colombiano  que corría entonces para el equipo guatemalteco Café Quetzal Verde.

Por su parte, Victor Manuel Castañeda hizo equipo con Gregorio Rodríguez, Bartolomé Apolo Aleja y Celestino Santos en el Café Quetzal Azul.

PELEADÍSIMA LA VUELTA DE LA DISCORDIA

A la llegada a Retalhuleu, una caída casi deja a Castañeda fuera de la competencia.

A la llegada a Retalhuleu, una caída casi deja a Castañeda fuera de la competencia.  Aquí lo vemos en la esquina superior izquierda de la foto, cundo ya se está levantando del suelo.

De esta Vuelta, hace treinta años, la historia la registra como la del final de suspenso, porque al cierre de la décima, y última etapa, Castañeda lograba vencer a Patarroyo por una diferencia de 1 minuto 49 segundos, una de las más reducidas en la historia de las Vueltas a Guatemala.

Castañeda enfrentó momentos difíciles desde el prólogo que se realizó el 25 de noviembre de 1983 en la pista del estadio Mateo Flores, donde los ciclistas realizaron una persecución individual de 1,200 metros (3 vueltas a la pista del estadio), donde era uno de los favoritos por tratarse de un especialista de la velocidad en contra reloj; en esta ocasión, Castañeda tuvo problemas cuando el clip del pedal derecho se soltó, causándole problemas en el desempeño de la velocidad.

Cuando la segunda etapa se corrió el día 26, las cosas fueron distintas cuando Castañeda ganó esta jornada y se vistió con el suéter de líder.  No fué fácil defenderlo, pues los ciclistas nacionales estaban muy bien preparados y los extranjeros traían hambre de triunfo.

UNA METIDA DE PATA… Y LAS LÁGRIMAS DE CASTAÑEDA

LA IDEA ERA SUBIR A PATARROYO EN LA GENERAL... NO PONERLO DE LÍDER.  Castañeda lloró al terminar la octava etapa y darse cuenta que había perdido el liderato ante Patarroyo... y no por falta de fuerzas, sino por un error de su técnico.

LA IDEA ERA SUBIR A PATARROYO EN LA GENERAL… NO PONERLO DE LÍDER. Castañeda lloró al terminar la octava etapa y darse cuenta que había perdido el liderato ante Patarroyo… y no por falta de fuerzas, sino por un error de su técnico.

Lo difícil fué tanto, que durante la llegada de la quinta etapa a Retalhuleu, una caída en grupo se llevó al píso al líder de la carrera… el guatemalteco Victor Castañeda.  De aquí salió con lesión en la clavícula, pero siguió compitiendo.

Castañeda lloró de tristeza cuando se enteró que había perdido el liderato.

Castañeda lloró de tristeza cuando se enteró que había perdido el liderato.

Tres días después, durante la octava etapa, todo se derrumbó en las aspiraciones de Castañeda, cuando por un error de estrategia del técnico del equipo Café Quetzal, buscando ubicar a Héctor Patarroyo en una mejor posición en la general, mandó a Patarroyo a una fuga de la que no se tuvo mayor control.  Esto hizo que el colombiano sacara una ventaja promedio de los 7 minutos y luego de salir de Sololá, llegara a la ciudad de Guatemala con una diferencia de casi 7 minutos sobre Castañeda, quitándole el suéter de lider de la Vuelta.

Al llegar a la meta y darse cuenta de lo sucedido, Victor Castañeda no soportó la noticia y lloró desconsolado viendo tanto esfuerzo tirado a la basura.

En la siguiente etapa, la novena, y peleándo como los valientes, Castañeda logró entrar a la meta en segundo lugar, reduciendo su ventaja sobre Patarroyo.

LA DISCORDIA… LA SACADA DE PATA

Parecía no quedar de otra:  O lo hacían así, o Castañeda no tenía lo suyo.

Parecía no quedar de otra: O lo hacían así, o Castañeda no tenía lo suyo.

La décima y última etapa se corrió de Teculután a la ciudad de Guatemala.  Fué algo cardíaco, pues Patarroyo pelearía con todo para defender su liderato y, po su lado, Castañeda ya había declarado que daría todo para recuperar lo que un error estratégico le había robado y buscaría nuevamente la victoria.

CON LAS FUERZAS DE AMILCAR QUICIBAL, su compañero de equipo, Castañeda logró recuperar el paso para alcanzar a los punteros durante la última etapa de la Vuelta.

CON LAS FUERZAS DE AMILCAR QUICIBAL, su compañero de equipo, Castañeda logró recuperar el paso para alcanzar a los punteros durante la última etapa de la Vuelta.

Castañeda casi desfallece durante la ruta, pues el esfuerzo era demasiado y, bajo el fuertísimo sol y calor del oriente del país, contó con todo el apoyo de sus compañeros de equipo, como el caso de Amilcar Quicibal que fué su gran doméstico durante esta Vuelta y le ayudó en parte del ascenso cuando Castañeda se rezagó unos metros de los punteros de la competencia.

A la entrada de los primeros ciclistas a la ciudad de Guatemala, llegó lo que hizo distinta esta Vuelta:  Los directivos del equipo, tratando de sacar la pata luego de meterla cuando dejaron ir a Patarroyo, se vieron involucrados en una situación “extraña” cuando el entonces líder,  Héctor Patarroyo, supuestamente pinchó a su paso por el Anillo Periférico y detuvo la marcha, permitiendo que Castañeda avanzara, quedándose unos minutos hasta que la nueva orden de continuar la marcha llegó.

Una publicación de Prensa Libre así lo hizo ver y es algo que puso en evidencia el gran descuido técnico del equipo Café Quetzal, cosa que lograron resolver, a como diera lugar, antes de terminar la última etapa, para devolverle a Castañeda lo que le pertenecía luego de defender el liderato durante cinco etapas.

Así fué como Castañeda ingresó al estadio Mateo Flores bajo la gran ovación de una afición ciclistica emocionada por lo disputada que estuvo esta edición de la Vuelta, que además vió a Tito Del Cid como ganador de tres etapas; el brasileño Marcos Mazzarón hizo historia al coronarse campeón de Montaña, Metas Volantes y Regularidad.

La última etapa fué ganada por el guatemalteco Gregorio Rodríguez.

Victor Manuel Castañeda es cargado en hombros por la afición, luego de anunciarse que era el ganador de la Vuelta a Guatemala 1983.

Victor Manuel Castañeda es cargado en hombros por la afición, luego de anunciarse que era el ganador de la Vuelta a Guatemala 1983.

La edición 25 de la Vuelta se corrió con diez etapas, cubriendo 1,117 kilómetros; 13 equipos nacionales y 4 extranjeros (Brasil, Estados Unidos, Costa Rica y El Salvador).

Voy a presumir un poco, y compartirles que soy amigo del Campeón Victor Manuel Castañeda, ahora que yo también soy un "master" , pero me falta mucho para ser un gran ciclista como Castañeda.

Voy a presumir un poco, y compartirles que soy amigo del Campeón Victor Manuel Castañeda, ahora que yo también soy un “master” , pero me falta mucho para ser un gran ciclista como Castañeda.

Hoy, Victor Manuel Castañeda sigue activo en el ciclismo Master; es un ícono de nuestro deporte y luce como si apenas tuviera 25 años.  Ahora, superando los 49 años de edad, Castañeda es un gran escalador, pero deja a muchos cuando disputa una contra reloj.

La Vuelta a Guatemala tuvo grandes protagonistas y de ellos, hay varios que todavía comparten el pelotón junto a Victor Manuel Castañeda y éste servidor de ustedes.  Ciclistas como René Ortíz y Ubaldo Alvarez.

Me llama mucho la atención que luego de ganar la Vuelta a Guatemala en 1966, Saturnino Rustrián participó en esta edición de Plata (17 años después) integrado al equipo Banco de los Trabajadores.  Saturnino, hoy por hoy, sigue como ciclista activo, aunque hace poco más de un año habría anunciado su retiro luego de una lamentable caída en carretera al Atlántico durante una competencia de Asomaster.

SIETE VUELTAS A GUATEMALA

La victoria de Victor Manuel Castañeda en 1983, era su tercera participación en Vuelta a Guatemala.  Este campeón  participó en la Vuelta de 1981 con el equipo Subaru; en 1982 y 1983 con Café Quetzal; la Vuelta de 1984 la corrió para el Atala-Vecesa, en 1985 volvió a las filas de Café Quetzal,y en 1989 compitió en el equipo Liztex para luego, en 1990,  formar parte de las filas del Racán Club en la que fuera su última participación en vuelta grande.

DIME CON QUÍEN ANDAS…

Como compañero de equipo con Edin Roberto Nova, José Rolando Ovando, Leonardo Obispo, Celestino Santos, César Augusto Del Cid, Héctor Patarroyo y Amilcar Quicibal (hoy entrenador del equipo Hino), le dieron una gran experiencia a Victor Manuel Castañeda y eso es evidente al verlo pedalear.  Su experiencia y poder en las piernas le llevaron a probar suerte por una corta temporada en España, pero definitivamente fué un profeta en su propia tierra.

Hay algo que sigue vivo en Castañeda, además de su amor y pasión por el ciclismo.  Su estilo inconfundible sobre la bicicleta, su carisma, sencillez y altísima capacidad de sobresalir siempre entre los primeros, hacen de “el Negro” un hombre a imitar y a tratar vencer.

Anuncios

Comentarios»

1. Alvaro - 21 abril, 2013

Gracias por hacerme vivir estos tiempos pues yo ya vivia en los EUA y me falle esta época de el pedal Chapin. Solo debo agregar pues que si pudieras agregar a un buen penalista Chapin Jaime Duarte Que corrió en varias cuartetas en los tiempos de Juan Jose Pontaza. De nuevo Muchisimas Gracias! Alvaro Duarte


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: