jump to navigation

UN DÍA CON EDIN ROBERTO NOVA 5 julio, 2017

Posted by ROBIN MARTINEZ in MIS RECUERDOS.
add a comment

FOTO DE 1992 durante la travesía Guatemala-Los Encuentros-Guatemala a beneficio del Club Rotario “Ruta Ciclística para la Educación y la Salud” realizada en noviembre de ese año. Inolvidable experiencia que viví junto a mi hermano Hugo René Martínez, que por causa mía se involucró también en el ciclismo y, creo que fué él quien captó esta imágen en uno de los descansos… allá por Tecpán. Entonces yo tenía 22 años de edad y esa misma noche tomaría la memorable foto con Nova.

TUVE UNA GRAN OPORTUNIDAD DE PEDALEAR POR 260 KILÓMETROS CON UNO DE LOS MÁS GRANDES DEL CICLISMO GUATEMALTECO… EL GRAN NOVA

Cuando supe de el fué durante la Vuelta a Guatemala de 1984 cuando se lució contra los cuatro colombianos y los dejó con las ganas de quitarle ese triunfo, uno de los más sonados en la historia de nuestras vueltas.  Era en la televisión y en las fotos de los periódicos que lo veía… luego, cuando yo pedaleaba en la Cuarta Categoría de la Federación de Ciclismo en 1986, tuve la oportunidad de conocerlo personalmente como un paisano de mi padre oriundo también de Monjas, Jalapa.

IMG-20170703-WA0021

FOTO HISTÓRICA. Todos tenemos recuerdos valiosos y esta foto es histórica y un gran tesoro para mí. Aquí junto a Edin Roberto Nova la noche del 20 de junio de 1992 luciendo los trofeos que ganamos durante la Travesía a Los Encuentros… yo en Montaña y el en Metas Volantes.

260 KILÓMETROS CON EL, EN EL MISMO PELOTÓN

Como todo un fanático del ciclismo, y como ciclista, quién no admiraba al gran Edin Roberto Nova… pero nada como cuando el 20 de junio de 1992 participé en una travesía a Los Encuentros organizada por el Club Rotario, evento en el que también participó el gran Edin Roberto Nova.

La organización esperaba recaudar fondos para la educación y la salud y lograron  esto con patrocinadores que aportaron cierta cantidad de dinero en Metas Volantes y Metas de Montaña que se ubicaron en distintos puntos del recorrido desde la Ciudad de Guatemala a Los Encuentros, y de regreso.

En el sorteo realizado para organizar los grupos de ciclistas que disputarían cada especialidad, me tocó pelear el Premio de Montaña de El Mirador, muy cerca de Los Encuentros, pero de regreso.  En ese punto logré pasar primero y gané un trofeo que me sería entregado al finalizar el evento en El Obelisco pero hasta la noche.

A Edin Roberto Nova le correspondió disputar una Meta Volante en San Lucas y la ganó..

En octubre de 2014 publiqué una nota conmemorando los treinta años de la primera gran victoria de Nova en la Vuelta a Guatemala de 1984. Para ver esta publicación haga click en la foto.

Ese día todos convivimos con amigos, y quien no compartió con Nova, un gran ciclista muy humilde de carácter, que destacaba en todos los terrenos.  Subía como nadie, se defendía muy bien en las contra reloj y fué uno de los más grandes representantes del ciclismo nacional en cada país donde era enviado a competir.  No se puede hablar de Café Quetzal sin mencionar a Nova.

NOVA GANÓ… YO TAMBIÉN GANÉ!

Cuando terminamos el recorrido de la Travesía a Los Encuentros, la premiación de todos los premios intermedios se realizó y fué entonces que logré tomarme esta foto única, que para mí es -al día de hoy- un gran tesoro.

Yo con 22 años tenia a mi lado al más grande ciclista nacional de ese tiempo, con quien había compartido en un pelotón y era ese día.  Ahora Edin Roberto Nova no está con nosotros, tras su asesinato en Monjas, Jalapa, el 14 de agosto de 1994 a casi diez años después de ganar aquella histórica Vuelta a Guatemala.

LA NOTICIA que convirtió a Edin Roberto Nova en una leyenda fué publicada el 14 de agosto de 1994 por Prensa Libre.

El día que se hizo pública la noticia de la muerte de Edin, toda Guatemala lo lloró; toda la afición del ciclismo quedó en silencio lamentando que el hombre que en su mejor momento deportivo era asesinado en una confusa situación de la que hay varias versiones que no vale la pena aquí mencionar.

Esa noticia de su muerte quedó en un pequeño cuadro que preparé rústicamente junto a esa foto histórica para mí… como un homenaje personal para quien habia sido una inspiración… y que ya era historia.  Una noche de julio de 2017 la volví a encontrar entre archivos viejitos y mi emoción fué tanta que la he guardado en un lugar seguro pero no perdí la oportunidad de compartirla con ustedes en esta nota.

No todos los días se toma uno una foto con uno de los más grandes del ciclismo nacional y esta vale la pena inmortalilzarla.

Esa noticia recortada del periódico la coloqué junto a mi foto histórica con Edin Roberto Nova para preparar este cuadro en su memoria.

32 AÑOS DE MI VIDA… COMO CICLISTA 12 septiembre, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in MIS RECUERDOS.
1 comment so far

HOY, YA AVANZADO EL DÍA, DERREPENTE ME RECORDÉ DE LA FECHA Y VINO A MI MEMORIA LA PRIMERA VEZ QUE COMPETÍ EN MI VIDA… CUANDO ME HICE CICLISTA… HACE 32 AÑOS

SOY CICLISTA DESDE HACE 32 AÑOS... y vivo este deporte en todas las áreas de mi vida... el deporte de mi vida.

SOY CICLISTA DESDE HACE 32 AÑOS… y vivo este deporte en todas las áreas de mi vida… el deporte de mi vida.

Me llena de emoción recordar aquel día 11 de septiembre de 1981.  Se celebraba el mes de aniversario del movimiento scout en Guatemala y se organizó esta carrera de ciclismo en la 15 avenida de la zona 13.  Yo tenía entonces solo 11 años.

DE MIS PRIMERAS FOTOS COMO CICLISTA.  Esta corresponde a 1985.

DE MIS PRIMERAS FOTOS COMO CICLISTA. Esta corresponde a 1985.

En aquella ocasión usé una bicicleta prestada.  Una Benotto 500 de mi hermano René, para dar las veinte vueltas del circuito.  Eso era una odisea para mí… nunca en la vida había participado en una carrera de ciclismo y menos imaginarme que allí empezaría para mí toda una vida sobre los pedales.

Aunque no fué un inicio muy felíz que digamos, todos ustedes ya conocen cómo terminó esta carrera para mí… en el hospital, con la cabeza abierta y sin dos dientes de mi bella sonrisa.

Hoy, 32 años después, ya tengo 44 de edad y amo el ciclismo… es el deporte de mi vida.  De hecho, puedo decir que soy ciclista antes que fotógrafo… antes que ser periodista y llegué al ciclismo por ser boy scout.

Mírenme ahora… me vivo este bello deporte, lo aconsejo y promuevo en mi país el Ciclismo Urbano y soy el único Cicloperiodista en Latinoamérica… con todo orgullo se los digo.

No podía dejar pasar esta fecha sin la emoción en mi corazón.  Hubiera hecho una celebración especial, pero realmente los momentos especiales se viven dentro de uno… dentro del corazón y así sucede en este momento de mi vida.

No pensé que diría esto, pero son 32 años de mi vida ligado a una bicicleta y actualmente pedaleo a diario, lo hago más que cuando casi corro la Vuelta de la Juventud en 1986.  Solo del 15 de abril de este año, cuando empecé a publicar en Facebook mis Bitácoras, he recorrido más de 2 mil kilómetros dentro de la ciudad de Guatemala; y otro poco más de 2 mil kilómetros en competencias y entrenamientos… solo porque me hace falta tiempo para hacerlo como debe ser.

ESTE SOY AHORA.  He madurado en el ciclismo y en la vida... he vivido casi de todo yendo y viniendo en bicleta y la he involucrado en otra pasión de mi vida:  el periodismo y la fotografía.

ESTE SOY AHORA. He madurado en el ciclismo y en la vida… he vivido casi de todo yendo y viniendo en bicleta y la he involucrado en otra pasión de mi vida: el periodismo y la fotografía.

Hoy busco mejorar mi nivel, ser mejor ciclista que antes, ser más competitivo, más productivo y más felíz sobre la bicicleta.

Talvéz decir que miles sonaría exagerado, pero realmente creo que más de 5 mil personas conocen del ciclismo por causa mía a través de mi trabajo como periodista y porque he involucrado el ciclismo en el trabajo periodístico.

Medios escritos, radiales y de televisión me han honrado con incluírme en espacios donde he logrado darle un lugar al ciclismo de Guatemala… es justo, debo decirlo… Dios me ha permitido lograrlo montando una bicicleta.

He ganado más amigos, he llorado y he reído; unas veces de tristeza e impotencia, también de alegría y orgullo.  Se gozado la victoria y le sufrido los dolores de estar solitario en la carretera… pero amo el ciclismo.

Cómo no iba a ser este el deporte de mi vida, si de mis 44 años… llevo 32 como ciclista y, lo que se ha logrado aún en los medios de comunicación, me confirma lo que dice aquel refrán popular… “Cuando el río truena… es porque piedras lleva

PEDALEANDO... los años ni se sienten.

PEDALEANDO… los años ni se sienten.

ME SENTÍ COMO EN MI CASA, COMPITIENDO EN JARDINES 18 agosto, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER, MIS RECUERDOS.
2 comments
Buscando al retorno del Arco 3 en una parte de la carrera, me mantuve al frente del grupito por momentos.

Buscando al retorno del Arco 3 en una parte de la carrera, me mantuve al frente del grupito por momentos.

HACE VEINTINUEVE AÑOS QUE COMPETÍ AQUÍ… EN ESTE BOULEVARD QUE PRÁCTICAMENTE VIÓ MI PRIMER RENACER EN EL CICLISMO

Porqué lo expreso con tanta nostalgia…? porque el Diagonal 14 de la zona 5 fué mi recorrido de entreno más cercano a mi casa cuando me iniciaba en este hermoso deporte, allá por 1984.

Esta foto corresponde a aquella carrera de 1984.  Mi primera carrera después del percance y la segunda carrera de mi vida, fué en el Diagonal 14 de la zona 4.  Gran recuerdo.

Esta foto corresponde a aquella carrera de 1984. Mi primera carrera después del percance y la segunda carrera de mi vida, fué en el Diagonal 14 de la zona 4. Gran recuerdo.

Pero empiezo esta nota con la frase “mi primer renacer en el ciclismo” y es porque luego de lo sucedido el 11 de septiembre de 1981, cuando me subí por primera vez a una bicicleta para competir, un accidente me llevó al hospital con una importante cortada en la cabeza y dos dientes menos en la sonrisa, a causa de un conductor imprudente.

A raíz de este percance, pasé casi tres años sin subirme a una bicicleta por un gran temor por lo que me había pasado aquella vez, mucho menos para competir.

Fué aproximadamente en noviembre de 1984, cuando precisamente aquí, en el Diagonal 14 participé en la primera carrera de ciclismo luego de la historia del percance… por eso digo que fué mi primer renacer en el ciclismo y hoy, veintinueve años después, no soy yo el que vuelve, sino es el ciclismo que vuelve a la zona 5.  Prácticamente esa carrera de noviembre de 1984, fué una de las últimas en realizarse aquí.

LA GRAN CARRERA DE 2013

Cinco ciclistas integramos el segundo grupo en este circuito de Jardines.

Cinco ciclistas integramos el segundo grupo en este circuito de Jardines.

Esta mañana del 18 de agosto, fué la indicada para celebrar la fiesta de la Asunción y los cincuenta años de la colonia Jardines de la Asunción.  Todos nos reunimos frente al mercado de La Palmita para tomar la salida en falso hacia el barrio de La Labor y luego hacia la vuelta de reconocimiento del circuito que pasaría a menos de tres cuadras de mi casa…

Llegamos frente al comercial Novicentro, muy emblemático de Jardines y allí fué el punto de partida de esta gran carrera que tendría el primer retorno en la 22 calle (frente al gimnasio Atenas) y el segundo frente al Arco 3 con una distancia de tres kilómetros por vuelta.

LOS PRIMEROS EN COMPETIR

Primero fueron los ciclistas de los círculos Platino ,Especial y Novatos quienes disputaron su circuito de ocho vueltas; luego se había planificado que tomaran salida los círculos Blanco y Promocional, para cerrar con los del Azul y Oro, pero lamentablemente estos últimos dos círculos no tuvieron mucha asistencia más que de 5 ó 6 ciclistas y nos tocó entonces incluirnos con los jóvenes de la Promocional a un circuito de quince rapidísimas vueltas en el Diagonal 14.

Dos vueltas fueron las que logré permanecer en el grupo, pues ya en la tercera el grupo se dividió, quedando yo en la priemra parte, pero el ritmo de los patojos era demasiado fuerte y me rezagué del grupo puntero desde la tercera vuelta.

UNA CARRERA CON PUNTERÍA DE LA BUENA

INTERESANTE FOTO que logró mi hijo, donde aparezco junto a Sergio Sánchez pasando frente a Novicentro.

INTERESANTE FOTO que logró mi hijo, donde aparezco junto a Sergio Sánchez pasando frente a Novicentro.

Durante el recorrido, formamos un pequeño grupo junto a Sergio Sanchez (Tirador que participó en los Juegos Olímpicos de Londres y ganó una medalla en los Panamericanos de Guadalajara) y dos ciclistas más de Promocional.  Este “grupetto” se mantuvo así, de cuatro, hasta faltar tres vueltas para el final, cuando alcanzamos a dos ciclistas más para completar media docena de ciclistas en un grupo secundario.

Fué un circuito realmente rápido, en el que alcanzamos una velocidad promedio de 34.7 kilómetros por hora, pero en las partes más rápidas llegamos al topar los 46 kilómetros por hora.

"VAMOS ROBIN...!!" eran las porras que logré escuchar en por lo menos tres puntos distintos del circuito.  No se quíenes eran, porque no pude distinguirlos por lo rápido de la carrera, pero quiero darles la gracias por llegar y apoyarme.  Realmente me animaron.

“VAMOS ROBIN…!!” eran las porras que logré escuchar en por lo menos tres puntos distintos del circuito. No se quíenes eran, porque no pude distinguirlos por lo rápido de la carrera, pero quiero darles la gracias por llegar y apoyarme. Realmente me animaron.

A pesar de ser un circuito en terreno plano, sin ser un terreno donde me cuesta mucho desempeñarme también por la velocidad, no me fué tan mal como la lógica diría.  Faltando dos vueltas para el final, el grupo puntero nos cerró vuelta y llegamos detrás de ellos al cierre del circuito, pero a nosotros nos faltaba una vuelta más y así llegamos los seis a disputar nuestra meta.

No soy un sprinter, ni un planeador, pero en otro tiempo y condiciones, la diferencia en una carrera de cuarenta y cinco kilómetros habría sido mayor, si tomamos en cuenta que los ciciclistas del círculo Oro competimos en el mismo pelotón de los del Promocional, que son más jóvenes y fuertes, donde mi amigo Rubén Saj logró imponer su paso para quedarse en el grupo puntero por toda la carrera y llegar con el grupo a la meta.  Rubén Saj fué el ganador del círculo Oro y yo ingresé en segundo lugar; Erick Hernández logró la tercera posición.

En los últimos trescientos metros de la carrera, Sergio Sánchez se adelantó a la meta; fué el primero en ingresar del grupito que formamos tras el pelotón puntero.

HOY viví una nueva carrera especial para mí, corrí prácticamente en mi casa, con mis vecinos, aquí donde entrenaba de patojo

HOY viví una nueva carrera especial para mí, corrí prácticamente en mi casa, con mis vecinos, aquí donde entrenaba de patojo

Finalmente, luego de quince vueltas al circuito, mi tiempo de competencia fué de 1 hora 18 minutos 00 segundos… una real fiesta que nos disfrutamos a cada kilómetro, por duro que pareciera.

Ahora, nos queda la alegría que este circuito quedó establecido para realizarse cada año nuevamente y justo en estas fechas, pare celebrar el día de la Asunción; esperemos que se logre para que el ciclismo permanezca por muchos años más en la zona 5.

No gané, pero no tienen idea de cuánto disfruté esta linda carrera llena de velocidad y emoción, donde más de un centenar de personas del sector se juntaron a la orilla del boulevard para vernos pasar y echarnos porras.  Eso es lo lindo de este deporte… que nos permite ser un espectáculo para quienes son nuestro público.

AHORA… A TRABAJAR POR EL CAMPEONATO NACIONAL!!

Luego de esta carrera, el siguiente punto importante en mi agenda ciclística está marcado en el sabado 14 de septiembre, cuando me corresponde participar en el Campeonato Nacional Master del círculo Oro, donde quiero hacer nuevamente una buena carrera… y tengo mis intenciones para ese día.

HASTA SIEMPRE SATURNINO..! 14 julio, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in MIS RECUERDOS.
add a comment

HOY NOS DEJÓ SATURNINO… EL ÍCONO, EL HOMBRE HISTORIA, EL GRANDE, LA LEYENDA, EL CHAPÍN DE ACERO… LLEGÓ A SU META FINAL HOY 14 DE JULIO DE 2013

COMO UNA DESPEDIDA es el saludo de Saturnino Rustrián en esta foto, llegando a la meta en su última competencia el domingo 7 de julio de 2013.  Fué la última foto que hice del gran Saturnino... mi compañero de liga, mi amigo, mi héroe deportivo.  El Chapín de Acero.

COMO UNA DESPEDIDA es el saludo de Saturnino Rustrián en esta foto, llegando a la meta en su última competencia el domingo 7 de julio de 2013. Fué la última foto que hice del gran Saturnino… mi compañero de liga, mi amigo, mi héroe deportivo. El Chapín de Acero.

Quienes compartimos en el pelotón junto a Saturnino Rustrián Cáceres podemos sentirnos orgullosos de una experiencia de gran calibre, porque no todos tuvimos esa oportunidad y ya no habrá más.  Hoy Saturnino ha partido, cruzó la última meta; cambió la bicicleta por las alas y esta tarde disputó su último sprint contra un paro respiratorio y, aunque no lo pudo ganar, sí logró escalar hasta el máximo premio de montaña que le llevó hasta el cielo.

El pasado 26 de octubre de 2011 publiqué la entrevista que don Saturnino amablemente me concedió.  Pueden ver la entrevista haciendo click en esta fotografía.

El pasado 26 de octubre de 2011 publiqué la entrevista que don Saturnino amablemente me concedió. Pueden ver la entrevista haciendo click en esta fotografía.

Mientras más años pasaban, Saturnino crecía como leyenda.  No hay ganador de Vuelta a Guatemala que no sea una leyenda en Guatemala, y Saturnino era el máximo de todos.  Yo le decía “Buenos días maestro…” cada vez que lo saludaba al llegar a cada dominical de Asomaster.

Creo que sus palabras “Cómo estás vos patojo” eran para todos, porque realmente todos eramos patojos junto a él, pero siempre tuvo merecidamente el respeto y aprecio de todos… pero cuando digo todos, es de TODOS.

Saturnino Rustrián siempre fué visto como un grande y fué así aún hasta su última competencia, que corrió el domingo 7 de julio de 2013 cuando cruzó la meta luego de subir al autodromo Pedro Cofiño.

Aquí estoy junto a Saturnino Rustrián, en una foto más reciente, del 24 de febrero de 2013 en carretera a El Salvador.

Aquí estoy junto a Saturnino Rustrián, en una foto más reciente, del 24 de febrero de 2013 en carretera a El Salvador.

Siempre lo admiré y cuando pedaleé junto a su lado me sentía honrado.  Hoy, volviendo de Puerto Barrios, luego de participar en una competencia, nos enteramos de su sensible partida, pero sé que hoy disfruta de su morada celestial.

Se fué y siempre tuvo muchos amigos, muchos admiradores… yo quiero encabezar esa lista y quiero dejar estas palabras como un homenaje a éste, que fué la inspiración para muchos ciclistas; quiero honrar su memoria y hacer patente mi condolencia a su familia y pido a Dios fortalezca sus corazones en este momento difícil.

Un héroe del ciclismo guatemalteco… se nos adelantó.  Hasta pronto Saturnino!!!

Otra nota de Saturnino Rustrián: https://caminoalavuelta.wordpress.com/2011/08/07/saturnino-rustrian-sufrio-una-caida-hoy-pero-esta-bien/

MI PRIMERA BICICLETA… 28 AÑOS DESPUÉS 28 febrero, 2012

Posted by ROBIN MARTINEZ in MIS RECUERDOS.
31 comments

LES PRESENTO LA BICICLETA CON LA QUE NACÍ COMO CICLISTA, EN DICIEMBRE DE 1984… UNA BENOTTO 500

Mi bicicleta Benotto 500, con su pintura original. Aquí la vemos ya con tubulares y un sillín "estético, pero duro". Foto de 1986.

Cuando digo mi primera bicicleta, me refiero a la primera que usé para la ruta, para la aventura con mis amigos para salir los domingos por la mañana a colasear por Amatitlán y Agua Caliente, cuando disfrutaba mis vacaciones de diciembre en el año 1984.

Aquí estoy terminando la primera etapa de la Vuelta a Escuintla, en 1985. Nótese lo angosto del manubrio.

Me causa gracia compartirles esto, si muy poco tiempo antes, habría destrozado una bicicleta cuando el 11 de septiembre de 1981 me involucré en la primera carrera de bicicletas en mi vida… y paré hospitalizado con tres puntos de sutura en la cabeza y sin dos dientes.

No es precisamente el mejor inicio en la vida de un ciclista, aunque ese día lo que menos me imaginaba era que ciclista sería en la vida.  Ese día competí con una bicicleta Benotto 500 color arena, un tono levement dorado, propiedad de mi hermano René (QEPD) y mi otro hermano, Oscar, competiría en la bicicleta que hoy les presento.

En 1981 yo era Scout, y precisamente se celebraba la carrera ciclistica Scout por su mes de aniversario; mi hermano Oscar participó en la categoría No Scouts, y yo obviamente en la de los patojos bien portados.  La carrera era un circuito en la 15 avenida de la zona 13, paralela a la avenida de Las Américas, desde la 9a. calle hasta la 18 calle, donde hoy está el retorno del Transmetro, frente a Gourmet Center.

Fueron veinte vueltas que dimos… mejor dicho que dieron ellos, porque yo me estrellé contra un carro que se atravesó la calle, justo cuando faltaba cuadra y media para llegar a la meta.

La bicicleta de mi hermano René quedó con la rueda delantera en forma de ocho (8); el tenedor quebrado hacia atrás, pegado al marco y las manecillas de los frenos completamente desajustadas. Luego de reimplantarme los dientes, sanar de la herida en la cabeza y el trauma psicológico por la experiencia, pasé dos años sin subirme a una bicicleta.

Estas dos bicicletas (las Benotto) las compró mi papá para mis hermanos Oscar y René.  En mí no pensó, porque estaba realmente pequeño para tener una de esas, desde luego que al momento de comprarlas en almacén Guateradio yo tenía apenas diez años y estas bicicletas eataban muy grandes para mi estatura.

1984 MIS PRIMEROS PASOS EN EL CICLISMO

Mis primeras carreras fueron sobre esta bicicleta Benotto 500, en 1984.

Un domingo por la mañana, mis amigos de la colonia, llegaron a mi casa para invitarme a echar un colasito con ellos.  Eran vueltas a la zona 1, zona4 o la avenida Reforma, y poco a poco, le íbamos metiendo más kilómetros a las “vueltecitas” hasta llegar a Amatitlán.

Para estas saliditas inocentes, ya tomé prestada la bicicleta de mi hermano Oscar… la bicicleta azul con la que él corrió aquel 11 de septiembre de 1981.  Yo ya habría perdido el miedo a andar en bicicleta y me animaba a salir a la calle montado en ella.

Ese fué el inicio de Robin Martínez en el ciclismo, sobre una Benotto 500… color azul.  Originalmente esta bicicleta tenía extensiones para las manecillas de frenos, para maniobrar desde el horizontal del manubrio, o directamente apoyado en las manecillas.  Tenía sillón ancho, aros de hierro y llantas como de una pulgada y media de ancho.

Si no mal recuerdo, usaba un piñón grandísimo y de 5 pasos (así se usaba en ese tiempo).

LOS CAMBIOS PARA DEJARLA “CHILERA” EMPEZARON

1987: Aunque la foto está en blanco y negro, aquí ya tiene su color corinto policromo y las calcomanías "Benotto" que luce actualmente. En esta foto, aún tenía sus platos originales; vean también un trofeo y una medalla ganadas en aquella época de los 80´s.

Poco a poco, mis amigos me iban calentando la cabeza para mejorar la bicicleta.  Ya nos fijabamos en los grandes ciclistas de la Vuelta a Guatemala, y prácticamente eran nuestros héroes.  Corríamos por las calles, agachados “rompiendo el viento” tal y como los veíamos pasar en menos de tres segundos en una carrera.

Era tiempo cuando los apellidos nombres de Rafael Tolosa y Victor Manuel Castañeda eran los de moda, así que había que ser como ellos.  Uno de los primeros cambios que me atreví a hacerle a la bicicleta, fué el cambio de piñón; mis amigos me ayudaron a conseguir un Shimano 600… una maravilla para mí en ese tiempo, porque yo entendía que quien usara un piñón Shimano 600 era profesional.  De cinco pasos, pero era un Shimano!!

Luego, con los meses, le cambié el poste de hierro por uno usado de aluminio.  Más adelante cambié el sillón “de cartero” por uno más estético (durísimo, pero estético… je je je je).

EL PRIMER RECORTE DEL MARCO

ORIGINAL. Mi bicicleta tiene intacta la placa frontal de la marca Benotto. Vean también las palancas de los cambios, originales marca Suntour... las mismas de aquel tiempo.

Uno de mis amigos, Rony, me decía que la rueda trasera debía estar más pegada al marco.  Y tenía razón, pero mi Benotto era una bicicleta de media carrera, por lo tanto era un marco largo, con un espacio aproximado de cuatro pulgadas entre la rueda trasera y el vertical del marco; además, el tenedor cromado de la bicicleta es un poco más largo y curveado que el de una de carrera.

Me convencieron de recortar el marco, y lo llevamos con un conocido del barrio.  Un herrero al que decían que le gustaba el ciclismo y que por eso me la dejaría chilera.  No fué tanto así, pero sí le quitó algo de largo al marco.

Una cosa tan rústica y mal acabada, que hasta pinté la soladura con pintura negra de spray… y así seguí creciendo en el ciclismo, cada vez más involucrado.  Así llegué a la Escuela de Ciclismo, los sabados por la tarde en el boulevard del antiguo Aeropuerto La Aurora, boulevard del que todavía quedan algunos metros de recuerdo en el sector de los Arcos.

Se recuerdan de las masas marca "SILLITA"? aún las tiene.

Luego de graduarme de Perito Contador, en 1986, mis papás me regalaron un viaje a Estados Unidos, de donde traje unos aros Montreal, con masas Campagnolo.

Eran unos aros para tubular, y así fué como mi Benotto pasó de los aros de hierro, de llanta ancha, a usar tubulares con aros de aluminio.

1987:  MÁS CAMBIOS… NUEVO RECORTE AL MARCO Y PINTURA

Este el el piñón Shimano 600 de cinco pasos, que todavía lo tiene.

En enero de 1986, me federé y empecé a practicar en el Velódromo.  Allí conocí a los muchachos del que sería el equipo Duralita, dirgidos por Miguel Hernández, quienes con el pasar de las semanas, me incorporaron al equipo.

Sus quijadas originales Benotto, están todavía en uso desde 1980.

Cuando una tarde regresé a mi casa, contento y con la noticia que un equipo se había interesado en mí, mi papá decidió llevarme a Vecesa a comprar una bicicleta profesional para mí.  Este fué el momento de la transición de la Benotto de media carrera, a una Atala especial para ruta.

Siempre tuve mucho cariño para mi bicicleta Benotto, y a pesar de ya tener la nueva… la “profesional”, cuidaba siempre mi bicicleta azul.

Después de un tiempo con las dos bicicletas, una mañana de octubre de 1987, mi hermano René me convenció de pedirle a mi papá Q180 para pintar la bicicleta azul, la Benotto.  Con mucho temor le dije,  mi papá aceptó; me dió el dinero y la llevamos con René al taller Istacuy, de don José Tamayac en la zona 7.  Si no mal recuerdo, por Q30 más la recortaron y le pusieron patillas de carrera, así mi Benotto quedaría finalmente con una apariencia decente.

Su nuevo manillar, manecillas y sillín.

La pintamos de un color corinto policromado; compramos unas calcomanías Benotto y otras alusivas a los campeonatos mundiales donde la marca Benotto había destacado (por ejemplo, cuando Greg Lemond se convirtió en Campeón Mundial de Ruta en 1983, a los 23 años de edad).

Ya con la Benotto como nueva, le coloqué los aros que traía la Atala originalmente.  Siempre de tubulares, con masas marca “Sillita”.

Por cosas y vueltas de la vida, mi bicicleta Benotto pasó a quedar colgada en el garage por más de 25 años.

ENERO DE 2012, RENACE LA BENOTTO 500

Cuando decidí volver al ciclismo en enero de 2011, luego de más de quince años de inactividad en el deporte, las cosas en mi mente fueron cambiando.  Poco a poco reparé mi bicicleta Atala, para poder usarla en competencias.

Pero en enero de 2012, pude descolgar la Benotto del garage de la casa, después de 25 años de llevar polvo… era un cuadro triste.  El color no se veía por lo percudida que estaba; la cadena quedó rígida; las masas y el eje de las bielas estaban durísimos de tanto polvo… era para pedirle perdón a la bicicleta.

Ahorrando algo de dinero, llevé la bicicleta al taller de los amigos de Ciclismo en Guate, donde la limpiaron, le hicieron un servicio general y le cambiaron los aros de tubular por los aros amarillos con los que inicié la temporada de ciclismo en 2011.

Le cambié el sillín “duro pero estético” por uno nuevo, más estético, suave y blanco; le cambié el manillar por uno más ancho (antes tenía uno de 39 centímetros, ahora tiene uno de 44).

Tenía sus manecillas Benotto originales y le instalé las que tenía en la Atala y ahora se luce con los cables de frenos bajo el forro del manubrio.  Tiene pedales nuevos, unos que me regaló mi amigo de la Liga Master, Victor Hugo de BicycleGT.

Los aros amarillos, de llanta abierta, tienen aún las masas marca “Sillita”; las mismas agujas que usa desde 1986; sus quijadas de freno originales… y la pintura con la que en 1987 quedó muy bonita.

ASÍ ESTÁ HOY MI PRIMERA BICICLETA, LA BENOTTO 500 RENOVADA

Mi primera bicicleta... hoy.

Hoy se las presento, la nueva bicicleta Benotto 500, completa y sus nuevos accesorios; reacondicionada a los tiempos actuales, pero sin perder su escencia de 1980.

Esta es la tarjeta de circulación original de mi bicicleta... aún la conservo.

Con todas las de la ley, esta bicicleta usó, en su tiempo, tarjeta de circulación y había que portarla siempre.  Usaba la placa B-279824, según su tarjeta de circulación.  El número de chasís, anotado en el marco, bajo la caja del eje de bielas, coincide con el de la tarjeta.

Las soldaduras por las nuevas adaptaciones, ocultaron parte del número de chasís, pero puede verse todavía parte del 8 y el 3503 claramente.

Cuando se hicieron los cambios a la bicicleta, en 1987, se le eliminaron las abrazaderas de los pasadores de los cables de descarrilador y caballito, pasando por debajo de la caja de bielas; esto obligó a que las nuevas piezas se soldaran y cubrieran parte del número de chasís, pero aún se nota su número original.

Según la tarjeta de circulación, registra el número de chasís A835035.  Bajo la caja de las bielas, puede verse todavía la impresión 3503 marcados en el metal.

IBA A SER BICICLETA DEL CICLOPERIODISTA

Cuando decidí recuperar la dignidad de mi bicicleta Benotto, originalmente había pensado repararla para hacer en ella mi trabajo como Cicloperiodista.  El asunto es que, cuando ví el resultado final, y lo bonita… pero bonita que quedó, más me dan ganas de quedarmela para cuestiones muy especiales.

Ya no está bonita como originalmente era en 1980.  Ahora la veo preciosa!!  y la veo como una bicicleta clásica, digna de cuidarse en casa y no para arriesgarla en la calle.  Véanla ustedes y compartanme su opinión al respecto…

Mi Benotto 500 en 1987, y 2012. Encuentra las diferencias...?

Verdad que después de treinta y dos años… mi Benotto está preciosa…?

HASTA SIEMPRE DON MILO 14 agosto, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in MIS RECUERDOS.
5 comments

Hasta siempre don Emilio Ramírez Gaytan... "don Milo".

LA FRASE “ADELANTE CICLISTAS DE LA PATRIA” PASÓ A LA HISTORIA DEL CICLISMO, JUNTO CON LA MEMORIA DE DON EMILIO RAMÍREZ GAYTAN, QUE HOY PARTIÓ A LA PRESENCIA DEL SEÑOR.  SU CORAZÓN LLENO DE AMOR POR EL CICLISMO PUSO PAUSA A UNA DE LAS VOCES QUE DIERON VIDA AL CICLISMO DE GUATEMALA.

Su voz ya no se escuhará más… tan solo en nuestros recuerdos y nuestras anécdotas.

Hoy, don Milo partió a su llamado eterno y no nos queda más que dar gracias a Dios por su vida, su legado y su recuerdo.  Una vida profesional en la locución, un comentarista deportivo que toda Guatemala extrañará por su frase tan popular “Adelante ciclistas de la patria” que en cada Vuelta a Guatemala se hacía tan clásica.

HONRADO CON SU AMISTAD

A don Milo tuve la oportunidad de conocerlo personalmente cuando inició el primer Tour Master Elite que corrimos en marzo de 2011.

Esquela de la Federación Guatemalteca de Ciclismo.

Luego de verlo por tantos años por la televisión, acompañado de Pancho Ardón y Erick Alvarez en las transmisiones de la Vuelta a Guatemala, conversé con don Milo en Amatitlán y allí empezó una corta pero bonita amistad, cuando se enteró que además de ciclista… soy periodista.  Desde entonces me llamaba “amigo” o “colega”

Siempre que me mencionaba en alguna pasadita de las competencias que comentó de las que yo participé, siempre me honraba cuando decía “allí va el compañero periodista Robin Martínez”.

Cada vez que nos encontrabamos, el saludo era de lo más afectuoso.  Cuando me daba un fuerte abrazo, siempre decía expresaba “Compañero… qué gusto verlo otra vez!!” o un “Que Dios lo bendiga Robin…!!”

Siempre sencillo y sin grandezas, un hombre al que no solo había que oír.  Para aprender cosas nuevas del ciclismo, había que escucharlo.

La última vez que tuve la oportunidad de verlo, fué el pasado domingo 3 de julio de 2011, cuando realizó la cobertura de nuestra carrera dominical de la Liga Master.

Que descanse en paz don Milo… lo vamos a extrañar todos los ciclistas guatemaltecos!!

EL DOMINGO 12 DE JUNIO, NOS ESPERA UN CIRCUITO EN CARRETERA A EL SALVADOR 10 junio, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER, MIS RECUERDOS.
add a comment

MASOQUISTA: Este domingo tendremos plan, descenso y lo mejor... montaña. Si no fuera por el sufrimiento y nuestro masoquismo deportivo, el ciclismo no tendría el sabor que le encontramos en la carretera. Gracias Dios por hacerme ciclista!!!

DIEZ KILÓMETROS POR VUELTA Y PARTE DEL CAMINO CON TERRENO MONTAÑOSO, ESTA DOMINICAL DE LA MASTER PINTA BONITO… MUY BONITO.

Durante la Clásica Master del 2011, aquí fué el circuito de la última etapa.

Este domingo 12 de junio, nos reuniremos en la gasolinera Scott ubicada en el kilómetro 36 de carretera a El Salvador.  De allí partiremos hacia el kilómetro 46 para retornar a la gasolinera, en un circuito de dos vueltas para los Círculos Oro, Platino y Especial.  Los Promocionales, Blancos y Azules, darán tres vueltas.

Aquí me ven, durante la Clásica Master, a punto de cerrar la segunda vuelta del circuito.

Lo único que en lo personal no me gusta mucho, y lo digo al oído de mis amigos de Asomaster, es que nos programaron una carrera muy corta.

Este circuito tiene en total, veinte kilómetros por vuelta, así que nos tocará recorrer 40 y 60 kilómetros por grupo de círculos, respectivamente.

Este terreno personalmente me gusta mucho.  Se sufre en la montaña durante el retorno, pero esa es la idea del ciclismo.  El asunto es que estamos acostumbrados a competencias que promedian los 65 kilómetros… y este domingo nos tocan solo 40.

Shhtt…!! Hey mis cuates de Asomaster… pónganse benevolentes con nosotros y métanle una vuelta más a todos!!!  Es cierto que tenemos más de treinta años todos nosotros… pero aguantamos más todavía… je je ej e (claro, que este comentario lo hago con el debido respeto a la autoridad de la Asociación de Ciclismo Master, pero sí sugiero personalmente una vuelta más a todos.  Ustedes tienen la última palabra).

PARA MI GUSTO, UN BUEN SITIO PARA COMPETIR

El ganar una etapa aquí en 1988, me permitió la dicha de ser Campeón de Montaña. Este es el trofeo precioso que me dieron.

Puedo decir que esta ruta ha sido un buen lugar para mi rendimiento.  Hace algunos años, en esta carretera hice una de las más lindas carreras de mi vida, ganando la penúltima etapa de la Vuelta del Colegio Médico en noviembre de 1988.  Aquí, fugado y todo, acaparé premios de montaña y puntos importantes en metas volates, además de subir bastantes posiciones en la general individual.

Con todo orgullo (del bueno) les comparto que en esa ocasión quedé finalmente como Campeón de Montaña, 4to. lugar en Metas Volantes y Quinto lugar en la general invidual.

La satisfacción más grande para mí, estuvo en dos cosas:  Ganar la penúltima etapa y ganar la montaña, mi terreno favorito.

2011:  Este año volví a carretera a El Salvador, cuando competimos la LX Clásica Master en abril recién pasado.  Aunque ya en la última etapa mi posición estaba destinada al 8vo. puesto (de ocho que quedabamos en el círculo azul), luego de pasar un mal momento cuando no pude respirar empezando esta etapa… recuerdo que por esto me rezagué del grupo un poco antes del primer retrono de este circuito de dos vueltas y media en la Clásica.

De aquí saldremos este domingo 19. En la gasolinera Scott del Km 36 hacia El Salvador.

Ustedes dirán:  Entonces, dónde está lo bueno de esa etapa?  Pues en la milagrosa recuperación de mi respiración, primero.  Luego que recuperé mi paso y en la montaña, a pesar de ir en solitario, sabía que mi ritmo escalando no era el mismo que en las otras etapas montañosas de la Clásica.  Cuando me tocó buscar la meta en el kilómetro 22, sabía que me faltaban 14 kilómetros de cuesta; donde me costó, pero Dios dió las fuerzas para salir adelante y no me sentí derrotado ni por el calor, ni por la inclinación del terreno, ni por el cansancio.  Así logré cruzar lameta sintiendome victorioso.

Eso sí… durante el Tour Master-Elite, en marzo de 2011, sí que me fué pésimo en la montaña, consecuencia de mi poco tiempo de entrenamiento en el año, porque inicié mi entrenamiento apenas el 3 de enero.

Por eso es que yo les digo:  Su primera meta debe ser la meta; no una posición.

Cuando alguien dice “Lo importante no es ganar, sino participar” es una gran mentira.  Yo puedo participar y retirarme a media competencia… pero participé.

Realmente lo importante, el participar y CRUZAR LA META.

Nos vemos el domingo 12 en carretera a El Salvador!!!

En resumidas cuentas,

LA HISTORIA DEL SUÉTER BLANCO… CON EL NOMBRE DE GUATEMALA 9 mayo, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in MIS RECUERDOS.
add a comment

EN MI PUBLICACIÓN DE AYER DOMINGO, CUANDO LES CONTÉ ACERCA DEL CUARTO LUGAR EN LA COMPETENCIA, LES OFRECÍ TAMBIÉN CONTARLES LA HISTORIA DEL SUÉTER QUE ESA MAÑANA USÉ… PUES AQUÍ LES CUENTO.

El cuarto lugar que logré este domingo 8 de mayo, hace especial este suéter blanco... pero más aún por la historia que hay detrás de él, de hace algunos años.

Ese domingo por la mañana, me desperté muy desorientado por el cansancio de la noche anterior, luego de cubrir como fotógrafo un evento social.  Como fué un sabado muy atareado gran parte del día, no tuve tiempo ni pensamiento para preparar mis vestuario para la dominical del 8 de mayo en Villa Nueva.

Este es el uniforme que, se suponía, debía usar el domingo 8 de mayo.

Al volver de trabajar, a la media noche, solo pensé en acostarme a dormir, dejando los preparativos de mi atuendo deportivo para el domingo temprano, obviamente antes de salir a la competencia.  El caso es que ya despierto, y con poco tiempo para la hora de salir de mi casa, busqué mi uniforme, el casco y el dorsal de Asomaster… y no coordinaba ideas por el descontrol de horario y por recién haber despertado.

Encontré mi clásico suéter azul con amarillo, que ustedes han visto que he usado en casi todas las competencias.  De hecho, ese mismo quería usar en esta ocasión, pero lo encontré dañado del zíper frontal, así que descarté usarlo.  Mi casco no lo ubiqué, al igual que las guanteletas; solo sé que los guardé juntos.

Entonces me dí a la tarea de buscar un suéter para usar y encontré precisamente el blanco con detalles azules, con el nombre de Guatemala.  Recordé que este suéter solamente lo he usado para entrenar, pero nunca para competir… y recordé también cómo llegó este suéter a mis manos.

UN PEDIDO DEL EXTRANJERO

Cuando viajé a Estados Unidos en 1989, planeaba quedarme por seis meses en Los Angeles, llevando conmigo mi bicicleta.  Cuando practicaba ciclismo allá, extrañaba demasiado a mi Guatemala y quería utilizar algo que representara a mi país y lucirlo entre todos los gringos por cualquier lugar donde yo entrenara, ya fuera en parques o en las carreteras paralelas a las playas del sur de California, en Long Beach y Redondo Beach, para ser más exactos.

Durante una conversación por teléfono con mi papá, le platiqué de mi deseo de un suéter que tuviera impreso en nombre de Guatemala.  Como buen ciclista, yo había visto un suéter el algunas tiendas deportivas de ciclismo, pero mi papá no sabía dónde, ni cómo pedirlos… nada de esto.  Entonces mi papá resolvió mandar a hacerlo!!

Parte de la carta que recibí de mi papá, donde me cuenta haber mandado a hacer mis uniformes.

Pasaron unas semanas y cada vez que hablabamos por teléfono, le preguntaba acerca de mi uniforme y me decía que ya estaba en eso…  hasta que el 5 de diciembre de 1989, una carta (la primera y última que recibía de mi papá) entre otras cosas, me mencionaba literalmente “Ya me están haciendo los uniformes, pero me tienen esperando la llamada para recogerlos, los están haciendo por parte de La Cadena del Ciclista y en cuanto estén se los mando” decía textualmente esta carta con la letra de mi papá.

Esa carta fué la primera -y última- que recibí de mi papá.

El uniforme sobreviviente a los años, tal y como mi papá lo eligió... con una banderita de Guatemala en el brazo izquierdo, cerca del corazón.

Si no estoy mal en el dato, los dos suéteres y las pantalonetas llegaron a Estados Unidos a finales de enero de 1990.  Me causó emoción recibir esta encomienda de parte de mi papá, porque yo había pedido un suéter ya hecho, solo para irlo a comprar y ya… pero si le doy el valor real a éste que lucí el domingo 8 de mayo de 2011, debo tomar en cuenta que mi papá se anduvo varias tiendas antes de resolver pedir que hicieran uno especialmente para mí… imagino las palabras de mi papá, diciendo en la tienda de La Cadena:  “Quiero que me hagan un suéter azul y blanco, con el nombre de Guatemala, para enviárselo a mi hijo a Estados Unidos… así lo pidió él…”

Mi papá dejó de hacer varias de sus cosas importantes en su taller, para buscar mi suéter… y me envió dos que él mismo aprobó para su elaboración.  Realmente recibí más de lo que pedí.  Recibí la dedicación de mi papá, su tiempo, su esmero y amor de padre para dar lo mejor a su hijo.  Por eso es tan importante y especial este suéter blanco para mí…

Pero eran dos suéteres y las pantalonetas…  pues resulta que por una mudanza que el destino me preparó, el otro suéter se dañó; las pantalonetas no pude usarlas porque eran de poliéster y no de licra como es apropiado.  Al final esto nunca me importó; tengo una pantaloneta allí guardada -sin usar- porque la otra se dañó junto con el otro suéter.

SUERTE POR SER EL SUÉTER QUE ES…?  PUES NO REALMENTE

Alguien me diría que el resultado logrado en la dominical del 8 de mayo sería suerte por haber usado el suéter que mi papá mandó a hacer para mí… sé en mi corazón que esto no es así, porque para Dios no hay casualidades, ni suerte.

La bendición de lograr un cuarto lugar en esta dominical, era algo que Dios ya tenía preparado para mí, una vez yo hiciera mi mejor esfuerzo.  El que tuviera el suéter puesto, incluso es algo que hubiera podido hacer el pasado 15 de abril, cuando competía en la XL Clásica Master de Ciclismo y le dedicara mi resultado a la memoria de mi papá por su cumpleaños justo ese día.

Mi papá.

Mi papá, don Oscar de Jesús Martínez Aragón, partió a la presencia del Señor el 7 de septiembre de 1990.  Ya nunca me vió lucir este uniforme, y sé que le hubiera gustado muchísimo vivirse también las experiencias que hoy estoy viviendo.

Con esta nota, solo estoy haciendo memoria de mi papá, porque pues el suéter me hizo recordar, pero hoy tomo la decisión de guardarlo y no usarlo nunca más… lo quiero guardar así con este buen momento.

Me voy a tomar la libertad de compartirles este enlace, donde les explico otras cosas de mi papá, así comprenderán mejor porqué escribo estas líneas.

Bendiciones para todos!!

UNA JOYITA DEL PASADO, AÑO 1986 4 mayo, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in MIS RECUERDOS.
1 comment so far

ORGANIZANDO ALGUNAS COSAS PERSONALES, ENCONTRÉ UN TESORO DEL PASADO, COMO RECUERDO DE AQUELLOS TIEMPOS QUE MARCAN NUESTRAS VIDAS, PORQUE SON EL PROCESO DE UNA ETAPA Y EL INICIO DE OTRA.

Portada del suplemento deportivo de El Gráfico (1986). Federico Lechuga ganó una etapa en la Vuelta Chica; al extremo derecho -con playera blanca- me ven como fotógrafo.

Tenía una caja llena de papeles, libros, folders, utensilios de oficina y otras muchas cosas de esas que uno empaca cuando realiza una mudanza.  Una caja que tenía empacada desde hace casi un año, abarrotada de cosas útiles, otras para desechar y una más para recordar.

UN VIAJE INMEDIATO AL PASADO, 1986

Una pieza de la máquina del tiempo, que guardé cuando mis preferencias profesionales ya se inclinaban hacia el periodismo, aunque cuando esta pieza llegó a mis manos, recién me iniciaba como fotógrafo.  Me refiero al año 1987, cuando yo apenas había terminado mi curso de fotografía… creo que fué el 19 de agosto de ese mismo año.

Es un regalo de Dios haber vivido esto, para compartirlo.

Allí en esa caja, dentro de un folder, estaba una página de periódico doblada por la mitad, como queriendo reducir su tamaño para protegerla bien (y seguramente esa fué la idea en ese tiempo); la tomé, la abrí y fué grande y grata mi sorpresa, cuando veo la portada del suplemento deportivo del recordado diario El Gráfico.

Federico Lechuga.

El suplemento informaba de los resultados de una de las etapas de la que en ese tiempo llamábamos Vuelta de la Juventud o “Vuelta Chica”.  Debió ser finales de agosto, o principios de septiembre de 1986, cuando Federico Lechuga ganó la etapa que concluyó en el boulevard de Vista Hermosa.

Junto con el triunfo de Federico en esta etapa, Edgar López tomó el suéter de líder de la vuelta.

La foto lo dice todo.  Por la forma como la afición lleva a Federico en hombros, es evidente la felicidad de la afición por el triunfo de Federico, y eso que en esa temporada el ciclismo juvenil pasaba por un momento grandioso… no podíamos decir que en esa vuelta había sequía de triunfos chapines en etapas.

Y YO… QUÉ TENGO QUE VER EN ESTO?

A los 17 años, el bigote era solo un proyecto a futuro...

Pero eso no es todo.  Al extremo derecho de la fotografía, segundo desde la derecha, vengo yo… con apenas 17 años de edad, fotógrafo recién estrenado, estudiando para Perito Contador, ciclista del equipo Duralita… y bien peludo.  Allí sobre mi pecho se ve la correa de la maleta y de la cámara.

Durante esa vuelta, emocionado porque me estrenaría como fotógrafo deportivo, cubriendo el deporte que amo, recuerdo que pude hacer fotos en el recorrido viajando de colado en una de las unidades de Coca Cola, que entonces patrocinaba el evento.  Lograba las imágenes y luego llevaba mis rollos a procesar a Foto Europa de la zona 1 para guardar mis recuerdos en hojas de contactos en blanco y negro.

Usted se preguntará “porqué si corría con el Duralita, no corrió esa Vuelta Chica?”… pues porque en ese año me graduaría de Perito Contador y en el mes de junio o julio, empecé a hacer mis prácticas de contabilidad en un laboratorio farmacéutico, proceso que llevó dos meses… sin entrenar.  Esto impidió mi participación en esa vuelta, porque los dos meses de práctica fueron también dos meses sin entrenar.

NO ME PUEDO QUEJAR DEL PASADO

Pero Dios siempre tiene un propósito, y veo que hoy se cumple.  Puedo contarles mis anécdotas, compartiendoles también esta foto de mis tiempos dorados en el ciclismo y mis primeros tanes como fotógrafo.  El periodismo llegó varios años más tarde.

Cómo han cambiado las cosas!!!

AL VELÓDROMO, DESPUÉS DE 25 AÑOS! 24 enero, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in MIS RECUERDOS.
add a comment

HOY ENTRÉ NUEVAMENTE AL VELÓDROMO “LA AURORA”.  RECORDANDO UNA VIEJA AMISTAD CON LA PISTA QUE ME VIÓ VOLAR CUANDO ERA UN PATOJO.

Aunque me estrené en el ciclismo de pista cuando tenía 16 años, les cuento que mi segunda especialidad favorita en el ciclismo, es la pista.

Vista panorámica del Velódromo "La Aurora" en la ciudad de Guatemala. Al fondo, a la izquierda, puede apreciarse el techo del Domo.

Nunca logré un primer lugar cuando competía.  De hecho, hubo dos nombres que nunca pude esquivar para quedar el algún primer lugar:  Luis Francisco Rodríguez y Amilcar Carranza.

Por un lado Luis, a quien de cariño llamabamos “El Pitufo” con quien compartíamos equipo con el Duralita, y por otro lado Amilcar, ciclista del equipo Atala.  Entre ellos siempre se disputaban el primer lugar en las competencias que se realizaban en el Velódromo, cuando en 1986 participabamos en la cuarta categoría (lo que hoy sería la juvenil).

Pero así, yo no bajaba de las posiciones 2, 3 ó 4 en la pista.  Podría decirles que era bueno en esto… y eso, que competíamos en la “ruina” del velódromo que para entonces existía en el mismo lugar de hoy.

Actualmente el velódromo está super mejor que el que yo conocí en 1986, pero ya necesita algunos retoques… y graderíos para el público.

Lo importante no es esto… yo quiero contarles que hoy volví a sentir la vibra del rodaje en la pista y me sentí tan identificado con ella, que mañana martes volveré por la mañana, dispuesto a trabajar por 1 hora y media.

Por hoy, rodé por 45 minutos, con un descanso de 5.  La razón?… un dolor en la rodilla izquierda por el que no quise forzar para evitar una lesión mayor.  Eso si… debo hacerme revisar para saber qué es lo que pasa.

MI TERRENO FAVORITO

Si les cuento que la pista es mi segunda especialidad favorita, hoy les comparto que mi terreno favorito, aunque se sufra, es la montaña.

Me desempeñé bien y me lo disfruté muchísimo.  En las rutas empinadas, logré rodar junto a Victor Manuel Castañeda, Max Leiva y junto al mismísimo Edin Roberto Nova.  Toparlos en una cuesta, era algo indescriptible para quien se vive este deporte.  Una gran experiencia para mí, cuando todas las categorías hacíamos parte del recorrido juntas, porque el de los más jóvenes obviamente era más corto.

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala