jump to navigation

EL PRIMER PERIODISTA GUATEMALTECO EN EL TOUR DE FRANCIA 4 septiembre, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
1 comment so far
13718533_654160108073035_1370387780263726298_n (640x360)

Con micrófono en mano, Francisco Lechuga transmitió para Radio Mundial en Guatemala, lo que sucedía en cada etapa del Tour de Francia. Lechuga se convirtió en el primer guatemalteco en dar cobertura -en directo- de este máximo evento del ciclismo mundial. Fotografías: Francisco Lechuga / Facebook.

FRANCISCO LECHUGA SE CONVIRTIÓ EN EL PRIMER NARRADOR NACIONAL EN TRANSMITIR EN DIRECTO DESDE EL TOUR DE FRANCIA

Cicloperiodismo.   La edición 103 del Tour de Francia, la carrera de ciclismo por etapas más importante del mundo, tiene una nueva página escrita no solo porque el nombre de Chris Froome volvió a vestirse de amarillo como ganador, sino porque en el listado de periodistas que dieron cobertura en directo ahora incluye el nombre de un guatemalteco:  Francisco Lechuga.

13700060_650600888428957_6760379886671273452_n (640x536)

Era tan extraño ver al equipo de prensa guatemalteca en Francia, que los mismos colegas de otros países registraban la forma “chapina” de resolver en este tipo de transmisiones tal y como se hace en Guatemala. En la fotografía, Francisco Lechuga y Alfredo Castro en la narración de una de las etapas del Tour de Francia 2016.

Fué como realizar el sueño de cualquier fanático del ciclismo.  Aunque “Paquito” Lechuga practica frecuentemente el ciclismo como el deporte de sus amores, y aunque varios guatemaltecos han llegado a Francia para ver el paso del pelotón más prestigioso del mundo -junto a los de La Vuelta a España y el Giro de Italia- particularmente Francisco Lechuga llegó y se acreditó oficialmente como narrador comentarista de este evento de talla mundial.

13680116_649753755180337_5194779302957928977_o (640x439)

La foto imperdible de Alfredo Castro y Francisco Lechuga con el gran colombiano Nairo Quintana, antes de la primera etapa del Tour.

Una historia del periodismo guatemalteco que se escribió oficialmente del 2 al 24 de julio cuando se vivieron las etapas del Tour, pero hablando de la historia que escuchamos por medio de la frecuencia 98.5 FM de Radio Mundial en Guatemala, porque lo que sucedió antes de la primera transmisión  que trajo desde Francia la voz de Paco Lechuga hasta los oyentes en nuestro país, es solo lo que se pudo conocer.  Hay anécdotas, hay experiencias y aventuras que Paco Lechuga vivió junto a sus compañeros de viaje:  Alfredo “El Comandante” Castro y Javier Benedetti.

SIN LUJOS, SIN PRIVILEGIOS… PERO CON UNA GRAN RESPONSABILIDAD SOBRE LA ESPALDA:  HACERLO POR PRIMERA VEZ, PERO HACERLO BIEN!!

13731597_654161904739522_5564237490697375484_n (640x360)Fué transmitir un evento “5 Estrellas” logrado con esfuerzos que solo un guatemalteco de corazón puede sobrellevar.  Francisco Lechuga y sus compañeros sacaron la tarea con una calificación de 100 puntos logrado en un evento en el que el nivel es totalmente distinto a lo que se hace en Guatemala, vistos como lo curioso entre los periodistas acreditados, hicieron sus milagros para dormir, llegar, transmitir y hasta comer.

Es decir que Paco, Alfredo y Javier se sortearon el físico, y sin privilegios, para que nosotros escucharamos de primera voz lo que sucedía en las carreteras francesas y hoy, con estas líneas quiero honrar a quienes lograron realizar la primera transmisión guatemalteca desde el Tour de Francia.

13584620_644709979018048_4994451446385424046_o (640x412)

Alfredo “El Comandante” Castro, Javier Benedetti y, a la derecha, Francisco Lechuga en una de las sesiones en la sala de prensa de una de las etapas de la edición 103 del Tour de Francia.

VÉALO TODO EN VIDEO

Tuve el honor de conversar con Francisco Lechuga para que me compartiera algunas de tantas anécdotas vividas en Francia; lo que comieron, cómo llegaron, cómo los recibieron… en fín, tantas cosas que le dejaron a el y sus compañeros de viaje una gran enseñanza de vida y como profesionales de la radio y que, seguramente, traerán cosas buenas para el ciclismo guatemalteco.

Les comparto esta amena conversación y que sea el mismo Francisco Lechuga quien nos comparta cómo fue que se logró este viaje que le dió el título único de el primer periodista guatemalteco que transmite el Tour de Francia en directo.

HISTORIAS DE “PONTACITA” 9 junio, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in HISTORIAS CHAPINAS.
add a comment

QUE EL MISMO JUAN JOSÉ PONTAZA TE CUENTE SUS ANÉCDOTAS CICLISTAS DEL TIEMPO DE ORO DEL CICLISMO NACIONAL… NO TIENE PRECIO

PONTAZA

PONTACITA en sus grandes tiempos de gloria… imparable!!

Si de algo tengo el honor de sentirme privilegiado es de ser amigo de don Juan José Pontaza, uno de los máximos ciclistas en la historia de nuestro deporte en Guatemala, y que sus anécdotas -que no están en los libros de historia del ciclismo- me las cuente él mismo… son para decir que soy privilegiado.

Es un héroe para quienes vivimos el ciclismo; hay que llevar a Guatemala en las venas para sentirse orgulloso de los logros que “Pontacita” tuvo aquí y en el otro lado del mundo, pero hoy quiero compartirles este gran momento que disfruté conversando con don Juan José Pontaza, hablando de sus grandes historias… aventuras que estoy seguro él mismo se emociona cuando las cuenta.  Un sentimiento que transmite.

Por qué es grande Pontacita?  Para no extenderme mucho, “Pontacita” ganó la séptima Vuelta a Guatemala en 1963; es el ciclista que más etapas ha ganado en Vueltas a Guatemala (12 etapas); compitió en Italia y España… en fín, un palmarés que pocos ciclistas pueden tener.

Vean, conozcan a don Juan José Pontaza un poco más allá de lo que otros les han contado.

JORGE ARMAS, EL PRIMER LÍDER 11 febrero, 2015

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
add a comment
LA EXPRESIÓN de felicidad en el rostro de Blas Quaglieri evidencia lo que toda Guatemala vivió tras la victoria de Jorge Armas al ganar la primera etapa de la primera Vuelta a Guatemala el 4 de abril de 1957. Foto: Prensa Libre

LA EXPRESIÓN de felicidad en el rostro de Blas Quaglieri evidencia lo que toda Guatemala vivió tras la victoria de Jorge Armas al ganar la primera etapa de la primera Vuelta a Guatemala el 4 de abril de 1957.
Foto: Prensa Libre

“ESO NADIE ME LO QUITA” DIJO UNA VEZ JORGE ARMAS AL REFERIRSE QUE ERA EL PRIMER PORTADOR DEL SUÉTER QUETZAL EN LA PRIMERA VUELTA A GUATEMALA

Jorge Armas integró la cuarteta Selección de Guatemala "A" junto a Jorge Surqué, Florencio Alvarado y Victor Canel.

Jorge Armas integró la cuarteta Selección de Guatemala “A” junto a Jorge Surqué, Florencio Alvarado y Victor Canel.

Cicloperiodismo.   Aún a los setenta y nueve años de edad, y con dos rodillas nuevas, Jorge Armas esperaba montar nuevamente su bicicleta.

Nació el 22 de mayo de 1935; tenía 21 años cuando su nombre pasó a la historia del ciclismo guatemalteco cuando la mañana del 4 de abril de 1957 cruzara victorioso la meta de la primera etapa en la primera Vuelta a Guatemala.

En ese momento se disputó un circuito al que llamaron “Liberación-Reforma” que recorrió desde el estadio Mateo Flores hacia la avenida Reforma, rodeando por la Escuela Politécnica y la Guardia de Honor.  Allí, Jorge Armas se lució en una fuga que le dio la victoria de la etapa con un tiempo de 3 horas 41 minutos 50 segundos, venciendo a los guatemaltecos VictorCanel que llegó en la segunda posición con un tiempo de 3:50:12 y Jorge Surqué en el tercer lugar con 3:51:29

Era tal el nivel ciclístico de los guatemaltecos en esa primera ronda nacional, que Jorge Armas dejó al mexicano Román Teja en el cuarto lugar con una desventaja de casi diez minutos, pues el norteño terminó la etapa con un tiempo de 3:51:42

Tuve la oportunidad de conocer a don Jorge Armas en el año 2011 días antes de la Vuelta a Guatemala de ese año.  Todo un personaje de nuestro ciclismo.

Tuve la oportunidad de conocer a don Jorge Armas en el año 2011 días antes de la Vuelta a Guatemala de ese año. Todo un personaje de nuestro ciclismo.

Pareciera no ser así en ese momento cuando fue investido como líder de la Vuelta a Guatemala, pero hoy por hoy, a 58 años de la hazaña de Jorge Armas, todos vemos como un instante histórico cuando el Suéter Quetzal fue colocado por primera vez y, para orgullo nacional, fue un guatemalteco el portador.

Aún así, Armas no solo fue el primer ganador de etapa en una Vuelta a Guatemala; fue además el primero en ganar dos etapas –y las dos seguidas- pues la segunda etapa de la primera Vuelta corrida el 5 de abril, fue ganada también por el flamante Líder guatemalteco.

Esa segunda etapa salió de la ciudad de Guatemala, el pelotón recorrió hacia Barberena, volvió a la ciudad capital y luego se dirigió hacia Antigua Guatemala, lugar donde la meta vió pasar nuevamente a un guatemalteco en primer lugar y era precisamente Jorge Armas, quien sería investido nuevamente con el Suéter Quetzal.

Al finalizar la primera Vuelta a Guatemala, Jorge Armas quedó en la segunda posición y, aunque no se coronó Campeón de la competencia, su palmarés le dio un gran lugar en los libros de la historia ciclista de nuestro país.

Jorge Armas ganó la primera y segunda etapas; fue cuarto en la quinta etapa, décimo en la jornada siete y tercero en la última etapa.

Armas falleció en la ciudad de Guatemala el 4 de febrero de 2015 tras una complicación de un catarro a causa de un virus.  Dejó un legado de pasión por el ciclismo, el deporte que siempre amó y que le llevó a inaugurar la Academia de Ciclismo con la Asociación “Amigos por la Bici” educando a niños para llegar a ser ciclistas, actividad que desarrolló junto a otros grandes apasionados del ciclismo como Félix Trujillo, y todo sin cobrar un solo centavo.

RECUERDOS, VIVENCIAS Y ANÉCDOTAS

El primer gran ciclista portador del Suéter Quetzal, contrajo matrimonio con doña Hortencia Palencia y procreó dos hijos: José Byron Geovany y Rubia Iselda Lisbeth.  Sus hijos, como cosecha de lo que Jorge Armas sembró en la vida como ciclista y como padre, nos comparten sus experiencias, momentos especiales que vivieron junto a su padre y anécdotas que hasta ahora nadie sabía del primer Líder de las Vueltas a Guatemala.

Los tesoros de Jorge Armas:  Su bicicleta y el emblemático e histórico primer Suéter Quetzal que se le entregó… dónde están?  Todo esto y mucho más les comparto en el especial del homenaje a Jorge Armas que se transmitió el noticiero Cicloperiodismo el día 5 de febrero, cuando Jorge Armas sería llevado a su última morada en el Cementerio Los Cipreses.

TRAVESÍA CICLISTA A ESQUIPULAS: 43 AÑOS DE HISTORIA 14 enero, 2015

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
add a comment
DOSCIENTOS VEINTIDOS KILÓMETROS recorren los ciclistas guatemaltecos en una peregrinación de fe hasta Esquipulas. Fotografías: Cortesía de Carmen López

DOSCIENTOS VEINTIDOS KILÓMETROS recorren los ciclistas guatemaltecos en una peregrinación de fe hasta Esquipulas.
Fotografías: Cortesía de Carmen López

EMPEZÓ COMO LA AVENTURA DE TRES AMIGOS Y AHORA, CUARENTA Y TRES AÑOS MÁS TARDE, ES UNA TRADICIÓN CICLISTA EN GUATEMALA

Cicloperiodismo.    Fué en 1972 cuando Humberto López, Carlos Flores y Salvador Toledo -tres mecánicos ciclistas- se pusieron de acuerdo para hacer una visita de fe a la lejana tierra de Esquipulas, a doscientos veintidos kilómetros de la ciudad de Guatemala.

Como todo marchó bien en la primera aventura de “cuates“, volvieron a la capital para compartir su experiencia ciclista con otros amigos y clientes -cada uno en su respectivo taller- y decidieron repetir el colazo un año más tarde.  Ellos mismos no tenían idea de lo que acababan de iniciar y lo que representaría para el ciclismo guatemalteco años más tarde.

Ya para enero de 1973 ya no eran solo tres los ciclistas en la carretera.  Aunque se fueron sumando de poco en poco, el grupo de ciclistas -principalmente católicos- el rumor del grupito de ciclistas que pedaleaban más de doscientos veinte kilómetros se regó como llamarada de pólvora y es lo que ahora todos los ciclistas esperamos cada nuevo año:  La Travesía Ciclista a Esquipulas.

EN LA CUESTA "DEL INGENIERO" durante la Travesía del año 2007.

EN LA CUESTA “DEL INGENIERO” durante la Travesía del año 2007.

Muchos la llaman Peregrinación, otros la conocen como Romería.  Otros que profesan una creencia distinta se integran al ahora numeroso pelotón para vivir la experiencia de pedalear esta ruta que por ya dos generaciones mueve masas… y todas en bicicleta.

HEREDANDO LA ORGANIZACIÓN

Don Rubén López organiza la Travesía a Esquipulas desde 1980.   Foto: Robin Martínez

Don Rubén López organiza la Travesía a Esquipulas desde 1980.
Foto: Robin Martínez

Ocho años después de iniciarse la tradición, los tres aventureros ciclistas tuvieron cada quien sus distintos compromisos y, para no dejar morir el “bonito colazo“, tomaron cada quien su rumbo y decidieron heredar la organización del grupo a Rubén López (hermano de Humberto) y quien a partir de entonces se unió al grupo y actualmente dirigie oficialmente toda la logística para hacer realidad la Travesía Ciclista a Esquipulas desde 1980.

Desde entonces el nombre de Rubén López es conocido por todos aquellos que durante años han decidido sufrir el cansancio, los calores, la insolación y la desidratación de recorrer la carretera al oriente de Guatemala durante más de diez horas.  Aunque casi al principio de la historia muchos iniciaban el recorrido a las 4:00 de la mañana, muchos han llegado a Esquipulas ya cuando la noche ha caído… pero su fe y su amor al ciclismo les hace seguir montados en su bicicleta hasta ver aparecer la insigne Basílica de Esquipulas.

Les comparto, en tres partes, el especial de LA TRAVESÍA CICLISTA A ESQUIPULAS que presenté en el noticiero Cicloperiodismo el dia 7 de enero de 2015, previo a la edición número 43 de la histórica peregrinación ciclista guatemalteca.

EL ÚLTIMO HÉROE DEL CICLISMO GUATEMALTECO 15 octubre, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS, PURA INSPIRACIÓN!!.
Tags: , , , ,
2 comments
EDÍN ROBERTO NOVA fué el héroe nacional, más que por ganar la Vuelta ante Colombia, porque Guatemala vivía en su apogeo el conflicto armado interno de aquel tiempo. Fotos: Prensa Libre.

EDÍN ROBERTO NOVA fué el héroe nacional, más que por ganar la Vuelta ante Colombia, porque Guatemala vivía en su apogeo el conflicto armado interno de aquel tiempo.
Fotos: Prensa Libre.

HACE TREINTA AÑOS QUE GUATEMALA VIBRÓ CON LA MÁS EMOCIONANTE VUELTA CICLÍSTICA DE LA HISTORIA, CUANDO COLOMBIA NO PUDO CONTRA EDÍN ROBERTO NOVA

EL ÚLTIMO héroe del siglo XX, es cargado en brazos por la afición luego de ganar la XXVI Vuelta a Guatemala.

EL ÚLTIMO héroe del siglo XX, es cargado en brazos por la afición luego de ganar la XXVI Vuelta a Guatemala.

Cicloperiodismo.   No hay guatemalteco que no reconozca el nombre de Edín Roberto Nova; cuando conocen a un ciclista lo relacionan con él, como cuando el héroe en su tiempo fué Saturnino Rustrián Cáceres y unos años antes Jorge Surqué “La Pulga Mixqueña”.

Y no podía ser para menos, si Edin Roberto Nova fué el décimo primer guatemalteco en ganar para nosotros la Vuelta a Guatemala en 1984 y, luego de el, que la ganó nuevamente en 1988, solamente tres guatemaltecos más (Luis Rodolfo Muj en 1997, Fernando Escobar en 1999 y Fermín Méndez en 2000) repitieron la gloria, pero con la diferencia que Nova ganó con presencia de un temido equipo de Colombia encabezado por Antonio Londoño y completado por Oscar de Jesús Vargas, Carlos Mario Jaramillo y Luis Fernando Mosquera.

Historias y anécdotas que contar de esa Vuelta a Guatemala hay muchas.  Yo personalmente puedo decir que fué la del año de mi inicio como ciclista y que tuve la honra de vivir en mi tiempo, no como la de Jorge Surqué que ya la veo solo en libros de historia del ciclismo, diarios o videos antiguos de aquel tiempo.

COLOMBIA NO PUDO contra Nova en 1984.  Aquí vemos a Mosquera, Londoño, Vargas y Jaramillo.

COLOMBIA NO PUDO contra Nova en 1984. Aquí vemos a Mosquera, Londoño, Vargas y Jaramillo.

Nova cambió el concepto de la Vuelta a Guatemala; cambió la etiqueta de los diarios en su redacción, sacó a todo el puebo a las carreteras y ganó más afición al ciclismo en trece días, más que ningún otro ciclista después de Jorge Surqué.

PASÓ A LA HISTORIA como el segundo guatemalteco en ganar dos Vueltas a Guatemala, junto a Aureliano Cuque López. Es esta fotografía vemos a Nova (de suéter blanco) ingresando triunfal al estadio Mateo Flores en la última etapa de la Vuelta en 1984.

PASÓ A LA HISTORIA como el segundo guatemalteco en ganar dos Vueltas a Guatemala, junto a Aureliano Cuque López.
Es esta fotografía vemos a Nova (de suéter blanco) ingresando triunfal al estadio Mateo Flores en la última etapa de la Vuelta en 1984.

Era solo su segunda grande nacional cuando se vistió de gloria y nadie se esperaba la sorpresa ante el poderoso histórico equipo de Colombia, porque además Edin Roberto Nova estaba respaldado por un equipazo integrado por José Rolando Ovando, Belisario Velásquez y Juan Abel Sacalxot en la cuarteta Café Quetzal Azul.

NOVA fué la sensación como escalador y además ganó la etapa Contra Reloj Individual.

NOVA fué la sensación como escalador y además ganó la etapa Contra Reloj Individual.

Su aporte paralelo, aunque inscrito como otro equipo, el Café Quetzal Verde, estaba bien apoyado por Héctor Patarroyo (colombiano que corrió para el equipo nacional), Noé Nova (primo de Edín), Marvin Solomán y José Victor Campos.

Una Vuelta, la número veintiseis de la historia, que reunió a grandes ciclistas como Herminio Díaz Zabala (España), Robenson Pacheco (Brasil), los nacionales Policarpo García, Valentín Toledo, Victorn Manuel Castañeda (ganador de la Vuelta en 1983), Mario Campollo, Amilcar Quicibal, Celestino Santos y Leonardo Obispo, entre otros grandes de aquel tiempo.

Era un pelotón en el que casi cualquier ciclista podía ganar una etapa, una Vuelta disputadísima desde el primer día de competencia.

Este titular lo dice todo de cómo la afición vivió la Vuelta en 1984.

Este titular lo dice todo de cómo la afición vivió la Vuelta en 1984.

No hay Vuelta a Guatemala que no sea una fiesta para la afición.  Lo que sucede es que, desde que ganamos nuestra Vuelta con Nova, nunca más la volvimos a ganar con presencia colombiana, y vale decir que, aunque los guatemaltecos se lucieron como los más grandes apoyando a nuestro líder a lo largo de varias etapas, Nova se coronó campeón con cuatro colombianos debajo de él en la general individual.

La emoción fué tanta en esa Vuelta, que los colombianos mismos expresaban que no comprendían lo que estaba sucediendo; los diarios -como Prensa Libre- invitó a los guatemaltecos a recibir a Edín Roberto Nova en el Estadio Mateo Flores cuando el 1 de noviembre la Vuelta llegara a su fín, con Nova vestido de Líder.

Quien no recuerda haber visto por televisión los ataques que los cuatro colombianos hacían a Nova en la escalada a Xela?  aquello que Macord decía que le hacían “la licuadora” cuando los cuatro sudamericanos querían quitarse al chapín de la rueda para arrebatarle el liderato de la Vuelta y nunca lo lograron.

LA CLASIFICACIÓN FINAL, PARA RECORDAR SIEMPRE

LOS PRIMEROS DIEZ DE LA VUELTA, una lista que incluye a cuatro guatemaltecos y cuatro colombianos.

LOS PRIMEROS DIEZ DE LA VUELTA, una lista que incluye a cuatro guatemaltecos y cuatro colombianos.

La gráfica de arriba lo dice todo.  Memorable ver cómo Guatemala ganó con Nova y cómo cuatro ciclistas guatemaltecos quedaron dentro de los diez primeros, así como los cuatro colombianos más un brasileño y Patarroyo (colombiano corriendo para Café Quetzal).

Vea el tiempo final de Edín Roberto Nova:  4:28 minutos sobre Antonio Londoño y luego el resto del equipo colombiano… está muy difícil que se repita algo así en la historia del ciclismo guatemalteco.

GANADORES POR ETAPAS EN LA VUELTA DE 1984

1a. etapa:  Carlos Alvarado, CR / Puerto Barrios

José Rolando Ovando

José Rolando Ovando

2a. etapa: José Rolando Ovando, GUA / Zacapa

3a. etapa: Edín Roberto Nova, GUA / Chiquimula

4a. etapa:Alberto Clerencia, ESP / Estadio Mateo Flores

5a. etapa: Carlos Alvarado, CR / Circuito Periférico

6a. etapa: Herminio Díaz Zabala, ESP / Mazatenango

7a. etapa: Edín Roberto Nova, GUA / CRI en Mazatenango

8a. etapa: José Carlos de Lima, BRA / Circuito Retalhuleu

9a. etapa: Antonio Londoño, COL / Retalhuleu

Victor Manuel Castañeda

Victor Manuel Castañeda

10a. etapa: José Rolando Ovando, GUA / Quetzaltenango

11a. etapa: Belisario Velásquez, GUA / Huehuetenango

12a. etapa: Héctor Patarroyo, COL / Sololá (etapa para Guatemala)

13a. etapa: Victor Manuel Castañeda, GUA / Estadio Mateo Flores

Resumen de etapas:  Cinco etapas ganadas por guatemaltecos (dos de Nova), y una para Guatemala (Patarroyo); España ganó dos; Brasil una y Colombia solo una etapa.

LA ENTREVISTA que Prensa Libre hiciera al colombiano Carlos Mario Jaramillo tras la victoria de Nova.

LA ENTREVISTA que Prensa Libre hiciera al colombiano Carlos Mario Jaramillo tras la victoria de Nova.

CON LA PRENSA.  Una entrevista que Prensa Libre hiciera a Carlos Mario Jaramillo, al terminar la última etapa, dejó claro que los colombianos no pudieron ante el poder del campeón Edín Roberto Nova.

Jaramillo, quien antes de llegar a correr esta Vuelta en 1984 había competido ya en 23 países de América y Europa, expresó en la entrevista que “Aún no me lo explico, pero creo que el campeón estaba muy bien preparado.

Anduvo supremamente bien, es un excelente corredor que también le debe parte de su victoria a Héctor Patarroyo.  Juntos atacaron mucho y nunca cedieron terreno.   Fuimos el mejor equipo… aunque no ganamos la carrera”.

ESTADÍSTICAS HISTÓRICAS

Colombia venía con poder y con la mentalidad de ganar nuevamente la Vuelta a Guatemala.  Ocho veces nuestra Vuelta se había ido a Colombia (Hernán Medina en 1958, Jorge Luque en 1960, Rubén Darío Gómez en 1964, Luis Leonardo Tobar en 1973, José Patrocinio Jiménez en 1976 y 1977, Samuel Cabrera en 1980 y Rafael Tolosa en 1982.

En 1988 Edín Roberto Nova se hizo de historia como el segundo guatemalteco en ganar dos veces la Vuelta a Guatemala, igualando la marca de Aureliano Cuque López en 1959 y 1961.  El colombiano José Patrocinio Jiménez también ganó dos vueltas chapinas (1976 y 1977).

Edín Roberto Nova fué 5 veces Campeón Nacional de Ruta y falleció el 14 de agosto de de 1994

Por datos como estos, es que Nova y la Vuelta a Guatemala de 1984 cerraron el último capítulo de la Epoca de Oro del ciclismo guatemalteco.

UNA VUELTA A GUATEMALA RECORDADA EN SELLOS POSTALES 3 octubre, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
add a comment

UNA COLECCIÓN DE SELLOS POSTALES RECORDANDO LA DÉCIMO PRIMERA VUELTA A GUATEMALA CORRIDA EN 1967

TRES SELLOS POSTALES formaban la colección alegórica a la edición 10 de la Vuelta a Guatemala que se corrió en 1967.  Fotografía: Robin Martínez

TRES SELLOS POSTALES formaban la colección alegórica a la 11a. edición de la Vuelta a Guatemala que se corrió en 1967. Fotografía: Robin Martínez

Cicloperiodismo.   En la sala Miguel Angel Asturias, del edificio de Correos y Telégrafos de Guatemala, se exhibe un libro que muestra las antiguas colecciones de sellos postales de Guatemala.

Entre estas colecciones se incluye una que guarda para la historia un evento que cuando se realizaba, en sus dorados tiempos, se ganaba las voluntades de todo el pueblo:  La Vuelta Ciclista a Guatemala.

En esta colección se hace memoria de la décimo primera Vuelta a Guatemala, corrida en el año 1967, aunque los sellos postales se imprimieron en 1968 y tenían la particularidad de llevar una sobre impresión en el extremo izquierdo que decía “Belice es de Guatemala”.

Estampilla de 4 centavos

Estampilla de 4 centavos

Esta colección de sellos, o estampillas, postales, tuvo tres denominaciones: 4, 5 y 6 centavos de quetzal.

Denominación de Q.0.04 centavos:  Se imprimieron 40 mil unidades, con colores lila, ultramarino y verde;

Sello de 5 centavos

Denominación de Q.0.05 centavos:  50 mil sellos de esta denominación circularon, con colores naranja y ultramarino;

Denominación de Q.0.06 centavos:  No se especifica la cantidad de sellos impresos, pero tenían los colores naranja, ultramarino y gris.

PORQUÉ LA VUELTA A GUATEMALA 1967?

Conocer qué sucedió en esa décimo primera Vuelta a Guatemala, es comprender porqué pasó a la historia.

Muchas cosas sucedieron antes y durante esa Vuelta que se disputó del 24 de septiembre al 8 de octubre de 1967; fueron 15 etapas y 1,575 kilómetros de recorrido y con un nivel tan alto de todos los competidores, que cuarenta y ocho iniciaron la competencia y la terminaron cuarenta y tres.

Fué en esta Vuelta a Guatemala que se retiraron los dorsales 13 y 50 utilizados por los grandes ciclistas Jorge Surqué Canel y Carlos Raúl Célis Hetch, quienes fallecieron precisamente en esta década dorada del ciclismo.

Adicionalmente a ello, Aureliano Cuque López, quien fué el primer ciclista en ganar dos veces la Vuelta a Guatemala (1959 y 1961), fué atropellado por un vehículo mientras manejaba su bicicleta.  En este percance, el vehículo le pasó una llanta encima de una pierna y lamentablemente fué necesario amputársela y Guatemala perdió así a un gran valor del ciclismo.

Por esta razón y como reconocimiento a su gran carrera deportiva y el cariño de toda la afición,  el Comité Organizador de la décimo primera Vuelta a Guatemala decidió bautizar esta vuelta con el nombre de Aureliano Cuque López, quien durante el recorrido de la Vuelta acompañó a la caravana en un carro convertible y así ser parte de la gran fiesta del pedal.

EL GANADOR DE LA 11a. VUELTA A GUATEMALA

BENIGNO RUSTRIÁN ganó la Vuelta a Guatemala en 1967.  Aquí lo vemos con el suéter "Cuque López" como ganador de la décimo primera edición.  Foto: Prensa Libre.

BENIGNO RUSTRIÁN ganó la Vuelta a Guatemala en 1967. Aquí lo vemos con el suéter “Cuque López” como ganador de la décimo primera edición. Foto: Prensa Libre.

Los apellidos Rustrián Cáceres volvían a sonar por toda Guatemala por segundo año consecutivo y éste es uno de los detalles que hicieron especial esta Vuelta a Guatemala, por ser la primera vez que dos hermanos se coronaban como campeones de nuestro máximo evento.

Luego que la décima Vuelta (en 1966) la ganara Saturnino Rustrián Cáceres, esta de 1967 fué ganada por su hermano  Benigno Rustrián, quien corriera con el equipo Motos Honda.

Era la segunda Vuelta para Benigno Rustrián, y la segunda vez que corría una vuelta con su hermano Saturnino, quien ya correría su tercera Vuelta.

En 1966 corrieron juntos en el equipo Crown Honda, pero en 1967 Saturnino corrió en el equipo Banco de Comercio azul.

Por esta y muchas otras razones más, la edición 11 de vueltas a Guatemala fué honrada con una emisión de sellos postales.

SATURNINO RUSTRIÁN ganó la primera etapa de la Vuelta en 1967 y fué líder durante dos fechas.  Foto: Prensa Libre.

SATURNINO RUSTRIÁN ganó la primera etapa de la Vuelta en 1967 y fué líder durante dos fechas. Foto: Prensa Libre.

LA VUELTA DE PLATA CON VICTOR MANUEL CASTAÑEDA 19 abril, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in HISTORIAS CHAPINAS.
1 comment so far
Punteando este pelotón, va Victor Manuel Castañeda entrando al estadio Mateo Flores el domingo 5 de diciembre de 1983, cuando se coronó Campeón de la edición 25 de la Vuelta a Guatemala.  (Fotos: Prensa Libre)

Punteando este pelotón, va Victor Manuel Castañeda entrando al estadio Mateo Flores el domingo 5 de diciembre de 1983, cuando se coronó Campeón de la edición 25 de la Vuelta a Guatemala. (Fotos: Prensa Libre)

HACE TREINTA AÑOS, CUANDO LA VUELTA A GUATEMALA CUMPLÍA  25, ESTE  CHAPÍN DE 19 SE VISTIÓ DE GLORIA… EN LA VUELTA DE LA DISCORDIA

Victor Manuel Castañeda sigue activo en el ciclismo y es un gran protagonista de alta calidad... no solo de estatura.

2013.  Victor Manuel Castañeda sigue activo en el ciclismo y es un gran protagonista de alta calidad… no solo de estatura.

Castañeda alcanzó el liderato en la segunda etapa; lo perdió en la penúltima y fué sobre la línea de meta que recuperó lo que le había sido quitado.

1983.  Castañeda alcanzó el liderato en la segunda etapa; lo perdió en la penúltima y fué sobre la línea de meta que recuperó lo que le había sido quitado.

En esta Vuelta a Guatemala se celebraban las Bodas de Plata del máximo evento pedalístico de nuestro país y, aunque se corrió del 25 de noviembre al 4 de diciembre de 1983, hago referencia de los treinta años como “hace 30 Vueltas”.

Era un patojo (me dijo que tenía 19 cuando ganó la Vuelta), alto y con un estilo envidiable sobre la bicicleta.  Victor Manuel Castañeda fue el primer nombre que mi memoria procesó como dato histórico del ciclismo, pues fue en ese año cuando mi hermano Hugo René me llevó ese domingo 4 de diciembre a ver la entrada de los ciclistas por la calzada Roosevelt.

Por la radio solo se mencionaba con todo orgullo a “el Negro” Castañeda, y no era para menos… era la mejor pieza nacional en la general, peleándo muy de cerca con Héctor Patarroyo, colombiano  que corría entonces para el equipo guatemalteco Café Quetzal Verde.

Por su parte, Victor Manuel Castañeda hizo equipo con Gregorio Rodríguez, Bartolomé Apolo Aleja y Celestino Santos en el Café Quetzal Azul.

PELEADÍSIMA LA VUELTA DE LA DISCORDIA

A la llegada a Retalhuleu, una caída casi deja a Castañeda fuera de la competencia.

A la llegada a Retalhuleu, una caída casi deja a Castañeda fuera de la competencia.  Aquí lo vemos en la esquina superior izquierda de la foto, cundo ya se está levantando del suelo.

De esta Vuelta, hace treinta años, la historia la registra como la del final de suspenso, porque al cierre de la décima, y última etapa, Castañeda lograba vencer a Patarroyo por una diferencia de 1 minuto 49 segundos, una de las más reducidas en la historia de las Vueltas a Guatemala.

Castañeda enfrentó momentos difíciles desde el prólogo que se realizó el 25 de noviembre de 1983 en la pista del estadio Mateo Flores, donde los ciclistas realizaron una persecución individual de 1,200 metros (3 vueltas a la pista del estadio), donde era uno de los favoritos por tratarse de un especialista de la velocidad en contra reloj; en esta ocasión, Castañeda tuvo problemas cuando el clip del pedal derecho se soltó, causándole problemas en el desempeño de la velocidad.

Cuando la segunda etapa se corrió el día 26, las cosas fueron distintas cuando Castañeda ganó esta jornada y se vistió con el suéter de líder.  No fué fácil defenderlo, pues los ciclistas nacionales estaban muy bien preparados y los extranjeros traían hambre de triunfo.

UNA METIDA DE PATA… Y LAS LÁGRIMAS DE CASTAÑEDA

LA IDEA ERA SUBIR A PATARROYO EN LA GENERAL... NO PONERLO DE LÍDER.  Castañeda lloró al terminar la octava etapa y darse cuenta que había perdido el liderato ante Patarroyo... y no por falta de fuerzas, sino por un error de su técnico.

LA IDEA ERA SUBIR A PATARROYO EN LA GENERAL… NO PONERLO DE LÍDER. Castañeda lloró al terminar la octava etapa y darse cuenta que había perdido el liderato ante Patarroyo… y no por falta de fuerzas, sino por un error de su técnico.

Lo difícil fué tanto, que durante la llegada de la quinta etapa a Retalhuleu, una caída en grupo se llevó al píso al líder de la carrera… el guatemalteco Victor Castañeda.  De aquí salió con lesión en la clavícula, pero siguió compitiendo.

Castañeda lloró de tristeza cuando se enteró que había perdido el liderato.

Castañeda lloró de tristeza cuando se enteró que había perdido el liderato.

Tres días después, durante la octava etapa, todo se derrumbó en las aspiraciones de Castañeda, cuando por un error de estrategia del técnico del equipo Café Quetzal, buscando ubicar a Héctor Patarroyo en una mejor posición en la general, mandó a Patarroyo a una fuga de la que no se tuvo mayor control.  Esto hizo que el colombiano sacara una ventaja promedio de los 7 minutos y luego de salir de Sololá, llegara a la ciudad de Guatemala con una diferencia de casi 7 minutos sobre Castañeda, quitándole el suéter de lider de la Vuelta.

Al llegar a la meta y darse cuenta de lo sucedido, Victor Castañeda no soportó la noticia y lloró desconsolado viendo tanto esfuerzo tirado a la basura.

En la siguiente etapa, la novena, y peleándo como los valientes, Castañeda logró entrar a la meta en segundo lugar, reduciendo su ventaja sobre Patarroyo.

LA DISCORDIA… LA SACADA DE PATA

Parecía no quedar de otra:  O lo hacían así, o Castañeda no tenía lo suyo.

Parecía no quedar de otra: O lo hacían así, o Castañeda no tenía lo suyo.

La décima y última etapa se corrió de Teculután a la ciudad de Guatemala.  Fué algo cardíaco, pues Patarroyo pelearía con todo para defender su liderato y, po su lado, Castañeda ya había declarado que daría todo para recuperar lo que un error estratégico le había robado y buscaría nuevamente la victoria.

CON LAS FUERZAS DE AMILCAR QUICIBAL, su compañero de equipo, Castañeda logró recuperar el paso para alcanzar a los punteros durante la última etapa de la Vuelta.

CON LAS FUERZAS DE AMILCAR QUICIBAL, su compañero de equipo, Castañeda logró recuperar el paso para alcanzar a los punteros durante la última etapa de la Vuelta.

Castañeda casi desfallece durante la ruta, pues el esfuerzo era demasiado y, bajo el fuertísimo sol y calor del oriente del país, contó con todo el apoyo de sus compañeros de equipo, como el caso de Amilcar Quicibal que fué su gran doméstico durante esta Vuelta y le ayudó en parte del ascenso cuando Castañeda se rezagó unos metros de los punteros de la competencia.

A la entrada de los primeros ciclistas a la ciudad de Guatemala, llegó lo que hizo distinta esta Vuelta:  Los directivos del equipo, tratando de sacar la pata luego de meterla cuando dejaron ir a Patarroyo, se vieron involucrados en una situación “extraña” cuando el entonces líder,  Héctor Patarroyo, supuestamente pinchó a su paso por el Anillo Periférico y detuvo la marcha, permitiendo que Castañeda avanzara, quedándose unos minutos hasta que la nueva orden de continuar la marcha llegó.

Una publicación de Prensa Libre así lo hizo ver y es algo que puso en evidencia el gran descuido técnico del equipo Café Quetzal, cosa que lograron resolver, a como diera lugar, antes de terminar la última etapa, para devolverle a Castañeda lo que le pertenecía luego de defender el liderato durante cinco etapas.

Así fué como Castañeda ingresó al estadio Mateo Flores bajo la gran ovación de una afición ciclistica emocionada por lo disputada que estuvo esta edición de la Vuelta, que además vió a Tito Del Cid como ganador de tres etapas; el brasileño Marcos Mazzarón hizo historia al coronarse campeón de Montaña, Metas Volantes y Regularidad.

La última etapa fué ganada por el guatemalteco Gregorio Rodríguez.

Victor Manuel Castañeda es cargado en hombros por la afición, luego de anunciarse que era el ganador de la Vuelta a Guatemala 1983.

Victor Manuel Castañeda es cargado en hombros por la afición, luego de anunciarse que era el ganador de la Vuelta a Guatemala 1983.

La edición 25 de la Vuelta se corrió con diez etapas, cubriendo 1,117 kilómetros; 13 equipos nacionales y 4 extranjeros (Brasil, Estados Unidos, Costa Rica y El Salvador).

Voy a presumir un poco, y compartirles que soy amigo del Campeón Victor Manuel Castañeda, ahora que yo también soy un "master" , pero me falta mucho para ser un gran ciclista como Castañeda.

Voy a presumir un poco, y compartirles que soy amigo del Campeón Victor Manuel Castañeda, ahora que yo también soy un “master” , pero me falta mucho para ser un gran ciclista como Castañeda.

Hoy, Victor Manuel Castañeda sigue activo en el ciclismo Master; es un ícono de nuestro deporte y luce como si apenas tuviera 25 años.  Ahora, superando los 49 años de edad, Castañeda es un gran escalador, pero deja a muchos cuando disputa una contra reloj.

La Vuelta a Guatemala tuvo grandes protagonistas y de ellos, hay varios que todavía comparten el pelotón junto a Victor Manuel Castañeda y éste servidor de ustedes.  Ciclistas como René Ortíz y Ubaldo Alvarez.

Me llama mucho la atención que luego de ganar la Vuelta a Guatemala en 1966, Saturnino Rustrián participó en esta edición de Plata (17 años después) integrado al equipo Banco de los Trabajadores.  Saturnino, hoy por hoy, sigue como ciclista activo, aunque hace poco más de un año habría anunciado su retiro luego de una lamentable caída en carretera al Atlántico durante una competencia de Asomaster.

SIETE VUELTAS A GUATEMALA

La victoria de Victor Manuel Castañeda en 1983, era su tercera participación en Vuelta a Guatemala.  Este campeón  participó en la Vuelta de 1981 con el equipo Subaru; en 1982 y 1983 con Café Quetzal; la Vuelta de 1984 la corrió para el Atala-Vecesa, en 1985 volvió a las filas de Café Quetzal,y en 1989 compitió en el equipo Liztex para luego, en 1990,  formar parte de las filas del Racán Club en la que fuera su última participación en vuelta grande.

DIME CON QUÍEN ANDAS…

Como compañero de equipo con Edin Roberto Nova, José Rolando Ovando, Leonardo Obispo, Celestino Santos, César Augusto Del Cid, Héctor Patarroyo y Amilcar Quicibal (hoy entrenador del equipo Hino), le dieron una gran experiencia a Victor Manuel Castañeda y eso es evidente al verlo pedalear.  Su experiencia y poder en las piernas le llevaron a probar suerte por una corta temporada en España, pero definitivamente fué un profeta en su propia tierra.

Hay algo que sigue vivo en Castañeda, además de su amor y pasión por el ciclismo.  Su estilo inconfundible sobre la bicicleta, su carisma, sencillez y altísima capacidad de sobresalir siempre entre los primeros, hacen de “el Negro” un hombre a imitar y a tratar vencer.

LA HISTORIA OCULTA DE JOSÉ ROLANDO OVANDO 22 enero, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
3 comments

DE JOSÉ ROLANDO OVANDO SE SABE POCO -YO COLABORÉ UNA PEQUEÑA PARTE- PERO HAY COSAS DE ESTE GUATEMALTECO QUE NADIE SABIA… HASTA HOY

José Rolando Ovando está de visita en Guatemala y platicamos largo y tendido de sus grandes aventuras como ciclista profesional en España.  Fotos: Robin

José Rolando Ovando está de visita en Guatemala y platicamos largo y tendido de sus grandes aventuras como ciclista profesional en España. Fotos: Robin

Cicloperiodismo.   José Rolando Ovando nunca ganó una Vuelta a Guatemala, pero le puso sal y pimienta a la última que corrió en 1984, la más emocionante Vuelta de la historia, a criterio de muchos.

Ovando visitó Guatemala y tuve la oportunidad de conversar con él y hablamos de cosas super interesantes, anécdotas y experiencias que como ciclista profesional logró para destacar en España.

"El Gigante" Ovando venció en la meta a tres grandes como Indurain, Chiapucci y Bugno.

“El Gigante” Ovando venció en la meta a tres grandes como Indurain, Chiapucci y Bugno.

Hace unos meses compartí una nota recordando parte de su historia, pero hoy me doy cuenta que lo que encontré esa vez no es nada con lo que este gran ciclista guatemalteco vivió.

Con acento español, luego de vivir tantos años en España, Rolando aún no pierde la naturalidad chapina al hablar; es un hombre por demás extrovertido, natural y sin presunciones de grandeza.  Tanto así, que no dudó en contar de dónde salió y hasta dónde llegó sobre la bicicleta.

Nos reunimos frente al Palacio Nacional, para platicar largo y tendido; obviamente no nos conocíamos, pero yo sí lo habría visto en muchas fotos y sabía que lo ubicaría inmediatamente.  De mí, él solamente sabía que llegaría al lugar en mi bicicleta blanca.

Cuando apareció, acompañado de su hermana Lilian, ya venía con una gran sonrisa de lado a lado, saludándome como si tuviéramos años de ser grandes cuates e inmediatamente empezó la aventura en la historia.

Rolando Ovando fué Campeón Nacional de España en Mountain Bike.

Rolando Ovando fué Campeón Nacional de España en Mountain Bike.

Para José Rolando, en Guatemala hay gente buena para el ciclismo y como él mismo expresa “no entiendo porqué no salen (al extranjero)… debe haber gente con cualidades; habría que ver bien el pelotón y ver quiénes son escaladores y otros los buenos para planear, para sacarles el jugo; ve quiénes tienen un nivel alto y sacarles el jugo”.

Se siente afortunado y dice haber aprovechado su oportunidad, porque “para mí fué muy grande ir a San Sebastián (país Vasco en la frontera con Francia), donde gané carreras como aficionado y después pude pasar como profesional.

La vida como ciclista profesional es muy bonita, pero muy dura porque hay que entrenar mucho, pero todo quiere sacrificio… realmente estoy contento con lo que pude lograr allá” dice Rolando.

Me compartió que, como ciclista profesional, su última fase la vivió con un equipo de Madrid (Bigarma) y luego en el Reynolds, donde fué compañero de equipo de figuras como Miguel Indurain y Pedro Delgado; más adelante formó parte del equipo Once con Marino Lejarreta, uno de los mejores equipos de España, y finalmente en el Tulip.

TODO PRINCIPIO ES MUY DIFÍCIL, PERO VALE LA PENA ESFORZARSE

“Vale la pena trabajar duro y esforzarse” dice Rolando.  Cuando él llegó, logró ganar seis carreras durante el primer año como aficionado; “por eso creo que sí se puede hacer… sé que en Guatemala hay gente que sí se puede trabajar con ella  y que saquen el nombre de Guatemala arriba” son las palabras del bautizado como “El Gigante” por el recordado Marco Antonio Rodríguez (Macord).

UN GUATEMALTECO QUE VENCIÓ EN LA META A MIGUEL INDURAIN, CLAUDIO CHIAPUCCI Y GIANI BUGNO… JUNTOS!

Cuenta Rolando que en una ocasión compitió en un criterium en San Sebastián, donde formaba un grupetto junto a Indurain, Chiapucci y Bugno.  Cuando llegó la hora de rematar la competencia, el guatemalteco salió adelante y dejó a estos tres grandes del ciclismo mundial atrás de él, ganándoles la meta con todas la de la ley.

“De esta carrera, allí tengo el trofeo en mi casa, como un recuerdo por demás especial.  Es cierto que era un circuito… pero igual, había que ganarles…!” dice contento.

Personalmente lo veo así, y como amante del ciclismo veo la posición de Rolando Ovando en esa carrera… cómo un guatemalteco logró ganarle una vez a un  campeón y dos grandes protagonistas del Tour de Francia…!!

Le dije a Rolando que así como yo en lo personal tuve la oportunidad de compartir en el pelotón junto a Edin Roberto Nova y más recientemente con figuras como Saturnino Rustrián, Victor Manuel Castañeda, René Ortíz y Valentín Toledo, cuando muchos ciclistas de hoy ni habían nacido cuando Nova hacía historia en el ciclismo guatemalteco… vos no solo compartiste en el mismo pelotón con Bugno, Chiapucci e Indurain… sino que además les ganaste en una competencia… esas oportunidades no las tiene cualquiera.

NO CUALQUIERA le presta su bicicleta a José Rolando Ovando, así que me dí gusto de prestarle la mía para esta foto... je je je je

NO CUALQUIERA le presta su bicicleta a José Rolando Ovando, así que me dí gusto de prestarle la mía para esta foto… je je je je

ESCALADOR DE “MEDIA MONTAÑA”

Siendo profesional en España, Ovando recuerda bien que lo guardaban más para carreras de media montaña.  “Si pasaba el puerto con el grupo, esprinteaba bien.  Fuí, como profesional, escalador de media montaña” dijo Ovando.

Este concepto de media montaña no lo comprendí muy bien, así que le pregunté qué era para él una media montaña y me dijo que algo parecido a la subida hacia San Lucas y agregó que como aficionado soportaba bien los tramos largos de montaña, pero entre los profesionales cambiaba el ritmo, cambiaba la gente, era mucho más duro… pero sabían que si salía entero de una media montaña -ya como profesional- la posibilidad de ganar en la meta eran muy altas.

NO LE PERMITIERON CORRER LA VUELTA A ESPAÑA

Cuenta José Rolando que ya con su dorsal puesto y todo, ya en la línea de salida de la Vuelta a España (cuando formaba las filas del equipo Tulip),  un uez italiano notó que Ovando competía con licencia guatemalteca y le negó el permiso para arrancar con el pelotón.

“Tuve que irme de regreso con mi dorsal, mi maleta y todo de regreso a San Sebastián,  sin saber porqué este señor italiano no me dejó correr, desde luego que ya había competido en el Tour de El Porvenir sin ningún problema, pero bueno… así me toco” dijo Rolando.

SU RETIRO DEL CICLISMO PROFESIONAL

Cuando llegó a España, José Rolando Ovando fué llevado a un centro de alto rendimiento, donde unos exámenes médicos dieron a conocer que padecía problemas de glucosa y esto le provocaba problemas para recuperarse en las grandes vueltas.

Aún así realizó todo lo que ya sabemos, y estamos por saber, pero resulta que el problema de glucosa fué la causa principal de su retiro del ciclismo.  De hecho, y como el mismo José Rolando dice, cuando corrió la Vuelta a Guatemala de 1984 ya tenía problemas de glucosa, pero no lo sabía  y aún con eso, Ovando no solo ganó la Etapa Reina, sino que ese mismo día venció a los cuatro colombianos que tanto habían trabajado para ganarla.

Su retiro del ciclismo profesional de ruta, fué en 1993.

ENTRE SU RETIRO Y EL GRAN RETORNO

Retirarse del ciclismo de ruta no fué fácil de aceptar.  Durante los dos años de inactividad como ciclista profesional, Ovando fué invitado varias veces por equipos profesionales para acompañarlos en competencias importantes, pero no como ciclista, sino como masajista, pues tiene el título de Masajista Deportivo y podría desempeñarse de esa otra manera en vueltas importantes.

“Acepté algunas veces, pero otras muchas no.  Lo que sucede que que por mi problema de glucosa no era prudente competir en altos niveles como los de la ruta, y cuando iba a estas invitaciones, me daba tristeza no competir… porque sabía que tenía buen nivel para la virula.  Es decir que si podía… pero no debía”.

FUÉ CAMPEÓN NACIONAL DE ESPAÑA EN 1995

Rolando Ovando fué ciclista profesional de ruta hasta 1993.  Dos años más tarde, un amigo lo invitó a dar unos paseos, pero ya en bicicleta montañesa, especialidad que poco a poco le fué gustando hasta que participó en varias competencias de Mountain Bike y lo invitaron a probar suerte en el “open” de la especialidad.

Fué probando de competencias en competencias con bicicleta de montaña, hasta que una vez llegó formando parte de la selección de San Sebastián al Campeonato Nacional de España de Mountain Bike y en la última vuelta del circuito sacó ventaja al mejor de los favoritos… y ganó la carrera, coronándose así como Campeón Nacional de España en Mountain Bike.  Esto fué en 1995.

De esta parte de la historia, Ovando agregó que “nadie se imaginaba que iba a ganar… ni siquiera yo!!” dice Rolando, agregando que “en esa ocasión me sentía bien, con bastante fuerza y podía hacerlo, pero estaba trabajando para el jefe de filas, quien en un momento de la competencia me alcanzó y me tomó del sueter y me dijo resérvate porque te veo muy bien así que le arranqué a Marquez en la última vuelta y no me aguantó… le saqué como veinte o veinticinco minutos!!” recuerda muy emocionado Rolando.

LA NUEVA VIDA DE “EL GIGANTE” OVANDO

José Rolando Ovando, ahora con 49 años de edad, trabaja para una empresa eléctrica de alta tensión; está casado con Marian, de nacionalidad española y tienen tres hijas: Aicea Ixchel (21), Ainoa Suquinay (18) y Nerea Ixmucané (13).

“Mis hijas tienen un nombre de orígen vasco y otro de orígen guatemalteco, por eso las combinaciones extrañas” dice Rolando.  Manifestó que en una ocasión que visitaron Guatemala juntos, les explicó varias cosas de sus nombres, e incluso las llevó a conocer el Museo Ixchel.

Junto a sus labores como electricista, José Rolando apoya a algunos “patojos” en el ciclismo.  Reconoce que así como a él lo ayudaron una vez, él quiere ayudar a otros según puede por sus compromisos y capacidades económicas, porque vale la pena apoyar a los muchachos que muestran habilidades en el ciclismo.

“Ya ves, Indurain no era un campeón al principio… cuando yo corría con él, solamente destacaba en las Contra Reloj y mirá el tipo de gran campeón que fué más adelante… ganó el Tour de Francia!!

Para ver la nota anterior de Ovando en mi blog, pueden hacer click en esta foto.

Para ver la nota anterior de Ovando en mi blog, pueden hacer click en esta foto.

Por eso digo que hay que trabajar duro con los patojos y todo esfuerzo tiene su recompensa.  A mí me descubrieron unos patojos ciclistas de Las Anonas, en Pinula, cuando yo estudiaba en las tardes, entonces trabajaba en la mañana y me encontraban subiendo a Puerta Parada.

Como subía tanto o mejor que ellos, les llamé la atención y me apoyaron.  Entre la ayuda que recibí, recuerdo y agradezco siempre la que me dió don Richard Samayoa, porque me apoyó aún cuando mis papás no me dejaban practicar ciclismo.

José Rolando reconoce como su gran mentor al gran Samuel de Jesús Herrera, ganador de la Vuelta a Guatemala en 1972.  Herrera tomó a Ovando como su pupilo allá por 1980 cuando apenas era un novato en el ciclismo y lo orientó con sabios consejos en la carretera cuando iba en competencias.

“Samuelón (como José Rolando le dice cariñosamente a Herrera) iba en una moto a la par mía y me decía dónde atacar, o cuándo debía esperar el momento… era muy sabio en el ciclismo…” dice Ovando de Herrera.

Formó también parte del equipo Benotto en Guatemala, de don Arturo Solórzano, en donde tiene muy buenos y gratos recuerdos de sus aguateros Arnoldo y Calolo (dos grandes amigos suyos de la zona 5 de la ciudad de Guatemala).

Finalmente pasó a las filas del Residenciales Catalina con el señor Richard Samayoa, quien más adelante lo llevaría a España… y el resto de la historia ahora ya la conocen.

“Mi papá le dijo una vez a don Richard que era un deporte de vagos, y don Richard le respondió que lo que me daban en el trabajo, él me lo daba para correr y así logré llegar al ciclismo gracias a ellos” dice Ovando, por eso siente en su corazón hacer lo mismo por otros.

“POR MORENO”… NO QUERÍAN ALGUNOS

Rolando Ovando rompió los esquemas físicos de los ciclistas en Europa.  Dice Rolando que “como era moreno… ni me volteaban a ver” tanto así, que en una ocasión, para una carrera local en San Sebastián, uno de los corredores de la ciudad, casi se opuso a que participara, porque él quería ganar dicha competencia.

Al ver esto, apareció Miguel Indurain y le dijo al otro corredor “Rolando también vive aquí en San Sebastián y por eso también tiene derecho a ganar… si puede.  Así que dejalo correr”.

EL VERDADERO NOMBRE DE JOSÉ ROLANDO OVANDO

Esta imágen corresponde a una publicación de Prensa Libre en 1984, donde podemos ver cómo desde entonces los medios influyeron grandemente en que todos conociéramos a José Rolando con el apellido Ovando y no Obando, como sería lo correcto.
Ahora, le ha quedado como “nombre artístico”, pero ustedes no se hagan bolas y sigan llamándole cariñosamente OVANDO.

Otra anécdota para contarles, que ustedes ni se imaginan aún leyendo la línea que precede a esas letras…

Este tema cayó, como decimos en buen chapín, “de pura guasa” porque sin yo saber porqué… le pregunté a Rolando “mirá Rolando, tu apellido es con V o con B?”  El me dijo “con B“.

Esto me llamó la atención demasiado, y le dije “mano, pero si todo mundo desde hace años escribe tu apellido con “V” (Ovando, y no Obando) fijate bien en las publicaciones de prensa de aquel tiempo, en tu nombre de las fotos oficiales de los equipos españoles… en todas partes está con “V”, todo mundo te conoce como Ovando y no como Obando” le dije.

Extrañadísimo con el detalle, me respondió “fijate que es cierto!! pero bueno… no se pierde nada… dejémolo así…  jej eje je je je”

Realmente vivimos adaptados a las costumbres y prácticamente el destino ha definido a este gran ciclista como José Rolando Ovando desde hace casi treinta años, pues todos los periódicos escriben su apellido con V y todos los guatemaltecos lo conocemos así.

Pensé muchísimo hacer las correcciones en ésta y la nota anterior -que los invito a leer-, pero llegué a la conclusión que si cambio la letra V del apellido de José Rolando, casi lo estaría borrando del mapa de la web, porque cualquier persona que busque alguna información suya, la buscaría como Ovando, así que llegamos al acuerdo con Rolando que, de ahora en adelante, se llamará oficialmente JOSÉ ROLANDO OVANDO.

La letra B, dejémola solamente para su pasaporte, la cédula -o el DPI en su caso- y para sus asuntos en España…

LA HISTORIA ANTERIOR.  Para ver mi publicación anterior sobre la trayectoria de José Rolando Ovando, puede hacer click aquí.

PATARROYO… SEGUNDA PARTE 24 octubre, 2012

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
6 comments

Era el 20 de octubre de 1985 cuando Héctor Julio Patarroyo ganó la edición 27 de la Vuelta a Guatemala. En el año 2012, casualmente, vovió a pisar suelo guatemalteco… con la bicicleta entre su equipaje. Fotografías de la Vuelta: Prensa Libre.

EL 20 DE OCTUBRE DE 1985, SE CORONÓ CAMPEÓN DE LA VUELTA A GUATEMALA; ÉL AÚN NO LO SABE, PERO CURIOSAMENTE ESA MISMA FECHA, PERO EN 2012, VOLVIÓ A GUATEMALA EN BUSCA DE VICTORIA CON SANGRE NUEVA

Héctor Patarroyo, luciendo el suéter de Campeón, el 20 de octubre de 1985.

Héctor Patarroyo, cuando conversamos el 23 de octubre de 2012.

Cicloperiodismo.   El apellido Patarroyo tiene peso en la historia del ciclismo guatemalteco.  Héctor Patarroyo, que solamente corrió tres vueltas a Guatemala, prácticamente inició su carrera ciclista en nuestro país y de gran manera.

Participó en la Vuelta número 25, disputada en 1983 cuando disputó la victoria con Victor Manuel Catañeda, su compañero de equipo en Café Quetzal.  En ese año, Castañeda terminó la Vuelta a Guatemala con un tiempo de 29:30:05 horas y Héctor Patarroyo quedó como el “Rey sin corona”, en el segundo lugar, a 1:49 minutos.  Hace casi exactamente veintinueve años, ganó la Vuelta número 27.

LE LLEGÓ EL TIEMPO DE COSECHAR LO SEMBRADO POR DOS AÑOS: LA VICTORIA EN LA VUELTA CHAPINA

Patarroyo, subiendo “La Eterna” durante la última etapa de la Vuelta a Guatemala en 1985.

Un año más tarde, en 1984, Patarroyo volvió a formarse en las filas de Café Quetzal, como apoyo para el favorito de Guatemala, Edin Roberto Nova.  Se corría la edición 26 de la Vuelta a Guatemala y haciendo un magnífico trabajo para Nova, Patarroyo fue el estratega de la victoria de Guatemala contra el poderoso equipo colombiano que vino en esa ocasión.  Héctor Patarroyo finalizó en sexto lugar.

Dicen que tanto va el cántaro al agua, que termina por romperse… y el nombre de Héctor Patarroyo era icónico en Guatemala.

Muchos “patojos” jugábamos a ser Nova, Obispo… o Patarroyo, pero el caso de Héctor Patarroyo era especial porque de dominio público era que un colombiano corría para Guatemala con Café Quetzal, y con esa distinción llegó a la Vuelta corrida en 1985, donde Patarroyo alcanzaba la victoria de la general de la Vuelta a Guatemala, con tiempo de 32:45:49 horas.

Héctor Julio Patarroyo, junto a su hijo Héctor y su esposa Cristina.

No contento con ser el ganador de la Vuelta, este colombiano de alma chapina se llevó el título de Campeón de Regularidad con una basta acumulación de 88 puntos.

Luego de estos tres años de carrera ciclística en Guatemala, Patarroyo partió como ciclista profesional por el equipo Postobón, pero antes de ello, contrajo matrimonio con una guatemalteca: Cristina Chacón Barrera, matrimonio del que hoy su hijo Héctor (de 25 años) es también ciclista.

Orgullosamente como papá, es el encargado de la preparación física de su hijo, quien se inició en el ciclismo hace dos años y espera que alcance su mejor nivel dentro de dos años más.

CUANDO YO ERA PATOJO…

Como integrante del equipo Café Quetzal-Leche Klim, vemos a Celestino Santos, Edin Roberto Nova, Andrés Brenes (de Costa Rica) y Héctor Patarroyo.

Héctor Patarroyo vivió su máxima gloria del ciclismo guatemalteco, cuando yo me iniciaba en este deporte.  Entre 1983 y 1985, fue justo cuando personalmente pedaleaba mis primeros kilómetros, y fijaba mi atención en ciclistas como Nova, Castañeda, Obispo y Patarroyo… personajes que solamente veía en la televisión cuando Macord transmitía la Vuelta a Guatemala.

Quién me iba a decir que hoy, a mis 43 años de edad, todo un ciclista master –y como periodista- tendría la oportunidad de conocerlo personalmente y plasmar su experiencia en mi espacio ciclístico en la web.

Hoy, los Patarroyo visitan Guatemala, pero más allá de un encuentro familiar, el legendario Hector Patarroyo viene con una misión especial… y de este plan conversamos un poco.

Héctor Julio Patarroyo Chacón, lleva dos años en la práctica del ciclismo, bajo la dirección de su padre en Colombia. Ahora, busca la oportunidad de correr en Guatemala, como guatemalteco que es.

Al preguntarle cuál es su plan en Guatemala, don Héctor mantiene su mirada hacia todas partes, respondiendo de manera sencilla y muy clara.

Su léxico  y acento colombiano no ha cambiado nada a como lo miraba en la televisión… y escucharlo me hizo volver a aquellos años dorados del ciclismo nacional.  Con sus propias palabras, la respuesta de Héctor Patarroyo fue “El plan mío es arreglar los papeles al hijo mío para federarlo y que quede inscrito como guatemalteco para la temporada del año entrante.  Preparándolo en Colombia y que venga a representar a Guatemala”.

Ese proceso de su salida del ciclismo profesional y el inicio de su hijo como ciclista, cómo fué…?

“Es muy bueno porque tiene uno la oportunidad de enseñarle muchas cosas que aprendió uno, aunque es un poco duro debido al nombre que obtuve yo, entonces a veces le exigen mucho y eso le ha costado mucho a él”.

Usted lo forma como padre, pero también como ciclista… qué le gustaría lograr através de su hijo, que usted no pudo alcanzar en el ciclismo?

“Me interesa más formarlo como persona que como ciclista, pues metiéndolo al deporte es una forma de evitar que agarre vicios… es como una inversión que estoy haciendo; pienso que tiene condiciones y tanto así como exigirle que vaya a ganar, no es así la cosa, aunque la meta de él es ganar; yo lo hago como una formación personal”.

Por medio suyo tenemos sangre chapina compitiendo en Colombia desde luego que se casó con una guatemalteca.

Vemos a Héctor Patarroyo (hijo) con el suéter de puntos rojos durante una competencia en Colombia.

“Estoy muy contento y agradecido de haber encontrado una mujer como ella, porque ha sabido educar muy bien a mis hijos… fue una lotería haberme casado con una chapina” asegura el campeón de la Vuelta a Guatemala de 1985.

La preparación que busca para su hijo Héctor está más pensada para correr la Vuelta a Guatemala en octubre, pero como se cambió la fecha, abril es muy pronto, agregando que “Nosotros apenas vamos a empezar nueva preparación y toca empezar de cero; por eso es que para abril no llega bien y queremos que venga a hacer un buen papel”.

Lo que los Patarroyo buscan como preparación en tierras guatemaltecas, es participar en el Campeonato nacional y alguna invitación centroamericana.

Cómo ha visto usted el ciclismo guatemalteco actualmente desde Colombia?

“La verdad pienso que sí ha progresado un poco.

Estuve viendo a un equipo de Coca Cola que fue a prepararse allá a Colombia; soy consciente que trabajar en Colombia es muy fuerte y la altura afecta mucho, sin embargo ellos lo hacían muy bien allá”.

Cuando le pregunté si sabía de la desaparición del equipo Coca Cola, su reacción fue de sorpresa fue evidente y me respondió que “No, no sabía y es lamentable porque aquí en Guatemala hace falta mucho el apoyo al ciclista.

Aunque no sé cual haya sido la causa de quitar el patrocinio, pero realmente es lamentable que haya pasado eso”.

Su hijo Héctor lleva dos años de preparación, tiene 25 años y ha competido ya en la Vuelta a República Dominicana ocupando el puesto 12 y en Colombia ha participado en varias carreras.  “Allí vamos poco a poco” me dijo finalmente don Héctor Patarroyo.

Actualmente Héctor Patarroyo participa en el ciclismo Master de Colombia y nombres como Pablo Wilches los menciona como parte de sus anécdotas de las competencias master en Colombia, donde ha destacado muy bien en el círculo Especial.

EL “CICLOPERIODISMO” LLAMÓ LA ATENCIÓN 25 septiembre, 2012

Posted by ROBIN MARTINEZ in HISTORIAS CHAPINAS.
1 comment so far

CUANDO INICIÉ CON MI PROYECTO DE “CICLOPERIODISMO”, SOLO BUSCABA HACER ALGO POSITIVO Y DISTINTO.  EL DIARIO SIGLO 21 ME INCLUYÓ EN UN ARTÍCULO QUE MUESTRA QUE EL CICLISMO URBANO HA CRECIDO EN GUATEMALA

Esta es mi porción del artículo “La ciudad y sus bici-citudes”, publicado en la revista Magacín de Siglo 21 el domingo 23 de septiembre de 2012.

Realmente esperaba que alguien comentara de mi locura urbana que bauticé como “Cicloperiodismo”, donde pudiera hacer conciencia ambiental, de ahorro de combustible, de conocer más nuestra ciudad, de llevar un sistema de vida más sano y de crear conciencia de respeto al ciclista.  Más aún, de demostrar que la ciudad necesita un respiro y un poco más de espacio en las calles, cosa que solamente en bicicleta podemos lograr.

La doble página en el centro de la revista Magacín. Allí, abajo a la izquierda, me tomaron en cuenta; “Periodista sobre ruedas” dice el titular.

Ya no cabemos en las calles y nos vivimos quejando que el tráfico está cada día peor, pero no hacemos nada por resolver, o cambiar las cosas.  Yo empecé probando que más que ir al trabajo en bicicleta, se puede hacer el trabajo en ella… así nació el Cicloperiodismo.

Resulta que más allá de la visión que pudiera tener aquel 3 de noviembre de 2010, cuando salí a mi primera cobertura de prensa en bicicleta, cada vez más personas se han fijado en esta locura y he recibido el apoyo de unos, felicitaciones de otros y la censura de unos pocos.

Lo que me llena, es que un medio de comunicación -siendo yo parte del gremio- me tomara en cuenta para un artículo acerca del ciclismo urbano, justo cuando se celebrara el día internacional del uso de la bicicleta.  Me refiero a Siglo 21 con su revista dominical “Magacín”, publicada el pasado domingo 23 de septiembre de 2012.

EL CONTENIDO DEL ARTÍCULO

Este artículo trae a luz pública datos sobre otros ciclistas urbanos, como el caso de Gustavo León, César Ramiro García, Mauricio Coronado y Manuel Gómez.  Cada uno en su estilo, con su motivo, haciendo ciclismo urbano y hoy se nos dió un lugar en la sociedad por medio de esta publicación.

También se hace mención del Club del Abuelo, Masa Crítica, Ciclismo Boutique, Biciudad y Velociudad, como puntos clave para comparir y vivir el ciclismo urbano.

No puedo hacer otra cosa más que estar agradecido con Dios que es quien da las ideas y la oportunidad de realizarlas, así que a El sea la gloria.

Portada de la revista Magacín, el 23 de septiembre de 2012.

Esta publicación de Siglo 21 le viene a dar al Cicloperiodismo un matíz distinto, le da una nueva posición ante la vista de más personas y creo que muchos pueden hacer cosas similares, e incluso mejores por una mejor ciudad.

ALGO ASÍ COMO “CHAPINES EN BICICLETA”

Esta publicación de Siglo 21, viene a ser como una versión impresa de mi nota en CGNnoticias.com a la que titulé “CHAPINES EN BICICLETA” donde doy a conocer a quienes se ganan la vida en bicicleta, o la toman muy en serio.  Con Chapines en Bicicleta le doy el lugar que se merecen a los ciclistas urbanos que son un ejemplo de cómo luchar para salir adelante.  Este trabajo de cazar buenos ciclistas urbanos, empezó con el primer Chapín en Bicicleta el 18 de junio de 2011.

De verdad que grato saber que el ciclismo urbano va creciendo… que hay más como yo, pedaleando por la ciudad.  Total, no era tan locura como me decían al principio.

En resúmen, y con toda humildad, les comparto las imágenes de la publicación,   invitándolos a que cuando tengan un sueño, una visión… pónganla en práctica… trabajen duro por ello aunque los critíquen.

Hoy el Cicloperiodismo no pasa desapercibido… no me esperaba algo como esto que les comparto, pero pues la sociedad también nos da recompensas cuando queremos aportarle.

Pedalear me ha dado muchas satisfacciones personales.  Por ejemplo, ha sido el  medio para que mi pasión por la fotografía, el periodismo y el ciclismo, se desarrollen como uno solo.

La bicicleta forma parte de mi vida como trabajo y deporte, así que a seguir pedaleando se ha dicho!

Bendiciones para todos!!!

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala