jump to navigation

EL PRIMER PERIODISTA GUATEMALTECO EN EL TOUR DE FRANCIA 4 septiembre, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
1 comment so far
13718533_654160108073035_1370387780263726298_n (640x360)

Con micrófono en mano, Francisco Lechuga transmitió para Radio Mundial en Guatemala, lo que sucedía en cada etapa del Tour de Francia. Lechuga se convirtió en el primer guatemalteco en dar cobertura -en directo- de este máximo evento del ciclismo mundial. Fotografías: Francisco Lechuga / Facebook.

FRANCISCO LECHUGA SE CONVIRTIÓ EN EL PRIMER NARRADOR NACIONAL EN TRANSMITIR EN DIRECTO DESDE EL TOUR DE FRANCIA

Cicloperiodismo.   La edición 103 del Tour de Francia, la carrera de ciclismo por etapas más importante del mundo, tiene una nueva página escrita no solo porque el nombre de Chris Froome volvió a vestirse de amarillo como ganador, sino porque en el listado de periodistas que dieron cobertura en directo ahora incluye el nombre de un guatemalteco:  Francisco Lechuga.

13700060_650600888428957_6760379886671273452_n (640x536)

Era tan extraño ver al equipo de prensa guatemalteca en Francia, que los mismos colegas de otros países registraban la forma “chapina” de resolver en este tipo de transmisiones tal y como se hace en Guatemala. En la fotografía, Francisco Lechuga y Alfredo Castro en la narración de una de las etapas del Tour de Francia 2016.

Fué como realizar el sueño de cualquier fanático del ciclismo.  Aunque “Paquito” Lechuga practica frecuentemente el ciclismo como el deporte de sus amores, y aunque varios guatemaltecos han llegado a Francia para ver el paso del pelotón más prestigioso del mundo -junto a los de La Vuelta a España y el Giro de Italia- particularmente Francisco Lechuga llegó y se acreditó oficialmente como narrador comentarista de este evento de talla mundial.

13680116_649753755180337_5194779302957928977_o (640x439)

La foto imperdible de Alfredo Castro y Francisco Lechuga con el gran colombiano Nairo Quintana, antes de la primera etapa del Tour.

Una historia del periodismo guatemalteco que se escribió oficialmente del 2 al 24 de julio cuando se vivieron las etapas del Tour, pero hablando de la historia que escuchamos por medio de la frecuencia 98.5 FM de Radio Mundial en Guatemala, porque lo que sucedió antes de la primera transmisión  que trajo desde Francia la voz de Paco Lechuga hasta los oyentes en nuestro país, es solo lo que se pudo conocer.  Hay anécdotas, hay experiencias y aventuras que Paco Lechuga vivió junto a sus compañeros de viaje:  Alfredo “El Comandante” Castro y Javier Benedetti.

SIN LUJOS, SIN PRIVILEGIOS… PERO CON UNA GRAN RESPONSABILIDAD SOBRE LA ESPALDA:  HACERLO POR PRIMERA VEZ, PERO HACERLO BIEN!!

13731597_654161904739522_5564237490697375484_n (640x360)Fué transmitir un evento “5 Estrellas” logrado con esfuerzos que solo un guatemalteco de corazón puede sobrellevar.  Francisco Lechuga y sus compañeros sacaron la tarea con una calificación de 100 puntos logrado en un evento en el que el nivel es totalmente distinto a lo que se hace en Guatemala, vistos como lo curioso entre los periodistas acreditados, hicieron sus milagros para dormir, llegar, transmitir y hasta comer.

Es decir que Paco, Alfredo y Javier se sortearon el físico, y sin privilegios, para que nosotros escucharamos de primera voz lo que sucedía en las carreteras francesas y hoy, con estas líneas quiero honrar a quienes lograron realizar la primera transmisión guatemalteca desde el Tour de Francia.

13584620_644709979018048_4994451446385424046_o (640x412)

Alfredo “El Comandante” Castro, Javier Benedetti y, a la derecha, Francisco Lechuga en una de las sesiones en la sala de prensa de una de las etapas de la edición 103 del Tour de Francia.

VÉALO TODO EN VIDEO

Tuve el honor de conversar con Francisco Lechuga para que me compartiera algunas de tantas anécdotas vividas en Francia; lo que comieron, cómo llegaron, cómo los recibieron… en fín, tantas cosas que le dejaron a el y sus compañeros de viaje una gran enseñanza de vida y como profesionales de la radio y que, seguramente, traerán cosas buenas para el ciclismo guatemalteco.

Les comparto esta amena conversación y que sea el mismo Francisco Lechuga quien nos comparta cómo fue que se logró este viaje que le dió el título único de el primer periodista guatemalteco que transmite el Tour de Francia en directo.

CICLOPERIODISMO SE QUEDA SIN “LA BLANQUI” 25 agosto, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO.
add a comment

MI PRECIOSA COMPAÑERA DE MILES DE KILÓMETROS, LA ÍCONO DE CICLOPERIODISMO, PAGÓ TRIBUTO A SU GRAN TRABAJO Y ES AHORA PIEZA DEL MUSEO DE PERIODISMO GUATEMALTECO

 

SAM_7658 (640x588)

SE FRACTURÓ el marco de la Blanqui, pieza que no es conveniente tratar de reparar por ser de aluminio.

Cicloperiodismo.  El 25 de agosto pasa a ser un día especial en la historia de Cicloperiodismo, por ser el último día que la Blanqui circuló por la ciudad de Guatemala, debido a la “fractura” que sufrió en la pata trasera derecha del marco, cosa que es más prudente no tratar de reparar por ser un marco fabricado de aluminio.

SAM_7660 (486x512)En realidad me causa cierta tristeza hacer el anuncio del retiro de circulación de mi querida Blanqui, después de pedalear con ella por miles de kilómetros en la ciudad de Guatemala y un poco más allá.

Muchas personas la conocen y, con modestia lo digo, la Blanqui pasa a ser orgullosamente parte de la historia del periodismo guatemalteco como la primera bicicleta utilizada exclusivamente para Periodismo Urbano, un proyecto único y que sólamente en Guatemala se realiza.  De hecho, hasta este día la Blanqui había sido la única en todo el mundo dedicada a una labor de periodismo.

EL PROCESO DE RESTAURACIÓN Y PERSONALIZACIÓN HASTA LLEGAR A SER “LA BLANQUI” QUE TODOS CONOCIERON

img_0526

LA BLANQUI tal y como llegó a mis manos en marzo de 2012.

La Blanqui, una bicicleta fabricada para la práctica de Ciclismo de Ruta, como deporte, llegó a mis manos como un regalo de parte de mi amigo Napoleón Guzmán en marzo del año 2012 y en una semana ya recorría la ciudad.

Como una bicicleta de ruta, la Blanqui llegó a Cicloperiodismo con aros rojos, el clásico timón de carrera y ya con el conocido color blanco. Poco a poco los cambios se fueron haciendo, siendo el primero de ellos una nueva pintura blanca; después se cambió el timón por uno estilo “contra reloj” y casi simultáneamente el cambio de aros, que ya se le colocaron personalizados tal y como los lució hasta su último día de servicio al periodismo de Guatemala.

NO HABRÁ OTRA BLANQUI

1077340_385501968264608_4936299872746579118_o

LA BLANQUI tal y como llegó a ser conocida, popular o famosa, como ustedes quieran calificarla, quedará así como se ve en esta foto cuando presenté su diseño personalizado y salió a recorrer las calles bien identificada.

Triste por la Blanqui, sí… pero Cicloperiodismo debe seguir.  El problema conmigo como persona, es que valoro mucho las cosas cuando representan cosas especiales, y en este caso la Blanqui fué y seguirá siendo única… la primera bicicleta de periodista.

Por eso hasta su nombre tiene y así será siempre:  La Blanqui.

Con todo ello Cicloperiodismo debe seguir.  Obviamente sin la Blanqui, pero les puedo adelantar, y seguro por convicción, que no habrá otra Blanqui en labores periodísticas por la ciudad de Guatemala.  De que debo tener una nueva compañera de pedaleadas la tendré, pero no será blanca, y tendrá otro nombre; eso es otra historia que les contaré cuando llegue su momento.

UNA PIEZA DE MUSEO

12278722_569421846539285_1021949490362344194_n

Cientos de personas vieron a la Blanqui así en varios lugares de la ciudad.

Viendo a futuro, sé que en algún momento alguien querrá conocerla como la primera bicicleta periodista, por lo tanto tomé la decisión de dejarla equipada tal y como fué vista la última vez que recorrió la ciudad de Guatemala, cuando el 25 de agosto de 2016 recorrió sus últimos 14.48 kilómetros urbanos. Se queda con el mismo timón, los mismos aros rotulados y con el rotulito de “PRENSA” debajo del sillín.

La idea es que las futuras generaciones la conozcan tal y como es… porque se quedará con la fractura del marco así sin reparar, porque es una herida que hará memoria de su gran trabajo en las calles de la ciudad de Guatemala… trabajo que realizó en aproximadamente cuatro años y siete meses.

LA BLANQUI HIZO MUCHO TRABAJO URBANO Y TAMBIÉN COMPITIÓ

10157405_583246788490124_659241876985228597_n

La Blanqui estuvo en coberturas urbanas, donde había situaciones que había que corregir en beneficio de los ciudadanos.

Casi como un currículum, la Blanqui tiene una trayectoria especial.  Fué mi bicicleta de entreno durante los primeros meses conmigo, participé con ella en la primera etapa del Tour por la Paz en 2013, una competencia de ruta, y en la cuarta edición del Tour por la Paz -2016- en la categoría Urbano, con el circuito realizado en la Ciudad Universitaria.

Cubrió cuatro ediciones de la Media Maratón de la Ciudad de Guatemala y se fué conmigo a hacer algunos recorridos en puntos a donde llegó la Vuelta a Guatemala 2015, fué la invitada especial en las primeras dos ediciones de la ExpoCicle y recorrió más de diez mil kilómetros urbanos en la ciudad de Guatemala.

Fué la protagonista del primer noticiero ciclista “Cicloperiodismo” que se transmitió por el canal de cable NTV del 1 de julio de 2014 al 29 de septiembre de 2015 y la gran protagonista de infinidad de publicaciones en Facebook.

RECUERDOS DE ALGUNOS MOMENTOS DE LA BLANQUI POR LA CIUDAD DE GUATEMALA

Fueron muchos los momentos… hacen falta fotos y espacio, pero lo más importante es el recuerdo que muchos guatemaltecos tendrán de la Blanqui por donde la hayan visto pasar.

 

SEAMOS CICLISTAS RESPONSABLES 22 agosto, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, OTRAS COSITAS.
add a comment
NO ES REGLAMENTO. Son consejos de lo que he visto y vivido en las calles para llegar seguros a casa después de pedalear por la ciudad durante casi seis años. Para ser respetados en las calles, vamos a dar nosotros primero.

NO ES REGLAMENTO. Son consejos de lo que he visto y vivido en las calles para llegar seguros a casa después de pedalear por la ciudad durante casi seis años.
Para ser respetados en las calles, vamos a dar nosotros primero.

CUANDO VIAJAMOS EN NUESTRAS BICICLETAS SOMOS VULNERABLES ANTE CUALQUIER OTRO VEHÍCULO.  AQUÍ UNOS CONSEJOS PARA LLEGAR BIEN DE REGRESO A CASA.

Cicloperiodismo.   No se trata de hacer un reglamento para el Ciclista Urbano ni mucho menos, pero de las cosas que he visto y vivido en la calle… de mis propias experiencias, de los aciertos y desaciertos propios y los que he visto en otros ciclistas, hoy quiero compartir puntos que considero importantes para que nuestra llegada de regreso a casa sea de bendición cada vez que termina nuestra jornada cada día.

Vamos a dividir estos temas en dos partes:  Ciclista como persona y Colectivos Ciclistas.

Amigos, llevamos las de perder por lo liviano de nuestras bicicletas, hasta una moto pesa mucho más que lo que nosotros junto con las cicles!!  Si una persona a pie puede derribarnos, más aún una moto, un carro o hasta un bus o camión, por eso debemos tomar algunas medidas de precaución, prevención y conveniencia al circular en las calles.

EL CICLISTA COMO PERSONA

1- EL CASCO.  Lo dicen en todas partes y lo repito yo acá.  El punto número uno de cualquier lista de seguridad del ciclista es el uso del casco protector.  Podrías caerte frente a tu casa el en momento de dar el prime pedalazo… protegé tu vida amigo!!    A tu casco agregale otros elementos no menos importantes como los lentes para proteger tus ojos en caso de alguna basura o un bicho en el camino que podrían lastimar tus ojos mientras pedaleas y también usa guanteletas o guantes para protegerte del frío o en caso de una caída.

2- USA SIEMPRE LUCES.  Cuando llega la caída del sol somos muchas veces invisibles para algunos conductores.  La razón? hay varias.  Desde vidrios polarizados hasta conductores distraídos… usar luces en tu bicicleta nos ayuda a llamar la atención de los conductores para que sepan que estamos en el camino y así evitar sorpresas.  A esto agregale usar ropa de colores bien llamativos, un chaleco con reflectivos, etc.

Los juegos básicos de luces (blancas para el frente y rojas para atrás) las hay de precios muy cómodos en distintas tiendas y con los amigos que las venden en cada punto de salida de Colectivos Ciclistas; hacerte de luces es una inversión para tu vida, pues te ayudan a ser visto en la noche.

3-  NO USES AUDÍFONOS.  Cuando vamos en bicicleta debemos tener todos los sentidos atentos a lo que sucede a nuestro alrededor.  Si somos conscientes que podemos cometer un error, alguien que venga cerca nuestro podría estar hablándonos para salvarnos de una situación peligrosa y nosotros no oirlo por llevar audífonos puestos escuchando música.   Esto sucede también si algún carro bocina detrás nuestro, o podría ser que no escuchemos el rechinar de unas llantas de un vehículo frenando emergentemente.  Hay situaciones de las que podríamos salvarnos si escuchamos señales a tiempo.  Un ciclista responsable no usa audífonos al pedalear.  Aunque hay algunos aparatos supuestamente diseñados para el ciclista, la realidad es que el uso de audífonos al pedalear es un distractivo que atenta contra tu propia seguridad.     Si definitivamente necesitas estar conectado por cuestiones de trabajo, como con el celular por una llamada por ejemplo, te recomiendo llevar puesto únicamente uno de los audífonos (de los pequeños) pero sin música solamente para escuchar cuando alguien te llame; así podrás buscar un lugar para detenerte y atender la llamada de forma segura.

4- PROCURA MANTENTERTE A LA DERECHA.  Aunque se dará muchas veces el caso que necesitamos rebasar a otros vehículos cuando todos vamos en movimiento, mantené tu posición al lado derecho del camino siempre que podás.  No te alejés de aquí si no es necesario y, si tenés que rebasar, antes de movilizarte a tu izquierda volteá a ver si hay un espacio seguro y hacé señas manuales.  La comunicación visual con otros conductores es siempre importante y ellos, los conductores de otros vehículos, hasta lo agradecen y te van a corresponder.  Nunca circulés haciendo “zig zag” en la calle.

5-SÉ SIEMPRE EDUCADO Y CORTÉS.   No hay mejor manera de defenderte que siendo siempre quien dé el primer paso.  Siendo educado en la calle, haciendo tus señales antes de cualquier movimiento, agradeciendo claramente cuando te cedan el paso, respetando el espacio a los peatones, no parés tu bicicleta atravesada en pasos de zebra por ejemplo… vamos a lograr que el ciclista no sea alguien indeseable en la sociedad.  Fijate que muchas personas que buscan una dirección cuando no conocen un sector… optan por preguntarle a un policía, a un vecino del lugar… o a un ciclista.

6- NO SEAS “EXHIBICIONISTA”.   Muchos ciclistas consideran que el Ciclismo Urbano es hacer malabares entre los carros mientras pasás entre carriles por las calles o bulevares; no se trata de que vean que tan cabrón sos con tu bicicleta.  Podrías llevarte una sorpresa si algún peaton se cruza la calle y se aparece entre dos carros, o si alguien abre la puerta de un carro justo cuando va a pasar, o bien podrías rayar un carro o quebrar un espejo retrovisor.  Creeme que este tipo de ciclistas, aunque son muy pocos, echan a perder la credibilidad que aún tenemos los Ciclistas responsables en la ciudad.

El Ciclismo Urbano es una solución de movilidad y no te hace competir no nadie.  Andá a una velocidad prudente entre los carros, en caso de embotellamientos, que aún llevás las de ganar en comparación con los motociclistas.

EL REGLAMENTO DE TRÁNSITO nos obliga a utilizar las Ciclovías.

7-  USÁ LA CICLOVÍA.   Las Ciclovías fueron creadas para facilitarnos un lugar seguro para transitar sin peligro de ser arrollados y, aunque son invadidas por peatones, seamos los primeros en ser tolerantes con ellos y ser prudentes para no provocar percances.  Sé prudente con tu velocidad en la Ciclovía, allí también podrías derrapar y caerte, o hasta lastimar a un peatón u otro ciclista.

Aún así, el Artículo 66 del Reglamento de Tránsito -el mismo que nos da prioridad de vía ante cualquier otro medio de transporte- expresamente dice en su párrafo “…Sin embargo de existir áreas, zonas, franjas, pasos, pasarelas u otras vías para ciclistas, estos están obligados a utilizarlas, limitando la responsabilidad de los conductores de vehículos automotores a que conduzca de acuerdo con las normas y reglas contenidas en este Reglamento.”  o sea, que debemos ser respetuosos de la Ley y circular en la Ciclovía donde sea que haya.

Solamente así evitaremos todo riesgo de ser atropellados.  Si circulás en la calle, habiendo Ciclovía, y algo te pasa… no tendrás amparo legal para defenderte y el conductor (aunque fuera un imprudente e irresponsable) tendrá la razón ante la ley.

8-  PEDALEÁ SOLO LO NECESARIO.   Muchos usamos la bicicleta como medio de transporte personal, esto  nos obliga a diario a circular en las horas pico entre una cantidad exagerada de vehículos y conductores estresados… suficiente como para que lleguemos bien a casa y quedarnos disfrutando con la familia, cenando y a descansar.  No salgás de tu casa en bicicleta a menos que sea una emergencia o algo muy necesario, principalmente si es muy tarde en la noche, si está lloviendo o si hay situaciones de riesgo por seguridad en la calle.

Un kit de parches, y un inflador, no deben faltarle a un ciclista responsable.

Un kit de parches, y un inflador, no deben faltarle a un ciclista responsable.

9-  LA SEGURIDAD TUYA EMPIEZA CON TU RESPONSABILIDAD.  A qué voy con esto?  a que un accidente es algo que no se pudo evitar; un incidente es algo que sucedió pero que sí pudo ser evitado.   Cómo así?  pues evitá circular con llantas lisas para no derrapar; inflalas a la presión correcta para no reventar tus tubos en un bache; cambia las gomas y cables de tus frenos frecuentemente; no excedás tu velocidad en la calle y más aún entre el tráfico; todo esto te permitirá evitar un percance.  Si hacés lo contrario a esto, al sucederte algo no será un accidente, porque mantener tu bicicleta en buen estado es TU RESPONSABILIDAD… los conductores de otros vehículos no saben qué tanto te preocupás por el buen estado de tu bicicleta.  No está de mas recordarte llevar siempre tu equipo de herramienta básica, parches, pegamento, raspador, espátulas, tubo de repuesto e inflador.

10-  CERO LICOR CUANDO PEDALEÉS.   Nada de todo lo anterior sirve si sos de aquellos parranderos o “muy hombres” que se echan los tragos y luego se suben a la bicicleta para seguir su camino.  Hemos perdido muchos amigos ciclistas a causa de los conductores ebrios… no seamos nosotros parte de este vergonzoso punto.  No digás “yo puedo” porque cuando menos lo sintás, ya metiste la bicicleta en un hoyo… por favor cero licor, cero cervezas… en bicicleta no hay conductor designado.

11-  UNA CÁMARA SIEMPRE AYUDA.  Grabar nuestros recorridos es una buena herramienta para registrar un accidente o una agresión por parte de conductores agresivos contra ciclistas.  Lo que tu cámara grabe te ayuda y genera un documento valioso para demostrar que te conducías correctamente por la calle y con material para publicar en redes sociales.

LOS COLECTIVOS CICLISTAS

La mayoría de Colectivos Ciclistas estan bien organizados -y algunos equipados- pero un descuido puede poner en riesgo la vida de uno solo de sus integrantes.

La mayoría de Colectivos Ciclistas estan bien organizados -y algunos equipados- pero un descuido puede poner en riesgo la vida de uno solo de sus integrantes.

Este será un tema que seguramente me quite algunos amigos, pero prefiero tener detractores vivos… pero de tantos Colectivos Ciclistas que hay en la ciudad de Guatemala, admiro a muchos que estan bien organizados.  Muchos de ellos se han proveído de radios transmisores, lámparas y chalecos, pero hay puntos que me han dado hasta miedo cuando en algunas ocasiones he compartido con ellos y acá se los comparto.

1- SUS “BANDERAS” NO SON AGENTES DE TRÁNSITO.   He visto con asombro como los llamados banderas de algunos colectivos se ponen a detener el tránsito en esquinas donde pasará el grupo de ciclistas, aún cuando los semáforos tienen luz roja para quienes van en bicicleta.

Seamos realistas que muchos conductores no aprueban la presencia de Colectivos en las calles, menos de noche; ellos no nos quieren y menos aún cuando un ciclista les atraviesa la bicicleta para detenerle la marcha.  Lo primero que puede suceder es que el conductor diga “el no es agente de tránsito para detenerme” y créanme… tendrá toda la razón.  La función correcta de los banderas es verificar que el paso sea seguro y, cuando el semáforo dé vía al vehículo, detener al resto del grupo.   El pertenecer a un Colectivo, y ser muchos o pocos, no nos hace dueños de la calle… allí empieza la tolerancia y respeto hacia el paso y espacio de los demás.  Seamos los primeros en dar el ejemplo y no arriesgar al bandera y a los ciclistas que van pasando en luz roja.

Es importante compartirles lo que un amigo me comentó de una noche que llegaba en su carro a una esquina… vió un carro detenido frente a el y decidió esquivarlo por la izquierda.  Para gran sorpresa de el, en el momento que lo esquivó se encontró al patojo con la bicicleta atravesada, parado a media calle “deteniendo” el tráfico y sin nada luminoso ni reflectivo… casi se lo pasa llevando.  Pensemos bien lo que hacemos, porque estas acciones también pueden comprometer a terceros.

2-  NO DEJAR CICLISTAS ABANDONADOS.   Esto permite situaciones que ponen en riesgo a quien no soporta el paso de los primeros del grupo y ya en soledad es vulnerable ante cualquier robo o percance con otro vehículo.  Incluso un problema de salud, sin compañía, sería un serio problema para el Colectivo.  Es prudente sugerir que el grupo no se extienda mucho y, en caso que la luz roja del semáforo divida el grupo, que no haya más de 50 metros que los separe de quienes respetan la semaforización y la reincorporación será más rápido y el propósito del Colectivo se cumple.  Si un grupo se estira demasiado, o se divide en el recorrido, da pauta a que un vehículo por alguna razón se meta en el carril y acá empieza el peligro.

3-  REGLAS CLARAS.   Sucede mucho en casa cuando papá o mamá nos ponen reglas, hay reglas en el trabajo, hay reglas en la calle (como el Reglamento de Tránsito) de igual manera un Colectivo Ciclista debería tener un reglamento al que todos los integrantes deberían sujetarse si quieren seguir formando parte de el.  Por ejemplo, un ciclista que no lleve casco no puede ser parte del colazo; igual sucedería si no lleva luces.  Otro caso sería controlar y limitar a los ciclistas “acróbatas” que gustan de hacer malabares y circular por las banquetas a velocidades que no les permitirían controlar la bicicleta en caso que una persona aparezca de una puerta… en fin, hay que ver esas situaciones para que un Colectivo no pierda gente o credibilidad por los peligros a los que algunos ciclistas se arriesgan.

4-  UN SOLO CARRIL.   Mucho cuidado con los ciclistas que se cuelan al carril izquierdo.  Es prudente hacer una reunión antes de la salida de cada colazo pidiendo y exigiendo que mientras más incorporados al carril derecho vayamos, será más seguro para todos.   No olvidemos a los conductores mal intencionados que en el carril central de una calzada, o lo que sea nuestro carril izquierdo, aún pasan muy pegados a su línea derecha para mostrar su poder y desprecio a los ciclistas.   Alejémonos de todo peligro.

Puede ser que haya puntos que aquí no se mencionen, pero creo que es dar el primer paso si nosotros como ciclistas hacemos lo mejor de nuestra parte para evitar que lo que suceda con los automovilistas u otro tipo de transportes pueda afectarnos.

De esta manera no podrán decir “el ciclista fué el imprudente” y, en caso de que algo suceda, podremos y tendremos cara, ventaja y derecho de reclamar nuestros derechos y nuestra seguridad en las calles y carreteras de Guatemala.

5-  CONDUCTORES AGRESIVOS.  Aunque es muy difícil reaccionar ante una agresión por parte de algunos conductores que nos echan sus carros encima, lo más recomendable es no responder con otra agresión.  Procuremos una defensa verbal para hacer notar molestia o hasta un recordatorio que estamos en el lugar.   Es muy conveniente que quienes puedan lleven siempre una cámara a la mano para registrar, en lo posible, una agresión de estas y registrar en fotos o video tanto la agresión como las placas del vehículo y dejar que se vaya.   Una denuncia ante el Ministerio Público inmediata y publicar en redes sociales las imágenes logradas para que conste lo sucedido y poner en aviso a otros colectivos.

Puede ser que acá hagan falta algunos detalles, pero es mi percepción urbana de una situación a la que debemos adaptar una solución.  Todos podemos aportar, pero si queremos que las cosas cambien por la paz social -y por nuestra seguridad en las calles- vamos a poner en práctica aquello que dice “es mejor dar que recibir” y a sembrar educación vial para cosechar educación vial; sembremos respeto para cosechar respeto.  Pensar que como ciclistas somos perfectos y que nunca hemos hecho nada que merezca la crítica de los conductores y peatones, es tonto; vamos a tratar juntos de hacer las cosas cada día mejor… siendo Ciclistas Responsables.

SOBREVIVIENTE DE LA CLÁSICA DE INVIERNO 3 julio, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in CLÁSICA DE INVIERNO.
add a comment
13528333_1247766231909304_4849899080492103652_o

LA CLÁSICA DE INVIERNO de Asomaster logró reunir a 175 ciclistas entre todos los círculos, pero tuve el privilegio de competir en el pelotón que reunió a casi 70 corredores de los círculos Azul y Oro. Fotografías: Duro al Pedal.

DECIR QUE FORMÉ PARTE DE LA PRIMERA EDICIÓN DE ESTA NUEVA CARRERA, ME LLENA DE ORGULLO… PERO PUDE HACERLO MEJOR

13585155_1247765775242683_4102771617814441710_o

Dentro del pelotón, participando en el Círculo Oro.

Hablar de la primera edición de la Clásica de Invierno es fácil si se trata de ponerle un lugar en el calendario de la temporada 2016 y es porque es distinta a las otras que hemos corrido recientemente.  Además debo reconocer que acá se reunieron nuevamente los mejores ciclistas máster de Guatemala, una carrera con un altísimo nivel de calidad y exigencia que seguramente se comentará en la región.  La Clásica de Invierno nació con su estilo propio.

Cuando se anunció esta carrera de tres días, me emocioné y me preparé.  Aún así mis resultados personales digamos que se cumplieron en dos terceras partes del evento.

Lo digo porque tuve tres meses de preparación trabajando mucho en terreno plano y el resultado se vió en mi permanencia con el pelotón durante la primera y la tercera etapa de la Clásica de Invierno.

Si bien el primer día dejé ir al pelotón a cinco kilómetros de la meta quedar a poco más de dos minutos del ganador de la etapa no lo veía nada mal.

A TODA VELOCIDAD… LA QUE PUDE!

13606703_1335282696500142_7258954826606771663_n

LLEGANDO A LA META de la etapa Contra Reloj de 20 kilómetros.

En la Contra Reloj del segundo día no hice mi mejor tiempo.  Logré 28:37 minutos, un minuto más que mi mejor tiempo en esa misma prueba en otras ocasiones.  La razón?  Consideraría más de una:  No usé barras y esto me hizo sentir incómodo en la bicicleta; usé plato 50 en lugar de 52 y no llevaba odómetro para monitorear la velocidad en el trayecto de los veinte kilómetros.  Bueno, tan mal no estuvo, pero pudo ser mejor.

Al llegar la tercera etapa, de 61 kilómetros que incluían 19 de subida hacia la meta, mi plan era soportar con el pelotón todo el trayecto en terreno plano para luego hacer lo mío en la montaña.

Sabía que los últimos kilómetros eran los más difíciles, pero esperaba más de mí.  Realmente mi desempeño en la montaña no fué lo que hubiera deseado y los últimos dos kilómetros eran los más inclinados de la escalada… considero que tuvimos que montarnos en una subida de aproximadamente 10% y los logré solo por dos razones:  vergüenza y amor al deporte.  Ya había dejado atrás 59 kilómetros… no era momento ni lugar para darme por vencido y llegué a una meta prácticamente a vuelta de rueda.

No satisfecho con mi resultado, debo ser consciente y agradecido con Dios por haber terminado esta difícil prueba de tres días sin novedad, sin pinchazos, sin caídas… glorificando a Dios en cada meta.

Finalmente, combinando mis tiempos en las tres etapas de la Clásica de Invierno de Asomaster y que patrocinaron Hino y Optical De Luxe, mi ubicación en la clasificación general del círculo Oro fué 17 con un tiempo acumulado de 5 horas 04 minutos y 28 segundos, con una diferencia de 32:00 minutos en relación a Brígido Lechuga, ganador final con un tiempo de 4:32:28.

De 26 ciclistas que empezamos la prueba, terminamos 21 corredores.  Dicho con otras palabras… soy un sobreviviente de la primera Clásica de Invierno.

A CAMBIAR PLAN DE ENTRENO

13528034_1247742001911727_5104526042471140207_oNo contento con mi resultado, principalmente en la tercera etapa, debo recuperar el ritmo en la montaña y más fondos para no repetir esto que viví en estos tres primeros días de julio.

Tengo muchos planes para competir este año y esto incluye realizar mi sueño de competir en Nicaragua.

Con todo y esto que les comento, si me dicen que la corra de nuevo y con el mismo recorrido… la corro otra vez!

NO TODO ES MALO

Resumiendo para positivo… el desempeño fué mejor que el de la pasada Vuelta Master que corrimos en el mes de marzo.  Me mantuve más fortalecido dentro del pelotón en los terrenos planos y esto ya lo había perdido; sin embargo mi fortaleza en la montaña se vió mermada y no debo atormentarme por ello.

Prefiero ganar tiempo y empezar a entrenar terreno arriba y esperar una nueva prueba para ver cuánto mejoramos.

Nos vemos en la próxima amigos!!

PERO… Y QUIÉN ES EL CAMPEÓN PUES..? 29 junio, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in OTRAS COMPETENCIAS.
2 comments
CAMPEÓN SAGAN MUNDIAL (458x441)

PETER SAGAN, corredor del equipo Tinkoff, es el actual Campeón Mundial y compite luciendo un uniforme de su equipo, pero identificado como el mejor ciclista de ruta del mundo. Un claro ejemplo, en esta fotografía lo acompaña un compañero de equipo con el uniforme tradicional y el blanco destaca a Sagan dentro de las filas del Tinkoff.

LOS CICLISTAS CAMPEONES NACIONALES DE SU PAÍS LUCEN LOS COLORES DE SU BANDERA EN EL MAYLLOT… PERO GUATEMALA NO LUCE A SUS CAMPEONES JAMÁS

Si me equivoco por favor díganmelo y corrijo estas líneas, pero cada vez que veo carreras importantes como el Tour de Francia, el Giro de Italia, la Vuelta a España y, para no ir tan lejos, en la Vuelta a Colombia, veo a varios ciclistas que en su mayllot lucen la bandera de su país como simbolo que son los Campeones Nacionales de su patria.

campeón lemond en Tour 1989

GREG LEMOND, de blanco, luce el mayllot de Campeón Mundial de Ruta durante el Tour de Francia en 1989. Lemond competía entonces con el equipo Renault.

Más aún, el Campeón Mundial de Ruta 2015 -Peter Sagan- que corre para el equipo ruso Tinkoff siempre luce los colores de la UCI como el mejor ciclista del mundo… sea la versión del uniforme que utilice.  Esto para que toda la afición sepa, al ver el pelotón, quién es el Campeón Mundial en cada evento; es un identificativo de cada ciclista cuando es portador del título cada año.

La tradición ciclista de portar los colores de Campeón, aún compitiendo para un equipo de marca, no es tema actual.  Para ir unos años atrás, Greg Lemond era Campeón Mundial en 1989 y compitió en el Tour de Francia portando los colores.

LOS CAMPEONES DE AHORA

CAMPEÓN VALVERDE ESPAÑA (584x625)

ALEJANDRO VALVERDE, como Campeón Nacional de España, luce los colores de su bandera en el uniforme del equipo Movistar.

CAMPEÓN NIBALI ITALIA (414x347)

CAMPEÓN DE ITALIA. Vicenzo Nibali, en su mayllot del equipo Astana, luce la bandera italiana.

Actualmente veo otros casos.  Vicenzo Nibali, Campeón Nacional de Italia y corredor del equipo Astana, lleva los colores de Italila en el suéter equipero.

El equipo Movistar tiene en sus filas al Campeón de España con Alejandro Valverde y, sea cual sea el uniforme en turno… el suyo siempre lleva los colores de la bandera de España.

Un claro ejemplo más cerca de nuestras fronteras, el el caso de México.  Recientemente Luis Suárez ganó el Campeonato Nacional de Ruta en México y desde esa fecha su uniforme, del equipo San Marcos, siempre incluyó los colores de la bandera mexicana en su mayllot.

QUIÉN ES EL CAMPEÓN NACIONAL DE GUATEMALA?

Los que seguimos muy de cerca el ciclismo lo sabemos.  Cada vez que se disputa el Campeonato Nacional de Ruta procuramos estar presentes en la meta para ver pasar al nuevo máximo ciclista de nuestro país, o estamos al pendiente de los resultados en los medios de comunicación pero… y la afición que no los conoce?

Qué pasa cuando el Campeón Nacional de Ruta de Guatemala viaja a otro país con su equipo de marca y nadie lo conoce y mucho menos saber que al que tienen enfrente es el Campeón de nuestro país?

Guatemala ha sido indiferente a este aspecto y esto incluye a la Federación Nacional de Ciclismo que no lo obliga, y a los ejecutivos de las marcas patrocinadoras que no invierten en un juego adicional de uniformes para “lucir” a su máximo exponente.

CAMPEÓN MANUEL RODAS VUELTA 2015 (615x640)

MANUEL RODAS era Campeón Nacional cuando participó en la Vuelta a Guatemala 2015, pero su uniforme del equipo Cable DX no lo identificaba como tal.  Fotografía: ElPeriódico

Cuánto representa esto para un equipo?  Cuánto puede representar para Guatemala si este ciclista integrara una Selección Nacional?  Recientemente ví participar a Manuel Rodas en el Campeonato Mundial de Ciclismo en Richmond y su uniforme de Seleccionado Nacional no lo identificaba como el Campeón Nacional… (aunque era el único guatemalteco participando).  En la Vuelta a Guatemala del año 2015 Manuel Rodas ya era Campeón Nacional de Ruta y su uniforme de equipo -el Cable DX- no lo identificaba como el Campeón Nacional.

CAMPEÓN MÉXICO LUIS SUAREZ (448x301)

EL CAMPEÓN MEXICANO. Luis Suárez, del equipo San Marcos, luce el mayllot blanco con los colores de la bandera mexicana y el logotipo de su equipo.

Será que hay miedo a un compromiso?  Cuánto pesa para un ciclista ser portador de los colores en su uniforme?  Acaso para un equipo de marca no representa un orgullo ser el patrocinador del mejor ciclista del país?  No sería digno de una campaña de mercadeo que impulse su imagen?

Creo que las cosas en Guatemala deberían cambiar.  Nuevamente Manuel Rodas es el flamante Campeón Nacional de Ruta (2016) y es momento que su uniforme luzca los colores de los que tanto decimos sentirnos orgullosos como guatemaltecos y que ya sea la Federación o el mismo equipo Cable DX agreguen el Azul y Blanco al uniforme que Rodas porte durante la Vuelta a Guatemala 2016 y cada vez que salga del país.

En mi humilde opinión, y atención equipos guatemaltecos, si no van a lucir a su Campeón durante todo un año… mejor es no participar en un Campeonato Nacional de Ruta.  Es vanidad… en vano tener al mejor rutero del país y no lucirlo.  Atención Federación Guatemalteca de Ciclismo, algo hay que hacer.

Hoy le toca al Cable DX, el próximo año al equipo del nuevo campeón… quién será..?  No sé, habrá que esperar a ver quíen porta los colores nacionales en su mayllot.

 

EL CASCO ME SALVÓ LA VIDA 23 junio, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in OTRAS COSITAS.
add a comment
FB_IMG_1460058250965

ESTA FOTO fué tomada minutos antes de la caída que puso a prueba la calidad de mi casco Abus “In Vizz” el día 2 de abril mientras corría la primera etapa de Il Giro 2016.

CADA VEZ QUE LO VEO, ES IMPOSIBLE OLVIDAR EL DÍA QUE PRÁCTICAMENTE CAÍ DE CABEZA EN EL ASFALTO… Y SOLO PIENSO QUE “ESE CASCO ME TIENE VIVO”

De las veces que Dios provee para la vida, esa vez Dios me proveyó de un nuevo casco.  Era el día 1 de abril de 2016 cuando ya tenía en mis manos el casco que estrenaría en la segunda edición de Il Giro, carrera que iniciaba al día siguiente y en la que podría lucir mi casco nuevo en las tres etapas que disputaríamos en dos días.   Era día de estreno.

Allí llegué motivado y dispuesto a lo que me pusieran en el camino y, aunque mis posibilidades de hacer algo espectacular en la carrera eran difíciles por la calidad de corredores confirmados en mi categoría, eso no hacía de menos mi entusiasmo de hacer una bonita carrera.  Aún así comenté con un amigo ese día sábado 2 de abril -antes de salir la primera etapa- que “si no me ven por hacer una carrerona… me van a ver por mi casco nuevo”.  Claro… a manera de broma, pero chilereando mi casco.

11062757_1313371722024573_6426742838612773087_nY no era para menos… llevaba un casco marca Abus “In Vizz, de calidad alemana y con la novedad que tiene los lentes incorporados… algo que yo personalmente no había visto y ya se imaginarán ustedes como me sentía… je je je je je sabía que llevaba puesto en la cabeza algo que su nacionalidad, por decirlo de alguna manera, ya tenía el prestigio de ser bueno (como decir Mercedes Benz en los carros).  Ese día estrenaría mi casco alemán..!

Ese día, el sábado 2 de abril, correríamos dos etapas.  Temprano una ruta de poco más de setenta kilómetros y, por la tarde, una cronoescalada de diez kilómetros.

La primera etapa salió y logré mantenerme en el grupo muy bien, soportando los arranques de los corredores más fuertes y tomando en cuenta que había tres equipos en el pelotón, de manera que habría batalla que aguantar en la carretera y mi plan no incluía rezagarme del pelotón… era soportar hasta el final y hacer una bonita carrera.  Esa etapa salió de Escuintla hacia el kilómetro 95 por la ruta de Masagua pero, casi llegando de ida al kilómetro noventa, vino el desastre para mí.

Respondiendo al ataque de uno de los competidores, el pelotón se movió a un mínimo de cincuenta kilómetros por hora y se convirtió en una fila interminable de ciclistas a esa velocidad, cuando una de las corredoras que integraba también el grupo hizo un movimiento  desde mi lado derecho, se pegó mucho a mi bicicleta trabando su pedal en mi rueda delantera y volé por el aire dando una pirueta de aquellas chileras… como para desear que alguien grabara en video y verlo para creerlo.

Jorge Vela, paramédico de Respuesta Vital, me atendió de inmediato tras la caída. Si se fijan, al fondo sobre mi hombro derecho se puede ver mi casco Abus que llevaba puesto en la carrera. Foto: Milton Cárdenas

En la caída sentí un fuerte golpe en la cabeza y caí boca a bajo sin poderme mover del asfalto.  Cuando llegaron personas a ayudarme, hubo quien me preguntaba mi nombre, alguien me preguntó cuantos dedos me indicaba y yo tratando de demostrar que estaba 100% consciente respondía “dos”… hasta mi nombre me preguntaban.  Primero me voltearon boca arriba y yo traté de incorporarme, a sentarme apoyándome primero con los brazos, pero no soporté; me mareé, perdí la fuerza en los brazos y me fuí de nuevo al piso, sin poder siquiera hablar.

Para que se formen una mejor idea de lo complicada de esta caída, el timón de mi bicicleta quedó trabado en la rueda delantera de la bicicleta de la compañera ciclista.  Ella, gracias a Dios, no sufrió daño físico, únicamente yo.

Cuando el paramédico me llevó al carro y me senté para ser examinado, me dijo “disculpame Robin, solo te voy a quitar el casco”.  Ahhh… sentimientos los que tenemos los ciclistas… estamos jodidos del dolor tras una caída, pero lamentamos nuestro uniforme, la bicicleta y, en ese momento… recordé “mi casco nuevo..!” le pedí al paramédico que me lo diera para ver cómo había quedado tras el golpazo en el suelo.

Regulamente en una caída fuerte como la que viví ese día, un casco tiende a quebrarse… y mi casco soportó perfectamente.  Encontré el punto que recibió el impacto y prácticamente solo se siente una leve raspadura que ni siquiera se puede ver.  Prácticamente el Abus estaba intacto!!

LEVANTADO Y A LA META

Para no hacer larga la historia, el paramédico asignado por la organización del evento me examinó, limpió mis heridas y, aunque adolorido de golpes y raspones, pedí autorización al comisario para incorporarme de nuevo a la carrera y la respuesta fué positiva.  Lo interesante del caso fué que logré llegar a la meta en la novena posición.

SALIDA DE LA CRONO.  En esta fotografía pueden fijarse en mi rodilla y hombro izquierdos.  La rodilla con los golpes visibles y el mayllot rasgado oculta los raspones del hombro. Foto: Duro Al Pedal

En la tarde, para la segunda etapa -la cronoescalada- pensé que no podía perder la oportunidad de correr la etapa que yo más esperaba y hacer lo mejor que podía en mi terreno favorito:  la montaña.  Minutos antes de pasar a la rampa de salida, me quité los vendajes que me habían puesto en la mañana, ignoré el dolor y cumplí con el compromiso de la segunda etapa, logrando el sexto mejor tiempo de mi categoría.

Para la tercera etapa al día siguiente, lo hice por cumplir el compromiso del evento.  Esa mañana de domingo ya el dolor de la rodilla, el hombro, el cuello y la cabeza eran muy fuertes y no quería aparecer en la lista de la clasificación general como un “retirado de competencia” pero agradecí a Dios por estar en las condiciones mínimas, aceptables y soportables físicamente para cruzar la tercera meta de Il Giro.

CONSECUENCIAS POSTERIORES, EN LA TARDE

13503002_1328299747198437_5671733866704689593_o

En Puerto Barrios con mi “In Vizz” logré un segundo lugar el 22 de mayo.

Regresando a casa después de las dos etapas en Escuintla, lo primero fué darme un baño.  Fué allí cuando me apliqué el shampú y el respectivo masajito en la cabeza, sentí un fuerte dolor en el lado izquierdo de la cabeza.  Era un dolor fuerte que se sentía al tocar justo donde fué el golpe de la mañana; ya terminé el masaje de la cabeza con mucho cuidado pero en el movimiento de cuello bajo la ducha sentí también un tirón en el cuello.

Resulta que al golpear el asfato con el lado izquierdo de la cabeza, mi cuello sufrió un fuerte estirón en el lado derecho y todo esto lo vine a sentir horas después de la caída.

A qué quiero llegar con esta historia?  Amigos… es importante protegernos con un buen casco cada vez que compitamos, cada vez que entrenemos… cada vez que usemos la bicicleta para cualquier cosa.  Esta vez el casco me salvó la vida… si no lo hubiera llevado en esa carrera, no estoy seguro si estuviera vivo ahora o en qué condiciones estaría tras un golpe de esa magnitud en la cabeza.

Sumado a esto, vale la pena la inversión.  Sí, por la vida misma..!!  Mi casquito alemán Abus me salvó y sigue chilero… tengo para presumir los lentes incorporados más tiempo en las otras competencias donde he podido participar, como en el caso de la Feria Patronal de Puerto Barrios y en San Antonio Aguas Calientes.

Ahora, solo quiero dejar mi testimonio como consejo… usen casco por favor… a mí me salvó la vida.

En San Antonio Aguas Calientes, compitiendo con mi casco Abus In Vizz. Fotografía: Duro al Pedal.

HISTORIAS DE “PONTACITA” 9 junio, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in HISTORIAS CHAPINAS.
add a comment

QUE EL MISMO JUAN JOSÉ PONTAZA TE CUENTE SUS ANÉCDOTAS CICLISTAS DEL TIEMPO DE ORO DEL CICLISMO NACIONAL… NO TIENE PRECIO

PONTAZA

PONTACITA en sus grandes tiempos de gloria… imparable!!

Si de algo tengo el honor de sentirme privilegiado es de ser amigo de don Juan José Pontaza, uno de los máximos ciclistas en la historia de nuestro deporte en Guatemala, y que sus anécdotas -que no están en los libros de historia del ciclismo- me las cuente él mismo… son para decir que soy privilegiado.

Es un héroe para quienes vivimos el ciclismo; hay que llevar a Guatemala en las venas para sentirse orgulloso de los logros que “Pontacita” tuvo aquí y en el otro lado del mundo, pero hoy quiero compartirles este gran momento que disfruté conversando con don Juan José Pontaza, hablando de sus grandes historias… aventuras que estoy seguro él mismo se emociona cuando las cuenta.  Un sentimiento que transmite.

Por qué es grande Pontacita?  Para no extenderme mucho, “Pontacita” ganó la séptima Vuelta a Guatemala en 1963; es el ciclista que más etapas ha ganado en Vueltas a Guatemala (12 etapas); compitió en Italia y España… en fín, un palmarés que pocos ciclistas pueden tener.

Vean, conozcan a don Juan José Pontaza un poco más allá de lo que otros les han contado.

ZACAPA SE LLENA DE CICLISMO 8 mayo, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, OTRAS COMPETENCIAS.
add a comment

DURANTE DOS DÍAS EL ORIENTE DE GUATEMALA TENDRÁ SEIS ESPECIALIDADES DE CICLISMO EN UN SOLO EVENTO:  EL BIKE FEST

SAM_5761 (640x324)

EN CONFERENCIA DE PRENSA Oscar Vasquez, Presidente de la ACG, anunció detalles y fechas del segundo Bike Fest. Le acompañan Moy Ortíz, Luis Rosal Benitez, Mauro Rodríguez y patrocinadores del evento. Fotografía: Robin Martínez.

Cicloperiodismo.   Organizado por la Asociación de Ciclomontañismo de Guatemala -ACG- la segunda edición del Bike Fest promete ser el único evento que en dos días, 14 y 15 de mayo, renirá todo el ciclismo en un solo lugar… ciclismo para todos los gustos.

La sede del Bike Fest 2016 será nuevamente el hotel Valle Dorado en Rio Hondo, Zacapa, ubicado en el kilómetro 150 de la ruta al Atlántico, donde el público podrá vivir la emoción las competencias de Ciclismo de Ruta, Ciclismo de Enduro, Cross Country, Downhill y una exhibición especial de BMX Freestyle.

AGENDA DEL BIKE FEST 2016

Sábado 14 de mayo:

9:00 horas:  Pruebas de Enduro y Ruta Contra Reloj Individual

14:30 horas:  Carrera de Cross Country

Domingo 15 de mayo:

9:00 horas:  Competencia de Ruta (60, 75 y 120 kilómetros)

10:00 horas:  Prueba de Downhill

14:30 horas:  Exhibición de BMX Freestyle

DETALLES DE CADA ESPECIALIDAD

ENDURO

ENDURO, Dowhill y Cross Country

Enduro:  La prueba de Enduro  se desarrollará dentro de la finca Santa Gertrudis, en la Sierra de las Minas, con un terreno que incluye subidas y bajadas técnicas.  Los ascensos tienen una longitud de entre 2.5 y 4 kilómetros y descensos que van de los 2 a 3 kilómetros.  La especialidad de Enduro estará bajo la coordinación del experto Moy Ortíz.

 

Cross Country:  Coordinado por Luis Rosal Benitez, el Cross Country es la modalidad que más participantes espera, pues involucrará desde niños de tres años (compitiendo con triciclos) hasta ciclistas juveniles, novatos, expertos, máster y élites, todos en trece categorías.   El recorrido de esta prueba será un circuito dentro del terreno de hotel Valle Dorado colindando con fincas cercanas, recorrido que tiene un esquema de trébol que permitirá al público ver la competencia en todo su desarrollo

– El Cross Country es la modalidad es la que representa al Ciclismo de Montaña en los Juegos Olímpicos-  El detalle de la participación infantil en esta especialidad ciclista dentro del Bike Fest, permitirá la unidad de las familias y esto ayuda a fomentar el deporte como estilo de vida sano.

RUTA

EL CICLISMO DE RUTA será la única modalidad del Bike Fest que se dispute en dos etapas.

Ciclismo de Ruta:  Se disputará en dos etapas.  La primera será el sábado, una Contra Reloj Individual de 23.8 kilómetros que saldrá desde el Hotel Santa Cruz (km. 126) con meta final en Valle Dorado.

La segunda etapa saldrá a las 9:00 horas del domingo desde Valle Dorado hacia el cruce a Chiquimula; los ciclistas retornarán en la cumbre de la Cuesta del Ingeniero para recorrer por la misma carretera hasta la meta ubicada en hotel Valle Dorado para completar 75 y 68 kilómetros según las categorías Máster.  Los ciclistas Elite recorrerán 120 kilómetros.

BMX

La especialidad de BMX Freestyle será únicamente de exhibición.

Mauro Rodríguez, Presidente de Asomaster y coordinador de la prueba de ruta en el Bike Fest, informó que en la seguridad de los ciclistas en la prueba de ruta se contará con el apoyo del Departamento de Deportes de la Municipalidad de Zacapa; también habrá seguridad pública y apoyo del Viceministerio de Deportes en cuanto a la logística de la ruta.

BMX Freestyle:  Será una prueba de exhibición dentro del hotel Valle Dorado.  Aquí el público podrá ver espectaculares acrobacias de los mejores ciclistas nacionales en bicicletas de bicicross.

Junto a los mejores ciclistas nacionales en cada categoría, se espera la participación de ciclistas de Honduras y El Salvador, esperando una convocatoria de más de cuatrocientos participantes.

VIEJOS AMIGOS… NO AMIGOS VIEJOS 6 abril, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in PURA INSPIRACIÓN!!.
add a comment

UNO DE LOS GRANDES REGALOS DEL CICLISMO ES QUE SE CONVIERTE CASI EN UNA FAMILIA DONDE NOS VEMOS CRECER

Copia de SAM_5467

De izquierda a derecha les presento a Amilcar Carranza, Federico Lechuga, yo y Brígido Lechuga… treinta años después.

No lo había razonado de esa forma hasta que el sábado 2 de abril de 2016, previo a la salida de la primera etapa de Il Giro, coincidimos con Amilcar Carranza, Brígido Lechuga y su hermano Federico.  Y no es que fuera la única vez que nos reuniéramos, pero resulta que en ese momento tras platicar unos minutos nos tomamos una foto para el recuerdo.

Precisamente en ese instante por mi mente pasaron muchos recuerdos.  Por ejemplo, que exactamente treinta años antes cada uno de nosotros participaba en la cuarta categoría de la Federación de Ciclismo y eramos unos patojos apenas.

Cada uno en equipos diferentes y con diferentes resultados cada uno.  De hecho yo era el menos afortunado con esos resultados, pues ellos (Amilcar, Federico y Brígido) eran de los que regularmente se llevaban los honores en las competencias junto a otro amigo que no aparece en la foto y que vive fuera de Guatemala como Luis Francisco Rodríguez.

No voy a hablar de estadísticas, sino de lo que ese instante de la foto me hizo recordar y es que cada uno de nosotros, allí posando ante la cámara, habría vivido su vida por separado y seguramente alejado del ciclismo por algunos años y luego volvimos a disfrutar del deporte de nuestros amores.

Es una telenovela la vida de cada uno y es lo que lo hace interesante, pues ahora… treinta años más tarde, estamos en el mismo vivir, montados en nuestras bicicletas y compartiendo del pelotón como hace treinta años.

Era el año 1986 cuando yo tendría la oportunidad de participar en mi primera Vuelta de la Juventud y sería el más joven del pelotón, pero mis compromisos de estudios no me lo permitieron.  En esa ocasión estos tres amigos se dieron gusto compitiendo y yo me quedé entre la afición viendo el espectáculo.

1986: Federico Lechuga en hombros de los aficionados tras ganar la etapa de la "Vuelta Chica"; yo voy segundo por la derecha con playera blanca, se ven las correas de mi cámara.

1986: Federico Lechuga en hombros de los aficionados tras ganar la etapa de la “Vuelta Chica”; yo voy segundo por la derecha con playera blanca, se ven las correas de mi cámara.

En ese tiempo ya mi afición por la fotografía y la imposibilidad de competir me hicieron involucrarme de manera distinta en el ciclismo, pero como fotógrafo y fué cuando un colega de diario El Gráfico captó esta fotografía portada del suplemento deportivo donde vemos a aficionados llevando en hombros a Federico Lechuga quien ganó la etapa de la Vuelta de la Juventud que terminó en el bulevard de Vista Hermosa.  Un poco a la derecha de la foto voy yo con cámara en mano.

1986: Amilcar Carranza, a la derecha de la foto, encabeza el pelotón durante una dominical en un circuito en el Anillo Periférico.  Yo voy a la izquierda de la foto.

1986: Amilcar Carranza, a la derecha de la foto, encabeza el pelotón durante una dominical en un circuito en el Anillo Periférico. Yo voy a la izquierda de la foto.

Con Amilcar Carranza nos veíamos seguido cada fín de semana cuando los sábados competíamos en el Velódromo Nacional y en las dominicales de ruta donde siempre destacaba el patojo.  Si bien no tuvimos una abierta amistad en ese tiempo, los años nos han caído muy bien y la madurez nos ha vuelto grandes amigos viviendo el ciclismo al máximo.

2011: El día que le dije a Brígido que volviera al ciclismo, nos tomamos esta foto durante la Vuelta Máster de ese año.

2011: El día que le dije a Brígido que volviera al ciclismo, nos tomamos esta foto durante la Vuelta Máster de ese año.

Por su parte Brígido Lechuga fué desde el principio un ciclista de un nivel excepcional; prácticamente su presencia en el ciclismo “voló” cuando apareció en la cuarta categoría y su paso a los “Elites” del ciclismo lo volvió uno de los grandes a nivel nacional y su participación en Vueltas a Guatemala y como Seleccionado Nacional dicen mucho de él.

Cuando yo tenía 16 años de edad, y todo esto sucedía, mi carácter tímido me tuvo marginado de una abierta amistad de estos tres ciclistas que siempre admiré.  Ahora las cosas son distintas y si algo agradezco al ciclismo es la oportunidad de reunirnos y a ellos por permitirme ser su amigo.

Como ellos, he encontrado a muchos otros de “aquel tiempo” y que me han brindado también su amistad.  Entre ellos puedo mencionar a Victor Manuel Castañeda -ganador de la Vuelta a Guatemala en 1983-, René Ortíz, Oscar Coyoy, Amilcar Quicibal y otros que eran de categorías superiores en el ciclismo y que solamente veía de lejos… hoy puedo jactarme de ser su compañero de pedaleadas y de tantas anécdotas que podemos compartir.

Todos ellos se han ausentado del ciclismo durante algún tiempo.  Yo también y por quince años, pero todos ellos volvieron para dejar huella en la Liga de Veteranos del Ciclismo guatemalteco (Asomaster) y lo hacen como los grandes.

De estos retornos al ciclismo quiero mencionar el de Brígido Lechuga, quien tras años de no pedalear tomó la decisión de regresar y lo hizo coronándose como Campeón Nacional de los Círculos Azul y Oro en los campeonatos nacionales de 2014 y desde entonces en un referente en el pelotón.

VÉALO TODO EN VIDEO

De Brígido Lechuga les comparto una entrevista muy especial donde conoceremos algo de su regreso, de su triunfo en la segunda edición de Il Giro corrida en 2016 y de su receta para volver peleando victorias en cada meta.

MIS VERDADES DE LA VUELTA MASTER 21 marzo, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in VUELTA MASTER 2016.
add a comment

MI RESULTADO EN LA VUELTA MASTER 2016 TIENE RAZONES, PERO NO JUSTIFICACIONES… AÚN ASÍ LOGRAMOS CRUZAR LA ULTIMA META

CRUZANDO LA META de la primera etapa, en Chichoy. Foto: Duro al Pedal.

CRUZANDO LA META de la primera etapa, en Chichoy.
Foto: Duro al Pedal.

Como cada año llegué a la cita vueltera con una meta propuesta pero este año me tocó bailar con la más fea, pero tocó ser caballero y bailar con ella hasta que terminara la canción.

DEL SUEÑO A LA REALIDAD

Unos días antes de iniciar la Vuelta me había propuesto el compromiso de ubicarme al final entre los diez de la general, pero ese sueño se me vino abajo desde el primer día. Aquí es donde les digo que mi resultado tiene razones, porque llegué con las piernas aún cansadas del pedaleo de 24 horas de “Vuelta por la Vida” apenas dos semanas antes y no logré recuperarme de este evento.

En la tercera etapa, antes de quedarme en solitario.

En la tercera etapa, antes de quedarme en solitario.

Razones para rezagarme en esa primera etapa han varias.  Primero por el terreno, por la altura y por mi estado físico terminé la jornada de 83 kilómetros del jueves 17 en la posición 24 de 31 ciclistas que iniciamos la Vuelta.  Con una desventaja de 20:46 minutos  (2 horas 44 miutos 25 segundos), la cosa estaba firmada que llegar al Top 10 de la Vuelta estaba descartado.

Darme cuenta desde el principio que las piernas no responderían como esperaba, y una lesión en la rodilla derecha a doce kilómetros de la meta, fueron suficientes para pensar en que terminar la Vuelta sería lo más realista para mí.

El viernes 18, con el circuito de La Isla, llegando positivo al punto de salida pensé que sería mejor la situación.  El primer kilómetro fué durísimo arrancarlo con las piernas sin responder, era nuevamente la pelea entre el cuerpo y la mente que no se ponían de acuerdo para funcionar cada uno con su 50%.

Solté al pelotón poco antes del primer retorno en la primera vuelta y seguí a mi ritmo, tratando de no desanimarme, esperando que mi cuerpo respondiera en algún momento y fué hasta la última vuelta de cuatro, cuando sentí un mejor ritmo en mi pedaleo.

Es difícil terminar una etapa en el último lugar.   Fueron doce minutos los que me alejaron del ganador de la etapa… caí al penúltimo lugar de la general.

El día sábado era como mi esperanza.  Correr en la costa sur, conocer el terreno al 100%, terreno montañoso hasta la meta y la esperanza que mi cuerpo se recuperara un poco me mantenían optimista pero, qué pasaría si no me recuperaba y llegaba así a la cuesta de Sarita y la siguiente hacia la meta más allá del Autódromo?  Eran cuatro kilómetros a Sarita y luego ocho hasta la meta… no estaba seguro todavía… dudé por momentos.

En el recorrido por la carretera de Masagua hacia el Puerto San José me mantuve dentro del pelotón por más de 55 kilómetros.  Me guardé totalmente y aguanté los ataques que fueron bastantes y con un ritmo de pedaleo más fuerte en el retorno que en la primera parte de la carrera hacia el sur.

A casi seis kilómetros de llegar a Escuintla, hubo un acelere del pelotón que no soporté.  Opté por mantener mi ritmo y no quemar las fuerzas que hasta allí aún tenía y seguí pedaleando muy rotado a un ritmo promedio de 30 a 34 kilómetros por hora… hasta llegar a la cuesta de Sarita.  Allí subiendo no miraba ya a nadie en el horizonte.

Este terreno montañoso me ayudó a recuperar el ritmo y, luego de no tener a nadie a la vista, la cuesta hacia el Autódromo fué el sector donde logré alcanzar y rebasar a un ciclista de mi círculo y más adelante alcanzar a dos más prácticamente sobre la línea de meta, entrando a la rueda de ellos.

Durante el circuito de la cuarta etapa, vivimos nuestra batalla junto a Hugo Cifuentes de San Marcos.

Durante el circuito de la cuarta etapa, vivimos nuestra batalla junto a Hugo Cifuentes de San Marcos.

Durante el circuito de la cuarta y última etapa de la Vuelta, el circuito del Estadio Mateo Flores, me fué mejor de lo que me esperaba realmente ya que me sentí muy  bien.  Aunque no es el tipo de carreras en donde me pueda desempeñar mejor, este circuito me favoreció un poco por el terreno inclinado en el 50% del trayecto.

MIS NÚMEROS EN LA VUELTA MASTER

El dato especial es completar dos retos en solo dos semanas. Foto: Byron Arriola.

El dato especial es completar dos retos en solo dos semanas.
Foto: Byron Arriola.

Tras finalizar la edición 65 de la Vuelta Máster Internacional a Guatemala, la sexta en la que participo, resumo mi aventura en los 233 kilómetros recorridos en cuatro etapas (en las que me ubiqué 24 en la primera, 30 en la segunda, 27 en la tercera y 26 en la cuarta), una Vuelta en la que empezamos 31 ciclistas en el Círculo Oro y terminamos solo 28 y yo finalicé en la posición 27 con un tiempo acumulado de 7 horas 48 minutos 53 segundos a 58:25 minutos del Campeón Robert Stewart de Estados Unidos.

Sufrí en la Vuelta, sí… sufrí.  Pero fuera del resultado deportivo, donde no rendí lo que tenía que ser -cosa que no voy a justificar- voy a priorizar acá el lado humano de cada uno de los ciclistas participantes, pues siempre comentamos que a la Vuelta venimos a disfrutar la fiesta más que a pelear la carrera, de manera que esta fiesta me la disfruté y ahora a esperar la fiesta o carrera del año 2017 con la edición 66 de la Vuelta Máster Internacional a Guatemala.

Más aún que la Vuelta es el gran pretexto para encontrarnos con amigos que vienen de lejos, de lugares como Jalapa, San Marcos, Santa Rosa, Santa Lucía Cotuzmalguapa, Huehuetenango y otros departamentos del país, así también mis amigos ciclistas que cada año viajan desde Los Angeles, Puerto Rico, Ecuador y México.

TENÍA QUE VIVIRLO

Dos semanas antes de la Vuelta Master, logré completar el reto de “Vuelta por la Vida” donde logré pedalear durante 24 horas.  Esto me dejó cansado y no logré reponerme a tiempo para un mejor desempeño en la Vuelta Máster a Guatemala.

Aún así, si tomara esto en cuenta y no hubiera participado en la Vuelta Master, me habría quedado con la inquietud de saber si habría soportado terminarla o no.  Igual para mí fué un reto lograrlo y puedo decir que es confortante haber cumplido dos retos grandes en un lapso de quince días entre cada uno.

CLASIFICACIÓN GENERAL del Círculo Oro, donde finalmente me ubiqué en la posición 27 de 28 que finalizamos la prueba.

CLASIFICACIÓN GENERAL del Círculo Oro, donde finalmente me ubiqué en la posición 27 de 28 que finalizamos la prueba.

 

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala