jump to navigation

EL CASCO ME SALVÓ LA VIDA 23 junio, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in OTRAS COSITAS.
trackback
FB_IMG_1460058250965

ESTA FOTO fué tomada minutos antes de la caída que puso a prueba la calidad de mi casco Abus “In Vizz” el día 2 de abril mientras corría la primera etapa de Il Giro 2016.

CADA VEZ QUE LO VEO, ES IMPOSIBLE OLVIDAR EL DÍA QUE PRÁCTICAMENTE CAÍ DE CABEZA EN EL ASFALTO… Y SOLO PIENSO QUE “ESE CASCO ME TIENE VIVO”

De las veces que Dios provee para la vida, esa vez Dios me proveyó de un nuevo casco.  Era el día 1 de abril de 2016 cuando ya tenía en mis manos el casco que estrenaría en la segunda edición de Il Giro, carrera que iniciaba al día siguiente y en la que podría lucir mi casco nuevo en las tres etapas que disputaríamos en dos días.   Era día de estreno.

Allí llegué motivado y dispuesto a lo que me pusieran en el camino y, aunque mis posibilidades de hacer algo espectacular en la carrera eran difíciles por la calidad de corredores confirmados en mi categoría, eso no hacía de menos mi entusiasmo de hacer una bonita carrera.  Aún así comenté con un amigo ese día sábado 2 de abril -antes de salir la primera etapa- que “si no me ven por hacer una carrerona… me van a ver por mi casco nuevo”.  Claro… a manera de broma, pero chilereando mi casco.

11062757_1313371722024573_6426742838612773087_nY no era para menos… llevaba un casco marca Abus “In Vizz, de calidad alemana y con la novedad que tiene los lentes incorporados… algo que yo personalmente no había visto y ya se imaginarán ustedes como me sentía… je je je je je sabía que llevaba puesto en la cabeza algo que su nacionalidad, por decirlo de alguna manera, ya tenía el prestigio de ser bueno (como decir Mercedes Benz en los carros).  Ese día estrenaría mi casco alemán..!

Ese día, el sábado 2 de abril, correríamos dos etapas.  Temprano una ruta de poco más de setenta kilómetros y, por la tarde, una cronoescalada de diez kilómetros.

La primera etapa salió y logré mantenerme en el grupo muy bien, soportando los arranques de los corredores más fuertes y tomando en cuenta que había tres equipos en el pelotón, de manera que habría batalla que aguantar en la carretera y mi plan no incluía rezagarme del pelotón… era soportar hasta el final y hacer una bonita carrera.  Esa etapa salió de Escuintla hacia el kilómetro 95 por la ruta de Masagua pero, casi llegando de ida al kilómetro noventa, vino el desastre para mí.

Respondiendo al ataque de uno de los competidores, el pelotón se movió a un mínimo de cincuenta kilómetros por hora y se convirtió en una fila interminable de ciclistas a esa velocidad, cuando una de las corredoras que integraba también el grupo hizo un movimiento  desde mi lado derecho, se pegó mucho a mi bicicleta trabando su pedal en mi rueda delantera y volé por el aire dando una pirueta de aquellas chileras… como para desear que alguien grabara en video y verlo para creerlo.

Jorge Vela, paramédico de Respuesta Vital, me atendió de inmediato tras la caída. Si se fijan, al fondo sobre mi hombro derecho se puede ver mi casco Abus que llevaba puesto en la carrera. Foto: Milton Cárdenas

En la caída sentí un fuerte golpe en la cabeza y caí boca a bajo sin poderme mover del asfalto.  Cuando llegaron personas a ayudarme, hubo quien me preguntaba mi nombre, alguien me preguntó cuantos dedos me indicaba y yo tratando de demostrar que estaba 100% consciente respondía “dos”… hasta mi nombre me preguntaban.  Primero me voltearon boca arriba y yo traté de incorporarme, a sentarme apoyándome primero con los brazos, pero no soporté; me mareé, perdí la fuerza en los brazos y me fuí de nuevo al piso, sin poder siquiera hablar.

Para que se formen una mejor idea de lo complicada de esta caída, el timón de mi bicicleta quedó trabado en la rueda delantera de la bicicleta de la compañera ciclista.  Ella, gracias a Dios, no sufrió daño físico, únicamente yo.

Cuando el paramédico me llevó al carro y me senté para ser examinado, me dijo “disculpame Robin, solo te voy a quitar el casco”.  Ahhh… sentimientos los que tenemos los ciclistas… estamos jodidos del dolor tras una caída, pero lamentamos nuestro uniforme, la bicicleta y, en ese momento… recordé “mi casco nuevo..!” le pedí al paramédico que me lo diera para ver cómo había quedado tras el golpazo en el suelo.

Regulamente en una caída fuerte como la que viví ese día, un casco tiende a quebrarse… y mi casco soportó perfectamente.  Encontré el punto que recibió el impacto y prácticamente solo se siente una leve raspadura que ni siquiera se puede ver.  Prácticamente el Abus estaba intacto!!

LEVANTADO Y A LA META

Para no hacer larga la historia, el paramédico asignado por la organización del evento me examinó, limpió mis heridas y, aunque adolorido de golpes y raspones, pedí autorización al comisario para incorporarme de nuevo a la carrera y la respuesta fué positiva.  Lo interesante del caso fué que logré llegar a la meta en la novena posición.

SALIDA DE LA CRONO.  En esta fotografía pueden fijarse en mi rodilla y hombro izquierdos.  La rodilla con los golpes visibles y el mayllot rasgado oculta los raspones del hombro. Foto: Duro Al Pedal

En la tarde, para la segunda etapa -la cronoescalada- pensé que no podía perder la oportunidad de correr la etapa que yo más esperaba y hacer lo mejor que podía en mi terreno favorito:  la montaña.  Minutos antes de pasar a la rampa de salida, me quité los vendajes que me habían puesto en la mañana, ignoré el dolor y cumplí con el compromiso de la segunda etapa, logrando el sexto mejor tiempo de mi categoría.

Para la tercera etapa al día siguiente, lo hice por cumplir el compromiso del evento.  Esa mañana de domingo ya el dolor de la rodilla, el hombro, el cuello y la cabeza eran muy fuertes y no quería aparecer en la lista de la clasificación general como un “retirado de competencia” pero agradecí a Dios por estar en las condiciones mínimas, aceptables y soportables físicamente para cruzar la tercera meta de Il Giro.

CONSECUENCIAS POSTERIORES, EN LA TARDE

13503002_1328299747198437_5671733866704689593_o

En Puerto Barrios con mi “In Vizz” logré un segundo lugar el 22 de mayo.

Regresando a casa después de las dos etapas en Escuintla, lo primero fué darme un baño.  Fué allí cuando me apliqué el shampú y el respectivo masajito en la cabeza, sentí un fuerte dolor en el lado izquierdo de la cabeza.  Era un dolor fuerte que se sentía al tocar justo donde fué el golpe de la mañana; ya terminé el masaje de la cabeza con mucho cuidado pero en el movimiento de cuello bajo la ducha sentí también un tirón en el cuello.

Resulta que al golpear el asfato con el lado izquierdo de la cabeza, mi cuello sufrió un fuerte estirón en el lado derecho y todo esto lo vine a sentir horas después de la caída.

A qué quiero llegar con esta historia?  Amigos… es importante protegernos con un buen casco cada vez que compitamos, cada vez que entrenemos… cada vez que usemos la bicicleta para cualquier cosa.  Esta vez el casco me salvó la vida… si no lo hubiera llevado en esa carrera, no estoy seguro si estuviera vivo ahora o en qué condiciones estaría tras un golpe de esa magnitud en la cabeza.

Sumado a esto, vale la pena la inversión.  Sí, por la vida misma..!!  Mi casquito alemán Abus me salvó y sigue chilero… tengo para presumir los lentes incorporados más tiempo en las otras competencias donde he podido participar, como en el caso de la Feria Patronal de Puerto Barrios y en San Antonio Aguas Calientes.

Ahora, solo quiero dejar mi testimonio como consejo… usen casco por favor… a mí me salvó la vida.

En San Antonio Aguas Calientes, compitiendo con mi casco Abus In Vizz. Fotografía: Duro al Pedal.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: