jump to navigation

MIS VERDADES DE LA VUELTA MASTER 21 marzo, 2016

Posted by ROBIN MARTINEZ in VUELTA MASTER 2016.
trackback

MI RESULTADO EN LA VUELTA MASTER 2016 TIENE RAZONES, PERO NO JUSTIFICACIONES… AÚN ASÍ LOGRAMOS CRUZAR LA ULTIMA META

CRUZANDO LA META de la primera etapa, en Chichoy. Foto: Duro al Pedal.

CRUZANDO LA META de la primera etapa, en Chichoy.
Foto: Duro al Pedal.

Como cada año llegué a la cita vueltera con una meta propuesta pero este año me tocó bailar con la más fea, pero tocó ser caballero y bailar con ella hasta que terminara la canción.

DEL SUEÑO A LA REALIDAD

Unos días antes de iniciar la Vuelta me había propuesto el compromiso de ubicarme al final entre los diez de la general, pero ese sueño se me vino abajo desde el primer día. Aquí es donde les digo que mi resultado tiene razones, porque llegué con las piernas aún cansadas del pedaleo de 24 horas de “Vuelta por la Vida” apenas dos semanas antes y no logré recuperarme de este evento.

En la tercera etapa, antes de quedarme en solitario.

En la tercera etapa, antes de quedarme en solitario.

Razones para rezagarme en esa primera etapa han varias.  Primero por el terreno, por la altura y por mi estado físico terminé la jornada de 83 kilómetros del jueves 17 en la posición 24 de 31 ciclistas que iniciamos la Vuelta.  Con una desventaja de 20:46 minutos  (2 horas 44 miutos 25 segundos), la cosa estaba firmada que llegar al Top 10 de la Vuelta estaba descartado.

Darme cuenta desde el principio que las piernas no responderían como esperaba, y una lesión en la rodilla derecha a doce kilómetros de la meta, fueron suficientes para pensar en que terminar la Vuelta sería lo más realista para mí.

El viernes 18, con el circuito de La Isla, llegando positivo al punto de salida pensé que sería mejor la situación.  El primer kilómetro fué durísimo arrancarlo con las piernas sin responder, era nuevamente la pelea entre el cuerpo y la mente que no se ponían de acuerdo para funcionar cada uno con su 50%.

Solté al pelotón poco antes del primer retorno en la primera vuelta y seguí a mi ritmo, tratando de no desanimarme, esperando que mi cuerpo respondiera en algún momento y fué hasta la última vuelta de cuatro, cuando sentí un mejor ritmo en mi pedaleo.

Es difícil terminar una etapa en el último lugar.   Fueron doce minutos los que me alejaron del ganador de la etapa… caí al penúltimo lugar de la general.

El día sábado era como mi esperanza.  Correr en la costa sur, conocer el terreno al 100%, terreno montañoso hasta la meta y la esperanza que mi cuerpo se recuperara un poco me mantenían optimista pero, qué pasaría si no me recuperaba y llegaba así a la cuesta de Sarita y la siguiente hacia la meta más allá del Autódromo?  Eran cuatro kilómetros a Sarita y luego ocho hasta la meta… no estaba seguro todavía… dudé por momentos.

En el recorrido por la carretera de Masagua hacia el Puerto San José me mantuve dentro del pelotón por más de 55 kilómetros.  Me guardé totalmente y aguanté los ataques que fueron bastantes y con un ritmo de pedaleo más fuerte en el retorno que en la primera parte de la carrera hacia el sur.

A casi seis kilómetros de llegar a Escuintla, hubo un acelere del pelotón que no soporté.  Opté por mantener mi ritmo y no quemar las fuerzas que hasta allí aún tenía y seguí pedaleando muy rotado a un ritmo promedio de 30 a 34 kilómetros por hora… hasta llegar a la cuesta de Sarita.  Allí subiendo no miraba ya a nadie en el horizonte.

Este terreno montañoso me ayudó a recuperar el ritmo y, luego de no tener a nadie a la vista, la cuesta hacia el Autódromo fué el sector donde logré alcanzar y rebasar a un ciclista de mi círculo y más adelante alcanzar a dos más prácticamente sobre la línea de meta, entrando a la rueda de ellos.

Durante el circuito de la cuarta etapa, vivimos nuestra batalla junto a Hugo Cifuentes de San Marcos.

Durante el circuito de la cuarta etapa, vivimos nuestra batalla junto a Hugo Cifuentes de San Marcos.

Durante el circuito de la cuarta y última etapa de la Vuelta, el circuito del Estadio Mateo Flores, me fué mejor de lo que me esperaba realmente ya que me sentí muy  bien.  Aunque no es el tipo de carreras en donde me pueda desempeñar mejor, este circuito me favoreció un poco por el terreno inclinado en el 50% del trayecto.

MIS NÚMEROS EN LA VUELTA MASTER

El dato especial es completar dos retos en solo dos semanas. Foto: Byron Arriola.

El dato especial es completar dos retos en solo dos semanas.
Foto: Byron Arriola.

Tras finalizar la edición 65 de la Vuelta Máster Internacional a Guatemala, la sexta en la que participo, resumo mi aventura en los 233 kilómetros recorridos en cuatro etapas (en las que me ubiqué 24 en la primera, 30 en la segunda, 27 en la tercera y 26 en la cuarta), una Vuelta en la que empezamos 31 ciclistas en el Círculo Oro y terminamos solo 28 y yo finalicé en la posición 27 con un tiempo acumulado de 7 horas 48 minutos 53 segundos a 58:25 minutos del Campeón Robert Stewart de Estados Unidos.

Sufrí en la Vuelta, sí… sufrí.  Pero fuera del resultado deportivo, donde no rendí lo que tenía que ser -cosa que no voy a justificar- voy a priorizar acá el lado humano de cada uno de los ciclistas participantes, pues siempre comentamos que a la Vuelta venimos a disfrutar la fiesta más que a pelear la carrera, de manera que esta fiesta me la disfruté y ahora a esperar la fiesta o carrera del año 2017 con la edición 66 de la Vuelta Máster Internacional a Guatemala.

Más aún que la Vuelta es el gran pretexto para encontrarnos con amigos que vienen de lejos, de lugares como Jalapa, San Marcos, Santa Rosa, Santa Lucía Cotuzmalguapa, Huehuetenango y otros departamentos del país, así también mis amigos ciclistas que cada año viajan desde Los Angeles, Puerto Rico, Ecuador y México.

TENÍA QUE VIVIRLO

Dos semanas antes de la Vuelta Master, logré completar el reto de “Vuelta por la Vida” donde logré pedalear durante 24 horas.  Esto me dejó cansado y no logré reponerme a tiempo para un mejor desempeño en la Vuelta Máster a Guatemala.

Aún así, si tomara esto en cuenta y no hubiera participado en la Vuelta Master, me habría quedado con la inquietud de saber si habría soportado terminarla o no.  Igual para mí fué un reto lograrlo y puedo decir que es confortante haber cumplido dos retos grandes en un lapso de quince días entre cada uno.

CLASIFICACIÓN GENERAL del Círculo Oro, donde finalmente me ubiqué en la posición 27 de 28 que finalizamos la prueba.

CLASIFICACIÓN GENERAL del Círculo Oro, donde finalmente me ubiqué en la posición 27 de 28 que finalizamos la prueba.

 

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: