jump to navigation

EL PROVERBIO DE AMILCAR QUICIBAL 17 junio, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in PURA INSPIRACIÓN!!.
trackback
AMILCAR QUICIBAL (a la izquierda) acompañado de José Victor Campos, el colombiano José Robayo y Andrés Torres (QEPD) integrantes de una de las dos cuartetas de Café Quetzal en la Vuelta a Guatemala de 1985.

AMILCAR QUICIBAL (a la izquierda) acompañado de José Victor Campos, el colombiano José Robayo y Andrés Torres (QEPD) integrantes de una de las dos cuartetas de Café Quetzal en la Vuelta a Guatemala de 1985.

“QUICI” TRABAJÓ DURO PARA COMPRAR SU PRIMERA BICICLETA Y PEDALEÓ EN ELLA SEMBRANDO PARA LA VIDA DE SUS HIJOS. HOY SIGUE DIRIGIENDO SU COSECHA

Con su primogénito, Christian, quien llegaría al ciclismo a los 5 años, asistiendo a su papá en vueltas a Guatemala.

Con su primogénito, Christian, quien llegaría al ciclismo a los 5 años, asistiendo a su papá en vueltas a Guatemala.

Cicloperiodismo.   Fué difícil encontrar las primeras palabras para esta nota, pero es que pensar en el día del padre y buscar un tema que realmente aporte algo para meditar y dejar en el corazón de la gente… solo lo pude encontrar en el caso de Amilcar Quicibal.

Lo conozco desde mis inicios en el ciclismo, de allá por 1986, cuando compitió con los equipos Almacenes Cantón y Café Quetzal.

En más de alguna ocasión competimos en el mismo pelotón y compartió cuartetas con los recordados Edin Roberto Nova y Victor Manuel Castañeda, solo por mencionarles a dos que ganaron Vuelta a Guatemala… pero siempre fué aporte vital para grandes ciclistas guatemaltecos que dejaron huella en este deporte y él dejó la suya propia que encontramos en los diarios de aquel tiempo que cuentan paso a paso de lo que Amilcar Quicibal dejó en cada gota de sudor desde su bicicleta en el asfalto de las carreteras de Guatemala.

Hoy por hoy, “Quici” ha vuelto a pedalear luego de varios años de descanso, pues se ha dedicado al trabajo en la confección de uniformes para ciclistas, una tarea en la que se involucró -sin querer queriendo- desde que él mismo se fabricaba sus propias guanteletas para competir.  Le quedaban tan “chileras” que varios de sus amigos ciclistas le encargaban un par y se los fabricaba y los vendía.

VIVIENDO COMO EL PROVERBIO

Así empezó Amilcar Quicibal a formar más que una empresa que hoy es exitosa… empezó a formar lo que hoy es el orgullo y buen camino para sus hijos.

LA DINASTÍA QUICIBAL, con Amilcar como patriarca.  Aquí lo vemos orgulloso papá de Dany, Christian y Dany.

LA DINASTÍA QUICIBAL, con Amilcar como patriarca. Aquí lo vemos orgulloso papá de Dany, Christian y Dany.

Realmente inspira conocer su historia, y me honra conocerle como mi amigo personal, pero me sorprende ver cómo sus hijos se han desarrollado -gracias a él- en el ciclismo guatemalteco, y de tal manera, que han llegado a ser seleccionados nacionales en este duro y exigente deporte.

Leyendo la Biblia, en Proverbios 22:6, encuentro el versículo que dice “Instruye al niño en su carrera; aún cuando fuere viejo no se apartará de ella”.

Otra versión de la Biblia expresa “Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo no se apartará de el”.

Amilcar ha logrado inculcar buenos principios a su pequeña hija Vera, quien también sigue sus pasos en el ciclismo.

Amilcar ha logrado inculcar buenos principios a su pequeña hija Vera, quien también va de la mano de su padre y sigue sus pasos en el ciclismo.

Esto queda claro en la vida de “Quici” si vemos cómo, su vida como ciclista y su formación familiar, fueron la base para formar él mismo a sus hijos desde pequeños:  Principios y deporte… hoy, veintitantos años después, sus hijos viven el ciclismo, son exitosos y llevan una vida sana que le permiten sentirse orgulloso de ser el papá que Dios le ha permitido ser.

PORQUÉ AMILCAR QUICIBAL HA LOGRADO ESTA COSECHA?

El mayor de sus hijos, Christian, me compartió muchas cosas que de su famoso papá han marcado su vida.  Dice Christian que “lo primero que recuerdo de mi papá en el ciclismo, es que estábamos afuera de la casa de la zona 6 y é me enseñaba a manejar bicicleta sin llantitas”.

La vida como ciclista que Amilcar Quicibal llevaba, fué una estafeta que pasó a sus hijos, pues ya como entrenador de ciclistas en Vueltas a Guatemala, su hijo Christian le acompañaba cuando apenas tenía 5 ó 6 años de edad y era el encargado de pasarle las caramañolas para los ciclistas.

“No me acuerdo quién ganó esas primeras Vueltas a las que acompañé a mi papá… yo solo me dedicaba a ayudarlo y acompañarlo… crecí en ese ambiente y me empecé a involucrar, me acoplé.  De hecho, pensar que iba a estar en una Vuelta a Guatemala con mi papá no me sorprendía… me sorprendí cuando me ví yo mismo como ciclista” me dijo Christian en una entrevista.

Amilcar Quicibal, a los quince años de edad, trabajó en el recordado almacén “Casa Automoto” que vendía sus populares bicicletas marca “Automoto” que, no eran profesionales de ruta, pero eran muy cómodas en precio allá por 1980.

Trabajando como encargado de bodega fué como logró comprarse su primera bicicleta.  De esto, Christian expresa que “me asombra cómo hacés el deporte a pesar de las circunstancias económicas, vas haciendo lo que te gusta… y eso fué lo que hizo mi papá.  Yo empecé de una forma muy distinta a la de él, y eso admiro de mi viejo”.  Christian es un hijo muy orgulloso de su papá, que emigró de su natal Comalapa poco antes del recordado terremoto de febrero de 1976 para hacer realidad la historia que hoy les comparto.

DICHO DE ENTRENADORES

Amilcar volvió a probar el ciclismo en la Liga de Veteranos cuando, en el año 2007, participó en la Vuelta Master a Nicaragua, donde logró un segundo lugar.  Aquí lo vemos a la rueda de Filiberto Dubón. De esta etapa, sus hijos fueron testigos que la edad no es impedimento para seguir un sueño.

Amilcar volvió a probar el ciclismo en la Liga de Veteranos cuando, en el año 2007, participó en la Vuelta Master a Nicaragua, donde logró un segundo lugar. Aquí lo vemos a la rueda de Filiberto Dubón.
De esta etapa, sus hijos fueron testigos que la edad no es impedimento para seguir un sueño.

Popularmente, en el gremio de entrenadores, se dice que un papá no debe ser el entrenador; y un entrenador no debe ser el papá… pero en el caso de Amilcar Quicibal esto no fué impedimento.

Aquí se creó una teoría diferente, pues es obvio pensar que dirigir a sus hijos sería bajo un buen consejo, dejando de lado la función de papá.  Claro que, es difícil dejar el papel de papá cuando se debe ser el entrenador cuando van montados en la bicicleta y volver a ser el papá cuando se llega a la casa luego de un entreno.

Lo más seguro es que el entrenador de los hermanos Quicibal, Christian, Dany y Quici, buscaría lo mejor para sus pupilos cuando están sobre la bicicleta… y cuando están dentro de la casa.

Amilcar pedaleó fuerte y correctamente cuando fué muchacho y, ahora que los muchachos son sus propios hijos, es él quien los guia para que sean mejores ciclistas de lo que él fué en su juventud.

MI PAPÁ, NO SE SI ES BRUJO… O QUÉ!!

Con todo eso, sus hijos le admiran como papá y como ciclista.  La enseñanza nunca ha faltado, ni el trabajo, ni la provisión y eso quiere decir que, si el ciclismo dejó huella… la enseñanza y el trabajo seguramente lo harán también.

Durante la entrevista a Christian, en representación de sus hermanos, le pregunté qué es lo que más admirás de tu papá? y la respuesta me sorprendió, porque no fué una respuesta adentrada en el ciclismo.  Christian dijo “El siempre tiene la razón.  No sé si es brujo o qué, pero cualquier cosa que dice… siempre tiene la razón… o la va a tener, o la tuvo!!… además esa capacidad que tiene siempre para resolver problemas”.

Amilcar Quicibal se involucró con sus hijos como si él fuera niño también; hoy está a su lado con el mismo juguete, pero de diferente forma:  la bicicleta.  Hace veintitantos años les enseñó a pedalear, ahora los sigue formando como campeones en el equipo Hino junto a otros grandes ciclistas que han dado gloria y medallas a Guatemala; es papá también cuando los entrena, porque no ha faltado un abrazo y la frase “estoy orgulloso de vos mijo…” cuando se ha logrado una exitosa carrera.

Para sus hijos, Quici es buen papá, el mejor papá, porque tuvo una buena infancia.  Fué el patojo que más jodió en la clase, el que hizo desastres en la casa y, como todo patojo que jode, es también un patojo que se pone a trabajar.

Sus hijos conocen de la historia de su padre que fué uno de los que más ayudó a su abuelita cuando la acompañaba a vender; saben que su papá se fortaleció con esa etapa de su vida y no se le arrala a nada.

AMILCAR, EL PATRIARCA DE LA DINASTÍA QUICIBAL

2 de 4. Dany y Christian, durante la segunda Vuelta Mundo Maya. No hay día que no compartan con su padre, no hay día que no hay algo que aprender de él, como papá y como entrenador.

2 de 4. Dany y Christian, durante la segunda Vuelta Mundo Maya.
No hay día que no compartan con su padre, no hay día que no hay algo que aprender de él, como papá y como entrenador.

Para los patojos Quicibal, su papá es un empresario que es igual con todos; que bien puede estar hablando con un mega empresario o con un comerciante de la tienda de la esquina, que será el mismo con todos.

Así es Amilcar Quicibal, un papá que se puso a entrenar junto a su hijo Christian cuando apenas tenía 12 ó 13 años; Dany es un gran escalador y Andy va ya a la rueda de sus hermanos, bajo la misma sombrilla de su padre.

Quién, formando a sus hijos en la vida y el deporte, no ha hecho lo correcto para tener su propio Proverbio en casa?

La moraleja es ser patojo junto a tus hijos; porque ese juguete que desde pequeño les diste… la bicicleta, fué aquí el secreto para ser papá, amigo, entrenador y ejemplo de vida… porque se ha pasado la vida pedaleando como güiro con sus hijos.

Vaya para todos… un Felíz y Bendecido Día del Padre…!!

Anuncios

Comentarios»

1. amilcar quicibal - 17 junio, 2014

gracias Robin, me han hecho revivir momentos realmente lindos, a DIOS gracias por estos hijos maravillosos y una gran familia deportiva,ya casi lloro, pero que importa se llora de alegría y también de tristesa, pero hoy estoy feliz.

2. Alejandro Flores Guzman - 18 junio, 2014

Se que es diferente ser un ciclista pues son pocos los que lo practican como lo hacían antes, Amílcar es uno de los iconos del ciclismo de Guatemala, y espero que siga con sueños pues es lo que lo mantienen vivo y lo rejuvenece. Felicidades Amílcar Quisibal y aprovecho también un saludo en el dia del padre. Alejandro Flores de Puerto Barrios, Club Amigos de la bicicelta. Posdata consígueme un juego de uniforme de Hino, no es necesario sea nuevo,, y me dices el precio. cel. 54163000

3. Walter Pérez - 27 octubre, 2014

La fotografia donde aparece Amilcar es del año de 1987, en la de 1985 la ganó Héctor Patarroyo y de extranjero contrataron al tico Andres Brenes, saludos, muy buenas historias.

4. Gustavo - 7 noviembre, 2014

Hola porfavor alguien q me pueda decir como le ago para comprar algunos uniformes de equipos de guatemala ya q ahora vivo en estados unidos y soy un fanatico del ciclismo y me diera gusto portar esos bellos uniformes de mi linda guatemala porfavor el de hino cafe quetzal o la coca cola o cable dx entre ptros mas porfa mandame un coreo a:::: tavomatheu0084@gmail.com

5. fernando alvarado PESCADO - 20 marzo, 2015

pues realmente es admirable quici a hecho mucho por sus hijos pero mas por el ciclismo al seguir adelante y ojala siga yeste al frente de la fede para que si dirija alguien que “lo conoce y lo vive”
POr ahora entro a este sitio
saludos
luis fernanado


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: