jump to navigation

AHORA SÍ… PRIMER LUGAR!!! 25 febrero, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER, PURA INSPIRACIÓN!!.
trackback

DIOS SIEMPRE ME HA DADO LAS FUERZAS PARA TERMINAR… PERO AYER, CON LA META CATORCE KILÓMETROS MÁS ARRIBA… ME DIÓ LA GRACIA PARA CRUZARLA EN PRIMER LUGAR

ESTA FOTO es la realización de un sueño:  ganar una dominical de Asomaster y ayer Dios me permitió lograrlo, dándole la gloria a El sobre la línea de llegada.  Foto: Robin Jr.

ESTA FOTO es la realización de un sueño: ganar una dominical de Asomaster y ayer Dios me permitió lograrlo, dándole la gloria a El sobre la línea de llegada. Foto: Robin Jr.

No me aguanto las ganas de compartirles esto… y es que las emociones así no se viven todos los días, y tampoco encuentro cómo contarles para empezar.

Calentando piernas antes de la salida.

Calentando piernas antes de la salida.

La cosa es que mientras cada vez más metas cruzo dándole la gloria y la honra a mi Dios por darme las fuerzas para terminar… hoy le doy las gracias por darme su favor para ganar una competencia, como sucedió ayer domingo 24 de febrero.

Entre un total de 34 ciclistas entre los seis círculos, la competencia unificó a todos en un solo pelotón, donde los novatos eran la gran mayoría con diez y seis ciclistas oficialmente inscritos, más tres del círculo Promocional.  Todos ellos le impusieron un ritmo fuerte a la competencia realizada en carretera a El Salvador, con un circuito de dos vueltas, con diez kilómetros por circunvalación, entre la gasolinera Scott (km 36) y el kilómetro 41, el punto conocido como “Las Piñas).

La misión de la dominical en turno, era dar las dos vueltas en el sector, para luego escalarnos la cuesta de “El Chilero” que con catorce kilómetros de montaña nos llevaría hasta la meta ubicada frente a la nueva iglesia de Casa de Dios, en el kilómetro 22 de la carretera a El Salvador.

Todos los círculos (categorías) salimos en un solo pelotón.

Todos los círculos (categorías) salimos en un solo pelotón.

Desde que en la línea de salida nos informaron que serían solamente dos vueltas de circuito, y que luego remataríamos con la montaña, solo había dos opciones:  Una, que el grupo se mantuviera completo hasta iniciar la escalada y, dos, que desde el inicio de la carrera los más fuertes (como los ciclistas de los círculos Promocionales, Blancos y Novatos) atacaran para romper piernas y desarmar el pelotón.

DURÍSIMO DESDE EL BANDERAZO

Durante la primera vuelta de circuito, aquí voy segundo en la fila hacia Las Piñas.

La bandera a cuadros cayó y el pelotón se mantuvo completo como por dos kilómetros, hasta que el descenso llegó hacia el primer retorno en Las Piñas, ubicado a cinco kilómetros desde la salida.

Pude notar dos ciclistas de mi círculo (Oro) entre el pelotón que avanzaba rapidísimo en la bajada, pero hubo un intento de fuga por parte de un ciclista Promocional que partió en dos al pelotón.

Hacia el cierre de la primera vuelta, en los primeros diez kilómetros de competencia.

Hacia el cierre de la primera vuelta, en los primeros diez kilómetros de competencia.

Encerrado a mitad del grupo, tuve que quedarme en el segundo pelotoncito que se formó desde ese momento, pero no teníamos muy lejos a los primeros; de hecho, los tuve siempre a la vista durante las dos vueltas del circuito que rodaba tan rápido, que todos pedaleábamos con relaciones superiores a 52 en la multiplicadora.  Yo personalmente llevaba una 52/19 aún en los ascensos.

A este amigo del círculo Novatos, lo ví al principio y luego al final de la cuesta.  Casi todo el trayecto lo hice en solitario.

A este amigo del círculo Novatos, lo ví al principio y luego al final de la cuesta. Casi todo el trayecto lo hice en solitario.

En el grupo donde me quedé, iba rodeado solamente de ciclistas jóvenes del círculo Novatos (durísimos los patojos…!) y no sabía si alguno de mi círculo iba en el grupo de adelante, pero no podía bajar el ritmo que llevaba.

Casi para cerrar la segunda vuelta del circuito, y para empezar el ascenso a la meta, el paso se apretó más todavía y mi ritmo fué levemente más bajo que el del resto del pelotón.  Digamos que por cada minuto de recorrido, el grupo se me adelantaba unos cinco metros, hasta que la diferencia fué mayor.

Al iniciar la escalada, pasando frente a la gasolinera Scott en el kilómetro 26, me mentalicé en que ya solo faltaban catorce kilómetros para la meta, pero lo más duro de la escalada tenía 11 kilómetros… así que tocaba ser muy estratégico con la forma de pedalear, porque no quería quedarme fundido en un terreno tan comprometedor como el de El Chilero.

En todo el recorrido, para el remate de la carrera en El Chilero, la concentración fué importante para mí.  Solo así se puede manenter un paso parejo.

En todo el recorrido, para el remate de la carrera en El Chilero, la concentración fué importante para mí. Solo así se puede manenter un paso parejo.

Prácticamente los once kilómetros de El Chilero los pasé en solitario, entre dos aguas.  Adelante llevaba al segundo pelotón y, atrás venían otros ciclistas sepa Dios en qué condiciones.

Mientras avanzaba en la cuesta, noté que poco a poco dos ciclistas venían detrás mío, acercándose muy lentamente y la lógica era que trajeran un paso más fuerte que el mío desde luego que me venían acortando distancia.  Este proceso tardó por lo menos diez minutos hasta que me alcanzaron en el kilómetro 26 de carretera, a solo cuatro de la meta.   El detalle hasta aquí, era que ignoraba quienes eran los ciclistas que tenía a mi rueda, solamente logré distinguir un mayllot rojo a mi izquierda, pero que no llegó a rebasarme.

En ese momento, un carro gris se colocó a nuestra izquierda y un asistente que, con unas bolsas de agua pura en las manos, gritaba “Rubén…!!  Rubén…!!” mostrándole las bolsas de líquido, y fué allí que me dí cuenta que quien me estaba a punto de rebasar era Rubén Saj, ciclista de mi mismo círculo; hombre muy fuerte en la escalada que, según yo, iba adelante en el otro grupo.

Una inmediata preocupación me llenó en ese momento, porque aunque no tenía segura mi posición final en esta competencia, la ubicación que llevaba en el camino me había costado muchísimo esfuerzo.  Eran ya diez kilómetros los que llevaba escalando con el mejor paso que pudiera en años y en ese instante todo podía venirse al suelo si Saj se quedaba a mi rueda.  De hecho, debo reconocer que en las competencias realizadas durante este año no he logrado llegar antes que Rubén Saj a la meta, así que las posibilidades de vencer a Saj en ese momento… eran muy pocas para mí si no hacía algo inmediatamente.

Volviendo al asistente en el carro acompañante de Rubén Saj, cuándo éste le avisó que llegó el agua, vino un instante que Rubén bajó levemente el paso para acomodarse hacia el carro y tomar su abastecimiento.  Yo había tomado mi porción de suero unos metros atrás, así que no necesitaba en ese instante, y cuando Rubén se hizo a la izquierda para recibir su abastecimiento y bajar el paso, me levanté sobre los pedales y arranqué con todo lo que pude para recuperar algo de la ventaja que por kilómetros había logrado.

Con el ritmo recuperado, bajé mi paso en el piñón de 21 a 17 y con un 42 adelante, apreté el paso de tal forma, que yo mismo me asombré de cómo iba rematando la cuesta hacia el cruce a Santa Elena Barillas en el kilómetro 25 de carretera, faltando solo tres para la meta.

Por tres minutos no volteé a ver.  Me concentré en lo que estaba haciendo, era como nadar huyendo de la ola del tsunami que me podía hundir… iba con un nivel de desesperación, pero tratando de no perder la concentración y la lucidez de ese momento.  Llegando a la Toyota, ví hacia atrás y la distancia era superior a los doscientos metros, según mi cálculo, por la perspectiva desde mi bicicleta.

Felíz, orgulloso y agradecido con Dios, luzco mi medalla de ganador este domingo.

Felíz, orgulloso y agradecido con Dios, luzco mi medalla de ganador este domingo.

No bajé el ritmo y así logré alcanzar a un ciclista más de los Novatos; unos metros más adelante distinguí un suéter blanco con licra roja, pero lo distinguía quién era.  Al verlo como a cien metros atrás de él, me faltarían aproximadamente veinte metros para alcanzarlo cuando él cruzó la meta; era Fernando Alvarado “El Pescado” quien estrenándose en el círculo Especial,  llegando en ese instante en el primer lugar de su nueva categoría; unos segundos después, cruzaba yo la meta con un tiempo oficial de 1 hora 25 minutos y 35 segundos.

Así fué esta corta pero meritoria carrera dominical, la preparatoria para la Vuelta Master que se disputará del 21 al 24 de marzo.

QUE DISTINTO ES SER EL GANADOR

Motivante al 200% vivir una experiencia así.  El hecho que varios ciclistas no hayan asistido, no le quitó emoción ni fuerza a esta jornada, ni mucho menos al hecho que yo haya sido el ganador de mi categoría.

Solo fueron 34 kilómetros de competencia, pero el hecho que de esa distancia, 18 fueron en montaña... la hace una prueba corta, pero exigente.

Solo fueron 34 kilómetros de competencia, pero el hecho que de esa distancia, 18 fueron en montaña… la hace una prueba corta, pero exigente.

Sufrimos todos en el camino, porque así es el ciclismo; sumado a que no hay carrera fácil… el esfuerzo de esta escalada pagó tributo el resto de la tarde del domingo, luego de subir en la cuesta de El Chilero como no lo había hecho antes.  Ya después de la pinchadura de la semana anterior, que me alejó de más puntos en el Ranking Nacional Master, hoy además de ser el ganador del círculo Oro en la meta, logré mis primeros 15 puntos para sumarlos a los 26 (14 y 12) que ya tenia acumulados de las competencias anteriores, hoy llego entonces a los 41 puntos de Ranking.

Hoy fuí el primero de mi categoría, el círculo Oro; fuí el puesto 15 del total de ciclistas (segundo después de los Promocionales, Blancos y Especial)… esta, la mejor dominical que me he corrido en Asomaster.

AHORA VIENE EL COMPROMISO:  LA VUELTA MASTER 2013

El competir en el ciclismo Master, o veteranos como suelen llamarnos algunos, no desmerece la calidad de ciclismo que desarrollamos.  Cada uno de nosotros en la liga tiene su vida puesta en esta pasión deportiva y nuestras familias lo saben, nuestros amigos también.

Por ese mismo nivel que manejamos, todos tenemos metas establecidas y, de alguna manera, cierta rivalidad deportiva con otros ciclistas con quienes hemos medido fuerzas en cada competencia.  Claro está, que cuando cruzamos la meta, seguimos siendo los mismos amigos de siempre, sin resentimientos porque uno haya vencido a otro… o cosas similares.  Somos realmente maduros en ese sentido.

CLASIFICACIÓN OFICIAL DEL CÍRCULO ORO con los tiempos de los comisarios, me ubican 24 segundos sobre Rubén Saj y 11:01 minutos adelante de Erick Hernández.

CLASIFICACIÓN OFICIAL DEL CÍRCULO ORO con los tiempos de los comisarios, me ubican 24 segundos sobre Rubén Saj y 11:01 minutos adelante de Erick Hernández.

La cosa es que ahora que por fín logré anotar mi nombre como ganador de dominical, seguramente hay quienes esperan más de mí como ciclista, tomando en cuenta que ya se nos viene la Vuelta Master Internacional y que nos quedan solo tres dominicales para ajustar nuestra preparación.

Mi compromiso es, sobre todo, personal.  Desde que volví al ciclismo y empecé a compartir con ustedes mis experiencias en este blog, dije que mi primer y máximo rival a vencer… era yo mismo.

Gracias a mi fotógrafo, que hoy fué testigo de mi primera victoria.

Gracias a mi fotógrafo, que hoy fué testigo de mi primera victoria.

Ayer, luego de recibir mi medallita preciosa como ganador del círculo Oro, recordaba las competencias Master del año 2011, cuando cruzaba la meta a 40 ó 45 minutos del ganador… luego en 2012, en lo poco que competí durante cuatro meses, mis diferencias se redujeron a 12 ó 15 minutos del ganador de cada jornada.

Hoy, lleno de felicidad me veo ganando mi primera competencia dominical… ahora sueño con ganar una etapa de la Vuelta Master.

Y porqué no soñar…?  Si esto es grande para mí, voy a seguir trabajando para lograr más.  Los límites se los pone uno mismo, y aquí quiero dar más para lograr más, porque de parte mía es solamente el esfuerzo y la voluntad; el resto, las fuerzas… me vienen del cielo.

Bendiciones a todos!!

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: