jump to navigation

LA REALIDAD, Y VERDAD, DE LOS RIESGOS DE UN CICLISTA 19 febrero, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in OTRAS COSITAS.
trackback
Paso mucho tiempo en la bicicleta cada día y esto me ha permitido conocer muy de cerca los peligros urbanos que el ciclista afronta... tenemos que ser siempre prudentes en la ciudad.  Foto: Ervin San Juan.

Paso mucho tiempo en la bicicleta cada día y esto me ha permitido conocer muy de cerca los peligros urbanos que el ciclista afronta… tenemos que ser siempre prudentes en la ciudad. Foto: Ervin San Juan.

HACE UNOS DIAS UN BUEN AMIGO CICLISTA ME DIJO “ROBIN, YA NO ANDÉS EN BICICLETA COMO LO HACÉS TODOS LOS DÍAS… TE VA A TIRAR UN CARRO”

Esto fué apenas este domingo 17 de febrero antes de salir a nuestra competencia en la ruta a Taxisco.  Mi amigo Raúl Hernández, preocupado por mi seguridad, me hizo este comentario… y no dudo de sus buenas intenciones… pero sus palabras me dejaron pensando bastante.

“Vos sos un hombre creyente y sabés que Dios te cuida siempre… pero no te arriesgués tanto” me dijo, preocupado porque cada día salgo a las calles de la ciudad de Guatemala para hacer mi trabajo como cicloperiodista.  “Cada día veo tus publicaciones de tus recorridos y hasta dónde te vas… pero pensalo bien, te puede tirar un carro, a muchos amigos míos los han atropeyado…”

La clave es ser usar siempre tu casco; ser prudente y respetar para ser respetado.

La clave es ser usar siempre tu casco; ser prudente y respetar para ser respetado. Imágenes: Guatevisión

Realmente son palabras que agradezco y reconozco que tiene razón en lo que ha sucedido por muchas partes, pero creo que la prudencia y la fe trabajan juntas para llevarnos con bien a donde como ciclistas pedaleamos.  Eso creo yo.

Analizando bien lo que Raúl me mencionó, recordaba aquella ocasión cuando hubo un tiroteo en el estacionamiento subterránteo del centro comercial Tikal Futura un 15 de septiembre de hace algunos años… luego de esos hechos, escuché a muchísimas personas que ya no llegarían a Tikal Futura porque podían matarlos.  Otros muchos dijeron que ya no era seguro ir a los centros comerciales por la inseguridad.

La seguridad del ciclista va más allá de cuidar tu cuerpo.  Tu bicicleta cuidala, dejándola siempre con candado y en un lugar visible.

La seguridad del ciclista va más allá de cuidar tu cuerpo. Tu bicicleta cuidala, dejándola siempre con candado y en un lugar visible.

Luego, viendo en las noticias de los medios de comunicación, cada vez que tristemente asesinan a pilotos de buses urbanos, las personas comentan que ya no se puede, pero que usan los buses por pura necesidad, arriesgándose a que los asalten o -en el peor de los casos- que reciban un disparo a la hora de una balacera dentro de una de las unidades.

Cuantas veces podás, usá las aceras, pero sin olvidar que allí la prioridad es para los peatones.  En la medida que respetás a los demás, ellos te va a respetar como ciclista urbano.

Cuantas veces podás, usá las aceras, pero sin olvidar que allí la prioridad es para los peatones. En la medida que respetás a los demás, ellos te va a respetar como ciclista urbano.

O bien, cuántas personas han sido víctimas de asaltos cuando van en sus carros… tantos casos de inseguridad…

Otra persona me preguntó una vez “Vos Robin, cuando vas en cicle… no te da miedo que te aviente un carro…?”  yo le respondí  “Vos, cuando vas en carro… no te da miedo que te aplaste un trailer…?”

Creo que tenemos que ser optimistas en cada cosa que hacemos.  Claro está que la prudencia debe ir sobre toda emoción que domine nuestros actos y nuestras actitudes, pero como ciclistas urbanos y ciclistas por deporte, siempre tenemos que tomar nuestras precauciones al momento de circular por las calles de la ciudad o por la carretera.

Mi amigo me mencionó que hay muchos conductores de carros que no quieren a los ciclistas y que, de hecho, les tiran el carro cuando los ven en las calles.  Seguramente hay varios así, pero no podemos -como los casos que les mencioné unos párrafos antes- dejar de visitar los centros comerciales, ni utilizar el transporte público, ni dejar de manejar nuestros carros… ni dejar de usar nuestra bicicleta solo porque tristemente a otras personas les tocó pasar una pena sea la causa por la que sea.

Podemos siempre procurar estar en los lugares más seguros y allí mismo sufrir una desgracia.  Algo así como el recordado caso del avión cubano que llegando a la ciudad de Guatemala, en el momento de aterrizar se pasó de la pista y se salió al final de ésta, cayendo sobre un barrio modesto, más allá de la pista de aterrizaje.  Ese día, una niña se encontraba inocentemente jugando en el patio de su casa… qué podía pasarle allí…?  Sin embargo, un avión le cayó encima y tristemente ahora es un angelito más en el cielo.

Siendo tan frágil y liviano entre el tráfico, mantenete siempre a tu derecha y volteá siempre a ver si podés cambiar de carril hacia cualquier lado.  No olvidés hacer señas manuales para solicitar tu espacio en el próximo carril.

Siendo tan frágil y liviano entre el tráfico, mantenete siempre a tu derecha y volteá siempre a ver si podés cambiar de carril hacia cualquier lado. No olvidés hacer señas manuales para solicitar tu espacio en el próximo carril.

No digo que Raúl no tuviera razón, ni mucho menos… pero cada día que salimos de nuestra casa en bicicleta, ya sea para rutinas diarias o para entrenamientos o competencias… tenemos -antes de cualquier cosa- que encomendarnos a nuestro Padre del cielo, pedirle que nos proteja, que sus ángeles acampen a nuestro alrededor librándonos de todo accidente, pidiéndole a Dios que aleje de nosotros a todo piloto imprudente, que nos salve de todo derrape, todo pinchazo, toda caída y todo problema mecánico… pero también debemos pedir sabiduría para ser ciclistas.

Esta sabiduría incluye ser prudentes, utilizando siempre nuestro casco protector, lentes para protejer nuestros ojos, guanteletas, llantas en buen estado y una apropiada manera de conducirnos por las calles.  Esto es  mantenernos siempre a nuestra derecha, voltear a ver constantemente por nuestra propia seguridad para ver si vienen vehículos “sospechosos” o camiones, buses u otro vehículo que represente riesgo para nosotros.

Una constante precaución de no hacer estupideces como rebasar a los otros vehículos de forma  intrépida, porque no somos sobrinos de Superman, ni acróbatas de circo como para hacer maniobras de las que podamos arrepentirnos o… avergonzarnos.

Los riesgos a los que como ciclistas nos enfrentamos tienen mucha relación con nuestro don de gentes a la hora de pedalear y ser uno solo con el tráfico.  Si nos olvidamos que allí dentro de las calles somos los más livianos y vulnerables… entonces ya perdimos, porque allí sí estamos en un peligro más alto y con más altas posibilidades también de sufrir un incidente.  Esa misma vulnerabilidad debe hacernos pensar bien, y dos veces, las cosas.  Muchos de nosotros tenemos esposas e hijos que nos esperan en casa, así que primero por nosotros mismos, y luego por ellos.

No podemos tapar el sol con un dedo.  La realidad del ciclista en la ciudad es difícil, pero ya que estamos en una ciudad que no fué adaptada para ciclistas... debemos ser ciclistas adaptados a nuestra ciudad.

No podemos tapar el sol con un dedo. La realidad del ciclista en la ciudad es difícil, pero ya que estamos en una ciudad que no fué adaptada para ciclistas… debemos ser ciclistas adaptados a nuestra ciudad.

ACCIDENTE O INCIDENTE…?

Hablando de incidentes y de accidentes, es buena oportunidad para mencionar la diferencia entre un accidente y un incidente.  Toda vez que la caída de un ciclista sea provocada por maniobras imprudentes, alta velocidad cuando no es debido, o cruzarnos una calle sin voltear a ver antes, o usar llantas lisas… cosas así no son motivo de accidente, sino de un incidente.

Porqué un incidente…?  Sencillo.  Porque podían evitarse.  Cuántas veces sabemos de carros que sufren un percance y luego nos enteramos que era por exceso de velocidad, o porque el piloto iba ebrio, o porque iba contra la vía, o porque llevaba llantas lisas, o porque le fallaron los frenos…?  Cada uno de estos puntos pudo evitarse si se hubiera revisado previamente el buen estado de las llantas, el líquido de frenos, o no beber si iba a manejar, o no pasar los límites de velocidad, etc… cada cosa de éstas, pudiendo evitarse antes… no provocan un accidente, sino un incidente.

Un accidente es aquel que a pesar de conducir con prudencia y con todos aquellos detalles ya revisados, enfrenta una situación que le es imposible de resolver y que obviamente no es culpa del piloto.

De la misma forma, nosotros como ciclistas debemos ser prudentes para no sufrir un incidente, pues un accidente no podríamos evitarlo.  Tenemos la gran tarea de conducirnos prudentemente para que, si enfrentamos un accidente, logremos minimizar los daños tanto en nuestro cuerpo, como en nuestra amiga la bicicleta.

Con esta publicación no quiero dejarles temor de salir a la calle a pedalear.  Contrario a ello, quiero recordarles que Dios estará siempre con nosotros, pero siempre pidámole su protección y andemos con precaución.  Recordemos aquel dicho popular “Ayúdate, que yo te ayudaré”… pues hoy puede cambiar por “Cuidáte, que yo te cuidaré”.

En una ocasión mi pastor dijo “Mientras más prudente usted sea… menos va a necesitar de un milagro” y realmente tiene toda la razón.

GRACIAS… SIEMPRE GRACIAS

Tu prudencia te ayudará a evitar incidentes y minimizar los daños en caso de un accidente.

Tu prudencia te ayudará a evitar incidentes y minimizar los daños en caso de un accidente.

A mi amigo Raúl, le agradezco dos cosas:  Laprimera es su gran preocupación por mí; sus palabras no quedaron en saco roto, ni son semillas echadas a las piedras.  La segunda, que sus palabras me motivaron a compartir este pensamiento, ya que como todo apasionado por la bicicleta, ya sea hoy o mañana, aquí o allá, de día o de noche… cuando Dios permita algo, El sabrá la razón, pero siempre seamos agradecidos con El estemos como estemos… nos guste o no lo que vivamos.

No seremos los primeros, no seremos los últimos, pero sí podemos hacer la diferencia en el ciclismo urbano.  Por favor… usen siempre su casco y lentes… verán que saldrán siempre ganando.

RECAPITULANDO: LO QUE TODO BUEN CICLISTA URBANO DEBE TOMAR EN CUENTA (Consejos prácticos de seguridad para el ciclista urbano)

-Usar siempre casco y lentes protectores.

-Mantener, cuanto sea posible, tu derecha.

-Voltear a ver constantemente antes de cambiar de carril y solicitar tu espacio con una seña manual.

-No acercarte menos de un metro y medio lateralmente a los carros estacionados.

-Si pedaleas de noche, procurá siempre usar vestiduras claras y un chaleco reflectivo.

-No hacer piruetas, ni imprudencias en la vía pública.

-Usá la bicicleta solo que sea muy necesario.   Mientras más evités los riesgos es mejor.

-Si sos prudente siempre y respetás el espacio de los vehículos y los peatones, nunca podrán culparte de cualquier situación.

-Las señales de tránsito, no solo hay que respetarlas… sobre todo obedecerlas.   Aunque llevés el derecho de vía en una esquina, no te atengás, sé prudente y mejor baja tu velocidad para ver si no viene otro vehículo que pueda dañarte.  Un bus, un carro, una moto… o aún con otra bicicleta, llevás las de perder si colisionás o te colisionan.

-Si no tenés experiencia para andar en bicicleta por la ciudad, te recomiendo aprovechar los beneficios de las ciclovías y de “Pasos y Pedales” que la Muni hace los domingos.  Te cuento que muchos percances suceden por la inexperiencia e inseguridad que el temor les provoca cuando salen en bicicleta a circular entre el tráfico.  Mientras adquirís práctica y la experiencia suficiente, es mejor y más prudente aprovechar las opciones que te mencioné.

Sigamos siempre adelante ciclistas… un fuerte abrazo y muuuuuuuuuuuchas bendiciones a todos…!!

PD:  Siempre prudentes!!

Anuncios

Comentarios»

1. Mauricio Spatz - 19 febrero, 2013

Buen artículo Robin, sin embargo, todos los que somos ciclistas, debemos ponernos en las manos de DIOS antes de salir y, por si cualquier cosa pasara, tambien debemos aceptar la VOLUNTAD DE DIOS, como lo repetimos en el Padre Nuestro, pues si no aceptamos la misma VOLUNTAD DE EL, entonces demostraríamos ser egoistas. Es síntesis, Gracias a DIOS, no nos ha pasado nada hasta aqui, y si ha sido asi, tambien ha sido POR LA VOLUNTAD DE DIOS. Saludos a todos los que practicamos este bello deporte.

2. yrma bellorin - 19 febrero, 2013

Me gusto la preocupación de tu amigo y mas aun te dio tema para escribir un articulo. Excelente por cierto como siempre, saludos cordiales

3. luis - 19 febrero, 2013

no queda sino encomendarnos a San Germán, y rogar por mano firme y mirada vigilante

4. lgonzalez@lemans.com.gt - 20 febrero, 2013

Buen comentario
Feliz dia
Slds
Leonel
BlackBerry® de Movistar, compartida la vida es más


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: