jump to navigation

DURÍSIMO, PERO CHILERO EL PRIMER “TOUR POR LA PAZ” 29 enero, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in TOUR POR LA PAZ 2013.
trackback

El Tour por la Paz ya es historia en el 2013, pero se planea realizarlo cada año.

A PARTIR DE AHORA TENEMOS UN NUEVO PRETEXTO PARA HACER CICLISMO EN DOS ETAPAS; NACIÓ EL TOUR POR LA PAZ… Y YO FUÍ PARTE DE LA HISTORIA

Para los que amamos el ciclismo, saber que tenemos una nueva competencia de dos etapas son el pretexto perfecto para soñar con una super competencia.

Así ví la cosa cuando me enteré del primer Tour por la Paz que corrimos el 26 y 27 de enero en la costa sur de Guatemala.

Llegando para inscribirme el sabado antes de la primera etapa.  Aún tenía puesta la maleta de cintura por el viaje desde la capital.

Llegando para inscribirme el sabado antes de la primera etapa. Aún tenía puesta la maleta de cintura por el viaje desde la capital.

Luego de nueve meses de no pedalear bajo el inclemente sol de Escuintla, y sin transporte para llegar a la salida de la primera etapa, me subí a la bicicleta y me fuí pedaleando por sesenta kilómetros hasta Super 24 de la autopista a Puerto Quetzal, lugar donde saldría la primera etapa del Tour por la Paz.

Menudo error el mío, pero me ganó la emoción de participar, porque saldría en esta etapa ya con sesenta kilómetros en las piernas, y yo que llegué casi a la hora del banderazo de salida de los círculos Azul y Oro, así que solo me dió tiempo apenas para anotarme en la lista y allá vamos… hacia la carretera a Taxisco, donde retornaríamos en el kilómetro 92.  Mi número de dorsal, el 218.

En el pelotón, como parte del círculo Oro, igual que yo… iba Victor Manuel Castañeda, Julio Alday y otros amigos de los equipos Hino, Optical Center y Rotulos Monroy.

Llegando a la meta de la primera etapa el sabado 26. Foto: Ciclomaster

Realmente un grupo durísimo, porque hay que reconocer que la mayoría de ciclistas de este pelotón eramos del Oro, aunque del círculo Azul daban lo suyo Amilcar Carranza y “El Pescado”, solo para formarnos una idea de lo difícil que sería mantenerme al ritmo de estos cuatitos.

Fué una aventura aguantar el paso que por ratos marcaba el pelotón, porque en la ida alcanzamos un promedio de 60 kilometros por hora y, luego del retorno, a un promedio de 40 kms/h.   Allí, en el kilómetro 92, logré llegar en la primera parte del grupo, para soportar el primer arranque de vuelta a Escuintla.

Recordemos que esta carrera se desarrollaba en la ruta a Taxisco y no quería por nada del mundo que se repitiera para mí una de las malvadas historias que me ha tocado vivir por estos lados.

Mi refugio fué el pelotón mientras pude, porque en terreno plano como éste, los especialistas rompen piernas a casi cada tres kilómetros y a medida que los kilómetros pasaban, sentía más carga en las piernas.

En esta primera etapa, mi esfuerzo para llegar a Escuintla pagó su tributo.  Al llegar al kilómetro 85 de carretera, ya de vuelta a la meta, simplemente la gasolina se me acabó.  Faltaban veinte para la meta y llevaba cuarenta y cinco kilómetros recorridos de competencia… o sea que yo me cargaba -hasta allí- 105 kilómetros bien pedaleados desde las siete de la mañana.

Poco a poco ví alejarse al pelotón y me resigné, pero no bajé la guardia.  Muy concentrado, mantuve mi paso y así seguí.  Con los minutos, me alcanzó Jorge Tobar para acompañarnos hasta la meta, aunque le perdí la rueda al llegar al repechito de la Báscula, donde tomó ventaja en la subida y se adelantó lo suficiente para no volver a verlo.

Este día fueron 12:23 minutos los que perdí en relación al ganador de la primera etapa, Amilcar Carranza que paró el cronómetro en 1:57:40 y Jorge Tobar entró antes que yo, con un tiempo de 2:09:33  Mi tiempo fué de 2:10:03 horas, apenas 30 segundos detrás de Tobar.

En esta foto ya voy empezando el ascenso a la meta en Sarita.  Foto: Mauro Rodríguez

En esta foto ya voy empezando el ascenso a la meta en Sarita durante la segunda etapa, el domingo 27 de enero. Foto: Mauro Rodríguez

LA SEGUNDA ETAPA

Para el cierre del primer Tour por la Paz, vine tan motivado como para la primera etapa, pero hoy viajé en carro, así que no podía exceder mi fondo.

Saliendo en falso hacia la carretera antigua a Puerto San José, 70 kilómetros nos esperaban bajo un sol radiante esa mañana del domingo 27 de enero… (cumpleaños de mi madre).

Tras el banderazo de salida, nuevamente me guardé en el pelotón y llegué allí hasta el kilómetro 92 donde retornamos.  La ida fué realmente lenta por partes, porque rodabamos entre los 30 y 32 kilómetros por hora en varios tramos y esto me ponía muy nervioso porque con gente como la que iba en el pelotón… esto parecía más cosa estratégica que un simple paseo del Tour.

Adelante, Carlos Monroy y un poco más atrás Amilcar Carranza, que se fugaron casi desde el inicio de la etapa.  Primero Monroy y casi un minuto atrás iba Carranza… el pelotón a un promedio de un minuto y medio después.

De hecho, encontramos a Monroy casi un minuto antes de que llegaramos al retorno… él iba ya de regreso, mientras a Carranza ya lo habíamos copado en la última parte de la ida.

Los ataques no se hicieron esperar y fué una dura combinación entre las largadas -que más parecían búsqueda de meta volante en una vuelta- y los interminables túmulos de esta parte de la carretera.  Pasábamos tan rápido por los túmulos, obligados por el ritmo del pelotón, que yo podía sentir cómo las dos ruedas de mi bicicleta se separaban del suelo y literalmente volaba como por cosa de dos metros para luego seguir pedaleando.

Lo calculado para hoy se hizo realidad.  Mi plan era soportar con el grupo hasta la entrada a la autopista para empezar a subir a la meta en Sarita.  Cuando llegamos a los dos reventones antes del puente sobre la autopista, el jalón que protagonizaron Castañeda y William Solórzano fué impresionante.

Parecía algo personal entre ellos, que se fueron alejando poco a poco del resto del grupo, cosa que yo pude ver desde la cola del pelotón mientras me empezaba a quedar poquito a poco.

En la subida a Sarita, reduje ventaja con dos ciclistas que llegarían a tener aproximadamente unos seiscientos metros adelante mío.  Uno de ellos era José Palacios, a quien rebasé en la mitad del trayecto de la subida a Sarita.  El calor era insoportable, pero tenía lo suficiente para mantener mi paso firme hasta la meta; solo sabía que Palacios estaba atrás, pero preferí no voltear a ver si le había sacado ventaja.  Solo me dediqué a pedalear sin parar.

En primer plano viene José Palacios llegando a la meta de la segunda etapa.  Atrás, yo levantando la mano dando gracias a Dios por terminar con bien la carrera.  Foto:  Ciclomaster

En primer plano viene José Palacios llegando a la meta de la segunda etapa. Atrás, yo levantando la mano dando gracias a Dios por terminar con bien la carrera. Foto: Ciclomaster

Cuando apareció la meta, faltando ya unos cien metros para la bandera a cuadros, pasó por mi derecha José Palacios quien trabajó muy bien los últimos metros para aventajarme.  Aunque finalmente acreditamos el mismo tiempo de carrera, dice el dicho popular en el deporte que “el que alcanza… gana” así que Palacios me ganó sobre la línea de meta.

Cuando recibí los tiempos oficiales, me dí cuenta que fué una mejor etapa que la de el día sabado 26.  Realmente mucho mejor, porque no fuí el último del círculo Oro en cruzar la meta… ni con una desventaja tan amplia como la de ayer.

Fué William Solórzano quien ganó la segunda etapa, venciendo por buen margen a Victor Manuel Castañeda.  Nuestro querido “Don Ramón” cronometró 2:10:19 horas y Castañeda hizo 2:10:55.  Yo entré con un tiempo de 2:14:52, con una diferencia de 4:33 minutos detrás de Solórzano.

LA CLASIFICACIÓN FINAL

Aquí me ven, a siete kilómetros de la meta en la segunda etapa del Tour. Foto: Mauro Rodríguez

La combinación de los tiempos entre la primera y la segunda etapa, dió como ganador del primer Tour por la Paz, en el círculo Oro, a William Solórzano con un tiempo acumulado de 4:08:01 horas; yo quedé en la décima casilla con un tiempo general de 4:24:55 a una diferencia de 16:54 minutos.

Me disfruté muchísimo esta doble jornada, porque compartí nuevamente en la costa y con amigos como Monroy, Erick Hernández, José Palacios, Victor Castañeda, el Pescado, William Solórzano y otros más que me motivan a seguir en este duro deporte que tanto amamos.

Por aparte, conversando con Samuel Villatoro, del comité organizador del Tour por la Paz, le pregunté de la continuidad de este evento y me dijo que si Dios así lo permite y si se consiguen los patrocinadores necesarios, podremos disfrutar del segundo Tour por la Paz en el año 2014.

Lo que quedó para mí, fué una moraleja:  “Cuando se corre una vuelta, no es de valientes llegar en bicicleta a Escuintla… es de tontos”.  Les prometo no volver a hacerlo.

El año apenas empieza y se ve una muy buena temporada con actividades así, que merecen nuestra participación y apoyo.  Gracias a los organizadores por darnos esta nueva oportunidad de competir por dos días seguidos.

Les dejo finalmente la clasificación general del círculo Oro, donde 18 ciclistas empezamos la carrera y solamente 11 la terminamos:

1-  206 William Solórzano 4:08:01       Dif:  0:00:00

2-  211 Víctor Castañeda 4:08:37                0:00:36

3-  207 Jose A. Salay 4:09:31                       0:01:30

4-  215 Amílcar Carranza 4:09:34               0:01:33

5-  204 Antonio Alday 4:10:43                    0:02:42

6-  217 Erick Hernández 4:13:03                 0:05:02

7-  214 Jorge I. López 4:14:01                      0:06:00

8-  210 José Palacios 4:14:29                        0:06:28

9-  208 José Hernández 4:15:17                  0:07:16

10-  218 Robin Martínez 4:24:55          0:16:54

11-  212 Carlos Monroy 4:46:49                  0:38:48

Anuncios

Comentarios»

1. Alvaro - 21 abril, 2013

Si yo tambien en esas carreras ando, y con 40 y fichas de edad y los compromisos y el jale pues ya no es tan facil en hacerle gancho pero alli vamos! Practico el pedaleo en los EUA, y admiro que ganas y entrega le echas al el ciclismo. Gracias Alvaro Duarte


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: