jump to navigation

LA HISTORIA OCULTA DE JOSÉ ROLANDO OVANDO 22 enero, 2013

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
trackback

DE JOSÉ ROLANDO OVANDO SE SABE POCO -YO COLABORÉ UNA PEQUEÑA PARTE- PERO HAY COSAS DE ESTE GUATEMALTECO QUE NADIE SABIA… HASTA HOY

José Rolando Ovando está de visita en Guatemala y platicamos largo y tendido de sus grandes aventuras como ciclista profesional en España.  Fotos: Robin

José Rolando Ovando está de visita en Guatemala y platicamos largo y tendido de sus grandes aventuras como ciclista profesional en España. Fotos: Robin

Cicloperiodismo.   José Rolando Ovando nunca ganó una Vuelta a Guatemala, pero le puso sal y pimienta a la última que corrió en 1984, la más emocionante Vuelta de la historia, a criterio de muchos.

Ovando visitó Guatemala y tuve la oportunidad de conversar con él y hablamos de cosas super interesantes, anécdotas y experiencias que como ciclista profesional logró para destacar en España.

"El Gigante" Ovando venció en la meta a tres grandes como Indurain, Chiapucci y Bugno.

“El Gigante” Ovando venció en la meta a tres grandes como Indurain, Chiapucci y Bugno.

Hace unos meses compartí una nota recordando parte de su historia, pero hoy me doy cuenta que lo que encontré esa vez no es nada con lo que este gran ciclista guatemalteco vivió.

Con acento español, luego de vivir tantos años en España, Rolando aún no pierde la naturalidad chapina al hablar; es un hombre por demás extrovertido, natural y sin presunciones de grandeza.  Tanto así, que no dudó en contar de dónde salió y hasta dónde llegó sobre la bicicleta.

Nos reunimos frente al Palacio Nacional, para platicar largo y tendido; obviamente no nos conocíamos, pero yo sí lo habría visto en muchas fotos y sabía que lo ubicaría inmediatamente.  De mí, él solamente sabía que llegaría al lugar en mi bicicleta blanca.

Cuando apareció, acompañado de su hermana Lilian, ya venía con una gran sonrisa de lado a lado, saludándome como si tuviéramos años de ser grandes cuates e inmediatamente empezó la aventura en la historia.

Rolando Ovando fué Campeón Nacional de España en Mountain Bike.

Rolando Ovando fué Campeón Nacional de España en Mountain Bike.

Para José Rolando, en Guatemala hay gente buena para el ciclismo y como él mismo expresa “no entiendo porqué no salen (al extranjero)… debe haber gente con cualidades; habría que ver bien el pelotón y ver quiénes son escaladores y otros los buenos para planear, para sacarles el jugo; ve quiénes tienen un nivel alto y sacarles el jugo”.

Se siente afortunado y dice haber aprovechado su oportunidad, porque “para mí fué muy grande ir a San Sebastián (país Vasco en la frontera con Francia), donde gané carreras como aficionado y después pude pasar como profesional.

La vida como ciclista profesional es muy bonita, pero muy dura porque hay que entrenar mucho, pero todo quiere sacrificio… realmente estoy contento con lo que pude lograr allá” dice Rolando.

Me compartió que, como ciclista profesional, su última fase la vivió con un equipo de Madrid (Bigarma) y luego en el Reynolds, donde fué compañero de equipo de figuras como Miguel Indurain y Pedro Delgado; más adelante formó parte del equipo Once con Marino Lejarreta, uno de los mejores equipos de España, y finalmente en el Tulip.

TODO PRINCIPIO ES MUY DIFÍCIL, PERO VALE LA PENA ESFORZARSE

“Vale la pena trabajar duro y esforzarse” dice Rolando.  Cuando él llegó, logró ganar seis carreras durante el primer año como aficionado; “por eso creo que sí se puede hacer… sé que en Guatemala hay gente que sí se puede trabajar con ella  y que saquen el nombre de Guatemala arriba” son las palabras del bautizado como “El Gigante” por el recordado Marco Antonio Rodríguez (Macord).

UN GUATEMALTECO QUE VENCIÓ EN LA META A MIGUEL INDURAIN, CLAUDIO CHIAPUCCI Y GIANI BUGNO… JUNTOS!

Cuenta Rolando que en una ocasión compitió en un criterium en San Sebastián, donde formaba un grupetto junto a Indurain, Chiapucci y Bugno.  Cuando llegó la hora de rematar la competencia, el guatemalteco salió adelante y dejó a estos tres grandes del ciclismo mundial atrás de él, ganándoles la meta con todas la de la ley.

“De esta carrera, allí tengo el trofeo en mi casa, como un recuerdo por demás especial.  Es cierto que era un circuito… pero igual, había que ganarles…!” dice contento.

Personalmente lo veo así, y como amante del ciclismo veo la posición de Rolando Ovando en esa carrera… cómo un guatemalteco logró ganarle una vez a un  campeón y dos grandes protagonistas del Tour de Francia…!!

Le dije a Rolando que así como yo en lo personal tuve la oportunidad de compartir en el pelotón junto a Edin Roberto Nova y más recientemente con figuras como Saturnino Rustrián, Victor Manuel Castañeda, René Ortíz y Valentín Toledo, cuando muchos ciclistas de hoy ni habían nacido cuando Nova hacía historia en el ciclismo guatemalteco… vos no solo compartiste en el mismo pelotón con Bugno, Chiapucci e Indurain… sino que además les ganaste en una competencia… esas oportunidades no las tiene cualquiera.

NO CUALQUIERA le presta su bicicleta a José Rolando Ovando, así que me dí gusto de prestarle la mía para esta foto... je je je je

NO CUALQUIERA le presta su bicicleta a José Rolando Ovando, así que me dí gusto de prestarle la mía para esta foto… je je je je

ESCALADOR DE “MEDIA MONTAÑA”

Siendo profesional en España, Ovando recuerda bien que lo guardaban más para carreras de media montaña.  “Si pasaba el puerto con el grupo, esprinteaba bien.  Fuí, como profesional, escalador de media montaña” dijo Ovando.

Este concepto de media montaña no lo comprendí muy bien, así que le pregunté qué era para él una media montaña y me dijo que algo parecido a la subida hacia San Lucas y agregó que como aficionado soportaba bien los tramos largos de montaña, pero entre los profesionales cambiaba el ritmo, cambiaba la gente, era mucho más duro… pero sabían que si salía entero de una media montaña -ya como profesional- la posibilidad de ganar en la meta eran muy altas.

NO LE PERMITIERON CORRER LA VUELTA A ESPAÑA

Cuenta José Rolando que ya con su dorsal puesto y todo, ya en la línea de salida de la Vuelta a España (cuando formaba las filas del equipo Tulip),  un uez italiano notó que Ovando competía con licencia guatemalteca y le negó el permiso para arrancar con el pelotón.

“Tuve que irme de regreso con mi dorsal, mi maleta y todo de regreso a San Sebastián,  sin saber porqué este señor italiano no me dejó correr, desde luego que ya había competido en el Tour de El Porvenir sin ningún problema, pero bueno… así me toco” dijo Rolando.

SU RETIRO DEL CICLISMO PROFESIONAL

Cuando llegó a España, José Rolando Ovando fué llevado a un centro de alto rendimiento, donde unos exámenes médicos dieron a conocer que padecía problemas de glucosa y esto le provocaba problemas para recuperarse en las grandes vueltas.

Aún así realizó todo lo que ya sabemos, y estamos por saber, pero resulta que el problema de glucosa fué la causa principal de su retiro del ciclismo.  De hecho, y como el mismo José Rolando dice, cuando corrió la Vuelta a Guatemala de 1984 ya tenía problemas de glucosa, pero no lo sabía  y aún con eso, Ovando no solo ganó la Etapa Reina, sino que ese mismo día venció a los cuatro colombianos que tanto habían trabajado para ganarla.

Su retiro del ciclismo profesional de ruta, fué en 1993.

ENTRE SU RETIRO Y EL GRAN RETORNO

Retirarse del ciclismo de ruta no fué fácil de aceptar.  Durante los dos años de inactividad como ciclista profesional, Ovando fué invitado varias veces por equipos profesionales para acompañarlos en competencias importantes, pero no como ciclista, sino como masajista, pues tiene el título de Masajista Deportivo y podría desempeñarse de esa otra manera en vueltas importantes.

“Acepté algunas veces, pero otras muchas no.  Lo que sucede que que por mi problema de glucosa no era prudente competir en altos niveles como los de la ruta, y cuando iba a estas invitaciones, me daba tristeza no competir… porque sabía que tenía buen nivel para la virula.  Es decir que si podía… pero no debía”.

FUÉ CAMPEÓN NACIONAL DE ESPAÑA EN 1995

Rolando Ovando fué ciclista profesional de ruta hasta 1993.  Dos años más tarde, un amigo lo invitó a dar unos paseos, pero ya en bicicleta montañesa, especialidad que poco a poco le fué gustando hasta que participó en varias competencias de Mountain Bike y lo invitaron a probar suerte en el “open” de la especialidad.

Fué probando de competencias en competencias con bicicleta de montaña, hasta que una vez llegó formando parte de la selección de San Sebastián al Campeonato Nacional de España de Mountain Bike y en la última vuelta del circuito sacó ventaja al mejor de los favoritos… y ganó la carrera, coronándose así como Campeón Nacional de España en Mountain Bike.  Esto fué en 1995.

De esta parte de la historia, Ovando agregó que “nadie se imaginaba que iba a ganar… ni siquiera yo!!” dice Rolando, agregando que “en esa ocasión me sentía bien, con bastante fuerza y podía hacerlo, pero estaba trabajando para el jefe de filas, quien en un momento de la competencia me alcanzó y me tomó del sueter y me dijo resérvate porque te veo muy bien así que le arranqué a Marquez en la última vuelta y no me aguantó… le saqué como veinte o veinticinco minutos!!” recuerda muy emocionado Rolando.

LA NUEVA VIDA DE “EL GIGANTE” OVANDO

José Rolando Ovando, ahora con 49 años de edad, trabaja para una empresa eléctrica de alta tensión; está casado con Marian, de nacionalidad española y tienen tres hijas: Aicea Ixchel (21), Ainoa Suquinay (18) y Nerea Ixmucané (13).

“Mis hijas tienen un nombre de orígen vasco y otro de orígen guatemalteco, por eso las combinaciones extrañas” dice Rolando.  Manifestó que en una ocasión que visitaron Guatemala juntos, les explicó varias cosas de sus nombres, e incluso las llevó a conocer el Museo Ixchel.

Junto a sus labores como electricista, José Rolando apoya a algunos “patojos” en el ciclismo.  Reconoce que así como a él lo ayudaron una vez, él quiere ayudar a otros según puede por sus compromisos y capacidades económicas, porque vale la pena apoyar a los muchachos que muestran habilidades en el ciclismo.

“Ya ves, Indurain no era un campeón al principio… cuando yo corría con él, solamente destacaba en las Contra Reloj y mirá el tipo de gran campeón que fué más adelante… ganó el Tour de Francia!!

Para ver la nota anterior de Ovando en mi blog, pueden hacer click en esta foto.

Para ver la nota anterior de Ovando en mi blog, pueden hacer click en esta foto.

Por eso digo que hay que trabajar duro con los patojos y todo esfuerzo tiene su recompensa.  A mí me descubrieron unos patojos ciclistas de Las Anonas, en Pinula, cuando yo estudiaba en las tardes, entonces trabajaba en la mañana y me encontraban subiendo a Puerta Parada.

Como subía tanto o mejor que ellos, les llamé la atención y me apoyaron.  Entre la ayuda que recibí, recuerdo y agradezco siempre la que me dió don Richard Samayoa, porque me apoyó aún cuando mis papás no me dejaban practicar ciclismo.

José Rolando reconoce como su gran mentor al gran Samuel de Jesús Herrera, ganador de la Vuelta a Guatemala en 1972.  Herrera tomó a Ovando como su pupilo allá por 1980 cuando apenas era un novato en el ciclismo y lo orientó con sabios consejos en la carretera cuando iba en competencias.

“Samuelón (como José Rolando le dice cariñosamente a Herrera) iba en una moto a la par mía y me decía dónde atacar, o cuándo debía esperar el momento… era muy sabio en el ciclismo…” dice Ovando de Herrera.

Formó también parte del equipo Benotto en Guatemala, de don Arturo Solórzano, en donde tiene muy buenos y gratos recuerdos de sus aguateros Arnoldo y Calolo (dos grandes amigos suyos de la zona 5 de la ciudad de Guatemala).

Finalmente pasó a las filas del Residenciales Catalina con el señor Richard Samayoa, quien más adelante lo llevaría a España… y el resto de la historia ahora ya la conocen.

“Mi papá le dijo una vez a don Richard que era un deporte de vagos, y don Richard le respondió que lo que me daban en el trabajo, él me lo daba para correr y así logré llegar al ciclismo gracias a ellos” dice Ovando, por eso siente en su corazón hacer lo mismo por otros.

“POR MORENO”… NO QUERÍAN ALGUNOS

Rolando Ovando rompió los esquemas físicos de los ciclistas en Europa.  Dice Rolando que “como era moreno… ni me volteaban a ver” tanto así, que en una ocasión, para una carrera local en San Sebastián, uno de los corredores de la ciudad, casi se opuso a que participara, porque él quería ganar dicha competencia.

Al ver esto, apareció Miguel Indurain y le dijo al otro corredor “Rolando también vive aquí en San Sebastián y por eso también tiene derecho a ganar… si puede.  Así que dejalo correr”.

EL VERDADERO NOMBRE DE JOSÉ ROLANDO OVANDO

Esta imágen corresponde a una publicación de Prensa Libre en 1984, donde podemos ver cómo desde entonces los medios influyeron grandemente en que todos conociéramos a José Rolando con el apellido Ovando y no Obando, como sería lo correcto.
Ahora, le ha quedado como “nombre artístico”, pero ustedes no se hagan bolas y sigan llamándole cariñosamente OVANDO.

Otra anécdota para contarles, que ustedes ni se imaginan aún leyendo la línea que precede a esas letras…

Este tema cayó, como decimos en buen chapín, “de pura guasa” porque sin yo saber porqué… le pregunté a Rolando “mirá Rolando, tu apellido es con V o con B?”  El me dijo “con B“.

Esto me llamó la atención demasiado, y le dije “mano, pero si todo mundo desde hace años escribe tu apellido con “V” (Ovando, y no Obando) fijate bien en las publicaciones de prensa de aquel tiempo, en tu nombre de las fotos oficiales de los equipos españoles… en todas partes está con “V”, todo mundo te conoce como Ovando y no como Obando” le dije.

Extrañadísimo con el detalle, me respondió “fijate que es cierto!! pero bueno… no se pierde nada… dejémolo así…  jej eje je je je”

Realmente vivimos adaptados a las costumbres y prácticamente el destino ha definido a este gran ciclista como José Rolando Ovando desde hace casi treinta años, pues todos los periódicos escriben su apellido con V y todos los guatemaltecos lo conocemos así.

Pensé muchísimo hacer las correcciones en ésta y la nota anterior -que los invito a leer-, pero llegué a la conclusión que si cambio la letra V del apellido de José Rolando, casi lo estaría borrando del mapa de la web, porque cualquier persona que busque alguna información suya, la buscaría como Ovando, así que llegamos al acuerdo con Rolando que, de ahora en adelante, se llamará oficialmente JOSÉ ROLANDO OVANDO.

La letra B, dejémola solamente para su pasaporte, la cédula -o el DPI en su caso- y para sus asuntos en España…

LA HISTORIA ANTERIOR.  Para ver mi publicación anterior sobre la trayectoria de José Rolando Ovando, puede hacer click aquí.

Anuncios

Comentarios»

1. José Samayoa - 23 enero, 2013

Excelente entrevista un orgullo para Guatemala

2. Hilda Alvizurez - 15 marzo, 2013

ovando es un ejemplo a seguir para la juventud guatemalteca, aparte de ser una gran persona ya que lo conozco de toda una vida. “Es un orgullo chapín” att. H.A

3. Martino - 3 septiembre, 2014

Muchas cosas que no cuadran en este texto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: