jump to navigation

NO PUDISTE CONMIGO TAXISCO!!! 28 marzo, 2012

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER.
trackback

EN LA ÚLTIMA DOMINICAL ANTESDE LA CLÁSICA, PASÉ LA PRUEBA DE FUEGO, SALIENDO INTACTO DE LA RUTA QUE POR MESES HA SIDO MI DOLOR DE CABEZA… LA RUTA A TAXISCO

Ya había logrado salir bien de esta carretera, pero en entrenamiento el pasado jueves 22 de marzo, en una jornada de preparación para la Clásica, pero lo que más valía era sobrevivirle en competencia… y ese momento se llegó el domingo 25 cuando salí enterito, sin pinchazos y -sobre todo- mejorando mi posición en la clasificación al llegar a la meta.

CON LA CARA BLANCA... pero no es de pálido por el esfuerzo de esta carrera. Es antes de la salida, porque me estaba aplicando protector solar, debido a los fuertísimos rayos del sol en la costa sur.

Una carrera rapidísima en el trayecto de ida, donde nos juntaron a los cuatro círculos Promocional, Blanco, Azul y Oro.  A nosotros, en el Oro, nos correspondía retornar en el kilómetro 95, así que conocía bien el camino.

En la ida, el pelotón estuvo encabezado principalmente por corredores del círculo Promocional, así que no le dimos mayor importancia en caso de alguna fuga que perjudicara a los Oros.    En un momento, apareció un dorado en la punta del grupo:  William Solórzano.

Cuando Solórzano se colocó a la punta, el avispero de Oros se puso en movimiento y se ubicaron en la primera parte del grupo -atrás de los Promocionales- ciclistas como René Ortíz, Federico Lechuga y Oscar Coyoy.   En el primer cuarto del recorrido, hubo una fuga por parte de un ciclista del círculo Blanco y Coyoy dispuso pegarse a su rueda, logrando una ventaja de aproximadamente trescientos metros sobre el pelotón.

Mientras Solorzano estaba adelante, dispuse pegarme a su rueda y así me mantuve, sin voltear a ver quiénes vendrían -con toda seguridad- a mi rueda.  Estaba seguro de ello, porque quienes venían en el grupo, son ciclistas fuertes con mucha capacidad de mantener un paso parejo por tramos largos, así que me decidí a trabajar sin quitar la vista del frente y no perder a Solórzano de mi vista.  De allí, me mantuve siempre dentro del pelotón.

A un par de kilómetros del retorno en el kilómetro 95, me quedé algunos metros atrás… en el último tramo previo a este punto, el grupo se reventó y me tocó correr los primeros tres kilómetros en solitario hasta que fuí alcanzado por Mario Soto y Francisco Lechuga.  Cuando pasaron por mi izquierda, apreté el paso y me pegué a su rueda, tratando de soportar el fuertísimo ritmo que llevaban.

Valía la pena ese gran esfuerzo para mí, porque el grupo principal estaba allí a la vista, como a unos trescientos metros.  Era ya un grupo pequeño, desde luego que quienes retornamos en el kilometro 95 eramos únicamente ciclistas del círculo Oro y uno del Azul, así que desde que me pegué a la rueda de Lechuga y Soto, era yo el último… el cabús de la competencia.

Ya juntos los tres, íbamos rotando para mantener la velocidad.  Uy que paso llevaban estos cuates!!!  De verdad que me traían penando para ir allí, en persecución del grupo, pero sabía que si me quedaba rezagado de ellos dos, alcanzar al pelotoncito sería practicamente una cosa imposible para mí.  Era asunto de trabajar duro, o sufrir el resto del camino.

Nos mantuvimos así hasta tener el grupo a unos cincuenta metros y ellos llegaron primero.  Por unos cinco minutos me mantuve reduciendo la diferencia y ya me sentía algo desgastado por el trabajo hecho con Soto y Lechuga.  Ya cuando alcancé al pelotón, inmediatamente me ubiqué lo más adelante que pude para descansar y recuperar fuerzas para lo que se venía… la subida a Sarita.

El ritmo del pelotón era calmado… no lo entendía.  Esto porque mientras yo venía atrás, resulta que René Ortíz, del equipo Rótulos Monroy, se habría fugado y llegó a tener una ventaja de 5 minutos -según me enteré- así que sus compañeros de equipo Victor Manuel Castañeda, Federico Lechuga y Josué López, mantuvieron al grupo caminando lento para que la ventaja de Ortíz se mantuviera y así asegurar la victoria de “La Rana” en esta dominical.

Esta es la clasificación oficial de Asomaster para la dominical del 25 de marzo. Entré en la posición 8, a 1:13 minutos de José Palacios y 2:02 minutos adelante de Mario Soto.
Los 9 minutos detrás de René Ortíz, el ganador, son hasta ahora la menor diferencia que he logrado en dominicales.

A mí me favoreció, porque logré recuperarme y llegar con el grupo lo más avanzado que fuera posible.  Ese punto fué casi hasta llegar a la Báscula, ya terminando la carretera de Taxisco, cuando nos alcanzaron los primeros ciclistas Promocionales que venían ya desde el kilómetro 98.  Traían una velocidad impresionante y entonces el grupo de Oros se pegó a su rueda, trayéndonos a todos tras de ellos.

Para todo esto, ya tenía mi primera victoria personal del día:  Salir enterito, sin pinchazos, sin caídas… y con el grupo de ésta carretera que por dos temporadas me ha tratado tan mal.  Hoy logré salir victorioso y me da risa… porque dentro del grupito hasta chiste venían haciendo de esto… “cuidado muchá, porque aquí es donde Robin se cae…!!”

Volviendo al tema, mi paso no fué lo mismo que el de los Promocionales ni de los más fuertes del Oro, así que me puse a hacer lo mejor que pude.  Solo alcancé a notar que adelante mío iban José Palacios y Erick Hernández.  A Hernández lo pasé en el repechito que está justo después de la báscula, mientras que José Hernández estaba aún a unos cincuenta metros adelante de mí.

En el plan de Super 24, antes de iniciar el ascenso a Sarita, pasó Erick Hernández pegado a la división central de la autopista, con un paso apretadísimo y no me dió chance de seguirlo; se juntó allí adelante con Palacios y los ví juntos trabajar hacia la cuesta de Sarita… yo, cuando empezó la inclinación, trabajé duro… apreté el paso y de verdad que me esforcé, pero el trabajo de estos dos hombres juntos dió su fruto y lograron aumentar su ventaja en los últimos cuatro kilómetros.

Fué un final durísimo para ésta, la última dominical antes de la Clásica Internacional Master de este año.  Ya en la meta, supe que todavía entré antes de Francisco Lechuga y Mario Soto; mi tiempo y posiciones en la general, fueron -para mí- muy aceptables, tomando en cuenta el nivel de los ciclistas que integran el círculo Oro.

Hasta que se aparecieron los Promocionales en la Báscula, mi idea era probar subir junto con Castañeda y Coyoy… pero otro día será.

Por el momento, me siento satisfecho con lo alcanzado… este año ha sido distinto en el ciclismo, desde que me involucré en la organización de la Clásica Master.  Toda una experiencia.

P.D.:  Hay por allí otro par de fotos que quiero compartirles, pero en cuanto las consiga las voy a incluír.

Bendiciones a todos!!

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: