jump to navigation

UNA CARRERA PARA VALIENTES, ESTE DOMINGO EN LA ETERNA 7 agosto, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER.
trackback

HOY, LUEGO DE TANTOS AÑOS DE NO COMPETIR EN LA CARRETERA AL ATLÁNTICO, VOLVIMOS A BUSCAR EL MARTIRIO DE LA ETERNA, AUNQUE LAMENTABLEMENTE, SATURNINO RUSTRIÁN SE ACCIDENTÓ.

Muy contentos y optimistas para empezar esta dominical tan clásica en el ciclismo, como subir La Eterna.  Eso sí… antes de subir… hay que bajar, y allí estuvo el detalle.

Mientras empezabamos el descenso, a un kilometro aproximadamente del punto de salida, algo no andaba bien en mi bicicleta porque sentía una vibración muy extraña; un golpeteo en seco que me hizo pensar que las llantas estaban demasiado infladas, y tomé mis precauciones para el descenso con el grupo.  Gracias a Dios, no se bajó tan rápido como en otras ocasiones, aunque según me comentó mi esposa -que nos acompañó junto a mi hijo en el carro- bajamos a un promedio de 80 kilómetros por hora.

Saturnino Rustrián tuvo una lamentable caída casi al inicio de esta competencia. Gracias a Dios no tuvo fracturas, aunque al principio los médicos del Igss de la zona 6 así lo habían indicado, pero solo tiene un dislocamiento y ya está en su casa reposando.

CAYÓ SATURNINO RUSTRIÁN

Todo iba bien, hasta que a unos tres o cuatro kilómetros de la salida, alcancé a ver a un ciclista tirado al lado de la carretera, y un carro de alguien ayudando.  Se trataba de Saturnino Rustrián, del círculo Platino.

No pude ver mayor detalle, más que estaba tratando de incorporarse pues estaba boca abajo metido en la cuneta de la orilla de la carretera.  Realmente yo iría a unos 65 kilómetros por hora luego de frenar cuando ví a Saturnino allí tirado; era para asustarse, pero más aún cuando un carro gris me rebasó por la izquierda y, según él para ayudar,  casi detuvo la marcha delante mío y apreté los frenos lo más que pude.

Créanme… sentí que yo sería el segundo en volar este domingo, cuando a cada instante ese carro lo tenía más cerca de mí, sin acelerar y yo tratando de parar la marcha en descenso.  De alguna frma le grité desesperado y gracias a Dios inmediatamente aceleró para despejar mi camino, no sin antes dejarme el susto de mi vida… porque seguramente eso habría dolido mucho.

Así seguí mi camino hacia abajo, preocupado por Saturnino, pero esperanzado en que por lo menos ya tenía ayuda en el lugar del accidente.  Realmente no valía la pena que yo parara la competencia, pues no hubiera sido de ayuda y como dicen en el mundo del espectáculo… el show debe continuar.

De todas formas, luego de la bajada de velocidad detrás del carro en mención, y mi recuperación, más la perdida de concentración en la carrera por la situacion de Saturnino, seguí bajando lo más rapido posible tratando de alcanzar al pelotón que ya me habría sacado una gran ventaja.

Así llegué al punto más bajo de hoy, el puente de Agua Caliente, donde inicié el primer ascenso de la jornada a siete kilómetros del retorno.  Uy!! créanme que con tantos años de no pasar por aquí en bicicleta, no recordaba lo duro y difícil de este terreno; se me hizo larguísimo, pero así llegué al punto de retorno.

Luego de iniciar el descenso hacia Agua Caliente, avancé aproximadamente unos tres kilómetros, cuando mi cadena se salió del plato 42.  Gracias a Dios fué en terreno plano, porque si hubiera sido subiendo, habría sido una situación difícil para mí.

Me detuve, coloqué nuevamente la cadena y me volví a montar en la bicicleta.    Cuando estaba en la labor de reparar esto, pasó a mi lado Carlos Monroy, que venía detrás mío, un poco más rezagado; me dijo “mijo… dale!! te espero y jalamos, venite…!!”  así que cuando coloqué la cadena, me monté para alcanzarlo, hasta que… otra vez, y en el primer pedalazo, la cadena se volvió a descolgar, pero esta vez se trabó entre el plato y la caja de bielas.  Levanté la mirada y ví a Carlos alejarse en una extensa curva a la izquierda.  Volví a bajarme de la bicicletea, le luché para destrabar la cadena y al fín logré; la coloqué nuevamente y allá voy.

Debo reconocer que luego de la caída de Saturnino y la situación con el carro gris frente a mí... me desconcentré de la competencia, pero las cosas se normalizaron desde el retorno para buscar La Eterna.

Carlos Monroy me habría aventajado ya con unos 800 metros, que fuí reduciendo poco a poco hasta casi llegar a un descenso; aquí, Carlos llegó primero y me volvió a sacar ventaja.  Unos tres kilómetros más adelante, otro descenso que me haría llegar al puente de Agua Caliente y de allí, empezar el ascenso de La Eterna.

Ustedes saben lo que me gusta este terreno y cuánto esperaba esta carrera para darme gusto, adicional a que me sentía con todas las fuerzas para subir.  Para todo esto, Mauro Rodríguez me alcanzó en su motona verde grillo y mientras me acercaba al puente, le pregunté por Saturnino y me dijo que estaba bien, que los bomberos se lo había llevado consciente al Igss de la zona 6.  Bueno, ya más tranquilo, tuve una emoción distinta para empezar la escalada de veinte kilómetros para la meta en la zona 18.

Pasando el puente, me paré sobre los pedales y allá voy subiendo a mi ritmo y mi gana.  Sí, me sentía completo y traté de restar metros a quien, o quienes tuviera por delante… empezando por Carlos Monroy.  Dios me dió las fuerzas para alcanzarlo en el primer kilómetro, y así lo hice; me coloqué a su izquierda y lo traté de animar a que jalaramos juntos, pero me dijo “dale mijo… no bajés tu ritmo!!”.  Entonces así lo hice y seguí mi camino para arriba.

Al terminar el primer kilómetro de escalada, encontré a mi esposa y mi hijo esperándome en el kilómetro 29 listos para acompañarme en lo que restaba de la competencia.

En la clasificación general oficial de Asomaster, están los tiempos de la carrera. Por no ser muchos ciclistas, no se clasificó por círculos.

De allí en adelante, pues el obvio cansancio se hizo presente, pero procuré no bajar ni el ritmo ni la guardia, pero un dolor abdominal por gastritis me empezó a atormentar y pedí banano para comer algo.  El bananito que mi hijo me dió, lo sentí como banquete; me repuse del malestar de gastritis, tomé bastante agua, suero y ánimos para seguir hacia arriba.

Al llegar al kilometro 19, buscando los planes de El Peaje, apreté el paso y así me mantuve por casi tres kilómetros más.  Subí con una relación 42/19, pero en el plan subí a un 52/19, 52/17 porque me recuperé pronto gracias a Dios.

Así llegué al pie de esta cuesta, muy representativa de La Eterna.  Esa subida recta de 2.5 kilómetros de longitud, que pareciera la escalera al cielo, donde pedaleas y pedaleas y el horizonte nunca se acerca, pero poco a poco, con perseverancia, paciencia y esfuerzo, lográs sacar la montaña de tu espalda.

Mi llegada a la meta, la logré en un tiempo extra oficial de 1:58:28 horas.  Para la hora que publico esta nota (20:10 hrs) aún no se han publicado los tiempos oficiales de la competencia por parte de Asomaster, pero siento que a pesar de la caída de Saturnino y de mi rezago del pelotón, subí como quería y soñaba.  Siento que he mejorado, aunque sigo buscando la oportunidad de llegar junto al pelotón, al pie de la montaña para emprender la escalada con ellos, donde van los más fuertes del círculo Oro y ver cómo nos vamos.

CONFIRMADO:  SATURNINO NO SUFRIÓ FRACTURAS, SOLO ESTÁ DISLOCADO Y CON RASPONES

Les cuento que hace unos minutos se comunicó conmigovía teléfono Mauro Rodríguez y me comentó que habló con Saturnino Rustrián.  Bendito Dios, no hay fractura, tan solo un dislocamiento y tendrá que usar cabestrillo.

Por ahora Saturnino ya se encuentra en su casa haciendo reposo; raspado y dolido, pero bien gracias a Dios y sé que pronto nos estará enseñando más de cómo se hace ciclismo del bueno.

Gracias Dios por la vida de Saturnino, y porque lo protegiste de un daño mayor.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: