jump to navigation

SE TERMINÓ EL TOUR ORBEA… CON MUCHA MÁS GLORIA QUE PENA 1 agosto, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in TOUR ORBEA 2011.
trackback

REALMENTE SÍ LOGRÉ LA META PERSONAL DE NO SER EL ÚLTIMO DEL TOUR ORBEA… AUNQUE ME FUÉ MEJOR DE LO QUE ESPERABA… HAY QUE VER NÚMEROS.

MISIÓN CUMPLIDA POR TERCERA VEZ. Aquí, orgullosamente voy cruzando la meta de la cuarta y última etapa del Tour Orbea. Una vuelta donde gracias a Dios mejoré -no en posición- pero sí en batalla, rendimiento y tiempos en la general. Foto: Tour Orbea.

Si una vuelta en este año tuvo grandes cosas en contra para mí, fué esta precisamente.

El Tour Orbea.. qué vueltona!!!

Empecemos con que estuve una semana sin zapatos por la reparación de las suelas, que se desprendieron del zapato luego de la última dominical corrida con Asomaster; luego de ello, la situación de mi inscripción por motivos económicos; la falta de entreno por trabajos que gracias a Dios tuve en los días previos al Tour; desvelos por trabajo durante los días de la competencia, cosas así son las que ponían en riesto desde mi participación, hasta mi rendimiento… pero como siempre lo he dicho:  Dios tiene el control de todo.

Primero, quiero contarles por etapa un breve análisis de cómo el Tour Orbea se convirtió en la mejor vuelta de las que he participado en este año 2011.

Saliendo en la primera etapa.

PRIMERA ETAPA

Quince ciclistas empezamos la faena en la categoría B en esta vuelta.  Para variar, los velocistas fueron los más poderosos.  Mi tiempo no fué el más corto… al contrario, me ubiqué en la última posición de la general, con un tiempo de 45:42 minutos para los 25 kilómetros de la Contra Reloj Individual en la autopista a Puerto Quetzal.

El tiempo que me separó de Fernando Alvarado, el ganador de la etapa, fué de 10:34 minutos.  En relación a las contra reloj que corrí en las dos vueltas anteriores (El Tour Mundial y la Clásica Master) la diferencia en tiempo no fué distinta, tomando en cuenta que para el Tour Orbea, el 50% del recorrido fué en ascenso, haciéndola más difícil y fuerte.

SEGUNDA ETAPA

Esta etapa nos llevó hasta Puerto Quetzal.  Durante este año, ni en dominicales, ni en vueltas, habíamos llegado al puente ubicado frente a la Portuaria Quetzal.  Una largada bajo el sol, tormentosa en todo el camino de regreso, para luego desviarnos hacia la carretera a Taxisco (recuerden que esta carretera nunca me ha tratado bien) para retornar a la altura de la Granja Penal.

Llegamos a Puerto Quetzal y luego a Escuintla… hasta aquí llegué con el pelotón.  Esa cosa extraña en contra mía que vive en la carretera a Taxisco, volvió a hacer de las suyas, pero no pudo tanto como en las otras ocasiones.  Aunque me retrasé, mi paso fué más parejo y solamente tuve una desventaja de 11:55 minutos en relación al ganador de la etapa, Fernando Alvarado (el Pescado), que con tiempo de 2:25:50 horas, completó los 90 kilómetros de esta largada.  Yo hice un tiempo de 2:37:45, superando a Juan Carlos Monroy (2:38:39) y a José Palacios (2:43:52).

Dónde está lo positivo en esta etapa?  Pues que por primera vez, en las tres vueltas que llevo recorridas, no quedo en la última pósición de la etapa.  De hecho, la posición 13 de 15 en la segunda etapa del Tour Orbea, me ubicó desde aquí en la penúltima posición de la general de la categoría B.  Aquí se cumplía mi meta personal para esta vuelta:  No ser el último.

La segunda etapa del Tour Orbea, muy bien por mi llegada en la posición 13

Mis deditos lo dicen todo: "Vamos por la tercera etapa!!"

TERCERA ETAPA

“La etapa reina” del Tour Orbea ya me hizo superar las tres horas de competencia.  Y no era para menos, si salimos de Super 24 en Escuintla (en la autopista) hacia el kilómetro 84 rumbo a Puerto Quetzal; enfilamos de vuelta a Escuintla para luego dirigirnos hacia el Ingenio La Unión, en dirección a Siquinalá, donde retornamos hacia Escuintla para ya buscar la ruta de la Autopista Palín hacia Sarita y luego subir en una difícil cuesta al Autódromo Pedro Cofiño.

Luego de la etapa 2, la tabla general ya me tenía separado del fondo. Uno arriba de José Palacios y uno por debajo de Carlos Monroy. En ellos tenía mi marca para no perder su rueda y cuidar mi clasificación.

Estos noventa kilómetros, que más parecían 100, nos acabaron el fondo al que la mayoría estamos acostumbrados a competir.  Regularmente competimos distancias de 60 a 65 kilómetros, y entrenamos ese mismo promedio.

Esto viene a demostrar que cuando se ama el ciclismo, procuramos ser verdes como el perico, en todas partes.

Por mi posición en la clasificación general con la que iniciamos la etapa, mi estrategia era cuidar la rueda de José Palacios y Carlos Monroy.  Cada uno de ellos estaba a un promedio de 1 minuto y medio de mí, así que trabajé dentro del grupo para que Monroy no aumentara su ventaja (y de ser posible desplazarlo) así como de aumentar más el tiempo en relación de José Palacios que venía detrás mío en la tabla.

Mi tiempo de diferencia en las vueltas anteriores superó los cuarenta minutos en distancias similares.  En la etapa reina del Tour Orbea, tuve un atraso de solo 27:23 minutos detrás de Piccolo Gularte que con 2:52:25 horas llegó a la meta.  Mi tiempo fué de 3:19:48 horas.

Luego de finalizar la tercera etapa, me enteré que tanto Carlos Monroy, como José Palacios, abandonaron la competencia luego que las fuerzas los abandonaron a ellos.  Ni modo; de 15 ciclistas que iniciamos la categoría B del Tour Orbea, ya solamente quedábamos 13.  Aunque en la lista de activos volvía a ser el último, superar a tres que se retiran de la competencia ya me da algunos puntos a favor.

El mayor reto del Tour Orbea, fué la tercera etapa... la etapa reina hacia el autódromo Pedro Cofiño.

Muy concentrado, antes de arrancar la cuarta etapa.

CUARTA ETAPA

Yo le llamaría “de puro trámite”.  Un circuito corto y rapidísimo, de aproximadamente 1,800 metros de longitud, donde nuevamente los velocistas harían de las suyas en contra mía… aunque no quisieran.

Al día de hoy, los jueces del Tour Orbea no han publicado los tiempos oficiales de la cuarta etapa, pero realmente no cambiarían mi posición en la tabla general de la vuelta.  Tendré una diferencia entre 5 ó 6 minutos en relación a Píccolo Gularte, ganador de la etapa y quien finalmente ganaría el Tour por cuarta ocasión consecutiva.

OPTIMISTA Y BUSCANDO OTRA

Luego de recorrer poco más de 255 kilómetros en cuatro días… así me siento.  Contento con lo que pude lograr en relación a mi meta personal y a mi tiempo acumulado en el Tour Orbea.

Y cómo no sentirme así, si apenas en cuatro etapas tuve una diferencia que promedia los 55 minutos.  Recordemos que tanto en el Tour Mundial como en la Clásica Master de este año, tuve una diferencia que superó las dos horas detrás de los ganadores.

Buscando lo positivo de todo esto, puedo decirles que el Tour Orbea es, por dos claras razones, la mejor vuelta que he corrido en este año; y aunque salvo por una etapa menos de montaña en comparación a las anteriores, fué una vuelta donde físicamente sufrí menos, aunque sí exigió de todos los ciclistas.

El nivel en estas vueltas ha sido muy exigente, muy alto.  Guatemala tiene ciclistas de un promedio altísimo en su categoría y la Master no se queda atrás.

Tanto en capacidades físicas de cada deportista, como la tecnología que falicitan las bicicletas actualmente, es una combinación importante y necesaria.  A pesar de todo, y además de cumplir todos nuestro sueño de hacer ciclismo, puedo decirles que quien gana más realmente, es la afición que llega a echarnos porras y aplaudir a nuestro paso en la carretera.

EL APOYO QUE YA ESTÁ LLEGANDO

Con este resultado, voy más optimista y decidido a prepararme para la siguiente vuelta y los campeonatos nacionales Master en septiembre.  Voy correspondiendo al apoyo que me brindan Splenda y Almacargo, para seguir llevando las Buenas Noticias de Guatemala en CGNnoticias.com buscando cada día ser el protagonista de mi próxima meta.

Sea cual sea, nos vemos en la próxima vuelta de los Master.

CLASIFICACIÓN GENERAL de la categoría B, luego de corridas tres etapas del Tour Orbea.

Anuncios

Comentarios»

1. Selvin Lopez Ochoa - 2 agosto, 2011

Hola Robin como te va, te felicito pues es cosa dificl terminar lo eventos a veces, pero gracias a Jehova, todo salio bien y el lugar en la tabla no importa, lo que realmente importa es que hayas terminado bien, que bien por ti y por tu liga, espero sigas adelante y exitos en tu vida laboral, deportiva y sobre todo espiritual, recuerda que estamos viviendo los Ultimos dias, y hay que estar preparado para el “Gran dia de Jehova”. Todo es importante siempre que se actue sabiamente, ponderar la vida es dificil, pero no imposible. Cuidate y Hasta luego.

2. Selvin Lopez Ochoa - 2 agosto, 2011

saludos a todos los participantes de este evento y felicitaciones por haberlo culminado con exito. Saludos a toda la familia ciclistica.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: