jump to navigation

LLEVAMOS YA DOS ETAPAS DEL TOUR ORBEA. MAÑANA, LA ETAPA REINA… CON MONTAÑA!! 29 julio, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in TOUR ORBEA 2011.
trackback

AYER NO TUVE OPORTUNIDAD DE CONTARLES CÓMO ESTUVO LA PRIMERA ETAPA, LA CONTRA RELOJ EN EL TOUR ORBEA, PERO HOY ME PONGO AL DÍA… AQUÍ LES CUENTO.

Tomando mi banderazo de salida en la etapa contra reloj del Tour Orbea. La primera etapa de cuatro, que espero terminar sin ser el último de la general de la categoría B.

Nuevamente participando en una competencia por etapas… esta vez en el Tour Orbea que arrancó con una etapa Contra Reloj que inicialmente sería de 20 kilómetros, pero por cambios de dispuso el comité organizador, fué de 25 kilómetros.

Mi amigo Byron, de BicycleGT me tomó esta foto mientras calentaba para la contra reloj.

Muy contento y agradecido con Dios por estrenar uniforme y el apoyo de Splenda que ha confiado en mí para hacer las cosas con pasión en esta vuelta. Gracias Splenda!!

Con muchas emociones previo a llegar al punto de salida en el Super 24 de Escuintla,muchas cosas hacían ver que no podría participar en este evento.  Hasta el bloqueo en la carretera en los planes de Palín casi nos dejan en el camino, pero Dios quitó de enfrente de nosotros al “maestro” que se disponía a colocar una gran piedra en nuestro camino… pero no lo logró y pudimos ser los últimos en pasar cuando bloquearon el paso de vehículos en ese punto, pero bendito Dios sí pudímos llegar a Escuintla sin novedad.

Cuando llegamos con Fito Oliva y Mario Soto (porque ellos me dieron jalón en su carro), nos dispusimos a prepararnos con los uniformes.  Esto para mí fué especial, porque en esta primera etapa estaría estrenando mi uniforme CGNnoticias / Splenda.  Realmente estaba contento de usar por fín mi propio maillot.

A tiempo, un ajuste de emergencia en la caja de bielas, porque se aflojó completamente.

Un poco de crema para calentamiento muscular por el tipo de competencia que se dejaba venir un unos minutos… y listo!

Tuve primero que ajustar la corona del reversible de mi bicicleta, porque con la vibración se aflojó… pero pude encontrar apoyo con el amigo mecánico de Probikes.

Luego de la pequeña reparación, me puse a calentar allí cerca del punto de salida, pero luego opté por hacerlo dentro del parqueo cerca de Super 24.  Allí noté algo extraño en mi cicle, porque los pedales tenían un golpeteo, así que paré de calentar y al revisar noté que el eje de las bielas estaba casi por salirse de la caja, todo desenroscado.

Entonces tuve que asistir a una nueva reajustadita de emergencia, porque si este problema se me presenta en competencia, me hubiera visto en tremendo problema.  O una tardada enorme por no poder pedalear… o abandonar la vuelta al no poder terminar la etapa.  Lo importante es que pude darme cuenta a tiempo del problema y lo solucionamos con unas llaves maestras que el mecánico usó para ajustar mi bicicleta.

LA SALIDA DE LA CONTRA RELOJ

Le pedí a Dios las fuerzas para hacer mi mejor tiempo en esta etapa... sé que así lo hizo. Aquí me ven unos segundos antes de tomar la salida en la contra reloj individual.

De un total de 132 ciclistas inscritos, fuí el número 65 en tomar la salida.  El retorno estaría en el kilometro 74 de la autopista a Puerto Quetzal, para finalizar en Super 24.

En la ida, todo iba bien para mi paso.  Claro, iba en descenso y aunque el primero en rebasarme fué Picolo Gularte, esto sucedió casi a tres kilómetros del retorno.  Luego pasó Federico Lechuga.

Ya en el retorno, el terreno se volvió un falso ascenso que parecía eterno.  La velocidad se redujo talvéz a la mitad de lo desarrollado en la primera parte de la ruta, pero por obvias razones; el calor era ya fuertísimo y el sol hacía lo suyo sobre nuestra cabeza y la espalda.

Mi tiempo promedio -porque aún no tengo el tiempo oficial- fué de 46:05 minutos para los 25 kilómetros recorridos.   Este tiempo me tiene en la última casilla de mi categoría, a un poco más de 10 minutos del ganador de la etapa.

Esto no me desmotiva.  Al contrario… voy a seguir trabajando en la carretera para que de alguna forma las cosas sean distintas… mi meta en esta vuelta es -además de terminarla- no quedar el último lugar.

LA SEGUNDA ETAPA, NOVENTA KILÓMETROS BÁRBAROS!!

Al principio de la jornada, ya en el punto de salida este viernes 29 de julio, me preparé y acudí a firmar mi asistencia y a solicitar la hoja con los tiempos de la primera etapa.

Justo lo que veía venir… soy el cabús del listado de la Categoría B, a 10:47 minutos del líder.

Cuando tomamos la salida, mi posición estuvo siempre dentro del pelotón.  Como no quería verme afectado por un corte del grupo, procuré permanecer siempre en la primera cuarta parte del pelotón, para protegerme del viento y tener todos los movimientos a la vista, como fugas, ataques del puntero, etc.

NO PODÍAN FALTAR LOS “BENDITOS” IMPRUDENTES

Cuando marchabamos más o menos a la mitad del recorrido hacia Puerto Quetzal, rodábamos a una regular velocidad, todos dentro del carril derecho de la carretera.  Un sonido extraño me llamó la atención, algo así como un zumbido, pero no le puse mucha importancia y seguí pedaleando concentrándome en lo que iba haciendo… cuando derrepente un carro corinto parecido a un Toyota Tercel, nos rebasó sin clemencia y a toda velocidad por el lado derecho… por afuera de la carretera!!!

Todos nos asustamos realmente, porque si este tipo hubira topado a un solo ciclista, además de hacerle un daño indescriptible, hubiera provocado una caída múltiple en el pelotón.

Lastimosamente nadie de los carros de avanzada pudo darse cuenta de lo sucedido, incluyendo al patrullero de Provial que iba hasta adelante.  Fué una cosa peligrosísima la que vivimos en ese momento, y el cafre que manejaba ese carro solo siguió su camino como si nada y sin bajar la velocidad… se fué.

Unos cinco minutos más tarde, nuevamente otro carro (esta vez rojo) también nos rebasó por el lado externo derecho de la carretera.  Gracias a Dios tampoco venia ciclista en ese momento y en ese lugar, porque muchas veces lo usamos para avanzar a la punta del grupo por cualquier razón.  En esta ocasión, cuando el “chofer” de este carro pretendía subirse a la carretera luego de pasar al pelotón completo… -parecía película!!- por el carril izquierdo el Policía Nacional Civil que iba custodiando al grupo, apareció y bloqueó el paso del carro y lo hizo salirse nuevamente de la carretera hasta detenerlo.

Debo reconocer que lo que hizo el oficial -que por cierto iba sin casco- fué arriesgado, pero valiente, acertado y podría decirlo… heróico.  El tipo del carro rojo pensaba irse como si nada… pero el policía acabó con sus intenciones vergonzosas y mal intencionadas.  Ya no vimos pasar a este carro más adelante.

Así seguimos nuestro camino y al llegar al kilómetro 84, pasamos por la meta volante.  Los asignados o decididos a buscarla, hicieron su trabajo, quedandome yo dentro del grupo para guardar fuerzas para el retorno.  Luego de esta meta volante, las cosas cambiaron cuando el grupo se convirtió en una larga fila de ciclistas que de un promedio de 45 kilómetros por hora, subiríamos a unos 55 zigzagueando de un lado a otro de la carretera, como queriendo sacudirse a los que rompieran piernas en el intento por mantenerse a la rueda del ciclista de adelante suyo.  Fué impresionante el paso y el ritmo logrado, hasta llegar a Puerto Quetzal.

Allí, entre las personas que salieron a la carretera, la bulla de las sirenas de la policía y las bocinas de los carros del lugar y los vehículos de la caravana, esto se volvió una fiesta como la Vuelta a Guatemala, mientras subíamos al puente ubicado frente a la entrada a la Portuaria.

Cuando bajamos del puente, pude notar que todo el tráfico estaba detenido en el carril hacia el Puerto… una emoción bien grande ver todo el alboroto que una carrera de ciclismo provoca en una población por donde pasamos.

Ya en el regreso hacia Escuintla, un promedio de 30 kilómetros nos esperaban para llegar al desvío hacia Taxisco, donde buscaríamos el punto del segundo retorno frente a la granja penal.

En la autopista los ataques fueron permanentes y largos.  Creo que aquí se quedarían los primeros, en la mitad de este recorrido que ya nos tenía en ascenso cansador y que para la hora que ya era, el calor era otro punto en contra.

Pude mantenerme en el pelotón hasta llegar al cruce hacia Taxisco.  Para variar… la carretera a Taxisco… con el historial que personalmente tengo en esta ruta… me quedé poco a poco del grupo.  Extraño, porque no me sentía agotado, pero mi paso no rendía, justo cuando permanecía en la punta del grupo, digamos dentro de los primeros diez del pelotón.   Así tuve nuevamente que trabajar en solitario por diez kilómetros de ida y otros diez de regreso hasta la meta en Super 24.

Cuando llegué al punto de encuentro con los primeros ciclistas, tardé dos minutos en llegar al retorno y cuando tenía unos tres minutos de haber pasado ese punto, encontré a Carlos Monroy (corredor de la categoría B) que todavía iba hacia la granja penal para retornar.  Esto me hizo saber que no era el último corredor de mi categoría.

Qué hace esto especial?   Aún no tengo el dato oficial de cuánto tiempo me llevaba de ventaja Monroy en la general, porque luego de los problemas del bloqueo en la carretera ayer en la contra reloj, llegó al punto de salida un par de minutos después de su turno y tuvo que esperar para un turno nuevo en la primera etapa.  Entonces también estoy pendiente de saber el tiempo que él logró en la cronometrada y la diferencia que le saqué en la etapa de hoy, porque gracias a Dios entré antes que él a la meta.

Según mi cronómetro esta mañana, necesité 2 horas 37 minutos para los noventa kilómetros de competencia.

MAÑANA SE VIENE LA ETAPA REINA DEL TOUR ORBEA

Soñada para algunos, temida por otros… pero mañana nos espera otra etapa de noventa kilómetros que nos llevarán desde Super 24 en la autopista, hasta el kilómetro 84 de la autopista a Puerto Quetzal.  Allí retornaremos hacia Escuintla y nos enfilaremos hacia la carretera a Siquinalá donde al llegar a Ingenio La Unión tomaremos el segundo retorno para volver hacia Escuintla y tomar la autopista Palín hacia Sarita y desde allí hasta el autódromo Pedro Cofiño donde nos espera lameta luego de una pronunciada montaña que seguramente hará pedazos al grupo… si es que el grupo llega compacto a los cuatro kilómetros de la autopista antes de Sarita.

Terminar con una montaña durísma una etapa de 90 kilómetros… no es cosa fácil.  De hecho, participar en una carrera como el Tour Orbea, o cualquier otra por etapas, no tiene nada que ver con las dominicales.  Aquí la cosa es distinta… más dura, difícil y exigente; es otro nivel de carrera y uno debe dar más de sí mismo para llegar a la meta.

RECUERDEN MI META PARA ESTA VUELTA… NO QUEDAR EN ÚLTIMO LUGAR.

Así que en cuanto tenga los tiempos oficiales, se los compartiré en esta misma nota, donde están estas líneas.  Cuando tenga el dato se los haré saber por medio de Facebook; pero si alguno de ustedes no me sigue en Facebook, entonces le recomiendo acceder nuevamente a mi blog para saber si ya he publicado los tiempos oficiales y mi posición en la general invididual de la categoría B del Tour Orbea.

Hasta pronto… y nos vemos mañana en la Etapa Reina del Tour!!!

Anuncios

Comentarios»

1. Selvin L. Ochoa - 30 julio, 2011

Bonita descripcion de la vuelta, felicitaciones Robin. Sigue adelante que Dios edte contigo

2. Edwin - 12 noviembre, 2012

Hola ,Robin lei toda descripcion de la vuelta esta como decimos nosotros,esta calidad ,me motivo para seguir entrenando I poder participar algun dia con ustedes ,dios te bendiga


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: