jump to navigation

EN UNA RUTA DONDE ABUNDARON LOS PINCHAZOS, YO RECIBÍ DOBLE TANDA 19 junio, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER.
trackback

HOY, CUANDO IBA TODO MUY BIEN DENTRO DEL GRUPO, UNA BENDITA PIEDRA ME DEJÓ CON LAS GANAS DE DAR UNA BUENA CARRERA Y CON LAS DOS LLANTAS ESTALLADAS.

Hoy mi bicicleta se quedó sin zapatos... total, estas llantas ya habían rodado suficiente... pero no merecían morir así. Vamos a honrarlas, poniendo llantas nuevas para el otro domingo... Dios verá qué hace conmigo.

Así de triste como ver las dos ruedas al piso, así me quedó el ánimo cuando hasta los huesos me vibraron con el golpe de mis ruedas sobre la piedra que me dejó a mitad de la competencia.

Salimos desde el cementerio de Escuintla a una velocidad moderada, como si todos nos estuvieramos observando durante la planificación de nuestros planes hacia la meta.  Puedo decirles que me sentí muy bien en este trayecto de la carrera, en la primera mitad del grupo, o en la punta, pero todos al mismo ritmo.

Nuestro punto de reunión en Escuintla, fué el Super 24 de la autopista.

En esta carretera vieja al puerto San José, pasamos la población de Masagua donde inicia el tramo lleno de túmulos.  No sé decirles cuántos pasamos, pero al llegar al último de todos los túmulos  (allá por el kilómetro 88, creo que se llama aldea las Chiguas, o algo así…) habría pasado unos veinte metros, cuando sentí un golpe durísimo y en seco bajo mi bicicleta.

Los bazos se me sacudieron como si me hubieran golpeado con un mazo los aros.  Sabía que algo había pasado con los tubos de las llantas.  Con un golpe así, es un hecho que reventás el tubo.

Como iba al centro del pelotón, levanté mi brazo derecho anunciando que había pinchado y todos inmediatamente empezaron a esquivarme.  Me preocupó inmediatamente que si el aro tocaba el asfalto, pudiera caer, pero gracias a Dios no fué así.

Hubo unos segundos de insertidumbre, porque mientras salía del pelotón hacia mi lado derecho, fijaba la mirada hacia el aro delantero, que fué donde sentí el golpe más fuerte; lo miraba bien… sin desinflarse, así que retomé impulso y volví a pedalear hacia el centro de la carretera.  Cinco segundos después, escuché el sonar del aire saliendo a presión y fué cuando supe que mi dominical se había terminado.

Mi desilusión fué mayor cuando noté que las dos llantas estaban estalladas.

Volví a aorillarme y entonces sí noté la llanta completamente desinflada y allí mismo me bajé de la bicicleta.  Cuando rodé hacia el otro lado de la carretera para pedir apoyo cuando el pelotón retornara (porque sabía que pronto pasarían de vuelta) y que un carro de la caravana me auxiliara.

Al caminar me dí cuenta que la llanta trasera también estaba estallada.  Es cuando solamente decís: Uuuuuuhhh… qué esperanzas…  menos así se puede seguir.

Al rato pasaron fugados Amilcar Carranza y René Ortiz Jr.; un minuto después, el pelotón.  Al final, el círculo Oro fué ganado por Oscar Coyoy, mientras que Amilcar Carranza logró el segundo lugar.

Logré jalón en el carro precisamente de Carranza, quien dicho sea de paso, me dió jalón de la capital hacia Escuintla para esta carrera.

Mi plan del camino se quedó solo en eso: en un plan.  A pesar de todo, y no se los voy a contar, luego de ver los resultados de la carrera, creo que lo voy a llevar a cabo en una próxima oportunidad.

Eso sí, les cuento que me siento formidable y muy optimista físicamente.  No confiado.

La semana que inicia mañana, quiero entrenar nuevamente para la competencia del domingo 26 de junio.  Creo que antes de lamentarnos de una situación adversa como la que hoy me sucedió, seré agradecido siempre con Dios, porque El tiene el control de todo.

Aunque no dejé de inquietarme por la doble pinchadura de hoy, sé que las cosas vienen para mejor en la Liga Master.  Pero por ahora… toca ahorrar para comprar llantas y tubos nuevos… je je je je je je je je.

Anuncios

Comentarios»

1. Selvin Lopez Ochoa - 25 junio, 2011

Eso suele pasar, en mi casi no me paso algo similar, de vez en cuando se me pinchaba una rueda, es que yo en vez de camara (tubo) dentro de la llanta, usaba un tubular nuevo, por eso no me daba pena pasar donde sea, pues pesaba un poco pero me ayudaba a correr con mas seguridad, mas en aquella época cuando las carreteras no estaban muy bien que digamos. Pero ni modo Robin a echarle ganas, y en lo próxima siempre checa el camino, y cuidado con las caidas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: