jump to navigation

MUY BUENA RECUPERACIÓN RETORNANDO DE ALOTENANGO 29 mayo, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER.
trackback

UN CALAMBRE EN AMBAS PIERNAS ME BAJÓ TOTALMENTE LAS FUERZAS A CUATRO KILÓMETROS DE LA SALIDA, PERO MEJORÉ DESDE EL RETORNO… RECUPERANDO FUERZAS Y POSICIONES.

El momento justo del banderazo de salida, frente al cementerio general de Ciudad Vieja.

Este domingo 29 de mayo, la reunió fué junto al cementerio de Ciudad Vieja.  Teníamos planeado recorrer tres vueltas en Bosareyes, pero justo hoy… también los corredores de la Elite harían también allí su dominical, así que tomamos la salida unos metros más adelante, para buscar hacia Alotenango.

Realmente la carrera la sentí corta y rápida.  Pero realmente rápido fué el inicio, porque desde el cementerio de Ciudad Vieja, haríamos un retorno en el cruce hacia Alotenango.  Apenas cuatro kilómetros después de tomar la salida.

El grupo llegó compacto hasta este punto, pero el retorno fué impresionantemente fuerte.  Me mantuve en el grupo por aproximadamente un kilómetro, hasta que un calambre me tomó ambas piernas.   Sin dejar de pedalear, tuve que levantarme del sillín para no forzar los músculos y evitar una lesión seria.  Este malestar duró aproximadamente un minuto.

Me extrañó mucho un problema de este tipo, prácticamente en la salida.  Regularmente un problema de calambre se manifiesta cuando el cuerpo va desidratado, ya con una buena cantidad de kilómetros recorridos… pero tuve que seguir.

Cuando bajé el paso, me alcanzó un ciclista.  No sé de qué círculo era, porque su número no correspondía a los que regularmente usamos en la liga Master, pero me pegué a su rueda.   Realmente tenía las piernas muy resentidas por el dolor y procuré soportar el ritmo de este ciclista, que era mi única oportunidad de llegar al retorno en el cementerio de Ciudad vieja.

Un medio kilómetro antes de el retorno, una cuesta de aproximadamente trescientos metros me hizo rezagarme de él, perdiendo metros valiosos para lo que se venía:  Teníamos que retornar, para luego bajar hacia Alotenango hasta el kilómetro 90.

A los ocho kilómetros de recorrido, volvimos al cementerio de Ciudad Vieja, para buscar hacia Alotenango. Aquí pueden ver que mientras yo retornaba, ya iba rezagado por nos cien metros.

Al llegar al retorno en el cementerio de Ciudad Vieja, ya llevábamos los primeros 8 kilómetros de recorrido y habría perdido unos 300 metros en relación a la posición de ellos, aunque también iban rezagados del grupo principal por aproximadamente  quinientos metros.

La diferencia entre el segundo grupo y yo, se amplió cuando llegamos al descenso hacia Alotenango.  Nuevamente mi terreno débil me hizo la mala jugada… y fuí alcanzado por un corredor del círculo blanco; con él, procuramos trabajar juntos en los planes y los descensos por unos cinco kilómetros aproximadamente, cuando nos alcanzaron otros dos ciclistas.  Uno de ellos era del círculo especial y el otro no tenía dorsal.  Así nos fuimos los cuatro hasta un nuevo y prolongado descenso, donde los ví alejarse nuevamente poco a poco hasta llevarme un promedio de quinientos metros de ventaja.

Faltando aproximadamente un kilómetro para el retorno en el kilómetro noventa, encontré al pelotón principal,  formado por aproximadamente diez ciclistas.  Dos de ellos ya habían bajado el paso en la montaña de retorno.

Así seguí hasta llegar a la última cuesta que nos llevaría al punto de retorno.  Los tres ciclistas que me adelantaban, mantenían la diferencia de quinientos metros.  Llegué y dí la vuetlta para tomar el primer descenso de medio kilómetro, para después inciar el ascenso a una montaña de aproximadamente un kilómetro.  Al empezar a subir, topé a los cuatro corredores que me habían dejado atrás en la bajada.

Para la gloria de Dios, recuperé mi paso y al alcanzarlos con un buen paso hacia arriba, así los dejé también.  Dos de ellos quisieronpegarse a mi rueda, pero no lo lograron.  Poco a poco, mi ventaja sobre ellos fué aumentando en la montaña y quedaron dispersos en la carretera.

Nuevamente mi paso en la montaña lo sentí parejo y bien desahogado, subiendo con un 42/17 en alguonos tramos, y un 42/15 en otros.  Realmente me sentí en mi terreno, recuperando lo que había perdido en el descenso.  Unos kilómetros más adelante, todavía logré alcanzar a dos ciclistas que se habían rezagado del primer grupo; esto sucedió antes de llegar al cruce que de Alotenango me llevaría hacia Ciudad Vieja.

Cada dos curvas yo volteaba a ver si alguien venía detrás mío, pero gracias a Dios, las fuerzas volvieron a mí, para aumentar esa ventaja que me llevaría solitario a la meta ubicada a un costado del cementerio de Ciudad Vieja.

Luego de pasar el punto del cruce hacia Alotenango, me dirigí a la meta ubicada a cuatro kilómetros de allí.

Obviamente estaba lejos de ganar la competencia; solo alcancé a topar a dos ciclistas que iban con buena ventaja adelante mío, pero aún a ellos les saqué una bonita ventaja también.

Felíz de curzar la meta, satisfecho con el trabajo realizado en la montaña.

Finalmente, curcé la meta, con todas mis fuerzas y a una muy bonita velocidad.  Logré entrar en la posición 12 de la general.  En el círculo Oro, puedo notar en la lista que fuí el número cuatro en llegar a la meta.

Hubo poca participación de ciclistas realmente.  Creo con toda honestidad que correríamos un promedio de 25 a 30 ciclistas entre todos los círculos y por esa razón competimos todos en un solo pelotón.  Hoy no veo ni la cantidad de ciclistas, ni la ubicación en la general en la meta, sino mi recuperación en la montaña.

CÓMO QUEDARON LOS CICLISTAS DEL CÍRCULO ORO?

Creo sinceramente que lo que hace algunos años tuve, viene nuevamente y siento en mi corazón que Dios tiene sorpresas grandes en el camino.  Mi compromiso es prepararme mejor para que lo ganado en mi desarrollo hasta ahora, mejore y un día no muy lejano… ser el primero en cruzar la meta dándole la gloria a Dios.

Para darles un promedio de mi rendimiento, puedo compartirles que en las primeras dominicales con la liga Master de Ciclismo, mis entradas a la meta realmente eran rezagadísimas.   Creo que mis tiempos en relación a los primeros lugares estaban por debajo de los cuarenta minutos, tomando como referencia a Victor Manuel Castañeda, René Ortíz, Amilcar Carranza y Oscar Coyoy, que son los referentes para mis tiempos.  Hoy, ingresar a solo 12 minutos del ganador (del círculo Oro) me motiva bastante y me dice que las cosas van bien.

BIEN APOYADO. Un punto importante para motivarme era saber que mi familia me esperaba en la meta. Aquí los ven a todos: Georgy, Sandrita y Robincito; solo falta Mery, tomando la foto.

El primer Oro que veo en la lista, es René Ortíz, que ingresó con un tiempo de 1:01:00 horas, en la séptima posición de la general.  Luego en la octava de la general ingresó Oscar Coyoy, con un tiempo de 1:04:34, tres minutos y treinta y cuatro segundos después de René Ortíz  y con este tiempo, Coyoy se ubicaría en la segunda posición del círculo Oro.

Luego de ellos, ingresó Rigoberto Mejía en la novena posición de la general y tercero del círculo Oro.  Mejía ingresó 18 segundos detrás de Oscar Coyoy, con un tiempo de 1:04:52.  Luego ingresé yo (240) en la posición 12 de la general, con un tiempo de 1 hora, 09 minutos y 42 segundos, con un retraso de 8:42 minutos en relación a René Ortíz, quien hubiera sido el ganador del círculo Oro, en caso se hubiera clasificado por círculos.

La clasificación general, en puño y letra de los jueces.

En lo personal, esto dice algo positivo para mí y así lo he visto siempre.  Si antes no me retiraba de una competencia, con las ventajas que me sacaban, menos lo haré ahora.  Créanme… vienen cosas buenas… Dios es grande!!

Un abrazo a todos!!

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: