jump to navigation

CUARTO LUGAR EN UNA CARRERA “A TODA MADRE”!! 8 mayo, 2011

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER.
trackback

LA DOMINICAL MASTER QUE CORRIMOS ESTE 8 DE MAYO, FUÉ UNA INVITACIONAL DE VECINOS DE UN SECTOR DE LA 12 AVENIDA DE VILLA NUEVA, EN CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LAS MADRES.    HOY, DIOS ME PERMITIÓ ENTRAR EN CUARTA POSICIÓN.

La noche del sabado la dormí como si me hubiera tomado un calmante.  Aunque trabajé hasta las 11 de la noche, creo que algunas veces hay un tipo de cansancio rezagado que te hace domrir como piedra… y eso fué lo que esta mañana de domingo no me dejaba levantarme a las seis de la mañana.  Con todo y eso, en ningún momento dije “no voy a competir hoy”.

Me levanté y me fuí de volada hacia Villa Nueva, no sin antes pasar comprando dos vasos de mosh (en la Aguilar Batres y salida del periferico, en el parqueo de Campero… se los recomiendo) para tomarlo mientras llegaba al punto de partida de la competencia que hoy nos llevaría a dar la vuelta al lago de Amatitlán y luego a subir la cuesta de Santa Elena Barillas.

Al llegar a Villa Nueva, sí me costó un poco ubicar el punto de reunión, pero pude llegar y me dí cuenta que se trataba de parte de una celebración por el día de la madre por parte de vecinos del sector de la doce avenida de la zona 1 de Villa Nueva.

El primer grupo en salir, fué el mío;  juntos los circuitos Oro, Platino y Especial tomábamos el banderazo antes que los más jóvenes de la Master en los círculos Azul, Blanco y Promocional.  Salimos en falso hacia Villa Canales y de allí nos enfilamos hacia “El Relleno”, por una carretera angosta y llena de hoyos.  Más parecía una carrera de obstáculos, que ciclismo de ruta, pero total… ya estabamos allí montados en la yegua y todos seguimos igual, sin importar lo demás.

Buen ritmo y paso llevabamos todos desde el inicio de la carrera, cuando unos minutos despues del banderazo oficial, apareció a nuestra derecha la imponente majestuosidad de la creación de Dios:  El lago de Amatitlán.   Contaminado, pero yo lo veo precioso.

No podía dejar de verlo cuando tenía oportunidad.  Había un aroma que siempre percibí hace años cuando pasaba por este mismo lugar.

El grupo de estiraba por ratos, pero era resultado de los jalones que los punteros del pelotón daban para depurar el grupo.  Realmente dió resultado, pero gracias a Dios no conmigo, porque llegué a mitad del grupo al retorno ubicado en el “Relleno”.

YO… FUGADO?  MEJOR MACHETE, QUEDATE EN TU VAINA!!

En el primer kilómetro de recorrido de vuelta de El Relleno, pude darme cuenta que había entre seis y ocho ciclistas rezagados que aun iban en camino de ida; esto me dió una idea del ritmo que llevábamos en el grupo.  Intentos de fuga hubo varios.  Un pedalista del circuito Especial lo hizo en la ida a El Relleno, pero ésta no fructificó.  En el retorno, uno más lo intentó por unos cuantos metros y sin generar ganancia… luego una tercera, que no sé cómo caí yo en ella junto a Hernán Díaz.  (Para que sepan quién es Hernán Díaz, es el amigo cardiólogo que me atendió una semana antes de la XL Clásica Master en abril).

Sabiendo que no estaba en condiciones para una fuga, por mi falta de entrenamiento desde que terminamos la Clásica Master, preferí bajar el paso luego de unos minutos de mantenernos adelantados en nuestro pequeño grupo fugado de tres ciclistas.  Honestamente, preferí ser prudente para lo que nos esperaba en la subida de Santa Elena, porque por no conocerla no sabía qué me esperaba allí.

Ya dentro del grupo, y a unos pocos kilómetros del cruce a Santa Elena, me ubiqué en la primera parte del grupo, donde venían “Tortilla Veloz” y René “Rana” Ortíz, como los más fuertes que pueda yo comentarles.  En el cruce buscando la cuesta, la cosa no cambió mucho delante mío.  Tortilla y René tomaron la delantera cuando el terreno empezaba a inclinarse cada vez más, y el ritmo del pedaleo no solo se hacía más difícil, sino más sufrido también.

LA SUBIDA A SANTA ELENA BARILLAS

El grupo empezó a disolverse en el primer kilómetro de cuesta, así como las posiciones principales de la competencia.  Puedo decirles que cuando se me ocurrió contar cuántos ciclistas llevaba adelante mío, pude contar seis.  “Como que voy en séptimo” pensé por un momento.

Este pensamiento me duró poco tiempo, porque mi paso fué rindiendo tributo y me lograron pasar todavía tres ciclistas más.  Los dorsales eran Oro, Especial y algunos extras de quienes se inscribieron en el punto de salida, vecinos del lugar.

Así con paso difícil, los metros se hacían cada vez menos para llegar al retorno de la montaña en el Mirador de Santa Elena.  Cuando me faltaba menos de un kilómetro para el mirador, los primeros en pasar de regreso -ya hacia abajo- fueron precisamente René y Tortilla Veloz, fugados.  Los siguientes ciclistas pasaban de uno en uno, con un promedio de diferencia aproximadamente de cien a doscientos metros.  Una diferencia similar era la que había entre el ciclista que iba adelante mío… unos cien metros adelante, y otros cien metros más adelante, el siguiente.  Todavía los tenía a la vista.

Cuando volteaba a ver hacia atrás, un pequeño grupo de tres o cuatro ciclistas venían aproximadamente a unos cuatrocientos metros detrás de mí.  Luego de ellos, no sabía yo de nadie.

A mi llegada al punto de El Mirador, retorné y puse el plato grande y pedalié lo más fuerte que pude, tratando también de recuperar las fuerzas perdidas durante el ascenso de aproximadamente cuatro  kilómetros (si me equivoco, me disculpan) pero siendo un terreno desconocido, no tenía mucha libertad para descender a altas velocidades; sumado a ello que había muchas curvas cerradas y con tierra suelta sobre el asfalto y carros subiendo… tuve que bajar con mucha prudencia, tratando de recuperar terreno.

En la mitad del descenso me alcanzó un ciclista más.  Luego unos quinientos metros antes del cruce hacia Villa Canales, a pocos metros de finalizar la bajada, me alcanzaron otros dos y se fueron.

Como una fiesta celebrando a las mamás, los vecinos eligieron a doña Carmen para dar el banderazo de llegada a todos los ciclistas en la meta.

Así seguí mi camino hacia Villa Canales, entre baches nuevamente; y muchos carros al pasar en el sector comercial del poblado.  Una camioneta extraurbana me cerró el paso en una esquina y luego el tráfico me hizo bajar mucho el ritmo de pedaleo.  La gente no sabía que iba en competencia…

Cuando empecé la carretera hacia San Miguel Petapa y Villa Nueva, tomé de nuevo un ritmo parejo, con relación 52/19 y 52/17 sin voltear a ver.  Me mantuve así hasta llegar a Metrocentro y luego el camino principal de Villa Nueva para buscar la doce avenida, donde debía cruzar a la derecha y luego, unos quinientos metros más adelante, la meta final.

Ya nadie me alcanzó.  Nuevamente crucé la meta solo y con las manos al cielo, dando gracias a Dios por tenerme allí, cumpliendo la faena.

Finalmente, mi nombre se mencionó en una premiación de dominical.  “Robin Martínez ingresó en la cuarta posición del círculo Oro” dijo el juez que entregaba los trofeos y las medallas; en mi caso fué una medalla.

Gracias doy a mi Dios por este logro.  Puedo decirles que hoy gané dos veces.  La primera por cruzar la meta y la segunda por lograr el cuarto lugar de esta dominical.  Mi posición en la general de los tres círculos (Oro, Especial y Platino) fué la 13.

Realmente para mí es una sorpresa esto, luego de semanas sin entrenar.  El padecer de bronquitis me limitó demasiado y me mantuvo encerrado para lograr recuperarme.  Hoy, con un poco de tos todavía, y sin la preparación necesaria para competir, puedo decirles abiertamente que Dios existe y que fué El quien me dió las fuerzas necesarias para terminar esta competencia y que de ganancia, no tuviera ninguna complicación respiratoria más allá de un poco de flema y la nariz moquienta por ratos… nada más.

Gloria a Dios por ello.

LA FIESTA DEL PUEBLO. Así es el ciclismo en Guatemala. La 12 avenida de la zona 1 de Villa Nueva hoy nos dió una preciosa bienvenida, celebrando el día de las madres con una competencia de ciclismo este 8 de mayo de 2011.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

A %d blogueros les gusta esto: