jump to navigation

ETAPAS DE LA VUELTA A GUATEMALA 2014 24 octubre, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO.
add a comment

LA MÁXIMA FIESTA DEL CICLISMO GUATEMALTECO, CALIFICADA 2.2 POR LA UCI, TENDRÁ OCHO ETAPAS LLEGANDO A 14 DEPARTAMENTOS DEL PAÍS

EL PELOTÓN de la Vuelta a Guatemala 2014 recorrerá más de novecientos kilómetros.  Fotografías: Robin Martínez/CGN

EL PELOTÓN de la Vuelta a Guatemala 2014 recorrerá más de novecientos kilómetros. Fotografías: Robin Martínez/CGN

Cicloperiodismo.   Los ciclistas recorrerán 945.5 kilómetros durante las ocho etapas, aunque la primera de ellas se disputará en dos partes.  Para este año la Vuelta a Guatemala, en su edición 54, tendrá 23 metas volantes y 21 premios de montaña y llegará a los departamentos de Chiquimula, Zacapa, Sacatepéquez, Sololá, San Marcos, Retalhuleu, Suchitepéquez, Quetzaltenango, Totonicapán, Huehuetenango, Quiché, Chimaltenango y Guatemala.

CATORCE departamentos del país alcanzará el recorrido de la 54a. Vuelta a Guatemala.

CATORCE departamentos del país alcanzará el recorrido de la 54a. Vuelta a Guatemala.

ETAPAS DE LA 54a. VUELTA A GUATEMALA

Primera Etapa / Sabado 25 de octubre, dedicada a Jaime Viñals.

Fase A: Esquipulas / Contra Reloj Individual 10 kilómetros

Fase B: Esquipulas-Teculután, 103 kilómetros.

Segunda Etapa / Domingo 26 de octubre, dedicada a Geraldine Solorzano

Chiquimula-Sanarate, 117 kilómetros

Tercera Etapa / Lunes 27 de octubre, dedicada a Rolando De León

San Lucas-Sololá, 106 kilómetros

Cuarta Etapa / Martes 28 de octubre, dedicada a Heidi Juárez

Sololá-San Pedro San Marcos, 126.5 kilómetros

Quinta Etapa / Miercoles 29 de octubre, dedicada a Cable DX

Circuito en Retalhuleu-Mazatenango-Quetzaltenango, 96.5 kilómetros

Sexta Etapa / Jueves 30 de octubre, dedicada a Ernesto Galdámez

Totonicapán-Huehuetenango-Quiché, 148.5 kilómetros

Séptima Etapa / Viernes 31 de octubre, dedicada a Andrea Cardona

Tecpán-Chimaltenango-Los Encuentros-Tecpán, 133 kilómetros

Octava Etapa / Sabado 1 de noviembre, dedicada a Teodoro Palacios Flores

Circuito Anillo Periférico, 105 kilómetros.

SIETE EQUIPOS nacionales y cinco extranjeros participan este año.

SIETE EQUIPOS nacionales y cinco extranjeros participan este año.

LOS EQUIPOS PARTICIPANTES EN LA VUELTA 2014

Son siete equipos nacionales:  Café Quetzal, Nino Sport-Eurobikes, Cable DX, Selección Sub-23, Hino-Pizza Hut-RCN, Llantera Alvarado y Asociación de Chimaltenango.

Los internacionales invitados son:  EPM-UNE-Emisoras Unidas (Colombia), Orgullo Antioqueño (Colombia), Canel´s Turbo (México), DYM JESS (México) y la Selección Nacional de Chile.

EL ÚLTIMO HÉROE DEL CICLISMO GUATEMALTECO 15 octubre, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS, PURA INSPIRACIÓN!!.
Tags: , , , ,
1 comment so far
EDÍN ROBERTO NOVA fué el héroe nacional, más que por ganar la Vuelta ante Colombia, porque Guatemala vivía en su apogeo el conflicto armado interno de aquel tiempo. Fotos: Prensa Libre.

EDÍN ROBERTO NOVA fué el héroe nacional, más que por ganar la Vuelta ante Colombia, porque Guatemala vivía en su apogeo el conflicto armado interno de aquel tiempo.
Fotos: Prensa Libre.

HACE TREINTA AÑOS QUE GUATEMALA VIBRÓ CON LA MÁS EMOCIONANTE VUELTA CICLÍSTICA DE LA HISTORIA, CUANDO COLOMBIA NO PUDO CONTRA EDÍN ROBERTO NOVA

EL ÚLTIMO héroe del siglo XX, es cargado en brazos por la afición luego de ganar la XXVI Vuelta a Guatemala.

EL ÚLTIMO héroe del siglo XX, es cargado en brazos por la afición luego de ganar la XXVI Vuelta a Guatemala.

Cicloperiodismo.   No hay guatemalteco que no reconozca el nombre de Edín Roberto Nova; cuando conocen a un ciclista lo relacionan con él, como cuando el héroe en su tiempo fué Saturnino Rustrián Cáceres y unos años antes Jorge Surqué “La Pulga Mixqueña”.

Y no podía ser para menos, si Edin Roberto Nova fué el décimo primer guatemalteco en ganar para nosotros la Vuelta a Guatemala en 1984 y, luego de el, que la ganó nuevamente en 1988, solamente tres guatemaltecos más (Luis Rodolfo Muj en 1997, Fernando Escobar en 1999 y Fermín Méndez en 2000) repitieron la gloria, pero con la diferencia que Nova ganó con presencia de un temido equipo de Colombia encabezado por Antonio Londoño y completado por Oscar de Jesús Vargas, Carlos Mario Jaramillo y Luis Fernando Mosquera.

Historias y anécdotas que contar de esa Vuelta a Guatemala hay muchas.  Yo personalmente puedo decir que fué la del año de mi inicio como ciclista y que tuve la honra de vivir en mi tiempo, no como la de Jorge Surqué que ya la veo solo en libros de historia del ciclismo, diarios o videos antiguos de aquel tiempo.

COLOMBIA NO PUDO contra Nova en 1984.  Aquí vemos a Mosquera, Londoño, Vargas y Jaramillo.

COLOMBIA NO PUDO contra Nova en 1984. Aquí vemos a Mosquera, Londoño, Vargas y Jaramillo.

Nova cambió el concepto de la Vuelta a Guatemala; cambió la etiqueta de los diarios en su redacción, sacó a todo el puebo a las carreteras y ganó más afición al ciclismo en trece días, más que ningún otro ciclista después de Jorge Surqué.

PASÓ A LA HISTORIA como el segundo guatemalteco en ganar dos Vueltas a Guatemala, junto a Aureliano Cuque López. Es esta fotografía vemos a Nova (de suéter blanco) ingresando triunfal al estadio Mateo Flores en la última etapa de la Vuelta en 1984.

PASÓ A LA HISTORIA como el segundo guatemalteco en ganar dos Vueltas a Guatemala, junto a Aureliano Cuque López.
Es esta fotografía vemos a Nova (de suéter blanco) ingresando triunfal al estadio Mateo Flores en la última etapa de la Vuelta en 1984.

Era solo su segunda grande nacional cuando se vistió de gloria y nadie se esperaba la sorpresa ante el poderoso histórico equipo de Colombia, porque además Edin Roberto Nova estaba respaldado por un equipazo integrado por José Rolando Ovando, Belisario Velásquez y Juan Abel Sacalxot en la cuarteta Café Quetzal Azul.

NOVA fué la sensación como escalador y además ganó la etapa Contra Reloj Individual.

NOVA fué la sensación como escalador y además ganó la etapa Contra Reloj Individual.

Su aporte paralelo, aunque inscrito como otro equipo, el Café Quetzal Verde, estaba bien apoyado por Héctor Patarroyo (colombiano que corrió para el equipo nacional), Noé Nova (primo de Edín), Marvin Solomán y José Victor Campos.

Una Vuelta, la número veintiseis de la historia, que reunió a grandes ciclistas como Herminio Díaz Zabala (España), Robenson Pacheco (Brasil), los nacionales Policarpo García, Valentín Toledo, Victorn Manuel Castañeda (ganador de la Vuelta en 1983), Mario Campollo, Amilcar Quicibal, Celestino Santos y Leonardo Obispo, entre otros grandes de aquel tiempo.

Era un pelotón en el que casi cualquier ciclista podía ganar una etapa, una Vuelta disputadísima desde el primer día de competencia.

Este titular lo dice todo de cómo la afición vivió la Vuelta en 1984.

Este titular lo dice todo de cómo la afición vivió la Vuelta en 1984.

No hay Vuelta a Guatemala que no sea una fiesta para la afición.  Lo que sucede es que, desde que ganamos nuestra Vuelta con Nova, nunca más la volvimos a ganar con presencia colombiana, y vale decir que, aunque los guatemaltecos se lucieron como los más grandes apoyando a nuestro líder a lo largo de varias etapas, Nova se coronó campeón con cuatro colombianos debajo de él en la general individual.

La emoción fué tanta en esa Vuelta, que los colombianos mismos expresaban que no comprendían lo que estaba sucediendo; los diarios -como Prensa Libre- invitó a los guatemaltecos a recibir a Edín Roberto Nova en el Estadio Mateo Flores cuando el 1 de noviembre la Vuelta llegara a su fín, con Nova vestido de Líder.

Quien no recuerda haber visto por televisión los ataques que los cuatro colombianos hacían a Nova en la escalada a Xela?  aquello que Macord decía que le hacían “la licuadora” cuando los cuatro sudamericanos querían quitarse al chapín de la rueda para arrebatarle el liderato de la Vuelta y nunca lo lograron.

LA CLASIFICACIÓN FINAL, PARA RECORDAR SIEMPRE

LOS PRIMEROS DIEZ DE LA VUELTA, una lista que incluye a cuatro guatemaltecos y cuatro colombianos.

LOS PRIMEROS DIEZ DE LA VUELTA, una lista que incluye a cuatro guatemaltecos y cuatro colombianos.

La gráfica de arriba lo dice todo.  Memorable ver cómo Guatemala ganó con Nova y cómo cuatro ciclistas guatemaltecos quedaron dentro de los diez primeros, así como los cuatro colombianos más un brasileño y Patarroyo (colombiano corriendo para Café Quetzal).

Vea el tiempo final de Edín Roberto Nova:  4:28 minutos sobre Antonio Londoño y luego el resto del equipo colombiano… está muy difícil que se repita algo así en la historia del ciclismo guatemalteco.

GANADORES POR ETAPAS EN LA VUELTA DE 1984

1a. etapa:  Carlos Alvarado, CR / Puerto Barrios

José Rolando Ovando

José Rolando Ovando

2a. etapa: José Rolando Ovando, GUA / Zacapa

3a. etapa: Edín Roberto Nova, GUA / Chiquimula

4a. etapa:Alberto Clerencia, ESP / Estadio Mateo Flores

5a. etapa: Carlos Alvarado, CR / Circuito Periférico

6a. etapa: Herminio Díaz Zabala, ESP / Mazatenango

7a. etapa: Edín Roberto Nova, GUA / CRI en Mazatenango

8a. etapa: José Carlos de Lima, BRA / Circuito Retalhuleu

9a. etapa: Antonio Londoño, COL / Retalhuleu

Victor Manuel Castañeda

Victor Manuel Castañeda

10a. etapa: José Rolando Ovando, GUA / Quetzaltenango

11a. etapa: Belisario Velásquez, GUA / Huehuetenango

12a. etapa: Héctor Patarroyo, COL / Sololá (etapa para Guatemala)

13a. etapa: Victor Manuel Castañeda, GUA / Estadio Mateo Flores

Resumen de etapas:  Cinco etapas ganadas por guatemaltecos (dos de Nova), y una para Guatemala (Patarroyo); España ganó dos; Brasil una y Colombia solo una etapa.

LA ENTREVISTA que Prensa Libre hiciera al colombiano Carlos Mario Jaramillo tras la victoria de Nova.

LA ENTREVISTA que Prensa Libre hiciera al colombiano Carlos Mario Jaramillo tras la victoria de Nova.

CON LA PRENSA.  Una entrevista que Prensa Libre hiciera a Carlos Mario Jaramillo, al terminar la última etapa, dejó claro que los colombianos no pudieron ante el poder del campeón Edín Roberto Nova.

Jaramillo, quien antes de llegar a correr esta Vuelta en 1984 había competido ya en 23 países de América y Europa, expresó en la entrevista que “Aún no me lo explico, pero creo que el campeón estaba muy bien preparado.

Anduvo supremamente bien, es un excelente corredor que también le debe parte de su victoria a Héctor Patarroyo.  Juntos atacaron mucho y nunca cedieron terreno.   Fuimos el mejor equipo… aunque no ganamos la carrera”.

ESTADÍSTICAS HISTÓRICAS

Colombia venía con poder y con la mentalidad de ganar nuevamente la Vuelta a Guatemala.  Ocho veces nuestra Vuelta se había ido a Colombia (Hernán Medina en 1958, Jorge Luque en 1960, Rubén Darío Gómez en 1964, Luis Leonardo Tobar en 1973, José Patrocinio Jiménez en 1976 y 1977, Samuel Cabrera en 1980 y Rafael Tolosa en 1982.

En 1988 Edín Roberto Nova se hizo de historia como el segundo guatemalteco en ganar dos veces la Vuelta a Guatemala, igualando la marca de Aureliano Cuque López en 1959 y 1961.  El colombiano José Patrocinio Jiménez también ganó dos vueltas chapinas (1976 y 1977).

Edín Roberto Nova fué 5 veces Campeón Nacional de Ruta y falleció el 14 de agosto de de 1994

Por datos como estos, es que Nova y la Vuelta a Guatemala de 1984 cerraron el último capítulo de la Epoca de Oro del ciclismo guatemalteco.

UNA VUELTA A GUATEMALA RECORDADA EN SELLOS POSTALES 3 octubre, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in CICLOPERIODISMO, HISTORIAS CHAPINAS.
add a comment

UNA COLECCIÓN DE SELLOS POSTALES RECORDANDO LA DÉCIMO PRIMERA VUELTA A GUATEMALA CORRIDA EN 1967

TRES SELLOS POSTALES formaban la colección alegórica a la edición 10 de la Vuelta a Guatemala que se corrió en 1967.  Fotografía: Robin Martínez

TRES SELLOS POSTALES formaban la colección alegórica a la 11a. edición de la Vuelta a Guatemala que se corrió en 1967. Fotografía: Robin Martínez

Cicloperiodismo.   En la sala Miguel Angel Asturias, del edificio de Correos y Telégrafos de Guatemala, se exhibe un libro que muestra las antiguas colecciones de sellos postales de Guatemala.

Entre estas colecciones se incluye una que guarda para la historia un evento que cuando se realizaba, en sus dorados tiempos, se ganaba las voluntades de todo el pueblo:  La Vuelta Ciclista a Guatemala.

En esta colección se hace memoria de la décimo primera Vuelta a Guatemala, corrida en el año 1967, aunque los sellos postales se imprimieron en 1968 y tenían la particularidad de llevar una sobre impresión en el extremo izquierdo que decía “Belice es de Guatemala”.

Estampilla de 4 centavos

Estampilla de 4 centavos

Esta colección de sellos, o estampillas, postales, tuvo tres denominaciones: 4, 5 y 6 centavos de quetzal.

Denominación de Q.0.04 centavos:  Se imprimieron 40 mil unidades, con colores lila, ultramarino y verde;

Sello de 5 centavos

Denominación de Q.0.05 centavos:  50 mil sellos de esta denominación circularon, con colores naranja y ultramarino;

Denominación de Q.0.06 centavos:  No se especifica la cantidad de sellos impresos, pero tenían los colores naranja, ultramarino y gris.

PORQUÉ LA VUELTA A GUATEMALA 1967?

Conocer qué sucedió en esa décimo primera Vuelta a Guatemala, es comprender porqué pasó a la historia.

Muchas cosas sucedieron antes y durante esa Vuelta que se disputó del 24 de septiembre al 8 de octubre de 1967; fueron 15 etapas y 1,575 kilómetros de recorrido y con un nivel tan alto de todos los competidores, que cuarenta y ocho iniciaron la competencia y la terminaron cuarenta y tres.

Fué en esta Vuelta a Guatemala que se retiraron los dorsales 13 y 50 utilizados por los grandes ciclistas Jorge Surqué Canel y Carlos Raúl Célis Hetch, quienes fallecieron precisamente en esta década dorada del ciclismo.

Adicionalmente a ello, Aureliano Cuque López, quien fué el primer ciclista en ganar dos veces la Vuelta a Guatemala (1959 y 1961), fué atropellado por un vehículo mientras manejaba su bicicleta.  En este percance, el vehículo le pasó una llanta encima de una pierna y lamentablemente fué necesario amputársela y Guatemala perdió así a un gran valor del ciclismo.

Por esta razón y como reconocimiento a su gran carrera deportiva y el cariño de toda la afición,  el Comité Organizador de la décimo primera Vuelta a Guatemala decidió bautizar esta vuelta con el nombre de Aureliano Cuque López, quien durante el recorrido de la Vuelta acompañó a la caravana en un carro convertible y así ser parte de la gran fiesta del pedal.

EL GANADOR DE LA 11a. VUELTA A GUATEMALA

BENIGNO RUSTRIÁN ganó la Vuelta a Guatemala en 1967.  Aquí lo vemos con el suéter "Cuque López" como ganador de la décimo primera edición.  Foto: Prensa Libre.

BENIGNO RUSTRIÁN ganó la Vuelta a Guatemala en 1967. Aquí lo vemos con el suéter “Cuque López” como ganador de la décimo primera edición. Foto: Prensa Libre.

Los apellidos Rustrián Cáceres volvían a sonar por toda Guatemala por segundo año consecutivo y éste es uno de los detalles que hicieron especial esta Vuelta a Guatemala, por ser la primera vez que dos hermanos se coronaban como campeones de nuestro máximo evento.

Luego que la décima Vuelta (en 1966) la ganara Saturnino Rustrián Cáceres, esta de 1967 fué ganada por su hermano  Benigno Rustrián, quien corriera con el equipo Motos Honda.

Era la segunda Vuelta para Benigno Rustrián, y la segunda vez que corría una vuelta con su hermano Saturnino, quien ya correría su tercera Vuelta.

En 1966 corrieron juntos en el equipo Crown Honda, pero en 1967 Saturnino corrió en el equipo Banco de Comercio azul.

Por esta y muchas otras razones más, la edición 11 de vueltas a Guatemala fué honrada con una emisión de sellos postales.

SATURNINO RUSTRIÁN ganó la primera etapa de la Vuelta en 1967 y fué líder durante dos fechas.  Foto: Prensa Libre.

SATURNINO RUSTRIÁN ganó la primera etapa de la Vuelta en 1967 y fué líder durante dos fechas. Foto: Prensa Libre.

“…SIN MIRAR ATRÁS” 7 julio, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in CLÁSICAS MUNI 2014.
1 comment so far

COMO LA ORDEN DE UN ENTRENADOR, ESAS FUERON LAS PALABRAS QUE ME LLEVARON A LA META DE LA PRIMERA CLÁSICA DE LA MUNI

LA FOTO DE UN FINAL FELÍZ luego de empezar una Clásica con todo en contra... Dios me puso a prueba en el terreno más duro.  Foto: Byron Arriola.

LA FOTO DE UN FINAL FELÍZ luego de empezar una Clásica con todo en contra… Dios me puso a prueba en el terreno más duro y por esa razón voy mostrando el mensaje en mi manga izquierda. Foto: Byron Arriola.

Nos dieron la oportunidad de competir… y cómo desperdiciarla.  El problema para mí era que mis proyectos personales de trabajo me habían mantenido durante tres semanas alejado de cualquier entreno donde me preparara con fondo y cadencia, solamente mis coberturas de prensa en la ciudad.

Saliendo de Sarita hacia el punto de partida en la autopista para la segunda etapa.  Foto: Byron Arriola.

Saliendo de Sarita hacia el punto de partida en la autopista para la segunda etapa. Foto: Byron Arriola.

El consuelo es que llegué a la primera de dos etapas, sin óxido en las piernas… pero con mucha voluntad y ganas de hacer ciclismo junto a todos mis amigos master.

Así se llegó la primera etapa, el sabado 28 de junio, con una largada hacia la ruta a Taxisco.  Saliendo desde el Super 24 en la autopista, pedaleamos hacia el cruce a la tierra de los quesos, pero desde el primer kilómetro de carrera tenía una sensación extraña en las piernas.

Pareciera como falta de calentamiento, así que mantuve la calma pensando que me tocaría presionarme para mantenerme dentro del pelotón durante unos minutos hasta calentar bien los motores y desarrollarme con toda normalidad en la competencia.  Cierto que nunca apuntando a ganarla, pero sí para hacer lo que gracias a Dios he logrado de terminarla dignamente.

Así llegamos al tramo que une la autopista a Puerto Quetzal con la Báscula en el inicio de la carretera a Taxisco.  En la jalada de los punteros, el grupo se partió en dos y yo a la cola del primer grupo.  Sencillamente ese primer grupito se me alejó lentamente y luego el primer ciclista del resto del pelotón; y otro, y otro, y otro hasta que lentamente todos me pasaron y yo no tenía fuerzas para pedalear más fuerte cuando sabía que tenía que hacerlo.

Con el dorsal 215 en la salida de la segunda etapa.

Con el dorsal 215 en la salida de la segunda etapa.  Foto: Byron Arriola.

Otra vez, las piernas no funcionaron como debían hacerlo… estaban desconectadas de mi voluntad.  Me quedé rezagado completamente desde el mismo banderazo de salida y mi plan de carrera automáticamente cambió.

Ya no se trataba de hacer lo mejor dentro del grupo y aguantar los ataques de los más fuertes para volver a la meta en el Super 24, sino que esperaría a que el grupo viniera de regreso para subirme en un carro de la caravana… simplemente sabía que yo no servía para estar allí y seguía pedaleando por pura dignidad y amor al ciclismo.

Fué tanto así, que me quedé abandonado del pelotón solo en compañía del motorista de la Muni que iba detrás mío, pero luego de casi media hora de pedaleo, se adelantó a buscar al pelotón.  Me quedé solo y mi paso se convirtió en un paseo en carretera, bajé la guardia completamente resignado al retiro de esta carrera.

Unos minutos después, ví que un poco atrás venía un carro escoltando a un ciclista.  Pensé que la siguiente categoría me había alcanzado y que el fugado estaba por pasarme, pero no era así.  Se trataba del ciclista  Gabriel Montúfar -dorsal 203- quien me alcanzó y se fué allí conmigo y conversamos buen rato.  Con todo y eso, me comentó que era su primera carrera de ruta, porque se dedica más que todo al ciclismo de montaña.

En la línea de salida para la segunda etapa, estoy al extremo derecho de la foto.  Foto:  Byron Arriola.

En la línea de salida para la segunda etapa, estoy al extremo derecho de la foto. Foto: Byron Arriola.

Diría que jalamos juntos un rato, pero realmente le hice ganas para acompañarlo.  Realmente iba desanimado y sin ganas de pedalear… iba triste por sentirme sin las piernas para responder desde el principio, cuando aún la palabra cansancio era posible tomar como posibilidad.  Sencillamente no era mi día y todo empezó mal.

Con el paso de los kilómetros me adelanté un poco al amigo Montúfar y poco a poco las piernas empezaron a tomar calor y yo a sentir que se me conectaban al cerebro y a la voluntad de meterle un poco más de presión al pedaleo y continuar en la ruta… porque en la carrera ya desde hacía rato que no.

En solitario encontré al pelotón cuando iba ya de regreso a Escuintla y yo avancé unos kilómetros más hacia el retorno.  Solamente logré mejorar mi ritmo de pedaleo hasta mantener un paso parejo, como un pasista que buscaba solamente reducir el tiempo del martirio que tenía por delante con un poco más de treinta kilómetros de camino a la meta.

Poco a poco fuí sintiéndome mejor físicamente, hasta que encontré a dos ciclistas.  Uno era de la categoría Master C y uno más de la Master B (en la que yo participaba), era José Estrada (con el dorsal 211), acompañado por su familia en un carro escoltándolo.

Lo alcancé y su familia muy amablemente me ofrecieron agua, me hidraté y me dispuse a trabajar con Estrada a casi diez kilómetros después del retorno hasta la meta.

Sabía muy bien que todo estaba escrito en esa carrera y que la desventaja con los primeros sería enorme, pero la cosa allí ya era de terminar la carrera y así nos mentalizamos con José Estrada.

Aquí, terminando la primera etapa... derrumbado en la general, pero agradecido con Dios por llegar a la meta.  Detrás de mí viene José Estrada.  Foto: Mauro Rodríguez.

Aquí, terminando la primera etapa… derrumbado en la general, pero agradecido con Dios por llegar a la meta. Detrás de mí viene José Estrada. Foto: Mauro Rodríguez.

Finalmente llegamos a la meta y crucé la línea apenas unos metros adelante de José, con el mismo tiempo, pero con una desventaja enorme.  Para que se formen una idea, el corredor que cruzó la meta antes que yo fué César Escobar, con un tiempo de 2:00:51 horas y yo ingresé doce minutos después con un tiempo de 2:12:51.  Esa etapa la ganó Julio Cirici cronometrando 1:42:55; echen pluma… 30:04 minutos antes que yo!!

LA SEGUNDA ETAPA, LA DEL DESQUITE

Sabía que no podía haber dos malas jornadas seguidas y así llegué a Sarita el domingo 29 para la segunda etapa.  Totalmente positivo y dispuesto a hacer una buena carrera, salimos desde Sarita en la autopista para enfilarnos a la carretera a Masagua.

Nuestro retorno, para la categoría Master B, estaba en el kilómetro 82 porque nos esperaban los ascensos a Sarita y luego al Autódromo Pedro Cofiño, donde estaría la meta.

Todo fué muy bien.  Estuve dentro del pelotón, buenos ataques, buena defensa del lugar, bien ubicado e hidratado.  Faltando 14 kilómetros para la meta, aún en los planes de la carretera a puerto San José, mi pedaleo rindió trituto al cansancio y la falta de entreno y solté al pelotón en el kilómetro 63 de carretera, a tres  de llegar a la autopista Palín Escuintla para subir a Sarita.

Desde que dejé el pelotón me mantuve positivo.  No me desgané para nada y me dediqué a mantener mi paso tanto en plan como en el inicio de la cuesta hacia Sarita.  Cuando llegué a la recta que termina en la cuesta de Mauricio, aún podía ver a los últimos del pelotón terminar la subida; el grupo ya no lo tenía a la vista y faltaba -no tanto- pero sí tupido por la cuesta.

Justo en la cuesta de Mauricio alcancé a Byron Paiz (Deluxe Optical) y lo pasé.  Unos dos kilómetros más adelante, ya en subiendo a Sarita, me rebasó en compañía de otro ciclista, creo que del Master A y realmente llevaban buen paso; era evidente que Paiz se recuperó y subió muy bien, se me fueron los dos.

PEDÍ AUXILIO CON UNA ORACIÓN POR KILÓMETROS

No me desanimé.  Tampoco bajé el paso.  Poco a poco fuí reduciendo ventaja con otros ciclistas y al primero que encontré creo que fué a César Cerón; lo pasé y continué subiendo.  Las piernas me empezaron a doler y las sentía cansadas cuando casi iba llegando a Sarita… empecé a preocuparme por si soportaría o no subir hasta el Autódromo.  Volteaba a ver atrás a cada rato, sentía que César Cerón y Hoffman Castillo me estaban alcanzando y que mis fuerzas mermarían ante el paso de ellos; ver a Paiz rebasarme, luego que yo lo había dejado a él, me destrozó la moral y sentía que me había acabado… que solo faltaba bajarme de la bicicleta.

Empecé a orar.  No me quedaba otra… alcancé a Hoffman Castillo (Z Gas) y de inmediato sentí temor que tanto Hoffman como César se recuperaran y me rebasaran en lo que quedaba de montaña… tuve temor y desconfié de mí mismo.

En la plática que mantuve con Dios cuando subía, le dije que estaba cansado y que ya no aguantaba.  “Dame las fuerzas por favor… glorifícate tú sacándome de aquí porque yo con mis piernas ya no puedo.  Yo sé que solo tú me vas a ayudar a cruzar la meta y me vas a dar las fuerzas para subir como me has permitido otras tantas veces… todo lo puedo en Cristo que me fortalece…!”.

Por increíble que les parezca, terminando de orar iba a voltear a ver qué tan cerca traía a Hoffman y a Cerón, sentí una voz en mi corazón (así tan claramente como si me hubieran susurrado al oído) y las palabras fueron “aaaa… sin mirar atrás…!!”

Comprendí que era la prueba de esta carrera.  Le había dicho y declarado a Dios que solo El podía hacerme terminar la carrera y que subir allí era algo que solo podía confiar que sus fuerzas me harían lograr y no las mías, aunque sus fuerzas se manifiesten en mis piernas.  Sabía que me estaba diciendo que si realmente confiaba en El, no tenía que preocuparme por voltear a ver si me alcanzaban… porque una vez El me respaldaba… nadie más me iba a dar alcance hasta la meta.

Decidí no ver más hacia atrás y confié en El.  Créanme… así lo hice y no dije más una palabra pesimista, sino un gracias Padre una y otra vez, porque sentía las piernas frescas y cargadísimas de ganas hasta que por fín ví la última curva donde unos metros después estaba la meta.

Crucé la meta con un tiempo de 2:01:50 horas.  No sabía que el último ciclista que pasé subiendo fué a Rodrigo Morales (Rótulos Monroy) quien ingresó 6:42 minutos despues que yo.

Esta segunda etapa la ganó nuevamente Julio Cirici  (Hino) con tiempo de 1:46:45 horas, llegué 14:04 minutos después; el ciclista que cruzó la meta antes que yo fué Oscar Coyoy 1:57:57 horas, apenas 3:13 minutos antes que yo.  Realmente las diferencias de tiempo en esta segunda etapa fueron enormes, prácticamente la mitad de tiempo de diferencia con la etapa del sabado.  Subí muy bien, para haberme rezagado y sin entrenar, creo que defendí las ganas y comprobé que confiar en Dios cuando las fuerzas se te han ido… es lo mejor que podemos hacer.

LA GENERAL DE LA PRIMERA CLÁSICA DE LA MUNI

De 38 ciclistas que tomamos la salida de la primera etapa, en la categoría Master B, 23 terminamos la Clásica, y fué Julio Cirici quien ganó la prueba con un tiempo acumulado de 3:29:40 horas.

Quedé finalmente en la posición 22, con 4:14:40 horas, superando solamente a José Estrada (211) que completó la carrera con 4:31:23 horas.

De quienes no compeltaron la prueba, algunos no tomaron la salida de la segunda etapa por compromisos de trabajo, otros por pinchazos y algunos otros por desgaste físico.  Gracias a Dios tuve la oportunidad de estar libre los dos días para competir y de no sufrir ningún percance mecánico en las dos etapas… a esto, súmenle ustedes la dicha de poder compartir este testimonio y decir que fué Dios quien me guió y fortaleció en el camino más duro, aunque a mí me correspondía la parte de trabajar… sin dejar de pedalear.

A DIOS SEA LA GLORIA…!

 

EL PROVERBIO DE AMILCAR QUICIBAL 17 junio, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in PURA INSPIRACIÓN!!.
2 comments
AMILCAR QUICIBAL (a la izquierda) acompañado de José Victor Campos, el colombiano José Robayo y Andrés Torres (QEPD) integrantes de una de las dos cuartetas de Café Quetzal en la Vuelta a Guatemala de 1985.

AMILCAR QUICIBAL (a la izquierda) acompañado de José Victor Campos, el colombiano José Robayo y Andrés Torres (QEPD) integrantes de una de las dos cuartetas de Café Quetzal en la Vuelta a Guatemala de 1985.

“QUICI” TRABAJÓ DURO PARA COMPRAR SU PRIMERA BICICLETA Y PEDALEÓ EN ELLA SEMBRANDO PARA LA VIDA DE SUS HIJOS. HOY SIGUE DIRIGIENDO SU COSECHA

Con su primogénito, Christian, quien llegaría al ciclismo a los 5 años, asistiendo a su papá en vueltas a Guatemala.

Con su primogénito, Christian, quien llegaría al ciclismo a los 5 años, asistiendo a su papá en vueltas a Guatemala.

Cicloperiodismo.   Fué difícil encontrar las primeras palabras para esta nota, pero es que pensar en el día del padre y buscar un tema que realmente aporte algo para meditar y dejar en el corazón de la gente… solo lo pude encontrar en el caso de Amilcar Quicibal.

Lo conozco desde mis inicios en el ciclismo, de allá por 1986, cuando compitió con los equipos Almacenes Cantón y Café Quetzal.

En más de alguna ocasión competimos en el mismo pelotón y compartió cuartetas con los recordados Edin Roberto Nova y Victor Manuel Castañeda, solo por mencionarles a dos que ganaron Vuelta a Guatemala… pero siempre fué aporte vital para grandes ciclistas guatemaltecos que dejaron huella en este deporte y él dejó la suya propia que encontramos en los diarios de aquel tiempo que cuentan paso a paso de lo que Amilcar Quicibal dejó en cada gota de sudor desde su bicicleta en el asfalto de las carreteras de Guatemala.

Hoy por hoy, “Quici” ha vuelto a pedalear luego de varios años de descanso, pues se ha dedicado al trabajo en la confección de uniformes para ciclistas, una tarea en la que se involucró -sin querer queriendo- desde que él mismo se fabricaba sus propias guanteletas para competir.  Le quedaban tan “chileras” que varios de sus amigos ciclistas le encargaban un par y se los fabricaba y los vendía.

VIVIENDO COMO EL PROVERBIO

Así empezó Amilcar Quicibal a formar más que una empresa que hoy es exitosa… empezó a formar lo que hoy es el orgullo y buen camino para sus hijos.

LA DINASTÍA QUICIBAL, con Amilcar como patriarca.  Aquí lo vemos orgulloso papá de Dany, Christian y Dany.

LA DINASTÍA QUICIBAL, con Amilcar como patriarca. Aquí lo vemos orgulloso papá de Dany, Christian y Dany.

Realmente inspira conocer su historia, y me honra conocerle como mi amigo personal, pero me sorprende ver cómo sus hijos se han desarrollado -gracias a él- en el ciclismo guatemalteco, y de tal manera, que han llegado a ser seleccionados nacionales en este duro y exigente deporte.

Leyendo la Biblia, en Proverbios 22:6, encuentro el versículo que dice “Instruye al niño en su carrera; aún cuando fuere viejo no se apartará de ella”.

Otra versión de la Biblia expresa “Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo no se apartará de el”.

Amilcar ha logrado inculcar buenos principios a su pequeña hija Vera, quien también sigue sus pasos en el ciclismo.

Amilcar ha logrado inculcar buenos principios a su pequeña hija Vera, quien también va de la mano de su padre y sigue sus pasos en el ciclismo.

Esto queda claro en la vida de “Quici” si vemos cómo, su vida como ciclista y su formación familiar, fueron la base para formar él mismo a sus hijos desde pequeños:  Principios y deporte… hoy, veintitantos años después, sus hijos viven el ciclismo, son exitosos y llevan una vida sana que le permiten sentirse orgulloso de ser el papá que Dios le ha permitido ser.

PORQUÉ AMILCAR QUICIBAL HA LOGRADO ESTA COSECHA?

El mayor de sus hijos, Christian, me compartió muchas cosas que de su famoso papá han marcado su vida.  Dice Christian que “lo primero que recuerdo de mi papá en el ciclismo, es que estábamos afuera de la casa de la zona 6 y é me enseñaba a manejar bicicleta sin llantitas”.

La vida como ciclista que Amilcar Quicibal llevaba, fué una estafeta que pasó a sus hijos, pues ya como entrenador de ciclistas en Vueltas a Guatemala, su hijo Christian le acompañaba cuando apenas tenía 5 ó 6 años de edad y era el encargado de pasarle las caramañolas para los ciclistas.

“No me acuerdo quién ganó esas primeras Vueltas a las que acompañé a mi papá… yo solo me dedicaba a ayudarlo y acompañarlo… crecí en ese ambiente y me empecé a involucrar, me acoplé.  De hecho, pensar que iba a estar en una Vuelta a Guatemala con mi papá no me sorprendía… me sorprendí cuando me ví yo mismo como ciclista” me dijo Christian en una entrevista.

Amilcar Quicibal, a los quince años de edad, trabajó en el recordado almacén “Casa Automoto” que vendía sus populares bicicletas marca “Automoto” que, no eran profesionales de ruta, pero eran muy cómodas en precio allá por 1980.

Trabajando como encargado de bodega fué como logró comprarse su primera bicicleta.  De esto, Christian expresa que “me asombra cómo hacés el deporte a pesar de las circunstancias económicas, vas haciendo lo que te gusta… y eso fué lo que hizo mi papá.  Yo empecé de una forma muy distinta a la de él, y eso admiro de mi viejo”.  Christian es un hijo muy orgulloso de su papá, que emigró de su natal Comalapa poco antes del recordado terremoto de febrero de 1976 para hacer realidad la historia que hoy les comparto.

DICHO DE ENTRENADORES

Amilcar volvió a probar el ciclismo en la Liga de Veteranos cuando, en el año 2007, participó en la Vuelta Master a Nicaragua, donde logró un segundo lugar.  Aquí lo vemos a la rueda de Filiberto Dubón. De esta etapa, sus hijos fueron testigos que la edad no es impedimento para seguir un sueño.

Amilcar volvió a probar el ciclismo en la Liga de Veteranos cuando, en el año 2007, participó en la Vuelta Master a Nicaragua, donde logró un segundo lugar. Aquí lo vemos a la rueda de Filiberto Dubón.
De esta etapa, sus hijos fueron testigos que la edad no es impedimento para seguir un sueño.

Popularmente, en el gremio de entrenadores, se dice que un papá no debe ser el entrenador; y un entrenador no debe ser el papá… pero en el caso de Amilcar Quicibal esto no fué impedimento.

Aquí se creó una teoría diferente, pues es obvio pensar que dirigir a sus hijos sería bajo un buen consejo, dejando de lado la función de papá.  Claro que, es difícil dejar el papel de papá cuando se debe ser el entrenador cuando van montados en la bicicleta y volver a ser el papá cuando se llega a la casa luego de un entreno.

Lo más seguro es que el entrenador de los hermanos Quicibal, Christian, Dany y Quici, buscaría lo mejor para sus pupilos cuando están sobre la bicicleta… y cuando están dentro de la casa.

Amilcar pedaleó fuerte y correctamente cuando fué muchacho y, ahora que los muchachos son sus propios hijos, es él quien los guia para que sean mejores ciclistas de lo que él fué en su juventud.

MI PAPÁ, NO SE SI ES BRUJO… O QUÉ!!

Con todo eso, sus hijos le admiran como papá y como ciclista.  La enseñanza nunca ha faltado, ni el trabajo, ni la provisión y eso quiere decir que, si el ciclismo dejó huella… la enseñanza y el trabajo seguramente lo harán también.

Durante la entrevista a Christian, en representación de sus hermanos, le pregunté qué es lo que más admirás de tu papá? y la respuesta me sorprendió, porque no fué una respuesta adentrada en el ciclismo.  Christian dijo “El siempre tiene la razón.  No sé si es brujo o qué, pero cualquier cosa que dice… siempre tiene la razón… o la va a tener, o la tuvo!!… además esa capacidad que tiene siempre para resolver problemas”.

Amilcar Quicibal se involucró con sus hijos como si él fuera niño también; hoy está a su lado con el mismo juguete, pero de diferente forma:  la bicicleta.  Hace veintitantos años les enseñó a pedalear, ahora los sigue formando como campeones en el equipo Hino junto a otros grandes ciclistas que han dado gloria y medallas a Guatemala; es papá también cuando los entrena, porque no ha faltado un abrazo y la frase “estoy orgulloso de vos mijo…” cuando se ha logrado una exitosa carrera.

Para sus hijos, Quici es buen papá, el mejor papá, porque tuvo una buena infancia.  Fué el patojo que más jodió en la clase, el que hizo desastres en la casa y, como todo patojo que jode, es también un patojo que se pone a trabajar.

Sus hijos conocen de la historia de su padre que fué uno de los que más ayudó a su abuelita cuando la acompañaba a vender; saben que su papá se fortaleció con esa etapa de su vida y no se le arrala a nada.

AMILCAR, EL PATRIARCA DE LA DINASTÍA QUICIBAL

2 de 4. Dany y Christian, durante la segunda Vuelta Mundo Maya. No hay día que no compartan con su padre, no hay día que no hay algo que aprender de él, como papá y como entrenador.

2 de 4. Dany y Christian, durante la segunda Vuelta Mundo Maya.
No hay día que no compartan con su padre, no hay día que no hay algo que aprender de él, como papá y como entrenador.

Para los patojos Quicibal, su papá es un empresario que es igual con todos; que bien puede estar hablando con un mega empresario o con un comerciante de la tienda de la esquina, que será el mismo con todos.

Así es Amilcar Quicibal, un papá que se puso a entrenar junto a su hijo Christian cuando apenas tenía 12 ó 13 años; Dany es un gran escalador y Andy va ya a la rueda de sus hermanos, bajo la misma sombrilla de su padre.

Quién, formando a sus hijos en la vida y el deporte, no ha hecho lo correcto para tener su propio Proverbio en casa?

La moraleja es ser patojo junto a tus hijos; porque ese juguete que desde pequeño les diste… la bicicleta, fué aquí el secreto para ser papá, amigo, entrenador y ejemplo de vida… porque se ha pasado la vida pedaleando como güiro con sus hijos.

Vaya para todos… un Felíz y Bendecido Día del Padre…!!

ARRANQUÉ LA VUELTA MASTER A 41.7 KILÓMETROS POR HORA 10 abril, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in VUELTA MASTER / 2014.
1 comment so far

LA PRIMERA ETAPA DE LA VUELTA DE ESTE AÑO INICIÓ CON LA CONTRA RELOJ DE VEINTE KILÓMETROS Y, CON LO QUE FALTA, LA COSA SE PONE MEJOR TODAVÍA

ANTES DE SALIR en la primera etapa de la Vuelta Master. Foto: Ismael Suruy

ANTES DE SALIR en la primera etapa de la Vuelta Master.
Foto: Ismael Suruy

Solo me quedaba orar para que Dios me permitiera las fuerzas necesarias y hacer una carrera buena, en una especialidad que siempre he sufrido y en la que he salido en desventaja como la velocidad de una Contra Reloj Individual.

Así le dije a Dios cuando me contaron los últimos treinta segundos antes de partir en la etapa, llegué sintiendo pocas fuerzas en las piernas y para mi sorpresa, el plan de recorrido manteniendo el odómetro arriba de los 40 kilómetros por hora iba funcionando.

Me atrevería a decir que, de los veinte kilómetros de carrera, dos los pedaleé por debajo de los 38 kilómetros por hora; otros dos kilómetros me mantuve entre los 38 y 39 de velocidad promedio.

En este recorrido el último kilómetro y medio es eterno y con cierta dificultad que creo que todos experimentamos un incremento en la inclinación de la carretera (talvéz un 1%) que hace sensible el pedaleo más difícil.

Creo también que, bajando los tiempos a los que he estado acostumbrado en carreras contra el reloj, hoy honré y lucí mi uniforme nuevo de CGN Noticias en esta Vuelta Master.

Después de terminar los primeros veinte kilómetros, voy a un punto de descanso en el kilómetro 82 de la autopista a Puerto Quetzal. Foto: Ismael Suruy.

Después de terminar los primeros veinte kilómetros, voy a un punto de descanso en el kilómetro 82 de la autopista a Puerto Quetzal.
Foto: Ismael Suruy.

Con buena parte del recorrido con viento en contra, logré un tiempo oficial de 30:58 minutos para los 20.93 kilómetros en la autopista a Puerto Quetzal.  En los primeros kilómetros logré alcanzar una velocidad de 58.3 kilómetros por hora, pero en un tramo muy corto en donde las fuerzas estaban aún frescas; luego luché por mantenerme entre los 40 y 43 kilómetros por hora, buscando que mi tiempo fuera inferior a los 30 minutos.

Lo que me tiene motivado, es que tomaré la salida de la segunda etapa en la posición 26, a una diferencia de 5:20 minutos del ganador de la primera etapa -y líder de la Vuelta- Brígido Lechuga, del equipo Hino.  Soy el número 26 de 33 que iniciamos la Vuelta.

El Sub Campeón Mundial, Juan Carlos Bosmediano, de Ecuador, va en la posición 4 a 20 segundos.

CLASIFICACIÓN GENERAL DE LA VUELTA MASTER / CÍRCULO ORO  (Etapa Contra Reloj Indivudial en la autopista a Puerto Quetzal / 20.93 kilómetros)

1º 302 LECHUGA, BRIGIDO INDIVIDUAL 00:25:38 00:00:00
2º 321 CASTAÑEDA, VICTOR ROTULOS MONROY 00:25:48 00:00:10
3º 332 MONTENEGRO, JULIO DELUXE OPTICAL TREK 00:25:57 00:00:19
4º 313 BOSMEDIANO, JUAN HERBALIFE-TREK 00:25:58 00:00:20
5º 309 ILLESCAS, JULIO DELUXE OPTICAL TREK 00:26:04 00:00:26
6º 311 BRUDERER, FRANCIS HINO PIZZA HUT-RCN 00:26:05 00:00:27
7º 310 ORTIZ, RENE DELUXE OPTICAL TREK 00:26:40 00:01:02
8º 312 GORDILLO, OSCAR HINO PIZZA HUT-RCN 00:26:55 00:01:17
9º 318 SAJ, RUBEN ROTULOS MONROY 00:26:57 00:01:19
10º 301 ESCOBAR, CESAR INDIVIDUAL 00:26:58 00:01:20
11º 319 CASTILLO, GUDY SAN MARCOS 00:27:14 00:01:36
12º 303 CONTRERAS, SERGIO INDIVIDUAL 00:27:15 00:01:37
13º 326 BONIFAZ, GUILLERMO BICI CENTRO CIF. 00:27:17 00:01:39
14º 315 GUILLEN, PAULA HINO PIZZA HUT-RCN 00:27:58 00:02:20
15º 322 COYOY, OSCAR INDIVIDUAL 00:28:12 00:02:34
16º 306 GALINDO, WAGNER ADOBO VELO 00:28:15 00:02:37
17º 325 CIFUENTES, HUGO BICI CENTRO CIF. 00:28:26 00:02:48
18º 330 HERNANDEZ, ERICK INDIVIDUAL 00:28:30 00:02:52
19º 305 LEAL, HENRY ADOBO VELO 00:28:44 00:03:06
20º 327 SANDOVAL, CARLOS CENTRO MEDICO 00:28:52 00:03:14
21º 314 GUILLEN, ANDREA HINO PIZZA HUT-RCN 00:29:06 00:03:28
22º 300 RODAS, ERICK HELEN´S 00:29:12 00:03:34
23º 304 VAIDES, RUDY INDIVIDUAL 00:29:56 00:04:18
24º 317 ROLDAN, ERICK INDIVIDUAL 00:30:17 00:04:39
25º 320 LARRAVE, RODRIGO INDIVIDUAL 00:30:35 00:04:57
26º 308 MARTINEZ, ROBIN CGN NOTICIAS 00:30:58 00:05:20
27º 329 DIEGUEZ, JOSE NUESTRO DIARIO 00:31:08 00:05:30
28º 328 DE SANDOVAL, BRENDA CENTRO MEDICO 00:31:22 00:05:44
29º 323 LOPEZ, SERGIO JALAPA 00:31:30 00:05:52
30º 331 OROZCO, WILLIAM INDIVIDUAL 00:31:31 00:05:53
31º 316 MORGAN, EDGAR INDIVIDUAL 00:31:40 00:06:02
32º 307 GUARDADO, GUSTAVO ADOBO VELO 00:32:10 00:06:32
33º 324 MARROQUIN, CARLOS JALAPA 00:33:11 00:07:33

LA CUENTA REGRESIVA para salir en la primera etapa de la Vuelta Master, ya sostenido por el comisario y 20 kilómetros me esperan.  Foto: Eurobikes

LA CUENTA REGRESIVA para salir en la primera etapa de la Vuelta Master, ya sostenido por el comisario y 20 kilómetros me esperan. Foto: Eurobikes

LA NUEVA ERA, UNA NUEVA IMÁGEN QUE ESTRENO EN LA VUELTA MASTER 2014 10 abril, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in PURA INSPIRACIÓN!!.
3 comments
LA ÚLTIMA FOTO con mi primer uniforme oficial de CGN Noticias, luego de competir el domingo 6 de abril de 2014. Para conocer los detalles del uniforme anterior, haga click en esta foto.

LA ÚLTIMA FOTO con mi primer uniforme oficial de CGN Noticias, luego de competir el domingo 6 de abril de 2014.
Para conocer los detalles del uniforme anterior, haga click en esta foto.

UNA DE TANTAS COSAS POR LAS QUE ESTOY AGRADECIDO CON DIOS ES QUE ME HA REGALADO LA CONFIANZA DE PERSONAS QUE IMPULSAN MI SUEÑO CICLÍSTICO

Hace unos días, precisamente el domingo 6 de abril, publiqué en mi cuenta de Facebook un mensaje que textualmente decía “BUENO SEÑORES, les anuncio el fin de una era en el ciclismo” junto a una fotografía en la que me ven vistiendo mi uniforme de ciclismo luego de volver de la última fecha de la Copa Centro Médico corrida ese día por la mañana.

Resulta que muchos amigos pensaron que al referirme a el fín de una era en el ciclismo, se confundieron y creerían que se trataba del fín de mi era en el ciclismo, que es algo muy distinto.  Muy lejos de eso, no pienso retirarme… contrario a todo, estoy más involucrado y por eso esta nota que hoy les comparto.

La foto que acompañó a esa foto fué la última en la que apareceré vistiendo el que hasta ese día, domingo 6 de abril de 2014, sería mi uniforme oficial de competición, pues un amigo -que me pidió omitir su nombre (decisión que respeto)- decidió creer en mi sueño deportivo y se hizo mi patrocinador, bendiciéndome con este nuevo uniforme que estrenaré en la Vuelta Master a Guatemala 2014 y que inicia este jueves 10 de abril.

MIS NUEVAS VESTIDURAS en las que se me permitió plasmar mi marca CGN Noticias y Cicloperiodismo.

MIS NUEVAS VESTIDURAS en las que se me permitió plasmar mi marca CGN Noticias y Cicloperiodismo.

Así es, tengo nuevas vestiduras y estoy muy agradecido, contento y comprometido con un mejor y buen ciclismo master.  Realmente hay otras bendiciones; ustedes las verán a lo largo de estos cuatro días de competencias que inician justamente hoy jueves, y que espero dar lo mejor de mi corazón… lo mejor que tengo en las piernas.

NO POR GANAR

DSC01672Obviamente no apunto a ganar la Vuelta, pero soy realista y mi nivel no está como yo soñaría, pero vengo con exceso de ganas y animo para ser parte de la fiesta del ciclismo.

Voy decidido a honrar la confianza que personas como este amigo han puesto en mi vida y han apoyado mi sueño.  No voy a bajarme de la bicicleta rendido… voy a terminar la Vuelta con la ayuda de mi Señor Jesús, que me da fuerzas como el búfalo… porque Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

El uniforme anterior lo compartí con ustedes el pasado 27 de julio de 2011 y lo estrené el 28 de julio justo para iniciar mi participación en el Tour Orbea de aquel año.  Fueron 2 años, 8 meses y 12 días vistiendo este uniforme en cada competencia, me atrevo a decir que fueron miles de kilómetros los que me abrigó este uniforme mientras pedaleaba oficialmente.

Hoy, 10 de abril de 2014, inicio una nueva era con nuevo diseño; siempre con mi manga rosada apoyando la lucha contra el cáncer, hasta que nos hagamos oír y más gente se involucre; con mi declaración de fe, donde expreso que “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Fil 4:13) y “De la abundancia del corazón habla la boca” (Mateo 12:34).

MI TRADICIONAL MANGA ROSA incluye ahora un listón que representa directamente la enfermedad del cáncer, y cuya lucha apoyo.

Voy permanentemente declarando que Dios me acompaña en cada kilómetro recorrido y que solamente El, con sus fuerzas, se glorifica en mí y me hace superar cada cumbre, cada meta.

Así es entonces, mientras ustedes leen estas líneas, seguramente me encuentro estrenando este uniforme que ven en las fotografías y que voy dispuesto a honrar con un ciclismo de alto valor.

Gracias a quienes me han vestido, a quienes han aportado creyendo en mí, porque amo el ciclismo… no los voy a defraudar.

PERDÍ PELEANDO… PERO LA COPA AÚN NO TERMINA 12 marzo, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in OTRAS COMPETENCIAS.
add a comment

EN LA SEGUNDA FECHA DE LA COPA “CENTRO MÉDICO” QUEDÉ A 11 SEGUNDOS DE MI PRIMER PUNTO, PERO PERDÍ DANDO LO MEJOR

CRUZANDO LA META, sin saber si lograba puntos, o no, pero felíz del trabajo realizado... me esforcé y dí todo lo que pude.  Foto: Mauro Rodríguez

CRUZANDO LA META, sin saber si lograba puntos, o no, pero felíz del trabajo realizado… me esforcé y dí todo lo que pude. Foto: Mauro Rodríguez

En la primera fecha de la Copa Centro Médico, corrida el 23 de febrero en la ruta a Taxisco, hace quince días, la jornada fue difícil para mí luego que pinchara en el camino de ida y mi oportunidad de lograr puntos se me fué como agua entre las manos.

En la línea de salida de la segunda fecha de la Copa Centro Médico, Sergio Sánchez (izquierda) y Danilo Midence (centro).  Yo estoy concentrado a pocos segundos de salir.  Foto: Mauro Rodríguez.

En la línea de salida de la segunda fecha de la Copa Centro Médico, Sergio Sánchez (izquierda) y Danilo Midence (centro). Yo estoy concentrado a pocos segundos de salir. Foto: Mauro Rodríguez.

Ahora, con la segunda fecha el domingo 9 de marzo, tenía la oportunidad de ingresar a lo que podría llamar “La Elite” de los master logrando al menos un punto en este recorrido con alta montaña en el circuito entre San Lucas y El Tejar.

Una carrera emocionante desde el principio, pues hicimos pelotón los integrantes de los círculos Azul y Oro, con los equipos Hino-Pizza Hut y Deluxe Optical Center-Trek siempre con la pelea entre sus integrantes.  El grupo, de casi cuarenta ciclistas, maravillosamente se mantuvo compacto en buena parte del recorrido y fue una experiencia increíble ver por primera vez en tanto tiempo un grupo tan grande y compacto por tantos kilómetros… era para mí algo indescriptible.

Recorriendo la primera parte hacia El Tejar, soporté el ritmo de escalada del grupo hasta los últimos metros de la subida que está pasando Sumpango; unos cuantos metros me separaron del grupo completo y logré toparlos en el descenso a El Tejar.  Increíblemente logré bajar con el pelotón a una velocidad de 70 kilómetros por hora… era otra onda!!

Retornando en El Tejar, nuevamente el pelotón rodó compacto e iniciamos el ascenso de tres kilómetros hacia la población de Sumpango, tramo donde soporté el ritmo por dos kilómetros y me empecé a rezagar del grupo principal.  Al pasar por Sumpango el grupo estaba todavía cerca de mí y de nuevo una cuesta de kilómetro y medio que puso mas espacio entre ellos y yo.  Más adelante tendríamos el retorno intermedio en la entrada a Xenacoj.

ANTES DE LA SALIDA, compartiendo con mi buen amigo Victor Manuel Castañeda, Campeón de la Vuelta a Guatemala 1983.

ANTES DE LA SALIDA, compartiendo con mi buen amigo Victor Manuel Castañeda, Campeón de la Vuelta a Guatemala 1983.

Un poco antes de este retorno, alcancé a los ciclistas Erick Hernández y Manuel Ambross, con quienes jalamos juntos un buen tramo, incluyendo el retorno en Xenacoj.  Vimos pasar al grupo principal aproximadamente a un minuto de nosotros y juntos los tres empezamos el regreso a El Tejar nuevamente.

Fue en los dos descensos hacia El Tejar donde Hernández y Ambross se lograron desprender de mí, sacando provecho con la velocidad de la bajada y los mantuve siempre a la vista en el plan hacia el retorno de El Tejar.  Considero que la ventaja sería como de un minuto y medio, según el punto de referencia que tuve al verlos pasar después de retornar y luego vendría la montaña de tres kilómetros, donde procuraría recuperar el terreno perdido.

Para mi sorpresa, Manuel Ambross y Erick Hernández se juntaron el alguna parte del camino con Hugo Barrera, ciclista del equipo Llantera Alvarado y juntos pedalearon alternándose en terreno montañoso, logrando mantener un ritmo fuerte y yo, con ellos en la mira, sentía que mi paso no abundaba lo suficiente para reducir la ventaja, pero al llegar nuevamente a la entrada a Xenacoj, pude notar que efectivamente la ventaja entre ellos y yo había reducido… los tenía notablemente más cerca y esto me animó a poner un ritmo más fuerte a mi pedaleo.

Conociendo que Erick Hernández es rapidísimo en las bajadas y planea muy bien, y que Ambross es bueno también en el plan, sabía que solo tenía dos o tres reventones más para alcanzarlos.  Con ellos, el pedaleo de Barrera les ayudaría en lo que restaba de montaña, porque lo conozco que sube muy bien… esto me inquietaba porque yo atrás venía en solitario y procurando que otros ciclistas que venían detrás de mí pudieran alcanzarme.

En la última vista que tuve del pelotón principal, calculé que podría todavía ser de los primeros diez del círculo Oro en cruzar la meta y así lograr algunos puntos… o uno por lo menos, así que la esperanza no la había perdido, pero no sabía en qué posición me encontraba.  Igual había que trabajar por alcanzar algún punto… o para no perder lo que ya hubiera logrado.  La cosa era trabajar fuertemente en todo el camino, pero si alcanzaba y pasaba a los tres oros (Hernández, Barrera y Ambross), obviamente mejoraría mi posición en la meta fuera cual fuera mi lugar.

Llegando al kilómetro 38 de carretera, ya buscando hacia San Lucas, logré alcanzar y pasar a Erick Hernández, de quien no podía atenerme de sus capacidades planeando, porque aún teníamos terreno plano y algo de descenso más adelante, así que permanecí con paso fuerte en búsqueda de Ambross y Barrera.

Era un estira y encoge esa ventaja con los dos ciclistas.  Lograba reducir la ventaja en las subidas, pero ellos aumentaban en los descensos.  Mi plan fue entonces apretar mi ritmo bajando la cadena en el piñón un paso y así desarrollar más metros por pedaleo y llegar con ellos a San Lucas.  Tenía que estar consciente que al llegar a San Lucas tendríamos que subir por el puente a la carretera hacia Antigua Guatemala y retornar en la gasolinera de Milpas Altas hacia la meta un kilómetro antes del puente de San Lucas.

Cuando terminó la montaña en el kilómetro 32, casi los tenía a unos cincuenta metros adelante mío, pero un nuevo descenso tendido les dio una nueva ventaja que los puso a unos doscientos metros más adelante y mi trabajo se complicó.  Sabía que desde el paso al puente de San Lucas hacia el retorno, el camino es prácticamente todo en descenso; no muy inclinado, pero descenso al fín y favorable para ellos tres.  Tuve que bajar mi relación a 52/15 para poder mantener el ritmo y no aumentar esa distancia con ellos.

Antes de llegar al retorno en la gasolinera de Milpas Altas, ví pasar primero a Hugo Barrera; un poco más atrás iba Ambross.  Retornando en la gasolinera, empezó entonces el último tramo con cuesta hacia arriba, sentí que era mi última oportunidad de lograr algo… no sabía qué podía tener en las manos todavía.

Allí, en los últimos dos kilómetros, sentí que eran infinitos… ví a Ambross cada vez más cerca de mí, hasta que me coloqué a su rueda por unos cincuenta metros mientras recuperaba fuerzas luego de la esforzada por alcanzarlo; justo cuando terminaba la subida e iniciaba un leve descenso en el último kilómetro, salí por la izquierda de Ambross para lograr adelantarlo y no ví para atrás por nada del mundo.  Realmente no sabía si lograba dejarlo, o si él se pegaría a mi rueda para no perder su posición… era tan bueno el ritmo que había logrado que incluso reduje de forma importante la ventaja con Hugo Barrera, pero no fue suficiente y cruzó la meta a unos quince metros delante de mí.

Por increíble que parezca, luego del gran trabajo que en solitario tuve que hacer… Hugo Barrera cruzó la meta en la décima posición y yo en la número once.  La clasificación de la Copa Centro Médico tiene puntos para los primeros diez en cruzar la meta y yo me quedé finalmente a 11 segundos de lograr mi primer punto.

MI REGISTRO PERSONAL DE LA SEGUNDA FECHA

Finalmente el ganador de esta segunda fecha fue Brígido Lechuga (Hino), seguido de Rubén Saj (Rótulos Monroy).  Ellos lideran la tabla de puntos, con 20 y 18 respectivamente.  En la segunda fecha ingresé en la posición 11, con un tiempo oficial de 01:53:05 con una diferencia de 13:25 minutos detrás de Brígido Lechuga.

Ingresé 11 segundos detrás de Hugo Barrera y 12 segundos delante de Ambross.  Erick Hernández cruzó la meta conun tiempo de 1:56:30, 3 minutos y 25 segundos detrás de mí.

Fueron 61.74 kilómetros de recorrido, a una velocidad promedio de 32.6 kilómetros por hora, con una máxima en los descensos de 70.5 kms/hora… en grupo!!  yo personalmente creo que nunca había bajado tan rápido en la vida.

El es Hugo Barrera (Llantera Alvarado) cruzando la meta y logrando el último punto posible de esta jornada de la Copa. A la izquierda de la foto, me veo... 11 segundos detrás del llantero.  Foto: Mauro Rodríguez.

El es Hugo Barrera (Llantera Alvarado) cruzando la meta y logrando el último punto posible de esta jornada de la Copa.
A la izquierda de la foto, me veo… 11 segundos detrás del llantero. Foto: Mauro Rodríguez.

Aunque no era lo planificado, puedo decir que perdí ese punto… lo perdí peleando hasta los últimos metros y con todo lo que tuve en las piernas y el corazón.

Me siento satisfecho por esto y agradecido con Dios por no pinchar y no sufrir caídas o desperfectos en la bicicleta; pudo más la gran experiencia de vivirme en el gran pelotón de los grandes y darme cuenta que si bien no gané… me defendí en la montaña con sangre y corazón en el terreno que es más sufrido, pero que más me gusta:  La Montaña.

EL CUARTO PODER dentro de Asomaster.  CGN Noticias y Nuestro Diario... aquí junto a mi cuate Fernando Dieguez.

EL CUARTO PODER dentro de Asomaster. CGN Noticias y Nuestro Diario… aquí junto a mi cuate Fernando Dieguez.

Ahora nos queda la última fecha, el domingo 23 de marzo cuando corramos un circuito entre el Jocotillo y el Cerinal para luego subir a la meta por la cuesta de El Chilero, con más de 11 kilómetros de montaña y créanme que espero ese día con la misma emoción que empecé esta segunda jornada de la Copa.

Hoy me gané a mí mismo… a mi temor de pinchar, a mi capacidad de defenderme y demostrarme que el no ser el mejor no representa dejar de ser lo bueno que soy en esto… y lo tanto que me vivo el ciclismo.

No tengo puntos hoy, pero voy a luchar con todo para lograr, aunque sea con un punto, terminar la Copa Centro Médico entre la Elite de Master que logró puntear en esta maravillosa prueba.

CLASIFICACION OFICIAL de la segunda fecha de la Copa Centro Médico, donde ven mi tiempo en la casilla 11.

CLASIFICACION OFICIAL de la segunda fecha de la Copa Centro Médico, donde ven mi tiempo en la casilla 11.

LA COPA AÚN NO HA TERMINADO… Y NO ME DOY POR VENCIDO!!

Bendiciones a todos!!

INTIMIDADES DE LA COPA “CENTRO MÉDICO” 7 febrero, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in OTRAS COMPETENCIAS.
add a comment

EL ÉXITO DEL PRIMER TOUR POR LA PAZ, EN 2013, GENERÓ LA INQUIETUD DEL PATROCINADOR QUE NOS DARÁ MÁS PRETEXTOS PARA COMPETIR ESTE AÑO

LA PRIMERA COPA Centro Médico ha confirmado sus tres fechas.

LA PRIMERA COPA Centro Médico ha confirmado sus tres fechas.

Al cierre de la segunda edición del Tour por la Paz, conversé con Samuel Villatoro, organizador del Tour, y me compartió algunos detalles de la próxima Copa para el ciclismo Master de Guatemala.

CENTRO MÉDICO ha apoyado al ciclismo Master en las dos primeras ediciones del Tour por la Paz y ahora toma la iniciativa de esta primera copa de ciclismo que llevará su nombre.

CENTRO MÉDICO ha apoyado al ciclismo Master en las dos primeras ediciones del Tour por la Paz y ahora toma la iniciativa de esta primera copa de ciclismo que llevará su nombre.

Se trata de la Copa Centro Médico, un evento que el señor Carlos Sandoval, Gerente General de Centro Médico puso sobre la mesa luego de ver el resultado positivo que tuvo la primera edición del Tour por la Paz el año pasado.

Según declaraciones de Villatoro, el señor Sandoval ha propueso tres fechas acumulativas, siendo la primera para el domingo 16 de febrero de 2014, y los recorridos me fueron confirmados oficialmente, así como las dos fechas siguientes.

Como resultado de una reunión de planificación de esta primera Copa Centro Médico, realizada la tarde del viernes 7 de febrero, Samuel Villatoro -del comité organizador-  me compartió que han definido las fechas y solamente uno de los tres recorridos, específicamente el de la última fecha.

CALENDARIO DE LA PRIMERA COPA “CENTRO MÉDICO”

Domingo 23 de febrero: Super 24 de autopista en Escuintla, hacia la ruta a Taxisco.  Meta 1 kilómetro antes del peaje (donde terminó la última etapa del Tour por la Paz)

Domingo 9 de marzo:  Circuito San Lucas-El Tejar.

Domingo 23 de marzo:  Circuito en El Jocotillo, con meta Super 24, kilómetro 24.5 (muy cerca del cruce a Santa Elena Barillas).

La clasificación de la Copa Centro Médico será por puntos, aunque cada fecha reportará sus tiempos de forma individual.

La clasificación de la Copa Centro Médico será por puntos, aunque cada fecha reportará sus tiempos de forma individual.

INSCRIPCIÓN:  La participación en la primera Copa Centro Médico tendrá un costo de Q20 por cada una de las fechas.  Aunque inicialmente se había informado que serían Q40 por los tres compromisos, Samuel Villatoro me indicó que junto con el patrocinador se decidió que los fondos recaudados en inscripción serán entregados a Asomaster para la organización de la Vuelta Master 2014 que se espera sea en abril.

PREMIOS Y CLASIFICACIÓN:  Se ha definido puntuar a los diez primeros lugares de cada círculo por fecha.  El primer lugar acumulará 10 puntos y así en orden descendente hasta que el décimo lugar obtenga 1 punto.

Los números o dorsales a utilizar serán los propios de la Copa Centro Médico y se entregarán al momento de inscribirse.

Eventos como este vienen a darle más color a la temporada 2014 de Asomaster que, junto a la Vuelta Master, harán un año muy interesante con competencias que seguramente convocarán a ciclistas de alto nivel.

Para resolver cualquier duda, pueden comunicarse con Samuel Villatoro al número 5735-1206.

QUERÍA LLORAR…!! 5 febrero, 2014

Posted by ROBIN MARTINEZ in DOMINICALES MASTER, TOUR POR LA PAZ 2013.
1 comment so far
Aquí me ven, emocionado y listo para la salida de la primera etapa del Tour por la Paz.

Aquí me ven, emocionado y listo para la salida de la primera etapa del Tour por la Paz.

EL TOUR POR LA PAZ 2014 YA ES HISTORIA, PERO QUÉ HISTORIA!! UNA DE LAS QUE QUISIERA UNO NO RECORDAR… PERO HAY QUE HABLAR DE ELLA

Uno con tantas emoción esperando una carrera por etapas para ver los resultados personales del entrenamiento (poco o mucho, como sea) pero con espectativas de lo que pudiera rendir, aún sintiéndome en condiciones muy positivas para enfrentar el reto de los ciclistas que sabía que correrían en este segundo Tour por la Paz… y las cosas me vienen a salir de cabeza.

Mi dorsal para el Tour, el 206, que recordaré por ser el Tour de los tres pinchazos.

Mi dorsal para el Tour, el 206, que recordaré por ser el Tour de los tres pinchazos.

Y es que cuando digo que me sentía física y emocionalmente muy bien para completar la carrera, es que de verdad era así, y lo iba viviendo durante la primera etapa que recorrió la ruta a Taxisco, cuando me ubicaba muy bien en el pelotón… atrás de los ciclistas del Delux- Optical/Trek y de los Hino que eran los que más se cuidaban entre ellos.  Yo por mi parte y corriendo como individual tenía que ser discreto y no dejarme llevar por ninguna emoción como para arrancarle al grupo en un fantasioso intento de fuga de aquellos que nunca me rinden ante gente poderosa como ellos.

Pues así iba yo, rodando y pedaleando fuerte y sin problemas, con toda la hidratación bien administrada y con abastecimiento suficiente para el regreso a la meta que sabía iba a ser más fuerte.  De verdad que me sentía con el 100% de las fuerzas para terminar la etapa, hasta que llegamos al retorno en el kilómetro 92…

Recorríamos aproximadamente un kilómetro ya de regreso a Escuintla, cuando dentro del grupo no ví un bache en el asfalto y mis dos ruedas pasaron golpeando la orilla del agujero y la rueda trasera pagó las consecuencias.  La única asistencia que llegó, fué la unidad de Trek que acompañaba al pelotón de los círculos Promocional y Blanco, que salieron unos minutos después del círculo Oro, que es en el que yo corría.

EL DRAMA DEL SEGUNDO DÍA

En la línea de salida de la segunda etapa, aquí me ven, soy el tercero desde la derecha. Foto: Trek de Guate/Facebook

En la línea de salida de la segunda etapa, aquí me ven, soy el tercero desde la derecha.
Foto: Trek de Guate/Facebook

Por la situación como sucedió todo en la primera etapa, los comisarios me dieron la oportunidad de tomar salida en la segunda etapa, pero con el tiempo correspodiente al último lugar de la general de mi círculo.  Y yo, queriendo terminar la carrera y con ganas de pedalear… acepté y le entré al otro día con las mismas ganas, aunque en la posición 15 a 8:43 minutos del líder Julio Montenegro (Deluxe-Optical/Trek).

Aquí la emoción me duró menos tiempo.  A 14 minutos del banderazo de salida de la segunda etapa, un pinchazo en la rueda delantera me obligó a salir con mucho cuidado del pelotón.  Como iba en la primera parte del grupo, pues prácticamente todos pudieron darse cuenta de lo que me sucedió y allí atrasito venía mi amigo Erick Hernández, quien solo alcanzó a decirme que atrás en su carro tenía aros, que hiciera mi cambio; ya con esa indicación, pude esperar un minuto y la asistencia llegó, cambié la rueda y seguí mi camino.

Aún con todo esto, cualquier carrera que se venga, la recibo con la misma emoción de siempre.  Dios sabe lo que permite y lo que no permite, a El será siempre la gloria.

Aún con todo esto, cualquier carrera que se venga, la recibo con la misma emoción de siempre. Dios sabe lo que permite y lo que no permite, a El será siempre la gloria.

Antes de este pinchazo, nuevamente mi posición en el grupo era buenísima,con un paso fuerte que nos llevaba a un promedio de 50 kilómetros por hora y con una mentalidad más que positiva para soportar el ritmo y llegar a la subida de Sarita para recortar buen tiempo y con el propósito de subir -al menos- a la mitad de la tabla en la general.  Cuando retomé el pedaleo, mi mente volvió a la realidad y me sentí solo en la carretera, pensando que si el grupo rodaba a un promedio de 50 por hora… todo allí estaba escrito para mí.

No sabía si pedalear, mi plan se vino al piso, emocionalmente me derrumbé y así como lo expreso… tenía ganas de llorar!!

Recorrí así como diez minutos, pero luego pensé que un día mis nietos leerían las líneas que escribiría de esta carrera y decidí que ellos no leerían que abandoné en el momento más difícil cuando aún tenía bicicleta conmigo.  Lo que se empieza se termina.

Así que me reacomodé en el sillín y me decidí a enfrentar los 60 kilómetros (aprox.) de carrera que me faltaban y así le dí hasta el retorno, y luego hacia la autopista Palín-Escuintla para subir a la meta.

Justo al subir al puente que conecta la carretera de Masagua con la autopista, mi odómetro marcó 2 horas de carrera; ignoré ese dato para mantener la mentalidad que llevaba, aunque el trabajo individual de tantos kilómetros ya me tenía muy gastado, pero confiaba en que Dios -como otras veces- me diera más fuerzas en terreno inclinado y aunque no recuperara tiempo… mi condición física estaría mejor.

Según los planes, la próxima carrera por etapas de este año será la Vuelta Master en abril.  Allí estaré si Dios me lo permite.

Según los planes, la próxima carrera por etapas de este año será la Vuelta Master en abril. Allí estaré si Dios me lo permite.

Una vez en el asfalto de la autopista, pasé bajo el primer puente justo donde inicia la cuesta hacia Sarita… la bicicleta me empezó a vibrar desde la rueda trasera.  Era esa llanta la que ahora estaba hasta el piso… había pinchado nuevamente y solo me faltaban seis kilómetros para la meta.

Solo paré y me quedé allí parado, respirando profundo y entregándole a Dios el mejor esfuerzo que, hasta allí, había hecho para terminar esa jornada.  Allí, casi para cerrar, cansado y gastado pero ya sin opción para retomar el camino… sí me tocó decir “hasta aquí llegué”.

Mis nietos ahora podrán decir, luego de leer esta nota, que pedaleé y sufrí en solitario por más de cincuenta kilómetros, pero con la mentalidad de llegar a la meta.  Llegué hasta donde tuve bicicleta para pedalear y más de allí las cosas ya no eran posibles… siento en mi corazón que cumplí como ciclista; a mis amigos del pelotón y a mis otros amigos que esperan lo que escribo para saber cómo me va en cada carrera.  Hoy puedo contarles que, aunque las cosas parecieran darme la espalda, me levanté y tomé de nuevo el camino y dí más allá de lo mejor que pude y debía dar.

No me siento culpable de lo que alcancé a hacer.  Me sentiría así si hubiera tomado la decisión de bajarme de la bicicleta muchos kilómetros antes, cuando aún tenía las dos ruedas en condiciones de rodar.

Mis nietos (para cuando existan)… su abuelo cumplió otra vez!!!

El Chapinografo

Fotos "cuscas" de mi Guatemala

Las Buenas Empresas de CGN

Buenas Empresas y Tecnología en Guatemala.

Hablo por Guate

Contar y comentar... para edificar una mejor Guate.

ROBIN MARTINEZ

Fotógrafo Profesional

CGN Buenas Noticias de Guatemala

Las Cosas Buenas de Guatemala

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 43 seguidores